Dependiendo de lo que esté pasando en la vida (ya sea la financiación de un nuevo negocio o la compra de un anillo de compromiso para su prometida), es posible que busque un préstamo que le ayude a realizar los pagos necesarios. Pero a menudo la gente se pone nerviosa por los distintos tipos de préstamos que tiene a su disposición. Vamos a repasar los tipos de préstamos, para qué son mejores y cómo funcionan.

Tabla de contenido:

¿Qué es un préstamo?

Un préstamo es una cantidad de dinero que se toma prestada y se devuelve a lo largo del tiempo, ya sea a través de un banco, una cooperativa de crédito o incluso un familiar. En la mayoría de los casos, el prestamista añadirá cargos por intereses al valor principal de su préstamo.

Crédito a plazos vs crédito renovable (préstamos vs. líneas de crédito)

El crédito a plazos es un tipo de crédito en el que recibe una cantidad de dinero determinada, normalmente entregada en un solo pago, que devuelve a lo largo de un periodo determinado. Usted determina la cantidad que pide prestada cuando solicita el préstamo. Los pagos del préstamo suelen ser fijos, lo que significa que el pago es el mismo durante toda la vida del préstamo, salvo cambios en aspectos como las tasas de interés variables. Una vez utilizados los fondos del préstamo, deberá obtener un nuevo préstamo si necesita más.

Por el contrario, el crédito renovable proporciona una línea de crédito abierta contra la que se puede pedir prestado cuando sea necesario. Las tarjetas de crédito son la forma más común de crédito renovable. Se le da un límite fijo de cuánto puede cargar a la línea de crédito. Los pagos cambian en función de lo que deba. Un saldo más alto significa pagos más altos. En el caso de las tarjetas de crédito, puede utilizar la cuenta indefinidamente, lo que significa que puede usarla siempre que haga los pagos y la mantenga abierta y activa.

Crédito a plazos Crédito renovable
Ejemplos Hipotecas, préstamos estudiantiles, préstamos para autos y préstamos personales Tarjetas de crédito y líneas de crédito personales, líneas de crédito con garantía hipotecaria (HELOC, por sus siglas en inglés)
Tasas de interés Las tasas de interés se fijan en el momento de establecer el préstamo y existen préstamos de tasa variable Los intereses sólo aplican a la cantidad utilizada
Pagos Número fijo de pagos realizados durante un periodo determinado; en muchos casos, los pagos también son fijos Los pagos varían en función del saldo adeudado
Efecto en el puntaje de crédito Puede aumentar el puntaje de crédito a través de una mejor combinación de crédito, historial de pagos, así como la edad del crédito Tiene un efecto mayor en el puntaje de crédito porque afecta un factor clave de puntuación, la utilización del crédito

Préstamos asegurados vs. no asegurados

Los préstamos pueden ser asegurados o no asegurados, lo que se reduce a si tiene que poner una garantía para obtener el préstamo.

  • Un préstamo asegurado requiere un activo que pueda ser utilizado como garantía por el prestamista en caso de que no pueda devolverlo. Sin embargo, los préstamos asegurados suelen ofrecer tasas de interés más bajas porque el prestamista tiene protección en caso de que no pague.
  • Un préstamo no asegurado no requiere ningún tipo de aval. Sin embargo, las tasas de interés pueden ser más altas, ya que los prestamistas se basan en su solvencia para determinar si cumple los requisitos. Como hay más riesgo para el prestamista, el costo del préstamo (el interés) es mayor.

Tipos de préstamos

Hay varios tipos de préstamos a los que puede recurrir, según su situación y sus necesidades financieras. Encontrar el préstamo adecuado y conseguir las mejores condiciones y tasas de interés le ayudará a manejar sus préstamos o a saldar la deuda que generan.

Una hipoteca es un préstamo que utiliza para comprar una vivienda. Siempre son préstamos asegurados que utilizan la vivienda que se compra como garantía. Hay diferentes tipos de hipotecas disponibles, por lo que tanto si es un comprador de vivienda primerizo como si es un veterano militar, tiene opciones para pedir un préstamo. No pagar su hipoteca podría ponerle en aprietos, ya que acabaría enfrentándose a una ejecución hipotecaria.

Más información sobre hipotecas »

Si ya es propietario de una vivienda, puede pedir un préstamo con el capital que ha acumulado en ella. El capital acumulado de la vivienda es el valor de la propiedad menos el saldo restante de la hipoteca principal (la primera). Puede pedir prestado hasta un determinado porcentaje del capital que tiene disponible. Un préstamo sobre el valor de la vivienda es un producto de segunda hipoteca, lo que significa esencialmente que posee dos hipotecas sobre una propiedad cuando se utiliza un préstamo sobre el valor de la vivienda.

