Debt.com se esfuerza por brindarles a nuestros usuarios información útil sin dejar de ser imparcial y veraz. Hacemos que nuestros patrocinadores y socios cumplan con los más altos estándares de la industria. Una vez investigados, los patrocinadores pueden compensarnos por los clics y las transacciones que se producen desde un enlace dentro de esta página.

Estar desempleado y con deudas nunca es fácil. Lo que puede ser fácil es evitar o ignorar la situación. Pero no caiga en ese juego porque lo que hará es empeorar la situación. En cambio, debe seguir ciertos pasos para ayudar a minimizar cualquier caída financiera para que se pueda recuperar lo más rápido posible una vez asegure un nuevo empleo.

Aquí le listamos algunas opciones para que sus finanzas puedan volver a la normalidad nuevamente.

Tabla de contenidos

Paso 1: Solicitar el aplazamiento de los préstamos federales para estudiantes y el estatus fiscal de la CNC

Las deudas emitidas por el gobierno a menudo tienen soluciones incorporadas para las personas que temporalmente no pueden pagar. Básicamente, ofrecen formas de detener o evitar las acciones de cobro de cosas como los préstamos estudiantiles federales y los impuestos atrasados del IRS. Esto ayudará a minimizar los problemas a los que se enfrentará con estos tipos de deuda.

Aplazamiento de préstamos estudiantiles federales

El aplazamiento le permite suspender temporalmente los pagos mensuales de los préstamos estudiantiles federales sin tener que afrontar sanciones. Esto mantendrá sus préstamos fuera del atraso mientras trabaja para asegurar otro trabajo. Si tiene préstamos estudiantiles sin subsidio, los cargos por intereses seguirán acumulándose durante el aplazamiento, por lo que sus saldos serán más altos cuando vuelva a hacer los pagos. Sin embargo, si tiene préstamos estudiantiles subvencionados, el gobierno pagará esos intereses por usted.

Estado actualmente no cobrable (CNC, por sus siglas en inglés) para la deuda tributaria

Si debe impuestos atrasados al IRS, existe un estatus que puede solicitar durante un periodo de desempleo llamado Actualmente No Cobrable (CNC, por sus siglas en inglés). Este estatus permite al IRS saber que usted no tiene los medios para hacer cualquier pago de su deuda tributaria. Detiene todas las acciones de cobro del IRS hasta que tenga los medios para empezar a pagar su deuda. El estatus CNC no detendrá las multas e intereses que el IRS aplica a su saldo, pero detendrá cosas como los embargos bancarios y los gravámenes.

Paso 2: Llamar inmediatamente a su prestamista hipotecario

Si es propietario de una vivienda, la mayor preocupación que debe tener durante un periodo de desempleo es mantener su hipoteca al día. Si incumple una tarjeta de crédito, lo peor que puede pasar es que le lleven a los tribunales civiles. Sin embargo, si deja de pagar la hipoteca, el prestamista puede iniciar acciones de ejecución hipotecaria y podría perder su casa.

La buena noticia es que los prestamistas hipotecarios suelen querer evitar los gastos y las posibles pérdidas a las que se enfrentan cuando un propietario ejecuta la hipoteca. Por ello, suelen estar muy dispuestos a colaborar con usted, para que pueda evitar la falta de pago. Esto es especialmente cierto si se pone en contacto con ellos pronto, antes de que empiece a dejar de pagar.

Es bastante común que los prestamistas hipotecarios concedan una indulgencia a los propietarios de viviendas. Esto significa que reducirán o suspenderán temporalmente sus pagos mensuales mientras usted trabaja para recuperarse. Esto le quitará el estrés de perder su casa y le dará una factura menos de la que preocuparse.

Paso 3: Llamar a los administradores de su préstamo para hacer arreglos

Las hipotecas no son los únicos pagos de préstamos que puede suspender temporalmente. De hecho, debería llamar a cada uno de sus administradores de préstamos (prestamistas) para explicarles su situación y preguntarles si tienen alguna opción que pueda ayudarle. No trate a los prestamistas como si fueran cobradores e intente esconderse. Si no está haciendo los pagos y no han tenido noticias suyas, es más probable que le den por perdido. Entonces, se enfrentará a amenazas de cobro y a embargos.

