Alivio de deudas es un término amplio que abarca todas las soluciones que encontrará en este sitio. Se refiere a cualquier solución que haga que el pago de la deuda sea más rápido, más fácil o más rentable. Esto incluye las soluciones de autogestión, como los préstamos de consolidación, y los programas de alivio de la deuda asistidos por profesionales. Algunos programas se centran en devolver todo lo que debe para salvar su crédito. Otros se centran en proporcionar la salida más rápida posible.

Esta guía le ayudará a entender todas sus opciones para el alivio de la deuda. Si todavía tiene preguntas, visite nuestra sección Pregunte al experto.

Tabla de contenidos

Los dos programas de alivio de deudas más comunes

Cuando la mayoría de la gente habla de encontrar un alivio de deudas, se refiere a dos tipos específicos de programas. Se trata de servicios profesionales de alivio que pueden ayudarle a salir de las deudas. Usted se inscribe en estos programas para obtener alivio cuando no puede resolver los problemas de la deuda por sí mismo.

Programas de consolidación de deudas

Con los programas de consolidación paga todo lo que debe en su totalidad para evitar el daño al crédito. El objetivo es reducir o eliminar los cargos por intereses y las comisiones. Esto le permite salir de la deuda más rápidamente porque puede centrarse en el pago de la deuda principal.

Los programas de consolidación de deudas reciben distintos nombres, según el tipo de deuda que desee saldar:

Ventajas: La gente utiliza los programas de consolidación de deudas porque se compromete a pagar todo lo que debe. Es bueno para su crédito y a menudo ofrece una sensación de logro o satisfacción por haber cumplido con sus obligaciones.

Desventajas: La consolidación cuesta más que la liquidación porque se paga el saldo principal más algunos intereses. También suele llevar más tiempo.

Programas de liquidación de deudas

Los programas de liquidación de deudas tienen como objetivo sacarlo de la deuda rápidamente por la menor cantidad de dinero posible. Usted sale de la deuda por una parte de lo que debe. Los intereses y las comisiones no son un factor a tener en cuenta cuando se llega a un acuerdo de liquidación, porque el objetivo es pagar sólo un porcentaje de la deuda principal.

La liquidación de deudas también se conoce como negociación de deudas. Si usted tiene una deuda de impuestos del IRS, un plan de liquidación se conoce como una oferta de compromiso (OIC, por sus siglas en inglés).

Ventajas: La liquidación es rápida y económica. Usted utiliza la liquidación de deudas cuando quiere una salida rápida. Proporciona el mismo tipo de salida limpia que se obtiene de la bancarrota. Pero lo mantiene a cargo de la negociación en lugar de dar ese control a los tribunales.

Desventajas: La ventaja de pagar sólo un porcentaje de lo que debe tiene un precio: el daño al crédito. Cada deuda que liquida crea una observación negativa en su reporte de crédito. Esta penalización se mantiene durante siete años. Deteriora su puntaje de crédito y dificulta la obtención de préstamos y tarjetas de crédito inmediatamente después de la liquidación. Todavía puede conseguir financiación, pero los tipos de interés serán más altos y las condiciones no serán tan flexibles. Una vez que haya realizado la liquidación, tome medidas para reconstruir su crédito.

comparacion programas de alivio de deudas

Back to top

¿Las deudas de las tarjetas de crédito le impiden alcanzar el éxito? Aprenda a tener su deuda bajo control.

Encuentre una soluciónCall To Action Link

Otras opciones de alivio

Si no está seguro de necesitar ayuda profesional, hay otras opciones que puede utilizar para encontrar alivio. Recuerde que el alivio de la deuda se refiere a cualquier solución que le ofrezca una forma rápida, fácil o más barata de salir de la deuda. Además de los programas formales de alivio de deudas, hay muchas opciones de alivio de deudas que puede considerar usted mismo. Puede trabajar directamente con un acreedor o prestamista para encontrar una solución que pueda pagar.

Aplazamiento

Esta opción le permite suspender temporalmente los pagos de la deuda. Obtiene la aprobación del prestamista para suspender los pagos mensuales sin incurrir a penalizaciones. Además, no afecta negativamente a su crédito.

