LLAMA AHORA:

(844)-669-4596

divorce and debt; divorce papers and gavel

El divorcio y la deuda

Inicio » El divorcio y la deuda

Actualizado

Publicado


Pasar por una deuda y pasar por un divorcio son situaciones difíciles. Pasar por ambas al mismo tiempo puede parecer casi imposible.

Puede que se pregunte qué pasará con sus cuentas conjuntas o cómo reconstruir sus finanzas después de que todo termine. ¡Debt.com está aquí para ayudar! Hemos creado esta guía para mostrarle cómo su deuda podría ser dividida durante su divorcio, cómo pagarla una vez ya esté divorciado y qué puede significar el divorcio para su crédito.

Instant Debt Advisor℠ es una nueva herramienta que pone en contacto a la gente como usted con las soluciones de deudas que necesitan. Responda a algunas preguntas y podrá aprender qué programa de alivio de la deuda realmente le ahorrará más dinero en su situación particular. El divorcio es costoso y a menudo provoca una caída de su crédito. Afortunadamente, Instant Debt Advisor℠ es de uso gratuito y no tendrá ningún impacto en su crédito.

Hemos creado esta guía para mostrarle cómo puede esperar que se dividan las deudas durante su divorcio, cómo pagarlas una vez divorciado y qué puede significar el divorcio para su crédito.

El divorcio y la responsabilidad por las deudas

El divorcio suele ser un proceso complicado. Además de lidiar con las intensas emociones que conlleva, se enfrentan a decisiones difíciles que implican dividir una vida en dos.

Ya sea que esté preparado para ello o no, el divorcio es una realidad común en la vida moderna. Según la Asociación Americana de Psicología, el 90% de las personas se casan para cuando cumplen 50 años, pero entre el 40% y el 50% de esas parejas terminan divorciándose. Es fundamental que las parejas conversen sobre asuntos financieros, aunque muchas optan por no hacerlo. Sin embargo, aquellos que ocultan gastos tienen más probabilidades de encontrarse en una situación financiera complicada tras la separación, según revela la encuesta «Deuda y Divorcio” de 2024 realizada por Debt.com. De hecho, de más de 500 divorcios encuestados, uno de cada tres declaró que la causa de la separación fueron las deudas de tarjetas de crédito. Dentro de este grupo, más del 70% admitió que ellos mismos o su ex pareja ocultaban gastos y deudas relacionadas con tarjetas de crédito.

divorciados

Saber qué ocurre con las finanzas en un divorcio puede ayudar a evitar catástrofes más adelante. Aquí hay ocho cosas que usted debe saber acerca de cómo se maneja la deuda durante un divorcio….

1. La responsabilidad de las deudas varía según el lugar

Cuando se trata de organizar sus asuntos financieros durante un proceso de divorcio, el lugar donde viva desempeña un papel fundamental en la determinación de quién es responsable de cada deuda.

Por ejemplo, en los estados que siguen el régimen de bienes gananciales, generalmente se considera que ambos cónyuges son responsables de las deudas adquiridas durante el matrimonio, sin importar quién sea el titular de la cuenta. Sin embargo, es importante tener en cuenta que existen excepciones a esta norma. Algunos de los estados con bienes gananciales son:

  • Arizona
  • California
  • Idaho
  • Louisiana
  • Nevada
  • New Mexico
  • Texas
  • Washington
  • Wisconsin

2. Cómo manejar la deuda en un estado de distribución equitativa

La mayoría de los estados se adhieren a la regla de «distribución equitativa».

En estos estados, un juez de familia decidirá lo que es equitativo (o justo) y distribuirá los bienes y las deudas en consecuencia. Cada cónyuge puede reclamar legalmente lo que considere una cantidad justa y equitativa de sus bienes, así como de sus deudas. Es posible que los bienes y las deudas no se dividan utilizando la misma fórmula en todos los casos. Por ejemplo, un cónyuge puede tener más deudas que bienes o viceversa.

3. Los contratos con los prestamistas se mantienen a pesar del divorcio

A los prestamistas no les interesa si se divorcia o no. Cuando uno o ambos cónyuges firman un contrato de préstamo, están legalmente obligados a cumplir con esa deuda independientemente de su situación marital.

Los acreedores generalmente no tienen conocimiento de si una persona se ha divorciado o no, ya que esta información no se refleja en los reportes de crédito. Cambiar de nombre o de dirección no eximirá a alguien de la responsabilidad de pagar saldos pendientes.

Los individuos que se divorcian a menudo experimentan una disminución inicial en su puntaje de crédito simplemente porque asumen nuevas deudas al separarse del matrimonio. Los costos asociados con el proceso de divorcio son significativos. Según investigaciones de Forbes y findlaw.com, el costo promedio de un divorcio oscila entre $15,000 y $20,000 por cónyuge, con un costo total que supera los $10,000 para más del 25% de los divorciados encuestados por Debt.com.

