La deuda de préstamos estudiantiles está en su punto más alto. Se ha convertido en la segunda fuente de deuda de los consumidores (la deuda hipotecaria es la primera) y es una tremenda carga para 45 millones de prestatarios. No es de extrañar que salir de la deuda de préstamos estudiantiles sea una gran prioridad para muchos consumidores.

Afortunadamente, hay múltiples opciones de alivio de deuda de préstamos estudiantiles para los prestatarios. Determinar la que mejor se adapte a usted dependerá de varios factores, como la cantidad que se debe, si el prestamista es federal o privado, y si tiene o no un buen puntaje de crédito.

Encuentre la mejor solución para pagar los préstamos estudiantiles federales y privados.

Consulta gratisCall To Action Link

Tabla de contenidos

La carga de la deuda de préstamos estudiantiles

¿Siente que sus préstamos le impiden vivir su vida? Si es así, no está solo. Los consumidores afirman que más del 20% de su sueldo neto se destina a los préstamos estudiantiles, con un pago mensual promedio de $541 (para una licenciatura).[1][2]

La presión en los bolsillos de la gente ha afectado a su capacidad para prepararse para el futuro y disfrutar del presente. La deuda estudiantil ha hecho mella en la capacidad de los consumidores para establecer redes de seguridad financiera:

  • 84% de los adultos afirman que los préstamos estudiantiles han afectado su capacidad de contribuir a sus ahorros o a su jubilación.[3]
  • Los no graduados de la universidad, de 30 años, tienen el doble de dinero ahorrado para la jubilación que sus homólogos con estudios universitarios.[4]

Numerosos estudios confirman que la deuda relacionada con la educación es un factor importante que retrasa los principales hitos de la vida, como casarse, formar una familia y ser propietario de una vivienda. También reduce la probabilidad de que las personas se conviertan en empresarios o sigan carreras creativas.[3]

Estadísticas nacionales sobre la deuda estudiantil

  • Durante la última década, el total nacional ha aumentado un promedio de $78,700 millones cada año, alcanzando un máximo histórico de $1.75 billones en 2021.[5]
  • 65% de los estudiantes universitarios se gradúan con deudas.[5]
  • Los prestatarios tardan un promedio de 20 años en pagar su deuda.[5]
  • El saldo promedio de los préstamos estudiantiles es de $40,904; el saldo promedio de los préstamos estudiantiles federales es de $37,014.[5]
  • Los intereses generados representan 67.1% del pago total (el prestatario promedio paga $26,000 de intereses totales a una tasa de interés promedio del 6%).[2]
  • 11.2% de los prestatarios no pudo realizar al menos un pago en el último año.[5]
  • 7.8% de la deuda federal está en mora.[5]
  • Los estudiantes universitarios de primera generación tienen el doble de probabilidades de retrasarse en un pago.[5]
  • Sólo 6.7% de los prestatarios que reúnen las condiciones necesarias solicitan la condonación del préstamo, y sólo 1% de los solicitantes han sido aprobados.[5]

Ver más estadísticas»

Luego están las desagradables consecuencias de estar atrasado en los pagos de los préstamos estudiantiles. Si ha dejado de pagar los préstamos estudiantiles, el Departamento de Educación puede solicitar el embargo de su devolución de impuestos o embargar su salario sin permiso ni aviso. Esos pagos atrasados también harán que su puntaje de crédito se vea afectado, lo que puede encarecer el costo de los préstamos. Además, perderá la posibilidad de obtener nuevos préstamos federales para estudiantes hasta que se ponga al día con los que ya posee, lo que no es una situación ideal si está pensando en cursar estudios de posgrado o si necesita ayudar a sus hijos a ir a la universidad.

¿Afectan los préstamos estudiantiles a su puntaje de crédito?

Sí, la deuda estudiantil afecta su puntaje de crédito, pero no siempre es de forma negativa.