Más información sobre los préstamos sobre el capital acumulado de la vivienda »

Los préstamos para autos son otro tipo de préstamo asegurado que puede utilizar para comprar un vehículo. El vehículo que compra actúa como garantía del préstamo. Los préstamos para automóviles suelen tener plazos de entre tres y siete años, lo que le da tiempo para pagar el valor del vehículo. Los préstamos para automóviles están disponibles a través de bancos, cooperativas de crédito, prestamistas en línea e incluso concesionarios de automóviles.

Más información sobre los préstamos para automóviles »

Los préstamos para estudiantes se utilizan para pagar los gastos de educación calificados. Hay dos tipos de préstamos para estudiantes: los federales y los privados. Sin embargo, la mayoría de los préstamos estudiantiles en Estados Unidos son préstamos federales que están respaldados por el Departamento de Educación. Por lo general, los préstamos estudiantiles federales ofrecen más protecciones al prestatario y opciones de pago que los préstamos privados.

Más información sobre los préstamos estudiantiles »

Los préstamos personales pueden utilizarse para una gran variedad de propósitos, desde redecorar su apartamento o financiar unas vacaciones hasta poner en marcha una estrategia de inversión o un fondo de ahorro para la universidad. Así es, en las circunstancias adecuadas, puede pedir un préstamo para invertir y salir ganando. Los préstamos personales son a menudo preferibles a las tarjetas de crédito para compras caras o un gran proyecto porque ofrecen tasas de interés más bajas. Por supuesto, se necesita un buen crédito para que eso sea cierto.

Más información sobre los préstamos personales »

Los préstamos de consolidación de deudas son préstamos personales con un propósito específico. Los préstamos de consolidación le permiten reunir varias deudas no aseguradas en un único pago mensual. Usted utiliza los fondos del préstamo para pagar esas deudas. Si tiene unas tasas de interés elevadas, un préstamo de consolidación de deudas puede ayudarle a ahorrar dinero porque puede reducir los cargos por intereses y centrarse en la devolución del saldo principal.

Más información sobre los préstamos de consolidación de deudas »

Los préstamos para construcción de crédito son pequeños préstamos que se solicitan para, como su nombre indica, ayudarle a crear crédito. A diferencia de los préstamos normales, no es necesario tener un buen crédito para acceder a ellos, ya que están destinados a ayudar a personas sin crédito o con mal crédito. Sin embargo, funcionan de forma diferente a los préstamos típicos. En lugar de recibir el dinero por adelantado, realiza pagos mensuales fijos y recupera los fondos de su préstamo al final del plazo del mismo. Por lo tanto, pueden ayudarle a ahorrar mientras construye su crédito.

Más información sobre los préstamos para la construcción de crédito »

Los gastos médicos se acumulan rápidamente y suelen tomarnos por sorpresa. Ahí es donde entran en juego los préstamos médicos. Los préstamos médicos son otro tipo de préstamo personal con un propósito. Si no puede pagar sus facturas médicas o si necesita gastos de subsistencia mientras se recupera, puede recurrir a los préstamos médicos. Con un buen crédito, puede obtener una tasa de interés baja.

Más información sobre los préstamos médicos »

Los préstamos para pequeñas empresas están destinados a ayudar a las pequeñas empresas (definidas como cualquier empresa con hasta 300 empleados) a financiar sus operaciones. Los prestamistas proporcionan a las pequeñas empresas los fondos que necesitan para impulsar financieramente su negocio o su puesta en marcha. Sin embargo, tenga en cuenta que los préstamos para pequeñas empresas tienen más requisitos que los préstamos personales.

Más información sobre los préstamos para pequeñas empresas »

Tipos de préstamos que hay que evitar

Hay otros tipos de préstamos que es mejor evitar porque no suelen ser beneficiosos para los prestatarios. Tienen tasas de interés elevadas, plazos de amortización poco realistas y efectos potencialmente devastadores en sus finanzas. Entre ellos se encuentran:

  • Préstamos de día de pago, en los que obtiene un préstamo a una tasa de interés muy alta que debe devolver antes de su siguiente sueldo. Si no paga el préstamo en su totalidad, puede enfrentarse a cargos de financiación de hasta $30 por cada $100 prestados.
  • Préstamos sobre el título, en los que pone el título de su auto a cambio de dinero. Si no paga el préstamo, le quitan el auto.
  • Préstamos a corto plazo, que son básicamente otro nombre para un préstamo de día de pago. Hay que evitar cualquier préstamo que se devuelva en pocas semanas y que no requiera una comprobación de crédito.

