El crédito es algo que la mayoría de los adultos utilizará en algún momento de su vida. Viene en diferentes formas: tarjetas de crédito, préstamos personales e hipotecas, son algunos ejemplos comunes. Algunas personas se limitan a un solo tipo de crédito, pero las agencias de crédito quieren ver una combinación. De hecho, 10% de su puntaje depende de cuántos tipos de crédito tenga.

Si sólo tiene un tipo de crédito, eso no significa que no pueda tener un puntaje decente. Sin embargo, si su objetivo es tener la mejor puntuación de crédito posible, puede considerar la posibilidad de diversificar sus cuentas. Aprender cómo tener una mejor combinación de créditos puede hacer que su puntaje pase de bueno a excelente.

Tabla de contenidos

¿Por qué es importante?

Cuando los prestamistas tratan de decidir si usted es un candidato adecuado para el crédito, consideran varios factores. FICO, en particular, se fija en los siguientes factores para calcular su puntaje:

  • Historial de pagos 35%.
  • Cantidades adeudadas 30%.
  • Duración del historial crediticio 15%.
  • Nuevos créditos 10%.
  • Combinación de créditos 10%.

Utilizan estas métricas para predecir si puede pagar lo que debe de forma puntual.

¿Por qué es importante la combinación de créditos?

Si sólo tiene cuentas de tarjetas de crédito, ¿cómo saben los prestamistas que puede manejar una responsabilidad mayor como una hipoteca, por ejemplo? Los prestamistas suponen que, si puede manejar una combinación de tipos de crédito de forma coherente, es menos probable que no pague.

Tenga en cuenta que los prestamistas podrían aprobar una solicitud de crédito sin una sólida combinación de créditos. Sin embargo, tener una sólida combinación de créditos puede reforzar su imagen crediticia.

Además, tenga en cuenta que la combinación de créditos es sólo una pequeña parte de su puntaje. Como puede ver en el desglose anterior, realizar los pagos a tiempo y mantener los saldos bajos tiene más peso que su combinación de créditos.

Tipos de cuentas de crédito

Hay dos tipos de cuentas de crédito: renovable y a plazos. A continuación, entenderá qué son y las diferencias entre ambas:

Cuenta renovable

Una cuenta de crédito renovable le permite pedir dinero prestado de forma constante y devolverlo a su ritmo. Suele incluir un límite de crédito establecido, una fecha de vencimiento del pago y unos pagos mínimos. El crédito renovable es atractivo porque es más flexible que una cuenta a plazos. Sin embargo, requiere autocontrol y siempre hay que tener en cuenta la Tasa de Porcentaje Anual (APR, por sus siglas en inglés): los tipos de interés tienden a ser más altos con el crédito renovable.

Cuenta a plazos

Los préstamos a plazos son más rígidos: se realiza un número fijo de pagos durante un periodo de tiempo acordado. Por ejemplo, si pide un préstamo personal de $5,000, es probable que tenga que hacer pagos mensuales durante un número determinado de años. La duración del préstamo depende de los términos y condiciones que acepte.

Sin embargo, si su tarjeta de crédito tiene un límite de $5,000, no hay un plazo en el que tenga que devolverlo. Sólo tiene un pago mínimo mensual que suele cubrir los tipos de interés o la APR.

Ejemplos de combinación de créditos

Si quiere diversificar su combinación de créditos, puede hacerlo mediante una combinación de cuentas a plazos y cuentas de crédito renovable. En caso de que necesite ejemplos de cada una de ellas, encontrará una lista a continuación.

Renovable

  • Tarjetas de crédito.
  • Cuentas de comercios.
  • Tarjetas de gasolineras.
  • HELOC (línea de crédito con garantía hipotecaria).

A plazos

  • Préstamo para estudiantes.
  • Préstamo personal.
  • Préstamo para empresas.
  • Préstamo para automóviles.
  • Préstamos hipotecarios.