Cómo ayudan los préstamos estudiantiles a su crédito:

  • Suelen ser las primeras líneas de crédito en el historial crediticio de la mayoría de las personas, un aspecto importante de la fórmula de puntaje de crédito
  • Son un ejemplo de “deuda buena“; suelen tener tasas de interés bajas y representan una inversión en su futuro (un título universitario puede aumentar su potencial de ingresos de por vida)
  • Realizar los pagos puntualmente añadirá comentarios positivos a su historial de crédito y mostrará a otros prestamistas que es fiable

Cómo perjudican los préstamos estudiantiles a su crédito:

  • Se incluyen en su índice deuda-ingresos (DTI, por sus siglas en inglés). Si su DTI es demasiado alto, puede dificultar la aprobación de grandes préstamos como una hipoteca
  • Los pagos mensuales de los préstamos estudiantiles pueden suponer una parte importante de sus ingresos.
  • El incumplimiento de los pagos provocará marcas negativas en su puntaje de crédito

Lea: Preguntas frecuentes sobre la deuda de los préstamos estudiantiles»

Cómo deshacerse de la deuda de préstamos estudiantiles

Hay varias opciones de alivio de deuda de préstamos estudiantiles: refinanciación, consolidación, liquidación o declaración de bancarrota. Y sí, a pesar de lo que pueda haber oído, es posible liberarse de la deuda de préstamos estudiantiles a través de la bancarrota, sólo que hay que pasar por un montón de situaciones complejas.

La determinación de la mejor ruta para usted dependerá de:

  • Si tiene préstamos federales o privados
  • Cuánto puede pagar cada mes
  • El impacto significativo en su puntaje de crédito con el que se siente cómodo

Por ejemplo, intentar que se le condonen $5,000 en préstamos a través de la bancarrota o de un acuerdo podría ser una exageración. ¿Valdría la pena que una cantidad tan pequeña de deuda causara un daño significativo a su crédito y que permaneciera en su historial durante siete años? Deshacerse de la deuda estudiantil es un acto de equilibrio entre ahorrar dinero y contemplar cómo una estrategia particular afectará a las circunstancias financieras actuales y futuras.

Opción 1: Refinanciar los préstamos estudiantiles

La refinanciación de los préstamos estudiantiles se produce cuando se combinan varios préstamos, ya sean federales y/o privados, en un único préstamo con una tasa de interés nueva e, idealmente, más baja, de un prestamista privado. El gobierno federal no ofrece la refinanciación de los préstamos federales; la refinanciación sólo puede hacerse a través de un prestamista privado, lo que tiene sus ventajas, pero también algunos posibles inconvenientes.

Lo bueno de refinanciar los préstamos estudiantiles

Ventajas: Aquellos que refinancian pueden elegir una APR fija o variable para obtener una nueva tasa de interés muy competitiva. Las personas con puntaje de crédito bueno y excelente son las que más se benefician de la refinanciación, ya que los prestamistas privados determinan su tasa de interés en función de las condiciones del mercado y de la solvencia de la persona. Pero si las tasas de interés del mercado son lo suficientemente bajas, incluso las personas con puntajes de crédito de baja calidad pueden obtener una buena APR.

Otra ventaja es una mayor gama de plazos de pago. Mientras que el plazo estándar de pago de los préstamos federales para estudiantes es de 10 años, los prestamistas privados ofrecen períodos de pago de 5, 7, 10, 15, 20 o 25 años. Esto significa que puede conseguir un plazo que se ajuste a su presupuesto y a sus objetivos. Un plazo más largo ofrecerá pagos mensuales más bajos o puede elegir un plazo más corto para salir de la deuda estudiantil más rápido.

Por último, la refinanciación puede ser muy beneficiosa para su bolsillo. Al combinar varios préstamos y pasar a un único pago mensual, existe la oportunidad de ahorrar considerablemente en comparación con el pago de los mínimos de varios préstamos individuales.

Lo malo de la refinanciación de préstamos estudiantiles

Ahora, las desventajas de la refinanciación. La mayor es para aquellos que refinancian préstamos estudiantiles federales. Aunque la refinanciación puede hacer que el pago de los préstamos estudiantiles sea mucho más cómodo y asequible, también significa renunciar a los beneficios de los préstamos estudiantiles federales, como los programas de condonación o las opciones de pago basadas en los ingresos. Por ello, muchos prestatarios son selectivos en cuanto a los préstamos estudiantiles que incluyen al refinanciar y optan por refinanciar únicamente sus préstamos privados.

Asegúrese de tener muy en cuenta la elección entre una APR fija o variable. Las APR variables están vinculadas al mercado y están sujetas a fluctuaciones. Su nueva tasa de interés refinanciada podría ser significativamente más baja que la de sus préstamos originales cuando los refinancia inicialmente, pero esa tasa podría actualizarse para ser incluso más alta que su tasa de interés original si el mercado cambia. Sin embargo, usted no está completamente a merced del mercado, los prestamistas de refinanciación privada suelen proporcionar un rango de APR, por lo que hay un límite a lo que puede subir su tasa de interés.