Los intereses se siguen acumulando durante el aplazamiento, excepto en determinadas circunstancias. Por ejemplo:

  • Si tiene un préstamo estudiantil federal subvencionado, aplaza el pago hasta que deje los estudios. El gobierno paga los cargos por intereses mientras usted asiste a la escuela.
  • Por el contrario, si sus préstamos no están subvencionados, los pagos se aplazan, pero los intereses se acumulan. Esto significa que la cantidad que debe aumenta mientras asiste a la escuela.

El aplazamiento es lo más común en los préstamos estudiantiles. Sin embargo, es posible aplazar otros tipos de deuda. Sólo necesita la aprobación del prestamista. Llame a su gestor y pregúntele si ofrece el aplazamiento de deudas. Esta es una buena opción si ha tenido un contratiempo temporal y no puede hacer sus pagos.

Indulgencia de morosidad

Esta solución es similar al aplazamiento. El prestamista acepta reducir o suspender totalmente los pagos mensuales. Los períodos de indulgencia suelen ser más cortos que los de aplazamiento. El prestamista suele conceder la indulgencia de morosidad si se pone en contacto con él en el momento en que experimenta las primeras dificultades financieras. Si cree que no va a poder realizar sus pagos, solicite la indulgencia de morosidad ANTES de retrasarse.

Este tipo de alivio de la deuda es típico para los préstamos estudiantiles y las hipotecas. A diferencia del aplazamiento, los cargos por intereses casi siempre se acumulan, incluso en el caso de los préstamos estudiantiles federales subvencionados. Sin embargo, suele ser más fácil reunir los requisitos para la indulgencia. Esto también puede funcionar para otros tipos de deuda, incluidas las tarjetas de crédito.

Refinanciación

Mientras que el aplazamiento y la indulgencia de morosidad modifican el calendario de pagos durante un periodo de tiempo, la refinanciación cambia permanentemente el préstamo. El objetivo es reducir el tipo de interés aplicado a su deuda. También puede proporcionar otros beneficios, como pagos mensuales más bajos.

La reducción del tipo de interés le permite ahorrar dinero a lo largo del plazo.

  • Puede refinanciar hipotecas, préstamos para automóviles y préstamos privados para estudiantes. Puede optar a un nuevo tipo de interés en función de su puntaje de crédito. Si refinancia una hipoteca, puede volver a pagar los costos de cierre.
  • No existe un programa federal para refinanciar los préstamos estudiantiles; debe recurrir a un prestamista privado.
  • Si baja el tipo de interés de una tarjeta de crédito, se conoce simplemente como negociación del tipo de interés.

La refinanciación sólo es la opción adecuada cuando puede optar a un tipo de interés más bajo. Esto significa que necesita un mejor puntaje de crédito que cuando solicitó el préstamo. Además, tenga en cuenta que hay otros factores que pueden afectar a su tipo de interés. Por ejemplo, en una economía fuerte, la Reserva Federal sube las tasas. Esto hace que la refinanciación sea menos beneficiosa.

Modificación del préstamo

Al igual que la refinanciación, la modificación cambia permanentemente los términos de un acuerdo de préstamo. Mientras que la refinanciación reduce el tipo de interés, una modificación puede cambiar el importe principal o la duración del plazo. También se puede pasar de un tipo de interés variable a uno fijo. En la mayoría de los casos, lo modifica para que se ajuste a sus necesidades o para obtener pagos más bajos.

Las hipotecas son los tipos de préstamos que más comúnmente pueden modificarse. Si su casa vale menos que el saldo restante de la hipoteca, la modificación ajusta el capital al valor de la propiedad. Las modificaciones fueron comunes durante la crisis hipotecaria de 2008. Sin embargo, a partir del 1 de enero de 2017, el programa de modificación subvencionado por el gobierno federal (HAMP, por sus siglas en inglés) terminó. Esto significa que las modificaciones son menos comunes ahora.

Préstamos de consolidación

Los préstamos de consolidación de deudas le permiten consolidar la deuda por su cuenta. Usted reúne varias deudas en un solo pago mensual al menor tipo de interés posible. Pide un nuevo préstamo por un importe lo suficientemente grande como para pagar sus deudas actuales. De este modo, sólo queda por pagar la nueva cuenta.