En lugar de eso, sea proactivo y llame a sus acreedores para informarles de lo que ocurre. No lo enviarán inmediatamente a cobro porque admita que tiene problemas de ingresos. Lo peor que puede pasar es que le digan que no pueden hacer nada por usted y que tiene que hacer sus pagos. Pero en muchos casos, es posible que pueda reducir o suspender sus pagos, lo que le quitaría facturas de encima.

Solicite la indulgencia de morosidad a través de su prestamista de automóviles

Los prestamistas de automóviles también pueden ofrecer una indulgencia de morosidad, por lo que no tendrá que preocuparse de que el hombre de los embargos venga a llevarse su auto. Funciona de la misma manera que la indulgencia hipotecaria, en la que el prestamista accede a reducir o suspender temporalmente sus pagos hasta que tenga los medios para empezar a hacerlos de nuevo.

Informe de su pérdida de ingresos a los administradores de los préstamos estudiantiles federales

Si por alguna razón no puede optar al aplazamiento federal de los préstamos estudiantiles, existen otras opciones que pueden aliviarlo. Por ejemplo, existe un plan de pago federal llamado “Pague según sus ingresos” (Pay as You Earn, en inglés) que adapta sus pagos a sus ingresos y al tamaño de su familia. Los pagos suelen ser aproximadamente el 10% de sus ingresos brutos ajustados. Sin embargo, si se encuentra por debajo del umbral de pobreza federal en su estado, sus pagos pueden reducirse aún más. De hecho, en los casos en los que no tenga ingresos, sus pagos se reducen a cero. No está obligado a realizar ningún pago hasta que sus ingresos mejoren.

Si ya está inscrito en el programa PayE o RePayE, póngase en contacto con su administrador de préstamos estudiantiles federales para informar del cambio en sus ingresos. Si no está inscrito en él, haga los trámites para inscribirse y asegúrarse de informar de su actual falta de ingresos.

Comprueba si los administradores de préstamos estudiantiles privados ofrecen aplazamiento o indulgencia de pago

No todas las compañías privadas de préstamos estudiantiles ofrecen las mismas opciones de aplazamiento y de indulgencia que usted disfruta con los préstamos federales. Sin embargo, algunas sí lo hacen, así que vale la pena llamar por teléfono para comprobarlo. Explique su situación y pregunte si puede solicitar primero un aplazamiento de pago, ya que de este modo se detendrían los pagos por completo.

Paso 4: Revisar su presupuesto para reducir los gastos al máximo

Ahora que ha averiguado qué pagos del préstamo puede reducir o suspender, debe revisar su presupuesto con sinceridad. Cuando no tiene mucho (o ningún) dinero entrando, entonces necesita minimizar el dinero que sale. Esto significa recortar cualquier gasto que no sea absolutamente necesario. Cancele los servicios de streaming, los paquetes de cable adicionales, las suscripciones, los costos de salir a comer fuera y los servicios que paga y que puede hacer usted mismo, como la jardinería, el cuidado de la piscina, el cuidado personal y los servicios de limpieza.

También debe ver lo que puede recortar. Revise facturas como las de teléfono, móvil e Internet para ver si está pagando por servicios que no necesita. Tal vez pueda cambiar a un paquete más asequible. Revise también los gastos necesarios, como la comida, para ver qué puede hacer para reducirlos.

Puede parecer un esfuerzo inútil, ya que no tiene ingresos. Pero cuanto más pueda recortar ahora, menos tendrá que pagar una vez que vuelva a tener empleo.

¿Busca una forma mejor, más rápida y más fácil de hacer un presupuesto? Nos hemos asociado con Tiller para ofrecerle hojas de cálculo de presupuestos fáciles de usar.