El préstamo refinanciado se considera una línea de crédito completamente nueva y se reflejará como tal en su reporte de crédito. Si se refinancian préstamos federales, el prestamista privado paga la deuda restante directamente al gobierno, que cierra esas cuentas. El prestamista privado emite entonces un nuevo préstamo con su institución en su lugar. Cerrar las cuentas antiguas y, al mismo tiempo, abrir cuentas nuevas no le hará ningún favor a su puntaje de crédito. La antigüedad del crédito representa 15% del puntaje FICO y, para la mayoría de las personas, sus préstamos estudiantiles son las cuentas más antiguas y establecidas.

La refinanciación podría ser para usted si…

  • Actualmente tiene varios préstamos privados con tasas variables
  • No es elegible para ningún programa de condonación de préstamos federales
  • Tiene buen crédito (o un consignatario)
  • La tasa de interés del préstamo de refinanciación es considerablemente más baja que el de su préstamo actual

Opción 2: Consolidar los préstamos estudiantiles

El término consolidación se utiliza comúnmente en referencia a la combinación de préstamos estudiantiles federales, mientras que la refinanciación se refiere a la combinación de préstamos estudiantiles privados, al menos, según StudentAid.gov. En otros lugares, los términos refinanciación y consolidación suelen utilizarse indistintamente y pueden aplicarse a préstamos privados o federales.

En el caso de los préstamos federales, la consolidación es más bien una herramienta de organización para hacer el pago más manejable, en lugar de más asequible. Ambos tipos de préstamos estudiantiles pueden someterse técnicamente a la consolidación de préstamos estudiantiles, aunque el proceso difiere significativamente según el tipo de préstamo.

Préstamos federales

La consolidación de préstamos estudiantiles federales sólo permite combinar los préstamos federales y se hace a través de un Préstamo Directo de Consolidación. No proporciona una tasa de interés más baja (de hecho, esa tasa aplicada a un solo saldo podría ser en realidad más alta que algunos de sus saldos originales). Sin embargo, es útil si tiene varios préstamos federales ofrecidos por diferentes administradores de préstamos o un programa de préstamos federales diferente, o si desea un período de pago más largo. Los Préstamos Directos de Consolidación pueden ofrecer hasta 30 años para pagar, en lugar de los 10 años estándar.

Así es como funciona: Todos los préstamos federales se combinan en un nuevo préstamo federal que obtiene una nueva tasa de interés fija. A diferencia de la refinanciación, la tasa de interés de un préstamo federal consolidado se determina mediante una media ponderada de la tasa de interés de cada préstamo individual, que se redondea al 1/8% más cercano.

La consolidación es a menudo un requisito previo para aplicar a los programas federales de alivio de deuda, tales como el pago basado en los ingresos o el Perdón de Préstamos del Servicio Público (PSLF, por sus siglas en inglés). Por lo tanto, si bien una consolidación directa no puede conducir directamente a una tasa de interés más baja, podría llevar a un ahorro significativo en el camino sin perder los beneficios de los préstamos federales como la indulgencia automática, los programas de perdón, o el período de gracia de seis meses para comenzar el pago.

Tenga en cuenta que los préstamos estudiantiles federales consolidados pueden refinanciarse con un prestamista privado en cualquier momento. Si las circunstancias cambian y los beneficios de los préstamos federales ya no son aplicables a su situación, convertirlos en préstamos privados a través de la refinanciación podría ofrecer un ahorro significativo.

La consolidación de los préstamos federales a través de los administradores de préstamos federales podría ser para usted si…

  • Tiene varios préstamos estudiantiles federales y sólo quiere hacer un pago mensual
  • Trabaja en un campo que es elegible para los programas federales de condonación de préstamos estudiantiles
  • Quiere un préstamo estudiantil con una tasa de interés fija
  • Necesita más tiempo para pagar sus préstamos
  • Tiene poco o ningún crédito

Préstamos privados

La consolidación de préstamos estudiantiles privados funciona de forma similar a la consolidación de deudas de tarjetas de crédito. El prestatario solicita un préstamo de consolidación a través de un banco, una cooperativa de crédito u otra empresa privada. Los solicitantes necesitarán un buen crédito para ser aprobados. Se pueden incluir varios préstamos, incluidos los federales (que se convierten en un préstamo estudiantil privado).

El nuevo prestamista privado suele desembolsar los fondos directamente a los administradores de esos préstamos individuales. Esos préstamos se pagarán y se marcarán como cerrados (lo que podría afectar a su puntaje de crédito). A continuación, usted pagará al nuevo prestamista el importe total con una nueva tasa de interés basada en el mercado que puede ser variable o fija. Recuerde que las tasas variables tienen el potencial de tener pagos mensuales más altos que los préstamos originales.