Al igual que la refinanciación, el éxito de la consolidación suele depender de su puntaje de crédito. Debe cumplir los requisitos para obtener un préstamo que le proporcione un tipo de interés más bajo. De esta forma también puede reducir sus pagos mensuales.

Hay dos tipos:

  • Con un préstamo de consolidación personal se consolidan la mayoría de las deudas. Eso incluye las deudas de las tarjetas de crédito, las deudas médicas, las deudas de los préstamos de automóviles y las deudas fiscales del IRS.
  • La deuda estudiantil requiere préstamos de consolidación especiales.
    • Puede utilizar un Préstamo Federal Directo de Consolidación para consolidar los préstamos escolares federales. Sin embargo, esto no reduce su tasa de interés. El propósito es asegurarse de que todos sus préstamos federales son elegibles para los programas de pago y perdón de préstamos estudiantiles federales.
    • Si desea reducir las tasas, debe utilizar un préstamo privado de consolidación de deudas estudiantiles.

Condonación de la deuda

La verdadera condonación de préstamos (también llamada perdón de la deuda) borra la deuda sin sanciones. Una vez que cumpla con ciertos requisitos de elegibilidad, el prestamista perdona su deuda sin cargos añadidos o sanciones de crédito. Informan de la deuda como pagada en su totalidad a las agencias de crédito.

Como puede imaginar, esto es poco frecuente. El tipo de condonación más común se aplica a la deuda de préstamos estudiantiles federales. Pero hay que ser militar o ejercer una profesión de servicio público, como la enfermería o la enseñanza, para poder optar a ella.

También existe la condonación de la deuda tributaria. Sin embargo, debe demostrar que no es legalmente responsable de la deuda. Esto ocurre en los casos de Cónyuge Inocente. Usted demuestra que su cónyuge contrajo una deuda fiscal sin su conocimiento.

Acuerdos de reestructuración

Un acuerdo de reestructuración es un plan de pago que usted establece con un acreedor individual. Esta opción de alivio sólo se aplica a las tarjetas de crédito. Si se retrasa y quiere evitar una suspensión de pagos, el acreedor congelará su cuenta y establecerá un plan de pagos que pueda pagar.

En algunos casos, el acreedor “reajustará” su cuenta. Les dicen a las agencias de crédito que eliminen los pagos atrasados y pongan su cuenta al día. Esto elimina el daño crediticio causado por la falta de pagos.

Acuerdos de liquidación

Este tipo de alivio es similar a un programa de liquidación de deudas porque usted liquida la deuda por menos de lo que debe. Sin embargo, un programa de liquidación maneja múltiples deudas a la vez a través de una compañía de liquidación. Usted negocia los acuerdos de liquidación por su cuenta con los acreedores o cobradores individualmente.

Hay dos formas de establecer acuerdos de liquidación individuales:

  1. Usted envía una oferta de acuerdo a un cobrador y éste la acepta.
  2. Usted recibe una oferta de acuerdo de un cobrador y negocia un acuerdo.

Renuncia voluntaria

La renuncia voluntaria consiste en renunciar a la propiedad vinculada a un préstamo. De este modo, usted se libera del acuerdo. El término “renuncia voluntaria” se refiere específicamente a la entrega de un vehículo para salir de un préstamo para automóviles. También se llama recuperación voluntaria.

También hay una opción de renuncia voluntaria que puede utilizar para evitar la ejecución hipotecaria de su vivienda. Se llama escritura en lugar de ejecución hipotecaria. Esta fue una opción de ayuda común para los propietarios de viviendas durante la crisis hipotecaria de 2008. Muchos prestamistas ofrecían programas de “dinero por llaves” que permitían a los propietarios de viviendas evitar la ejecución hipotecaria y lograr una salida limpia.

Tenga en cuenta que la renuncia voluntaria no significa que evitará el daño crediticio. Sigue sin cumplir con su obligación de pagar el préstamo, por lo que perjudicará su crédito.

También puede enfrentarse a juicios de deficiencia. La renuncia voluntaria permite al prestamista vender la propiedad para cubrir sus pérdidas. Pero si la venta no cubre la totalidad del saldo, el prestamista tiene derecho a demandarlo por la diferencia.