Más informaciónCall To Action Link

Paso 5: Buscar formas de ganar dinero extra mientras busca un empleo a tiempo completo

Desde el trabajo autónomo hasta las actividades secundarias, hay muchas opciones potenciales que puede utilizar para complementar sus ingresos mientras busca un empleo a tiempo completo. Puede que le parezca que son sólo medidas provisionales, y lo son. Sólo necesita al menos algún tipo de ingreso para cubrir sus facturas y necesidades hasta que pueda conseguir otro puesto a tiempo completo.

Considere estas opciones:

  • Consiga trabajo autónomo a través de servicios como LinkedIn Pro Finder, sobre todo si es un profesional creativo, como un diseñador gráfico.
  • Busque trabajos paralelos, como ser conductor de Uber o repartidor de Uber Eats.
  • Compruebe si tiene objetos que pueda vender por dinero, como ropa vieja o aparatos electrónicos [ING].
  • Consiga un trabajo a tiempo parcial en una tienda local o en hotelería, para poder obtener ingresos en su tiempo libre cuando no esté buscando empleo.

Buscar un empleo a tiempo completo en el campo profesional que haya elegido debe ser, sin duda, su objetivo principal. Sin embargo, no puede ignorar las oportunidades para mantener sus finanzas a flote mientras encuentra esa próxima oportunidad.

Paso 6: Considerar las opciones de préstamo que podrían proporcionarle dinero en efectivo, pero tenga cuidado

Mientras busca formas de mantenerse a flote durante este periodo de desempleo, puede considerar soluciones de financiación que puedan proporcionarle dinero en efectivo. Conseguir fondos que lo mantengan fuera de los números rojos durante unos meses puede parecer una obviedad. Sin embargo, hay algunos puntos clave que querrá considerar antes de obtener un préstamo que potencialmente no tiene los medios para devolver.

  • ¿De cuánto tiempo dispondrá antes de que comiencen los pagos del nuevo préstamo? ¿Será suficiente tiempo para encontrar un nuevo empleo a tiempo completo?
  • ¿En qué medida el nuevo préstamo aumenta su riesgo financiero? ¿Qué riesgo correrá al sacar esos fondos?
  • ¿Cuánto le costará este nuevo préstamo y cuándo tendrá que pagar esa cuenta?

Estas son algunas de las soluciones de financiación más comunes que la gente considera cuando se enfrenta al desempleo. Comprenda los riesgos de cada una de estas opciones y asegúrese de hablar con un experto antes de utilizar cualquier solución de financiación durante un periodo de desempleo.

Préstamos con garantía hipotecaria / HELOC

Con este tipo de soluciones de financiación, se pide un préstamo con el capital acumulado en la vivienda. El patrimonio neto es el valor de mercado de la vivienda menos el saldo restante de la hipoteca. Por lo general, puede pedir prestado hasta el 80% del patrimonio neto disponible.

Con un préstamo sobre el capital de la vivienda, usted pide prestada una cantidad fija de dinero en efectivo en un solo pago que devuelve a lo largo del tiempo. Los pagos de un préstamo con garantía hipotecaria suelen empezar inmediatamente. Con un HELOC, el prestamista le extiende una línea de crédito de la que puede tomar prestado cuando lo necesite. Por lo general, hay un periodo de disposición de 10 años, en el que sólo tendrá que pagar los intereses de lo que haya tomado prestado. Después de 10 años, debe empezar a devolver la deuda principal.

El riesgo de estas dos opciones es que ambas son formas de crédito aseguradas. Utilizan su casa como garantía. Por lo tanto, si no haces los pagos, podría correr el riesgo de una ejecución hipotecaria. Sólo debería considerar esta opción si tiene un alto grado de certeza de que puede conseguir un nuevo trabajo rápidamente para recuperar sus ingresos. E incluso entonces, es un riesgo mayor que no debe tomarse a la ligera.