El número de personas divorciadas que informan tener más de $10,000 en deudas como resultado directo del divorcio ha aumentado, especialmente entre las parejas que se separaron debido a deudas de tarjetas de crédito e infidelidades financieras, alcanzando casi el 40% según la encuesta mencionada.

divorciados

4. Los acreedores pueden perseguirlo por las cuentas de su ex cónyuge

Los acreedores a menudo buscan que el otro cónyuge pague las deudas pendientes, incluso si el cónyuge inocente no está asociado directamente con la cuenta. Esta situación puede persistir incluso después del divorcio.

En un estado que sigue el régimen de bienes gananciales, una estrategia para hacer frente a esta situación es incluir una cláusula en el acuerdo de divorcio que proteja al cónyuge inocente de las deudas contraídas por el otro cónyuge. Sin embargo, en caso de incumplimiento, el cónyuge que asumió la responsabilidad de la deuda será responsable de pagarla, además de cubrir los intereses por retraso y los costos de cobro.

Una alternativa es saldar la deuda del ex cónyuge y conservar el comprobante de pago. Posteriormente, el cónyuge puede contactar al tribunal de familia para solicitar asistencia en el reembolso por parte del ex cónyuge.

5. La deuda estudiantil no se comparte en algunas situaciones

Aunque la hipoteca, el préstamo del automóvil y la deuda de la tarjeta de crédito pueden ser obligaciones compartidas en un matrimonio, la deuda estudiantil se rige por reglas diferentes. Si uno acumuló préstamos estudiantiles antes del matrimonio, esa deuda sigue siendo exclusivamente su responsabilidad.

La única circunstancia en la que la deuda estudiantil a nombre del ex cónyuge podría convertirse en responsabilidad del otro es si se especificó así en un acuerdo prenupcial.

6. La deuda estudiantil adquirida durante el matrimonio también puede ser complicada

Cuando la deuda de préstamos estudiantiles se contrae durante el matrimonio, se vuelve un poco más difícil de resolver. A menos que ambos cónyuges hayan firmado conjuntamente ese préstamo estudiantil, la cuestión de quién es responsable depende entonces del estado en el que viva (es decir, estado de bienes gananciales o de distribución equitativa) y de quién se benefició del préstamo estudiantil.

7. Responsabilidad conjunta por deudas no aseguradas

Las obligaciones financieras no aseguradas, como los saldos de tarjetas de crédito, se convierten en responsabilidad compartida en un divorcio. Si ambos cónyuges optan por no cumplir con estas deudas, ambos experimentarán una disminución en sus puntajes de crédito.

Durante el proceso de división de activos en un divorcio, es recomendable considerar asignar parte de esos activos para liquidar la deuda conjunta de tarjetas de crédito. Dado que muchas parejas adquieren deudas adicionales durante este período, es común ver una reducción significativa en los puntajes de crédito. Según la encuesta «Deuda y Divorcio» de Debt.com, más del 40% de las personas experimentaron una disminución de más de 50 puntos en sus puntajes crediticios como resultado del divorcio.

8. Considere refinanciar la deuda existente

Si su divorcio es relativamente civilizado, puede que desee discutir la refinanciación de su deuda existente para eliminar los nombres de cada uno de las deudas específicas, dejando sólo uno de los cónyuges responsable de esos pagos. Es posible que cada uno tenga que solicitar su propio préstamo nuevo. A veces esto puede resultar difícil debido a un puntaje de crédito bajo o a unos ingresos reducidos.

Esta estrategia puede ayudar a cada persona a seguir adelante física, mental y financieramente. Este video explica la parte financiera del divorcio…

Transcripción del vídeo

[Texto en pantalla] ¿Cómo el divorcio afectará sus finanzas? Es posible que gracias a su sentencia de divorcio tenga deudas que pagar

4 de cada 10 personas que se divorcian salen de la corte con una deuda de más de $5,000

Y eso sin contar los gastos del divorcio, que ascienden a un promedio de $12,900

El divorcio también puede disminuir su buen puntaje de crédito

Un tercio (38%) de los divorciados ven caer su puntaje en 50 puntos o más

Debt.com sabe lo grave que pueden ser las deudas por divorcio y los problemas de crédito

Por eso hemos creado una guía para ayudarlo a encontrar la estabilidad después del divorcio


Separar los mitos sobre el divorcio y las deudas

Cuando le cuente a sus amigos y familiares sobre su divorcio, es probable que escuche muchos mitos sobre el divorcio disfrazados de consejos de buen gusto. En un estado emocional estresado, es más probable que los crea. No se deje engañar, especialmente cuando se trata de mitos financieros.