Bancarrota

Cuando se trata de aliviar la deuda, la última opción es la bancarrota. La bancarrota proporciona un alivio mediante la descarga de la mayor parte (no siempre toda) de su deuda. La bancarrota del capítulo 7 suele ser la opción más rápida. Liquida todos los activos disponibles, por lo que puede tener una salida de la deuda limpia rápidamente. La bancarrota del capítulo 13 establece un plan de pagos para devolver al menos una parte de lo que debe antes de la descarga final.
Back to top

La mejor opción de alivio para cada tipo de deuda

Alivio de la deuda de tarjeta de crédito

Hay una amplia gama de opciones disponibles si necesita alivio de deuda de la tarjeta de crédito. La mayoría de estas opciones son voluntarias y muy flexibles. Por lo tanto, si las soluciones en las que actúa por su cuenta no funcionan, todavía puede obtener ayuda profesional a través de varios programas de alivio de deudas.

Opciones de alivio por cuenta propia Servicios de alivio Servicios de alivio
Indulgencia Programa de consolidación de deudas
Negociación del tipo de interés Programas de liquidación de deudas
Transferencias de saldo (consolidación de créditos)
Préstamo de consolidación personal
Acuerdos de reestructuración
Acuerdo de liquidación

Opciones de alivio de la deuda crediticia

La mayoría de los usuarios de crédito suelen optar primero por las soluciones que pueden realizar por su propia cuenta. Sin embargo, los saldos elevados pueden hacer que sea imposible salir de la deuda por uno mismo. La mayoría de las personas acaban necesitando ayuda profesional. Hay dos servicios que puede utilizar:

  • Si la mayoría de sus cuentas están al día y no quiere dañar su crédito, llame a una agencia de consejería de crédito al consumidor
    • Estas agencias llevan a cabo programas de manejo de deudas, que son programas de consolidación diseñados para eliminar la deuda no asegurada.
  • Si ya se ha retrasado y la mayoría de sus deudas están en fase de cobro, llame a una compañía de liquidación.

Opciones de alivio de deudas

Hay muchas opciones de alivio de deudas, dos de las cuales son los programas de manejo de deudas y los planes de liquidación de deudas. Un error común es pensar que son la misma cosa.

Pero en realidad son dos tipos de soluciones muy diferentes.

Programas de manejo de deudas

Un programa de manejo de deudas, o DMP, por sus siglas en inglés, es la opción de alivio en la que usted paga su saldo principal en su totalidad, pero sus tasas se reducen o incluso se eliminan.

Sólo tiene que hacer un pago al mes, en lugar de varios. Y su puntaje de crédito se mantiene intacto e incluso puede mejorar mientras está en el programa.

La clave del éxito de un programa de manejo de deudas es que se destina más dinero a eliminar el saldo principal y se acaban los altos intereses.

En comparación, con un programa de liquidación de deudas, usted no devuelve todo lo que debe.

Programas de liquidación de deudas

Un especialista en liquidación de deudas negocia con sus acreedores con el objetivo de conseguir que firmen una oferta de liquidación, en la que aceptan reducir su capital para que sólo pague una parte del importe original.

Una vez que aceptan la liquidación de la deuda, el acreedor recibe el dinero de lo que usted ha reservado en una “cuenta de ahorro del programa”.

Después de completar un programa de liquidación de deudas, disfrutará de la libertad de la deuda, pero puede tomar de unos meses a unos años para reconstruir su calificación crediticia, dependiendo de su situación particular.

Para saber qué opción es mejor para usted, rellene nuestro formulario o, mejor aún, llámenos ahora. Lo ayudaremos a encontrar la mejor solución para su situación, de forma gratuita. Estamos calificados como A-plus por el Better Business Bureau y hemos ayudado a miles de personas a ser financieramente estables.

Así que, no luche más, llámenos. Cuando la vida pasa, estamos aquí para usted.

Vale la pena señalar que las soluciones para las deudas de tarjetas de crédito también se aplican a otras deudas no aseguradas. Usted puede utilizar la misma solución para resolver la deuda médica, préstamos personales no asegurados, y los préstamos de día de pago.