Solicitar un préstamo

Para algunas personas, puede ser estresante encontrar el préstamo adecuado, por no hablar de solicitarlo. Si no sabe por dónde empezar, puede resultar abrumador. Pero no tiene por qué serlo. Hemos desglosado los pasos que puede seguir para facilitar el proceso de solicitud de un préstamo.

Paso 1: Comprobar su crédito y su presupuesto

Antes de empezar a buscar préstamos, empiece por revisar su puntaje de crédito. Su historial crediticio puede afectar a la rapidez con la que se le aprueba un préstamo, así como la tasa de interés del mismo. Los prestamistas también tendrán en cuenta su relación deuda-ingresos a la hora de considerarle para un préstamo. Esto ayuda a los prestamistas a determinar si usted será capaz de hacer los pagos del préstamo.

Si tiene tiempo, tome medidas para crear un crédito antes de solicitarlo, por ejemplo:

  1. Revisar su reporte de crédito.
  2. Reparar su crédito si encuentra errores en su reporte.
  3. Pagar la deuda de tarjetas de crédito.

También es una buena idea revisar sus finanzas y su presupuesto para asegurarse de que puede afrontar los pagos del préstamo. Puede utilizar una calculadora de préstamos [ING] para ver cuáles serán los pagos estimados de la cantidad que quiere pedir prestada con una tasa de interés estimada.

Paso 2: Comparar préstamos

Nunca se conforme con el primer préstamo que le caiga en las manos. El hecho de que reciba un correo ofreciéndole un préstamo o vea un anuncio en la página web de su banco no significa que sea una buena oferta para usted. En su lugar, busque préstamos que se adapten a sus necesidades.

Asegúrese de pedir sólo estimados a los prestamistas y no solicite el préstamo en su totalidad. En muchos casos, la presentación de varias solicitudes de préstamo puede perjudicar su puntaje de crédito, ya que cada prestamista con el que solicite el préstamo realizará una comprobación de crédito. Sin embargo, dado que se trata de presupuestos y no se basan en su crédito, tenga en cuenta que se trata de ofertas potenciales con plazos y tasas de interés provisionales.

Asegúrese de revisar los siguientes lugares cuando busque préstamos:

  • Su propio banco o cooperativa de crédito.
  • Bancos y cooperativas de crédito locales.
  • Sitios de comparación de préstamos en línea que permiten obtener varios estimados a la vez.

Paso 3: Solicitar el préstamo que desea

Una vez que haya terminado de comparar, elija la oferta que ofrezca las mejores tasas de interés y condiciones. Póngase en contacto con ese prestamista para completar su solicitud de préstamo. Esto significa que recibirá una consulta dura en su reporte crediticio, que puede afectar a su puntuación. Pero no hay que preocuparse por los daños a largo plazo.

Paso 4: Pasar por la suscripción

Si ha solicitado una tarjeta de crédito, es posible que espere la aprobación inmediatamente después de solicitarla. Pero en la mayoría de los préstamos (no en todos) hay otra parte del proceso, conocida como suscripción (underwriting). En ella, un agente de préstamos o de suscripción revisa su solicitud y sus finanzas para asegurarse de que cumple los requisitos para el préstamo.

Le pedirán documentos para verificar sus ingresos y su empleo, que suelen incluir:

  1. 2-3 meses de talonarios de pago recientes.
  2. 2 años de formularios de impuestos W2.

Es posible que también tenga que presentar otros documentos si trabaja por cuenta propia o en otras situaciones. El agente comprobará sus documentos y se asegurará de que cumple los requisitos para obtener el préstamo.

Cuanto más grande y complejo sea el préstamo, más tiempo tardará la suscripción. En el caso de un préstamo personal, puede tardar unos días. Para un préstamo como una hipoteca o un préstamo con garantía hipotecaria, puede llevar unas semanas. Responda con prontitud a las solicitudes de su agente de crédito para reducir al mínimo el tiempo de tramitación.

Los préstamos para construcción de crédito no requieren este paso. Tampoco los préstamos de día de pago, pero pronto hablaremos de ellos.