1: Usted no es responsable de ninguna de las deudas de su ex-cónyuge después del divorcio

Realidad: Usted podría ser responsable dependiendo de la situación, el estado en el que solicite el divorcio y los términos de la deuda.

2: Las cuentas conjuntas se cierran automáticamente después del divorcio

Realidad: Es ilegal que los acreedores cierren una cuenta debido a un estado civil alterado. Las cuentas conjuntas pueden ser cerradas sólo por uno de los titulares de la cuenta individual, pero deben tener un saldo cero antes de que la cuenta pueda ser cerrada.

3: Si un acuerdo de divorcio nombra a un cónyuge responsable de los pagos de la cuenta conjunta, el otro cónyuge no puede ser considerado responsable

Realidad: A menos que los nombres de la cuenta cambien para eliminar a uno de los titulares, ambos cónyuges siguen siendo responsables de los pagos.

¿Qué probabilidad hay de que una persona asuma la responsabilidad exclusiva de la deuda?

La encuesta Deuda y Divorcio de Debt.com revela que más de 1 de cada 3 (37%) «tiene ahora la responsabilidad exclusiva de una deuda que antes compartía con su pareja».

Para los que no eran los únicos responsables, la deuda no desapareció fácilmente. A menos que hayan eliminado sus nombres de la cuenta, seguirán siendo responsables si su ex no paga la deuda.

4: Nada de lo que haga su ex cónyuge aparecerá en su reporte de crédito

Realidad: Cuando comparte cuentas, las acciones de su ex cónyuge aún pueden afectar su reporte de crédito. Si tienen cuentas conjuntas, ciérrenlas rápidamente para evitar cualquier daño potencial en el futuro.

5: Los cónyuges comparten un puntaje de crédito mientras están casados

Realidad: Cada individuo tiene su propio puntaje de crédito, sin importar su estado civil. Mientras que las cuentas conjuntas pueden afectar el crédito de ambos cónyuges, usted mantuvo puntuaciones de crédito individuales a lo largo de su matrimonio y necesita mantener esas puntuaciones en el futuro.

¿Qué impacto tiene realmente el divorcio en los puntajes de crédito de los consumidores?

La investigación de Debt.com muestra que cerca de la mitad de los divorciados (48%) vieron caer su puntaje de crédito personal después de finalizar su divorcio.

Averigüe lo que realmente se necesita para deshacerse de su deuda post-divorcio.

Más informaciónCall To Action Link

Cómo el divorcio afecta a los diferentes tipos de deuda

No todo se divide por la mitad. El divorcio afecta a diferentes tipos de deuda de diferentes maneras, y cada efecto depende totalmente de la situación y el juicio del tribunal. Aquí hay algunos ejemplos:

Asumir el control de la deuda asegurada

La deuda asegurada, como una hipoteca o un préstamo de automóvil, puede ser difícil de dividir. Si quiere conservar la garantía – la casa, el automóvil u otros bienes – tiene que asumir el control de la misma en el acuerdo de divorcio. Tenga en cuenta que puede tener dificultades para hacer estos pagos por su cuenta.

Consejos para manejar la deuda asegurada:

La deuda de la tarjeta de crédito en el divorcio

¿Cómo se divide la deuda de la tarjeta de crédito en un divorcio? Esta es una pregunta común para las parejas cuando se separan, especialmente porque la deuda de la tarjeta de crédito es muy común. Por lo general, la deuda se dividirá dependiendo de a nombre de quién estaba la cuenta. Esto puede complicarse si se tienen cuentas conjuntas.

La conclusión es esta: a los acreedores no les importa su sentencia de divorcio. Necesita averiguar cómo se dividirá la deuda durante el proceso de divorcio y atenerse al acuerdo después del hecho. Una vez que su sentencia de divorcio sea definitiva, pague las cuentas conjuntas rápidamente y ciérrelas, para que su ex no pueda hacer nuevos cargos que usted será responsable de pagar.

Consejos para superar la deuda de la tarjeta de crédito después del divorcio

  1. Si tiene buen crédito y varias tarjetas de crédito para pagar después de su divorcio, considere un préstamo de consolidación de deuda primero. Esto hará que todos los saldos de alto interés se acumulen en un solo pago mensual con la tasa de interés más baja posible.
  2. Si su puntaje de crédito no es el mejor, pero desea evitar daños adicionales, llame a una agencia de consejería de crédito al consumidor. Ellos podrán ayudarlo a establecer un programa de manejo de deudas, el cual reducirá las tasas de interés aplicadas a sus deudas para que pueda pagarlas más rápido.
  3. Si no le preocupa el daño a su puntaje de crédito y simplemente quiere eliminar la deuda lo antes posible, la liquidación de deuda podría ser su mejor opción. Esto le permite salir de la deuda por una parte de lo que debe.