Consejos para mejorar su combinación de créditos

Mejorar su combinación crediticia es sencillo, pero podría encontrarse con algunos baches en el camino. He aquí algunos consejos que debe tener en cuenta antes de proceder:

1. Cree una estrategia

Piense en cuáles son sus objetivos financieros y en cómo pretende aumentar su puntaje de crédito. Por ejemplo, si tiene una deuda insuperable, abrir una nueva cuenta de crédito puede no ser una prioridad. En su lugar, probablemente debería centrarse en pagar su deuda, obtener consejería de crédito mediante servicios de reparación de crédito o consolidar su deuda.

Por otro lado, si tiene un buen puntaje de crédito y una combinación de diferentes cuentas, puede que tampoco sea necesario abrir una nueva.

Si es la primera vez que tiene un crédito o tiene un expediente poco extenso, puede ser el momento de abrir diferentes líneas de crédito. No tenga miedo de abrir una nueva cuenta. Mientras organice sus finanzas y mantenga sus cuentas al día, su puntaje debería mejorar con el tiempo. Para evitar el incumplimiento de los pagos, haga que éstos salgan de su cuenta bancaria automáticamente.

Otra cosa a tener en cuenta es su presupuesto. Si tiene una entrada de dinero limitada, pedir un préstamo podría ponerlo en apuros. Piense si puede permitirse asumir una nueva deuda. Si no es así, no hay nada malo en esperar hasta que pueda hacerlo.

Hay buenas opciones de crédito renovable y a plazos si está empezando o reconstruyendo un mal puntaje. Por ejemplo, puede utilizar un préstamo para crear crédito y podría considerar una tarjeta de crédito asegurada.

2. Evite abrir demasiadas cuentas de crédito nuevas a la vez

Una vez que decida que necesita mejorar su crédito, no corra a solicitar cinco nuevas cuentas de crédito en el mismo plazo. Sea calculador, ya que demasiadas solicitudes de crédito nuevas en un plazo breve pueden tener un impacto negativo. Algunas de ellas son:

  • Numerosas consultas duras en su reporte crediticio.
  • Que le denieguen el crédito. Los prestamistas pueden suponer que tiene dificultades financieras y que, por tanto, es un prestatario de riesgo.

Dicho esto, el impacto de una consulta dura varía de una persona a otra. Como se mencionó anteriormente, es más importante centrarse en tener un historial de pagos impecable.

3. No se preocupe demasiado por las caídas

Otra preocupación que tienen algunas personas al abrir una nueva cuenta es cómo afectará negativamente a su puntaje. Por lo general, cuando un prestamista potencial realiza una consulta de crédito [ENG] dura, su puntaje baja un par de puntos. La cantidad de puntos que baja es relativa: su historial de pagos, la duración de su historial de crédito y el número de consultas que tenga pueden afectar al puntaje.

No obstante, los descensos que se producen a causa de las consultas suelen ser temporales. Aunque la consulta permanece en su reporte durante dos años, FICO sólo tiene en cuenta las consultas de los últimos 12 meses.

Las recompensas a largo plazo de la construcción de una buena combinación de crédito podrían compensar la decepción que viene de una caída temporal. Los prestamistas sabrán que usted es un profesional en el manejo de varios tipos de crédito y sus posibilidades de obtener la aprobación de futuros créditos deberían aumentar.

4. Considere cómo las cuentas cerradas pueden afectar a la combinación de créditos

El cierre de una cuenta puede afectar negativamente a su combinación de créditos, sobre todo si tiene un expediente reducido. Si, por ejemplo, sólo tiene dos tarjetas de crédito y un préstamo para el auto, el pago del préstamo y el cierre de esa cuenta significaría que no tendrá una combinación tan buena y su puntaje podría bajar unos puntos. Del mismo modo, si cierra cuentas de tarjetas de crédito antiguas que ya no utiliza, podría hacer que su puntaje disminuyera.

Aparte de su combinación de créditos, otra razón por la que su puntaje podría bajar es porque su crédito disponible disminuye y el índice de utilización se dispara.

Aunque su combinación de créditos no es el aspecto más importante de su puntaje, mejorarla puede marcar la diferencia. Concéntrese en obtener gradualmente nuevas formas de crédito si aún no las tiene y vea cómo mejora su puntaje a largo plazo.

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596 y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.

Artículo modificado por última vez el Abril 22, 2021. Publicado por Debt.com, LLC