También puede tener problemas para que le aprueben este tipo de préstamos cuando está desempleado. La verificación de los ingresos para realizar los pagos es un requisito durante el proceso de suscripción del préstamo. Por lo tanto, si no tiene ingresos para realizar los pagos, es posible que no le aprueben el préstamo.

Refinanciación en efectivo

Esta es otra opción de préstamo que los propietarios de viviendas pueden utilizar potencialmente si tienen patrimonio en su casa. Con esta opción, se obtiene una nueva hipoteca por un importe igual al valor justo de mercado de la vivienda. Se utiliza parte de los fondos para pagar la hipoteca existente. A continuación, recibe la diferencia en efectivo.

Aunque esta opción puede proporcionarle una importante entrada de dinero sin tener que pedir una segunda hipoteca, sigue aumentando el riesgo de ejecución hipotecaria. También aumentará la cantidad total de la deuda hipotecaria que tiene que pagar y puede aumentar sus pagos mensuales y los costos totales. Todo esto puede hacer que sea difícil mantenerse al día con los pagos de su nueva hipoteca. Podría acabar utilizando el dinero que reciba sólo para hacer esos pagos. Y, de nuevo, si no se mantiene al día con los pagos de la nueva hipoteca, podría arriesgarse a que el prestamista inicie una acción de ejecución hipotecaria.

Esto también puede plantear problemas de aprobación si está desempleado. Si el prestamista no puede verificar que tiene los ingresos necesarios para hacer los pagos, puede que no le conceda el préstamo. Por lo tanto, aunque el capital esté ahí, es posible que no pueda acceder a él.

Cobro de su 401k

Si ha dejado la empresa en la que comenzó su plan 401k, puede que tenga que decidir qué hacer con el dinero que ha ahorrado. Como no tiene un nuevo trabajo con un nuevo plan 401k, no puede reinvertirlo en un nuevo plan hasta que consiga un nuevo trabajo. Puede transferirlo a una IRA o, si tiene más de $5,000 ahorrados en el plan, puede dejarlo donde está y seguir dejando que el dinero crezca.

La última opción es retirarlo por completo. Cierra la cuenta y le envían un cheque por el dinero que tenía en ella, menos la penalización por retiro anticipado del 10% si es menor de 59 años. Esto puede parecer una buena idea cuando está desempleado, pero puede suponer un gran retraso en la consecución de sus objetivos de jubilación. Además, tenga en cuenta que el dinero que reciba será tratado como un ingreso imponible por el IRS. En otras palabras, pagará impuestos sobre la renta por esos fondos el próximo mes de abril.

Préstamos del 401k

Cuando se tiene un empleo, muchas empresas permiten a los empleados pedir préstamos para el 401k. En este caso, usted pide un préstamo con el dinero que tiene disponible en su 401k. Sin embargo, estos préstamos se conceden a discreción del empleador y es raro que un empleador permita los préstamos del 401k a los antiguos empleados. De hecho, muchos empleadores exigirán al empleado que devuelva inmediatamente el préstamo si ya no está empleado en esa empresa.

Por lo tanto, las posibilidades de obtener un préstamo 401k son escasas si ya no se trabaja en la empresa.

Distribuciones anticipadas de una cuenta IRA

Otra opción para la jubilación es realizar distribuciones anticipadas de una cuenta IRA. Puede considerar esta opción si transfiere el 401k de su antiguo empleador a una IRA o si ya tiene una IRA abierta para apoyar sus objetivos de jubilación.

En cualquiera de los casos, tendrá que hacer frente a sanciones fiscales por el dinero que saque de su cuenta IRA. De nuevo, el IRS tratará el dinero que reciba como un ingreso imponible. Esto podría suponer una factura de impuestos el próximo mes de abril, incluso si consigue un nuevo trabajo antes de esa fecha.