Paso 5: Conseguir la aprobación

Una vez que el suscriptor del préstamo confirme que usted reúne los requisitos para el mismo, será aprobado. El gestor de préstamos le enviará una declaración de la Ley de Veracidad en los Préstamos (TILA, por sus siglas en inglés) que resume las condiciones y los tipos del préstamo. Revise este documento cuidadosamente para asegurarse de que los términos coinciden con sus expectativas de lo que iba a obtener.

Una vez que confirme esos términos, el agente de préstamos le proporcionará el contrato de préstamo para que lo firme. Normalmente, esto se puede hacer en línea utilizando DocuSign. Una vez firmado todo, los fondos del préstamo se “desembolsan”, lo que básicamente significa que el prestamista envía el dinero a donde sea necesario.

  • En el caso de un préstamo personal, los fondos suelen depositarse directamente en su cuenta.
  • En el caso de los préstamos federales para estudiantes, los fondos se desembolsan a través del Departamento de Educación a su escuela.
  • En el caso de un préstamo de consolidación de deudas, los fondos pueden ser desembolsados directamente a sus acreedores.

La excepción es la hipoteca. Cuando se completa el proceso de la hipoteca, se pasa por el cierre. Se trata de una reunión en persona con la compañía de títulos hipotecarios y el vendedor de la vivienda en la que se firma todo el papeleo para transferir el título de propiedad de la casa y luego se reciben las llaves.

Conseguir la preaprobación de los préstamos

Los préstamos asegurados, como las hipotecas y los préstamos para automóviles, tienen un paso adicional opcional que puede dar después de revisar su crédito y su presupuesto en el paso 1 . Se obtiene la preaprobación de un préstamo con un prestamista. Esto le indica esencialmente el tamaño de la casa o el auto que puede permitirse comprar. Una carta de preaprobación muestra a los vendedores que usted es un comprador serio y que puede permitirse comprar la casa o el auto que desea.

Al obtener la preaprobación, recibirá una carta que podrá llevar cuando vaya a comprar una vivienda o un vehículo. No está obligado a utilizar el prestamista con el que obtuvo la preaprobación para obtener su préstamo final. Por lo tanto, suele acudir a su propio banco o cooperativa de crédito para obtener la preaprobación. Una vez que encuentre el vehículo o la vivienda que desea, puede elegir entre el prestamista que le dio la preaprobación o un prestamista diferente.

Refinanciación

Cuando se refinancia un préstamo, básicamente se obtiene otro con una tasa de interés más baja o con mejores condiciones para reemplazar el préstamo existente. En la mayoría de los casos, se refinancia para obtener una tasa de interés más baja. En este caso, la refinanciación puede reducir sus pagos mensuales, ahorrarle dinero en cargos por intereses durante la vida del préstamo y ayudarle a saldar una deuda antes de tiempo.

Si está tratando de refinanciar los préstamos estudiantiles, lamentablemente no puede refinanciar los préstamos estudiantiles federales a través de un programa de ayuda federal para obtener una tasa de interés más baja. Tendría que convertir toda su deuda de préstamos estudiantiles federales en deuda privada. Si tiene estabilidad laboral, esto puede ser beneficioso. Sin embargo, si tiene algún problema con su préstamo, es posible que no tenga acceso al aplazamiento o perdón de pagos.

Los préstamos para automóviles también tienen opciones de refinanciación. Lo más común es que los prestatarios busquen préstamos para automóviles con tasas de interés más bajas. Si su crédito ha mejorado desde que recibió el préstamo originalmente, puede ser elegible para obtener tasas de interés más bajas. De lo contrario, puede ampliar el plazo de su préstamo para ayudar a reducir los pagos mensuales. Pero tenga en cuenta que al hacerlo estará pagando más en intereses a lo largo del tiempo.

La refinanciación hipotecaria es un poco más compleja que otros tipos de refinanciación porque tiene más opciones y más razones para refinanciar. Puede:

  • Pasar de una hipoteca de tipo variable (ARM, por sus siglas en inglés) a una de tipo fijo.
  • Acortar el plazo de 30 años a 15 para reducir el plazo, pagando la casa y acumulando patrimonio más rápidamente.
  • Pasar de un préstamo de la Administración Federal de la Vivienda (FHA, por sus siglas en inglés), que requiere un seguro hipotecario, a un préstamo tradicional que no lo requiere.
  • Sacar provecho de la vivienda mediante una refinanciación en efectivo.