La consolidación de préstamos a través de prestamistas privados podría ser para usted si…

  • Las tasas de interés del mercado son considerablemente más bajas que las de sus préstamos originales en el momento de la registración
  • Tiene varias líneas de crédito de una antigüedad similar a la de sus préstamos estudiantiles
  • Sus préstamos estudiantiles son en su mayoría privados
  • Tiene un buen crédito

Consolidación de préstamos estudiantiles frente a la liquidación

La consolidación permite a los prestatarios combinar varios préstamos en uno solo para que los pagos mensuales sean más fáciles y posiblemente más bajos. La liquidación se produce cuando los prestamistas aceptan una parte del importe total adeudado y consideran la deuda saldada.

La liquidación generalmente sólo se refiere a la liquidación de préstamos estudiantiles privados. El Departamento de Educación (que emite los préstamos estudiantiles federales) ofrece una especie de opción de liquidación de préstamos denominada “compromisos” estándar, no estándar y discrecional. Los criterios para la liquidación de los préstamos federales son, en el mejor de los casos, turbios y pueden ir desde la renuncia a la totalidad del capital y los intereses hasta la renuncia a sólo el 10%.[6] Esto también es distinto de los diversos programas de condonación de préstamos que se ofrecen a los titulares de préstamos federales.

Las liquidaciones de préstamos estudiantiles privados pueden ser igualmente difíciles de conseguir, ya que, una vez más, no existen las mismas protecciones ofrecidas por el gobierno federal que los préstamos federales. La mayoría de las liquidaciones de préstamos privados se producen cuando el préstamo estudiantil está en mora y se ha vendido a una agencia de cobros. En los raros casos en los que los propios prestamistas privados llegan a un acuerdo, a menudo exigen sumas muy elevadas, lo que puede ser poco útil para los prestatarios de bajos ingresos.

Sin embargo, el ahorro de dinero que supone tener que devolver miles de dólares puede tener graves consecuencias. La diferencia entre la cantidad liquidada y el préstamo original se considera un ingreso imponible por el IRS. Como tal, la eliminación de la deuda estudiantil a través de la liquidación puede tener ramificaciones en sus impuestos si los préstamos eran con prestamistas federales o privados. Hablar con un especialista en deudas puede ayudarle a manejar esto para que no haya sorpresas una vez que se haya deshecho de sus préstamos estudiantiles.

Opción 3: Condonación de préstamos estudiantiles

Hay varios programas de condonación de préstamos estudiantiles disponibles para aquellos que trabajan en campos profesionales específicos como la enseñanza, la enfermería o el ejército; residen en áreas específicas; trabajan para una organización sin fines de lucro o sirven al interés público. El programa más conocido, Public Service Loan Forgiveness, sólo funciona para los préstamos federales. Sin embargo, algunos programas menos conocidos pueden perdonar préstamos estudiantiles privados, pero pueden no ser ofrecidos directamente por el administrador del préstamo. En cambio, pueden ser ofrecidos por instituciones educativas, grupos de voluntarios u otras organizaciones relacionadas con un determinado oficio.

¿Califica usted para la condonación de préstamos estudiantiles?

Descúbralo yaCall To Action Link

Opción 4: Cancelar los préstamos estudiantiles

La cancelación y la condonación se utilizan casi indistintamente en el ámbito de los préstamos estudiantiles. Ambos tienen resultados finales similares en los que el prestatario ya no está obligado a una cantidad parcial o total de su préstamo estudiantil.

La mayor diferencia entre ambos es que, en la mayoría de los casos, la cancelación permite borrar las deudas casi por completo. Los programas de condonación suelen exigir el cumplimiento de un requisito de ingresos, el ejercicio de una determinada profesión, la demostración de dificultades económicas o la condición de estudiante o militar. La cancelación no requiere que los prestatarios soliciten o pasen por tantos obstáculos para que la deuda sea borrada. Se asemeja más a la descarga de los préstamos estudiantiles, otro método de eliminación de la deuda estudiantil.

Los préstamos estudiantiles federales y privados pueden ser elegibles para ser cancelados o descargados, aunque esto último puede ser difícil de conseguir. Los préstamos estudiantiles federales están obligados a ofrecer medios que eximan a los prestatarios de tener que devolver sus préstamos y proporcionar criterios establecidos para hacerlo. Si un prestamista privado ofrece algún medio para que los préstamos sean cancelados o descargados, a menudo sólo lo hacen en circunstancias muy específicas o según se determine en cada caso. Es más probable que un administrador de préstamos privados llegue a un acuerdo que a una condonación parcial o total de la deuda.