Préstamos de día de pago, anticipos de efectivo y préstamos a corto plazo

Otra solución que puede considerar durante un periodo de dificultad es cualquier préstamo sin verificación de crédito. Se trata de préstamos que pregonan las ventajas de obtener dinero en efectivo en su cuenta en 24 horas, sin necesidad de comprobar su crédito. Esto puede sonar muy bien. Usted no tiene los ingresos necesarios para acceder a ningún préstamo tradicional, así que recurre a las soluciones de financiación alternativas (AFS, por sus siglas en inglés) para conseguir el dinero que necesita.

Sin embargo, el hecho de que pueda utilizar las AFS para obtener el dinero que necesita, no significa que deba hacerlo. Estos tipos de soluciones de financiación vienen con dos grandes problemas:

  1. Intereses y gastos de financiación muy elevados
  2. Pagos automáticos ACH que pueden vaciar su cuenta bancaria

Cargos de financiación

No es infrecuente que este tipo de préstamos tenga tipos de interés superiores al 200% o incluso al 400%. También puede esperar pagar unos $30 por cada $100 que financie. Estos préstamos tienen unos costos excesivamente elevados y si no tiene un trabajo para devolver el préstamo en las dos primeras semanas de haberlo pedido, esos costos se acumularán rápidamente.

Débito directo ACH

El otro problema es el débito directo ACH que la mayoría de estos sistemas de préstamo utilizan para el pago. Se conectan a su cuenta bancaria para depositar directamente los fondos que usted recibe, y luego domicilian los pagos en la misma cuenta. Esto puede crear problemas con su cuenta bancaria. Los pagos ACH pueden ser difíciles de detener y la mayoría de los prestamistas AFS hacen que sea extremadamente difícil, si no imposible, detener esos pagos. Drenarán su cuenta bancaria y acumularán cargos por NSF y por sobregiro.

Cuando está desempleado, no tiene medios para devolver estos préstamos, así que es mejor evitarlos. Tal vez pueda pagar una factura concreta a tiempo, pero a la larga perjudicarás sus finanzas. Y no se deje engañar. Un préstamo a corto plazo en cuotas o un préstamo de anticipo de efectivo o un préstamo rápido son básicamente nombres alternativos de los préstamos de día de pago. No importa cómo se llamen, son malos para sus finanzas.

No se deje engañar por alternativas de financiación que pueden empeorar su situación. Obtenga una evaluación gratuita para encontrar ayuda real hoy.

Obtenga alivio ahoraCall To Action Link

¿Qué soluciones de deuda funcionan cuando está desempleado?

Cuando usted no puede permitirse el lujo de hacer sus pagos, entonces usted comienza a buscar alternativas (la consolidación, consejería de crédito, liquidación de la deuda, y la bancarrota). Sin embargo, la verdad es que, si no tiene absolutamente ningún ingreso para hacer los pagos o cubrir las cuotas, entonces la mayoría de esas opciones no funcionarán para usted. Primero tendrá que conseguir un trabajo y luego centrarse en recuperar la estabilidad en lo que respecta a su deuda.

Consolidación de deudas

La consolidación de deudas agrupa varias deudas en un único pago mensual que suele ser más bajo que el que está pagando ahora. Sin embargo, para obtener un préstamo de consolidación de deudas, tendrá que proporcionar la verificación de su empleo. Como no puede hacerlo cuando está desempleado, es poco probable que los prestamistas le concedan préstamos.

Programa de manejo de deudas

Si necesita reducir sus pagos mensuales, a menudo puede acudir a una agencia de consejería de crédito para inscribirse en un programa de manejo de deudas. Se trata de un plan de pago de la deuda de la tarjeta de crédito que reúne todas las facturas en un solo pago mensual. Ese pago suele ser más bajo que el que está pagando ahora, y la mayoría de los acreedores aceptarán reducir o eliminar también los cargos por intereses.

Sin embargo, aún debe tener los medios para realizar el pago cada mes. Por lo tanto, si no puede hacer el pago mensual todos los meses, esta opción no funcionará hasta que consiga un nuevo empleo.