Cuando refinancie su hipoteca, tendrá que volver a pasar por el cierre, lo que significa más costos de cierre. Y tanto si se trata de una hipoteca como de cualquier otro tipo de préstamo, asegúrese de evaluar el costo de la refinanciación antes de proceder. Las comisiones y los costos de cierre pueden ser lo suficientemente elevados como para anular cualquier ahorro de costos que obtenga al reducir la tasa de interés.

Abusos en los préstamos

Los préstamos depredadores o abusivos se producen cuando los prestamistas tratan de imponer al prestatario unas condiciones de préstamo abusivas. Este tipo de préstamos conlleva comisiones muy elevadas y tasas de interés por las nubes, todo ello en beneficio del prestamista. Los prestamistas abusivos utilizan promesas engañosas y tácticas manipuladoras para conseguir que el prestatario firme un préstamo que seguramente lo llevará al fracaso.

Por ejemplo, los usureros son un buen ejemplo de prestamistas depredadores. Un usurero es alguien que presta dinero a tasas de interés ridículamente altas y puede incluso utilizar tácticas amenazantes para cobrar sus deudas. Pero tenga cuidado con los prestamistas depredadores con piel de cordero. A veces, las personas en las que usted cree que puede confiar acaban intentando aprovecharse de usted, como los bancos, los agentes hipotecarios, los abogados e incluso los agentes inmobiliarios.

Incumplimiento de un préstamo

El incumplimiento de un préstamo se produce cuando el prestatario no realiza los pagos en un plazo determinado. Cuando un préstamo entra en mora, puede ser vendido a una agencia de cobro de deudas. La agencia de cobros se pondrá en contacto con el prestatario para recibir el importe impago. El incumplimiento tiene un impacto inmenso en su puntaje de crédito y puede llevar al embargo de sus bienes personales en el caso de los préstamos asegurados.

Por eso es importante mantener una relación sana con su prestamista. Póngase en contacto con su prestamista o proveedor de préstamos, explique su situación y analice opciones como el aplazamiento o perdón de pagos, los planes de pago o la reestructuración de las condiciones del préstamo.

¿Qué pasa si no hace los pagos?

Si tiene préstamos asegurados, como hipotecas o préstamos para automóviles, lo más probable es que el incumplimiento dé lugar a una reclamación de bienes. El banco embargará sus bienes personales como garantía por no hacer los pagos de su préstamo.

En el caso de los préstamos no asegurados, las consecuencias varían en función del tipo de préstamo y de su prestamista. En algunos casos extremos, una agencia de cobro de deudas puede llegar a embargar su salario, embargar los fondos de su cuenta bancaria o interceptar su devolución de impuestos. En el caso de la mayoría de los préstamos, el prestamista debe demandarlo ante un tribunal civil para llevar a cabo este tipo de acciones. En el caso de los préstamos para estudiantes, estas cosas pueden ocurrir sin una orden judicial.

Cómo evitar la falta de pago

Hay algunas formas de evitar la falta de pago de un préstamo. Repasemos algunos pasos que puede dar:

  • Ponerse en contacto con su prestamista: Si tiene problemas para hacer los pagos, puede ser proactivo y llamar a su prestamista. Puede intentar llegar a un acuerdo para buscar una solución como demostración de buena fe como prestatario.
  • Documentarlo todo: Si consigue llegar a un acuerdo con su prestamista, asegúrese de llevar un registro de todos los documentos. Escanéelos para tener también copias digitales. Y trate de que cualquier acuerdo quede por escrito.
  • Utilizar las opciones de alivio de los préstamos estudiantiles: Dado que los préstamos estudiantiles federales entran en mora una vez que ha dejado de pagar 270 días, tiene tiempo para explorar las opciones de alivio. Explore y averigüe si el aplazamiento, la indulgencia, los pagos basados en los ingresos u otras opciones de pago pueden ayudarlo a resolver sus problemas.
  • Modificar su hipoteca: En lugar de dejar de pagar su préstamo hipotecario, puede buscar formas de reducir sus pagos mensuales mediante la modificación del préstamo.
  • Hablar con un consejero de crédito: Y si simplemente le resulta abrumador encontrar una solución, puede acudir a un consejero de crédito para que le ayude. Lo ideal es acudir a una compañía de consejería de crédito sin fines de lucro para obtener una evaluación gratuita.

Cobros

El cobro de deudas se produce cuando una agencia de cobros se pone en contacto con un prestatario para cobrar las deudas vencidas. Si se ha retrasado en los pagos o si tiene una deuda pendiente más antigua que aún no ha sido pagada, lo más probable es que haya oído hablar de una agencia de cobros. Y si no se han puesto en contacto con usted, no se emocione demasiado porque esa llamada o carta podría llegar antes de lo que espera.