Deuda de préstamos estudiantiles y divorcio

Con la aplastante deuda de préstamos estudiantiles del país, no es de extrañar que la deuda de préstamos estudiantiles pueda causar problemas en el divorcio. La deuda del préstamo estudiantil que contrajo antes de casarse le sigue perteneciendo después de su divorcio. Lo mismo sería cierto para su ex.

Sin embargo, si usted tomó préstamos estudiantiles durante su matrimonio, las cosas se complican. Es posible que tenga que trabajar con un abogado de divorcio para dividir la deuda, o si sólo está a nombre de una persona, puede dividirla de esa manera. La forma en que se dividen los préstamos estudiantiles en un divorcio depende en gran medida de su situación particular.

Consejos para pagar los préstamos estudiantiles después del divorcio

  1. Para los préstamos federales, busque planes de pago basados en los ingresos. Estos son planes que consolidan su deuda en un pago mensual que se establece en función de sus ingresos. Dado que los ingresos de un consumidor suelen ser menores después de un divorcio, estos planes suelen ser muy adecuados.
  2. Si tiene préstamos privados para estudiantes, es posible que necesite refinanciar para bajar la tasa de interés. Esto facilita el pago de la deuda más rápido y puede reducir sus pagos mensuales.
  3. Si la deuda de su préstamo estudiantil simplemente está sobrepasando su presupuesto sólo con sus ingresos, entonces considere la bancarrota. Es un mito que los préstamos estudiantiles no se pueden cancelar en ninguna circunstancia. Si sus préstamos están causando graves dificultades financieras, pueden ser cancelados.

Dividir la deuda de impuestos en el divorcio

El que seas o no responsable de sus impuestos atrasados depende de cuándo se presentaron los impuestos y si se presentaron conjuntamente. La deuda tributaria en un divorcio a menudo se divide según la persona que la contrajo. Sin embargo, si vive en un estado de bienes gananciales, la deuda tributaria puede dividirse en partes iguales entre usted y su ex cónyuge, independientemente de quién la haya contraído o de su situación laboral actual.

Los estados de bienes gananciales incluyen actualmente:

  • Alaska
  • Arizona
  • California
  • Idaho
  • Louisiana
  • Nevada
  • New Mexico
  • Texas
  • Washington
  • Wisconsin

Ayuda al cónyuge inocente

Si su cónyuge contrajo una gran cantidad de deuda tributaria de la que usted no estaba enterado, usted puede calificar para el Alivio del Cónyuge Inocente del IRS.

Averigüe lo que se necesita para calificar para el Alivio del Cónyuge Inocente»

Qué hacer si no califica para Cónyuge Inocente

  1. Primero, investigue el establecimiento de un acuerdo de pago a plazos (IA, por sus siglas en inglés). Este es un plan de pago que pagará toda su deuda de impuestos en 72 pagos o menos.
  2. Si no puede pagar los pagos de un IA, considera una Oferta de Compromiso. Esto resuelve una deuda tributaria por menos de lo que debe.

Deuda y divorcio: Preparación financiera paso a paso

Cuando decida divorciarse, puede sentir la necesidad de pagar su deuda lo más rápido posible. Esto no siempre es una buena idea, y podría terminar con más problemas financieros. En lugar de apresurarse a eliminar las deudas, concéntrese en que el acuerdo de divorcio refleje lo que realmente quiere y necesita. Una vez que esté organizado, puede concentrarse en el alivio de la deuda.

Estos pasos básicos pueden ayudarlo a prepararse mejor para su vida financiera después del divorcio:

1 – Separe las cuentas conjuntas

Si usted y su cónyuge tienen cuentas conjuntas, es hora de cerrarlas o encontrar una manera de quitar su nombre (o el del otro). Evite acumular más deuda mientras se encuentra en una situación ya de por sí costosa.

2 – Abra cuentas a su propio nombre

Una vez que se deshaga de sus cuentas conjuntas, necesitará algunas cuentas propias. Sustituya las cuentas cerradas por cuentas a su propio nombre. Si va a cambiar su apellido después del divorcio, asegúrese de hacerlo antes de poner su nombre de casada en la nueva cuenta.

3 – Establezca un presupuesto personal

El presupuesto que tenían como pareja no será el mismo que su presupuesto individual. Revise sus finanzas después del divorcio y establezca un nuevo presupuesto para usted. Esto puede ayudarlo a salir de las deudas más rápido y a no endeudarse en el futuro.

Debido a su divorcio, puede que tenga que añadir nuevas cosas a su presupuesto. La manutención de los hijos, la pensión alimenticia y los pagos más altos de las deudas aseguradas son todas posibilidades que debe considerar.

¡Mira cuánto podrías ahorrar!

Sólo dinos cuánto debes en total y estimaremos tu nuevo pago mensual consolidado.