Los programas de manejo de deudas tienden a funcionar mejor después de que usted consiga un nuevo empleo y necesite detener cualquier daño que ya haya causado a su crédito. Una vez que vuelva a tener un ingreso estable, una de sus primeras llamadas debería ser a una agencia de consejería de crédito.

Programa de liquidación de deudas

Los programas de liquidación de deudas son otra opción que puede considerar. Los comerciales afirman que le sacan de la deuda por “centavos de dólar”. Eso suena muy bien cuando sólo le sobran centavos y no le entran nuevos dólares. Sin embargo, la verdad es que la liquidación de la deuda paga alrededor del 48% de lo que un prestatario debe, en promedio. Por lo tanto, si bien puede salir de la deuda por menos, no saldrá de ella por nada.

Además, la mayoría de los programas de liquidación de deudas funcionan requiriendo el pago de una cuota mensual. Es básicamente un pago mensual bajo que debe hacer para generar los fondos necesarios para hacer ofertas de liquidación. Si no tiene dinero, no puede hacer ofertas de liquidación. Por lo tanto, ni siquiera la liquidación de deudas suele funcionar mientras usted esté desempleado.

La liquidación de deudas también tiende a funcionar mejor una vez que usted consigue un nuevo trabajo. Si sólo quiere salir de la deuda rápidamente y no le importa el daño crediticio, la liquidación tiende a ofrecer la salida más rápida y barata frente a otras soluciones. También es ideal para las deudas que ya han sido canceladas y vendidas a un cobrador externo.

Bancarrota

Otra solución que la gente cree que se puede utilizar fácilmente cuando se está en quiebra es la bancarrota. Sin embargo, la bancarrota cuesta más dinero de lo que se piensa. La presentación del Capítulo 7 cuesta $335 y el Capítulo 13 cuesta $310. Puede haber tasas adicionales que el administrador de la bancarrota puede cobrar cuando usted presenta también. También es posible que tenga que pagar una cuota por la consejería de crédito previa a la bancarrota, que oscila entre $50 y $100, dependiendo del estado en el que viva.

Estos son los honorarios que pagaría sin tener que pagar a un abogado de bancarrota para presentar la solicitud. En algunos casos de dificultades financieras extremas, es posible que pueda renunciar a los honorarios o pedir que se paguen a plazos. Tendrá que solicitar la exención de los honorarios en el momento de presentar la solicitud.

Pasos a seguir cuando se consigue un nuevo empleo

Una vez que consiga un nuevo empleo y empiece a recibir de nuevo un sueldo fijo, tiene que elaborar un plan para recuperar la estabilidad financiera. Estos consejos pueden ayudarlo:

  • No restablezca los gastos que haya recortado de su presupuesto hasta que esté al día con la deuda que generó durante el periodo de desempleo. Siga con un presupuesto ajustado hasta que realmente vuelva a mantener la estabilidad, entonces podrá empezar a reintroducir esos gastos que ha recortado.
  • Evalúe la situación de cada una de sus deudas:
    • Al día
    • Atrasada
    • Canceladas / impagas
  • Concéntrese en mantener las deudas actuales pagadas a tiempo y en poner al día las que están ligeramente atrasadas.
  • Si una deuda está atrasada, llame al acreedor para llegar a un acuerdo de pago para ponerse al día. Es posible que pueda llegar a un acuerdo llamado “workout arrangement“, en el que el acreedor le ayuda a ponerse al día con los pagos y puede acordar congelar los intereses para que pueda pagar la deuda más rápidamente. Por lo general, su cuenta estará congelada durante este tiempo.
  • Para las deudas que ya han sido vendidas a los cobradores, la liquidación de la deuda es realmente la mejor opción. Usted ofrece un porcentaje del saldo que debe y, a cambio, el cobrador se compromete a cancelar el saldo restante.

¿Listo para salir de la deuda? Nosotros podemos ayudarlo. Obtenga una evaluación gratuita ahora.

Encontrar el alivio hoyCall To Action Link

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596 y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.

Artículo modificado por última vez el Abril 14, 2022. Publicado por Debt.com, LLC