Cuando puedan, los cobradores utilizarán su información bancaria personal, como las cuentas de ahorro e inversiones, para determinar si tiene dinero para pagarles.

Reposesión

La reposesión se produce cuando un prestatario ha dejado de pagar un préstamo asegurado. Esto lleva a la recuperación de la propiedad utilizada como garantía del préstamo.

El prestamista recupera la propiedad como garantía o paga a un servicio externo para que lo haga en su nombre. A menudo los embargos se producen sin previo aviso. En algunos casos, su automóvil puede incluso apagarse de forma remota hasta que aclare las cosas. Pero digamos que ha dejado de pagar el auto, por ejemplo, una agencia de cobros enviaría un conductor o una grúa para recoger el vehículo.

En el caso de su casa, la recuperación es una ejecución hipotecaria. El banco recupera la vivienda por falta de pago.

Rehabilitación de préstamos

La rehabilitación de préstamos está disponible para los préstamos estudiantiles federales y es una oportunidad única para que un prestatario saque su préstamo del incumplimiento. La rehabilitación le ayudará a eliminar la falta de pago de su historial crediticio y a eliminar los costos de cobro adicionales. Sin embargo, los pagos atrasados que condujeron al incumplimiento se mantendrán. Y tendrá que realizar nueve pagos en un periodo de 10 meses para que su préstamo deje de estar en mora.

Algunos prestamistas hipotecarios también ofrecen planes de rehabilitación de préstamos para ayudar a los propietarios a evitar la ejecución hipotecaria.

Preguntas frecuentes sobre préstamos

P:¿Debería considerar el uso de un préstamo de día de pago?

500
R: Los préstamos de día de pago son una mala idea debido a las altísimas tasas de interés y a las comisiones asociadas a ellos. A menudo llevan a los prestatarios a quedar atrapados en círculos viciosos de deuda. Y la mayoría de las veces, los prestamistas de día de pago son depredadores. Así que, antes de pedir un préstamo de día de pago, averigüe exactamente por qué puede ser mejor que busque un préstamo diferente.
1

P:¿Qué ocurrirá si utilizo mi préstamo para un fin distinto al previsto inicialmente?

500
R: Si por casualidad utiliza su préstamo para un fin distinto al que establece su contrato de préstamo, corre el riesgo de tener graves problemas con su prestamista. Si se enteran, es probable que se considere que ha incumplido el contrato. A partir de ahí, el prestamista puede emprender acciones legales para responsabilizarlo del importe original del préstamo, más los costos y honorarios legales. Y si no puede devolverles el dinero, pueden llegar a liquidar sus bienes para recuperar los fondos.
1

P:¿Por qué los intereses son más altos en los préstamos a corto plazo?

500
R: La razón por la que los intereses son más altos en los préstamos a corto plazo es que hay más gastos de administración para establecer el préstamo. Y eso significa que también tendrá que hacer pagos mensuales más altos.
1

P:¿Se condonarán los préstamos estudiantiles?

500
R: En 2021, el gobierno aprobó una legislación que hace que todas las condonaciones de préstamos estudiantiles estén libres de impuestos hasta 2025. Y si usted ha recibido la condonación a través del Perdón de Préstamos del Servicio Público (PSLF, por sus siglas en inglés), entonces la cantidad perdonada también se considera libre de impuestos, independientemente de cuándo fue perdonada. Sin embargo, actualmente no hay nada establecido sobre si los préstamos estudiantiles serán perdonados en su totalidad o no.
1

P:¿Cómo se puede reducir el costo total del préstamo?

500
R: En realidad, hay varias maneras de intentar reducir el costo de su préstamo. Puede optar por un plazo de préstamo más corto. Lo que la mayoría de la gente no sabe es que el culpable de su préstamo es en realidad la cantidad de intereses que paga durante el plazo de su préstamo. Los plazos de préstamo más largos pueden reducir sus pagos mensuales, pero los plazos de préstamo más cortos reducen el interés general, lo que ayuda a disminuir la carga de los pagos.

Otra opción es buscar una transferencia de saldo. Si los plazos de su préstamo actual tienen tasas de interés elevadas, puede transferir el capital restante a otro banco o prestamista con tasas de interés más bajas. Además, un método inteligente para reducir los costos totales del préstamo es aumentar los pagos mensuales siempre que sea posible.

1
Fuentes:

Artículo modificado por última vez el Junio 7, 2022. Publicado por Debt.com, LLC