Opción 5: Descarga a través de la bancarrota

Un mito común es que los préstamos estudiantiles no pueden ser descargados en la bancarrota. Esto es profundamente falso, ya que el Código de Bancarrota se aplica a todas las deudas de los consumidores, lo que incluye tanto los préstamos estudiantiles federales como los privados. La confusión suele radicar en que, a diferencia de otras deudas no aseguradas, los préstamos estudiantiles no se cancelan automáticamente tras la declaración de bancarrota.

Los préstamos estudiantiles federales requieren la presentación de una acción separada conocida como un procedimiento adverso (“adversary proceeding”) después de haber declarado la bancarrota. Debe demostrar que el pago de su(s) préstamo(s) estudiantil(es) supondría una “dificultad excesiva” para usted y sus dependientes y le impediría mantener un nivel de vida mínimo y que su dificultad continuará durante una parte significativa del plazo de pago del préstamo.

Cuando se trata de préstamos estudiantiles privados, las cosas pueden ser un poco más ágiles. Algunos préstamos pueden descargarse automáticamente como parte de un procedimiento normal de bancarrota. Estos incluyen:

  • Montos de préstamos superiores al costo de asistencia
  • Préstamos para instituciones no elegibles para la financiación del Título IV (universidades no acreditadas o en un país extranjero)
  • Préstamos que cubren los gastos de manutención incurridos mientras se estudian exámenes profesionales (como el examen de abogacía) o asociados a la residencia para estudiantes de medicina y odontología
  • Préstamos a estudiantes que asistieron a la universidad menos de medio tiempo

Sin embargo, también hay informes de prestamistas privados que no proporcionan a los prestatarios políticas precisas sobre la bancarrota o que engañan activamente a los prestatarios al seguir cobrando (y penalizando) por préstamos ya cancelados. Estas acciones violan la Ley de Protección Financiera del Consumidor y pueden ser denunciadas a la CFPB [ENG].

Programas de alivio de deuda de préstamos estudiantiles

Ya sea que tenga préstamos estudiantiles federales o privados, si su situación o circunstancia cumple con ciertos criterios, sus préstamos estudiantiles pueden ser elegibles para el alivio en forma de perdón, cancelación o descarga. Lo que estos tipos de alivio implican y cómo calificar para uno u otro puede variar entre los administradores de préstamos federales y privados, y luego puede variar aún más entre las instituciones privadas. A continuación, se describen los detalles para poder optar a los distintos tipos de alivio de deuda estudiantil.

Programas de condonación de préstamos estudiantiles federales

Todos los préstamos estudiantiles federales son potencialmente elegibles para los programas de condonación que eliminan parte o la totalidad del monto del préstamo. Estos programas pueden aplicarse tanto a los préstamos subvencionados como a los no subvencionados, directos o consolidados. Sin embargo, no se aplican a los préstamos estudiantiles impagos.

Ninguno de los programas de condonación de préstamos tiene lugar de forma automática, por lo que los prestatarios deben solicitar la condonación de sus deudas. Incluso si su préstamo específico cumple con todos los requisitos de elegibilidad anteriores, todavía tendrá que cumplir con criterios específicos para ser aprobado.

Condonación de préstamos del servicio público (PSLF, por sus siglas en inglés)

Una de las formas más conocidas de conseguir la condonación de los préstamos estudiantiles es a través del programa de Condonación de Préstamos del Servicio Público (PSLF, por sus siglas en inglés). El PSLF ofrece la condonación de los préstamos a aquellos que[7]:

  • Trabajen a tiempo completo para el gobierno o para una organización sin fines de lucro
  • Realicen 120 pagos mensuales que reúnan los requisitos para los préstamos estudiantiles federales directos.

Los préstamos estudiantiles privados no son elegibles para el PSLF, ni el PSLF puede superponerse con otros programas de condonación, incluso si una persona es elegible para más de uno.

Las profesiones que son elegibles bajo el PSLF incluyen:

Condonación de préstamos a educadores

Existen varios programas de condonación de préstamos estudiantiles para educadores. La mayoría de los educadores deberían ser elegibles bajo el programa PSLF. También está la Ley de Educación para la Defensa Nacional (NDEA, por sus siglas en inglés). Permite que los profesores a tiempo completo, certificados por el estado y con una licenciatura, que hayan trabajado durante cinco años consecutivos (uno de los cuales fue durante el año académico 1997-1998) en escuelas primarias, intermedias y secundarias de bajos ingresos o en una agencia de servicios educativos, puedan obtener la condonación de hasta $17,500 de la deuda estudiantil.

