Si se está acercando al embargo de su auto, vale la pena que conozca sus derechos

4 minute read

Ver cómo le embargan el auto en el estacionamiento de su oficina mientras sus compañeros de trabajo se reúnen para susurrar en la ventana o sus vecinos miran es probablemente una de las peores experiencias que pueda imaginar. Sin embargo, el embargo de autos ocurre constantemente, especialmente en épocas de alto desempleo y de una economía en dificultades.

Algunos estados permiten que el prestamista recupere el vehículo [ING] tan pronto como usted deje de pagar su préstamo (si se retrasa 30, 60 o 90 días, por ejemplo) dependiendo de los términos de su contrato de financiación.

Haga clic aquí para inscribirse en nuestro curso gratuito de educación financiera por correo electrónico.

1. El prestamista probablemente no necesitará una orden judicial

Cuando usted firmó el contrato de financiación de su préstamo para vehículos, probablemente dio al acreedor el derecho a embargar su auto sin llevarle a los tribunales ni notificarle nada si se retrasa. Algunos estados exigen que el prestamista envíe una notificación de incumplimiento [ING] y el derecho a subsanar antes de poder embargar el auto.

Sin embargo, la mayoría de los estados no exigen que se proporcione ninguna notificación antes de embargar el vehículo y pueden entrar en su propiedad o en un terreno público o privado para embargarlo, según la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés).

Infórmese: Qué hacer cuando está económicamente arruinado, desempleado y endeudado [ING]

2. Esconder el auto no impide el embargo

Encerrar su auto en su garaje o en el de un amigo durante semanas puede parecer la solución perfecta contra el embargo, pero ese engaño sólo retrasará el inevitable embargo. Una vez que el prestamista se dé cuenta de que está escondiendo el vehículo, puede solicitar al tribunal un accionar [ING], una orden judicial de posesión.

En lugar de esconderlo, reúna todo el dinero posible recortando gastos y póngase en contacto con su prestamista para ver si puede evitar el embargo poniéndose al día en los pagos atrasados.

3. No tener un seguro de automóvil puede llevar a un embargo

Si su acuerdo de financiamiento requiere que mantenga un seguro de auto adecuado y usted no cubre el vehículo, el prestamista puede embargar su auto. Lea siempre con atención el acuerdo de financiación del vehículo y mantenga la cobertura de seguro requerida.

4. Los agentes de embargos deben obedecer la ley

La persona que se presenta para embargar su auto no puede legalmente tirarlo al suelo, irrumpir en su garaje cerrado o perseguirlo para embargar su vehículo. Eso es porque a los agentes de embargos no se les permite cometer una “violación de la paz”.

Por ejemplo, un agente de reposiciones podría cometer una violación de la paz mediante el uso o la amenaza de la fuerza física o agarrar su auto de un garaje cerrado, dice la FTC.

5. El embargo hace mella en su crédito

El embargo de un auto aparecerá en su reporte de crédito bajo el epígrafe “Forma de pago actual [ING] (MOP, por sus siglas en inglés) y afectará negativamente a su puntaje de crédito [ING]. Además, los retrasos en los pagos que condujeron al embargo también perjudicarán su puntuación, ya que el historial de pagos comprende aproximadamente el 35% de su puntaje de crédito.

Tanto el embargo como el retraso en los pagos permanecen en su reporte de crédito hasta siete años. Si le embargan el auto, no renuncie a su crédito. Asegúrese de hacer todos los demás pagos a tiempo para que pueda reconstruir su crédito mientras espera que esas marcas negativas desaparezcan de su reporte de crédito.

6. Puede recuperar sus objetos personales

Dependiendo de la ley estatal, si su auto es embargado junto con su bolso, teléfono u otros artículos personales, probablemente tendrá la oportunidad de recuperar sus cosas.

Por ejemplo, en California, el prestamista o el agente de embargos no está obligado a permitirle recuperar los objetos personales del vehículo antes de embargarlo, pero debe hacer un inventario de “todos los efectos personales” que se encuentren en el vehículo embargado y almacenarlos durante un mínimo de 60 días para que pueda reclamarlos [ING]. La ley de Florida exige que el agente de embargos permita al propietario del vehículo sacar todos los efectos personales del auto [ING].

Si usted está presente durante el embargo, pregunte al agente si puede recuperar sus objetos personales antes de que su auto sea remolcado.

Infórmese: Qué pasa si deja de pagar el auto [ING]

7. Puede tener la oportunidad de recuperar su auto

Aunque es poco probable que pueda permitirse recomprar su auto tras el embargo, algunos estados exigen que el acreedor le informe de la fecha, hora y lugar de la posible venta o subasta de su vehículo para que pueda tener la oportunidad de recomprarlo.

Sin embargo, el prestamista puede exigirle que pague la cantidad vencida o la cantidad total adeudada, además de los gastos de almacenamiento, de recuperación, de abogado y de preparación para la venta antes de que pueda recomprar el vehículo.

8. Probablemente siga debiendo dinero

Si le han embargado el auto, sigue teniendo que pagar la cantidad que le debe al prestamista, que puede intentar recuperar lo máximo posible vendiendo el vehículo de forma privada o en una subasta.

Si el precio pagado por el nuevo comprador no cubre el saldo adeudado del préstamo del auto (y probablemente no lo hará), seguirá debiendo lo que se conoce como “saldo deficiente”.

Por ejemplo, digamos que usted debe $20,000 por el auto y el acreedor lo vende por $16,000 en la subasta. Seguirá debiendo la diferencia de $4,000 al prestamista. Y si no cumple con la deuda o con alguna sentencia en su contra, ese incumplimiento puede reducir su puntaje de crédito de manera significativa.

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596 y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Deb Hipp

Deb Hipp

Deb Hipp es un escritor independiente de tiempo completo que reside en Kansas City, MO. Deb pasó de no poder obtener la aprobación de una tarjeta de crédito o un préstamo hace 20 años, a tener un excelente crédito hoy, y haberse convertido en propietario de su casa. Deb aprendió sus lecciones sobre el dinero por el camino más difícil. Ahora ella quiere compartir sus experiencias, para ayudarlo a pagar sus deudas, arreglar su crédito y dejar de estar al borde de la quiebra todo el tiempo. Los artículos de finanzas personales y créditos de Deb suelen publicarse en editoriales relevantes como Credit Karma y The Huffington Post.

Publicado por Debt.com, LLC