La NDEA se aplica a los préstamos directos (con o sin subsidio) o al Préstamo Federal de Educación Familiar (FFEL, por sus siglas en inglés). El programa FFEL funcionaba con prestamistas privados, pero terminó en 2010. Los préstamos elegibles deben haberse originado antes de que finalicen los años de servicio docente que cumplen los requisitos. Además, hay varias excepciones para los profesores que no completaron un año académico completo pero que aún pueden ser elegibles para el programa:

  1. Completaron al menos la mitad del año académico y
  2. El empleador considera cumplidos los requisitos de su contrato o no pudo completar el año por las siguientes razones aceptables:
    • Regresó a la educación postsecundaria al menos a media jornada para un área de estudio directamente relacionada con la enseñanza
    • Una condición cubierta por la Ley de Licencia Familiar y Médica (FMLA, por sus siglas en inglés)
    • Llamada al servicio activo durante más de 30 días

Programas de condonación de préstamos estudiantiles no federales

Existen varios programas de condonación de préstamos estudiantiles que no forman parte ni del gobierno federal ni de los establecimientos de préstamos privados. Emitidos por organizaciones externas, estos programas a menudo se dirigen a aquellos que trabajan en profesiones específicas, trabajan con comunidades específicas, o tienen un estatus protegido como militar o de discapacidad; y pueden aplicarse tanto a los préstamos federales como a los privados.

  • Investigadores médicos clínicos
  • Abogados sin fines de lucro
  • Terapeutas ocupacionales y fisioterapeutas
  • Veterinarios
  • Voluntarios – ofrecidos por AmeriCorps, AmeriCorps VISTA y el Cuerpo de Paz

Cancelación de préstamos estudiantiles

El único tipo formalizado de cancelación de préstamos estudiantiles federales es la cancelación de préstamos federales Perkins. Se aplica a los préstamos Perkins, que eran préstamos federales de bajo interés ofrecidos a los estudiantes de grado y posgrado con mayor necesidad financiera (el programa se interrumpió en 2017). Se pueden cancelar todos o parte de los préstamos para aquellos que tenían un empleo docente o servicio voluntario elegible.

Si se aprueba, cualquier marca negativa debida a la morosidad o al incumplimiento de los pagos puede ser eliminada de su expediente crediticio. También puede obtener una anulación del estado de impago y recibir un reembolso por cualquier pago realizado para el préstamo.

Cancelación del préstamo Perkins para educadores

El programa de cancelación del préstamo Perkins para profesores ofrece hasta el 100% de cancelación del préstamo a los profesores que cumplen los requisitos. Es un programa escalonado que ofrece diferentes cantidades de cancelación de la deuda del préstamo estudiantil dependiendo del número de años de servicio:

  • 15% de cancelación por año durante los dos primeros años de servicio
  • 20% para el tercer y cuarto año
  • 30% cancelado para el quinto año

La deuda cancelada también incluye los intereses acumulados.

Criterios de elegibilidad para los profesores:

  • Trabajar a tiempo completo en un centro de enseñanza primaria o secundaria público o sin fines de lucro
  • Prestar servicios directos relacionados con la enseñanza en el aula (por ejemplo, bibliotecarios escolares u orientadores)
  • Prestan servicios a familias con bajos ingresos, a niños con discapacidades o a campos específicos de especialización en los que hay escasez estatal (por ejemplo, ciencias o educación lingüística)
  • Son contratados directamente por el sistema escolar

No es necesario que los educadores estén certificados o licenciados para poder optar a la cancelación del préstamo Perkins.[7]

Otros tipos de cancelación de préstamos Perkins

Existen otros tipos de empleo que pueden optar a la consolidación parcial o total del préstamo Perkins y que siguen los mismos niveles de cancelación del préstamo (15% de cancelación para los años uno y dos; 20% de cancelación para los años tres y cuatro; o 30% en el año cinco).

Las profesiones/campos elegibles incluyen:

  • Proveedor de educación infantil
  • Agencia de servicios infantiles o familiares
  • Profesor de un colegio o universidad tribal
  • Bombero
  • Agente de la ley
  • Bibliotecario con maestría en una escuela de Título I
  • Técnico médico
  • Servicio militar
  • Enfermero/a
  • Defensor público
  • Patólogo del habla con maestría en escuelas de Título I
  • Servicio voluntario (AmeriCorps VISTA o Cuerpo de Paz)

Programas de descarga de préstamos estudiantiles

Las exenciones pueden aplicarse a los préstamos federales directos, a los préstamos FFEL y a los préstamos Perkins, aunque algunas pueden no aplicarse a los tres. Los programas federales de condonación de préstamos estudiantiles se diferencian en que están vinculados a circunstancias ajenas a la voluntad de la persona. Estos incluyen:

  • Bancarrota – No es común y no se aplica automáticamente
  • Pago de la defensa del prestatario – Si sus préstamos estaban relacionados con un servicio educativo que su escuela no proporcionó (sólo disponible para los préstamos federales directos)
  • Baja por escuela cerrada – Si su escuela cierra mientras está matriculado o poco después
  • Fallecimiento – los préstamos directos y los préstamos Parent PLUS pueden cancelarse si se demuestra que el estudiante para el que se solicitaron los préstamos ha fallecido.
  • Descarga por certificación falsa – Si la escuela certificó falsamente su elegibilidad para recibir un préstamo (no se aplica a los préstamos Perkins)
  • Descarga por falsificación – para los préstamos elegibles que se hayan hecho fraudulentamente con su nombre.
  • Descarga por incapacidad total y permanente (TPD, por sus siglas en inglés) – Los veteranos que puedan demostrar una incapacidad total y permanente quedarán exentos de toda obligación de pago de sus préstamos
  • Descarga de reembolso no pagado – Si usted se retiró de la escuela y la institución no devolvió los fondos del préstamo requeridos a su proveedor de préstamos (no aplicable a los préstamos Perkins)

Los prestatarios que cumplen con los criterios de elegibilidad pueden solicitar la descarga de sus préstamos poniéndose en contacto con su administrador de préstamos.

Perdón de pagos y aplazamiento de pago

El perdón de pagos y el aplazamiento son dos tipos temporales de alivio de deuda estudiantil que permiten a los prestatarios reducir o posponer sus pagos mensuales habituales mientras mantienen sus cuentas (y sus puntajes de crédito) en buen estado.

Tanto los prestamistas federales como algunos privados ofrecen opciones de indulgencia y aplazamiento, aunque los criterios de elegibilidad pueden variar. En ambos casos, ninguno de los dos tipos de ayuda temporal es automático. Los prestatarios deben ponerse en contacto con su prestamista para solicitarlo y demostrar que tienen dificultades financieras o cualquier otra circunstancia que dificulte el pago (como ir a la escuela de posgrado). Actualmente, los préstamos estudiantiles federales están en aplazamiento automático bajo la Ley CARES hasta el 31 de octubre de 2022.[8

¿Cuál es la diferencia entre el perdón de pagos y el aplazamiento de los préstamos estudiantiles?

La principal diferencia entre ambos es si los intereses se acumulan durante estas pausas en los pagos. El hecho de que el perdón o el aplazamiento renuncien a los intereses junto con los pagos mensuales puede depender de si el administrador del préstamo es federal o privado.

En el caso de los préstamos estudiantiles federales, la indulgencia es la opción en la que se acumulan los intereses. Los prestatarios obtienen un respiro temporal de los pagos mensuales, pero se les seguirán cobrando intereses que se añadirán a su saldo total. Esta opción está disponible para los préstamos federales subvencionados y no subvencionados.

El aplazamiento no hará que se acumulen intereses (por lo tanto, los saldos de los préstamos estudiantiles federales no aumentarán), pero sólo está disponible en los préstamos estudiantiles con subsidio.[9][10]
Sin embargo, esas mismas reglas no se aplican a los préstamos estudiantiles privados. En algunos casos, tanto la indulgencia como el aplazamiento cobrarán intereses, pero esto puede variar de una institución a otra.

Diferentes planes de pago de préstamos estudiantiles y quiénes son elegibles

Los siguientes planes de pago están disponibles para todos los préstamos estudiantiles federales. Los planes suelen tener un periodo de pago de 10 años, aunque las deudas consolidadas pueden tener periodos de pago de hasta 30 años. Los préstamos estudiantiles privados pueden no ofrecer estas opciones de pago.

Es importante tener en cuenta que no está atrapado en un plan una vez que lo elige. Empezará con el pago estándar por defecto, pero puede cambiar de plan tantas veces como quiera. Digamos que nada más salir de la universidad consigue un trabajo con un gran salario y se siente seguro de que podrá crecer con la empresa. Podría optar por el plan de pago gradual. Sin embargo, si ocurre algo repentino en el que se cambia a otro trabajo con un salario más bajo, puede cambiar al plan de pago según sus ingresos.

Consulte la guía completa: Cómo pagar la deuda del préstamo estudiantil»

Pago estándar

El plan de pago estándar es el predeterminado para los préstamos estudiantiles federales. Incluye pagos fijos realizados durante un máximo de 10 años. Los préstamos federales directos y consolidados FFEL también ofrecen una opción que extiende el pago hasta 30 años; el número exacto de años dependerá del endeudamiento total del préstamo educativo. Este plan generalmente tiene los pagos mensuales más altos (inicialmente) pero genera menos intereses, por lo que costará menos durante toda la vida del préstamo.

Programas de pago en función de los ingresos (IDR, por sus siglas en inglés)

El gobierno federal ofrece cinco opciones diferentes de pago de la deuda estudiantil en función de los ingresos:

En un plan IDR, el importe del pago mensual se determina en función de su nivel de ingresos actual y del tamaño de su familia. Los pagos de un IDR pueden ser considerablemente más bajos que los de los planes de pago estándar. En algunos casos, los prestatarios de bajos ingresos pueden tener pagos mensuales tan bajos como $0 al mes.

El pago en función de los ingresos es beneficioso para los estudiantes que no han encontrado un trabajo antes de que termine su período de gracia o cuyos cheques se destinan principalmente a cuidar de sus dependientes y a llegar a fin de mes. Los IDR requieren que vuelva a solicitarlos cada año, por lo que su pago mensual puede cambiar dependiendo de los cambios en su salario o en el tamaño de su hogar.

Planes de pago gradual

Los planes de pago gradual comienzan con pagos más bajos que el plan de pago estándar. Sin embargo, los pagos aumentan con el tiempo hasta un máximo de tres veces cualquier otro pago. Estos planes se basan en pagos de 10 años, excepto en el caso de los pagos consolidados, que pueden prolongarse hasta 30 años.

A diferencia de los IDR, los pagos de un plan gradual aumentarán cada dos años, independientemente de su situación financiera. Esta puede ser una opción beneficiosa para quienes tienen un salario inicial bajo al salir de la universidad y quieren tener un respiro para pagar más una vez que hayan tenido la oportunidad de establecerse. Los pagos mínimos nunca serán inferiores al importe de los intereses acumulados, por lo que los planes de pago gradual también cuestan menos que el IDR a lo largo de su vida.[10]

Planes de pago ampliados

Como su nombre indica, el plan de pago ampliado simplemente proporciona un periodo de pago más largo, de 10 a 25 años. Este plan permite realizar pagos mensuales más bajos, pero hará que se acumulen más intereses a lo largo de la vida del préstamo, por lo que será más caro a largo plazo. Aun así, si quiere que los pagos de su préstamo estudiantil sean más asequibles sin preocuparse por un aumento repentino de su pago mensual o por tener que volver a solicitarlo, esta podría ser la opción de pago para usted.

El plan de pago ampliado está disponible para aquellos con más de $30,000 en préstamos federales. Si tiene varios tipos de préstamos federales (por ejemplo, directos y FFEL), sólo el tipo que cumple con el umbral mínimo puede ser considerado para el pago extendido. Los préstamos de diferentes programas pueden combinarse mediante un préstamo federal de consolidación directa.[11]

Fuentes:
[1] TD Bank – Survey Finds Americans Spend More Than 20% of Their Take-Home Pay on Student Loan Debt, Impacting their Long-Term Financial Health

[2] Education Data Initiative – Average Student Loan Payment [2022]: Cost per Month

[3] TIAA-MIT AgeLab – Study Finds Student Loan Debt Significantly Impacts Retirement Savings, Longevity Planning and Family Relationships

[4] Center for Retirement Research – How Does Student Debt Affect Early-Career Retirement Saving?

[5] Education Data Initiative – Student Loan Debt Statistics [2022]: Average + Total Debt

[6] Student Loan Borrower Assistance – Student Loan Settlement

[7] Federal Student Aid – Perkins Loan Cancellation and Discharge

[8] Federal Student Aid – COVID-19 Emergency Relief and Federal Student Aid

[9] https://studentaid.gov/help-center/answers/article/difference-between-deferment-and-forbearance

[10] Federal Student Aid – Graduated Repayment Plan

[11] Federal Student Aid – Extended Repayment Plan

Artículo modificado por última vez el Enero 5, 2023. Publicado por Debt.com, LLC