Si prueba todas estas soluciones y sigue sin poder salir de la deuda, es el momento de declararse en bancarrota. Las deudas no aseguradas son bastante fáciles de liquidar a través de la bancarrota. Por lo tanto, si tiene muchas deudas no aseguradas y necesita una salida limpia, la bancarrota puede ser el camino a seguir.

¿Su calificación crediticia le está frenando? Averigüe cómo solucionarlo.

Obtenga respuestasCall To Action Link

Alivio de la deuda de los préstamos estudiantiles

Existe una amplia gama de métodos para el alivio de los préstamos estudiantiles. La mejor opción suele depender del tipo de deuda estudiantil que posea: federal o privada.

Opciones de alivio para los préstamos estudiantiles federales que no afectan la elegibilidad para otros programas de alivio federales:

  • Aplazamiento
  • Indulgencia de morosidad
  • Aplazamiento de pago
  • Préstamo federal de consolidación directa
  • Planes de pago federales
  • Condonación de préstamos para el servicio público

Opciones de alivio de los préstamos estudiantiles privados:

  • Refinanciación de préstamos estudiantiles
  • Refinanciación privada de préstamos estudiantiles

Es importante tener en cuenta que puede utilizar la refinanciación privada para los préstamos estudiantiles federales. Sin embargo, convierte la deuda federal en privada y de esta manera pierde toda la elegibilidad para el alivio federal de ahí en adelante.

Además, descargar los préstamos estudiantiles a través de la bancarrota no es tan fácil como otros tipos de deuda. Para descargarlas, usted debe demostrar que no descargar esas deudas le causará dificultades financieras continuas. Es posible descargar estas deudas a través de la bancarrota. Pero necesitará un buen abogado para obtener los resultados que desea.

¿Necesita encontrar alivio a la deuda de préstamos estudiantiles? Hable con un especialista ahora para encontrar la solución adecuada.

EmpezarCall To Action Link

Alivio de la deuda tributaria

Encontrar la opción de alivio adecuada para la deuda tributaria es fundamental. El IRS también tiene amplios poderes de cobro que no requieren órdenes judiciales. Pueden embargar su salario, interceptar su reembolso de impuestos, colocar gravámenes sobre su propiedad, y embargar las cuentas bancarias (todo ello sin demandarlo en un tribunal civil). Si tiene una deuda fiscal, necesita encontrar una solución rápidamente.

Las estrategias de alivio de la deuda tributaria suelen tener nombres especiales para cada programa:

  • Aplazamiento = estado actualmente no cobrable (CNC, por sus siglas en inglés)
  • Consolidación / Plan de pago = Acuerdo de pago a plazos (IA, por sus siglas en inglés)
  • Acuerdo de liquidación = Oferta de Compromiso (OIC, por sus siglas en inglés)
  • Negociación del tipo de interés = Reducción de la multa

La disminución de la pena por lo general va de la mano con otros métodos. Las tasas de penalización del IRS pueden llegar hasta el 25%, dependiendo de las sanciones en las que se incurra. Ese tipo de interés alto se acumula rápidamente, haciendo que su deuda crezca igual de rápido. La clave para salir de la deuda de impuestos es reducir esas sanciones tanto como sea posible. Para ello es necesario contar con la ayuda de un experto fiscal certificado o CPA.

¿Debe mucho al IRS y teme no ponerse al día? Eche un vistazo a nuestras soluciones.

Obtenga ayuda ahoraCall To Action Link

Alivio de la deuda hipotecaria

Los problemas con las deudas hipotecarias no sólo afectan a su crédito y a sus finanzas, también pueden tener un impacto muy real en su vida. La ejecución hipotecaria podría significar que se vea obligado a desarraigar a su familia y a luchar por encontrar una vivienda. La buena noticia es que hay muchos caminos disponibles para los propietarios de viviendas que están luchando por mantenerse al día con sus pagos. Tiene dos caminos que puede tomar. El primero es evitar la ejecución hipotecaria por completo. El segundo camino es realizar una salida rápida y elegante cuando no se puede evitar la ejecución hipotecaria.

Opciones de alivio que evitan la ejecución hipotecaria:

  • Indulgencia de morosidad
  • Refinanciación
  • Acuerdo de reestructuración
  • Modificación del préstamo

Opciones de ayuda para una salida rápida:

  • Escritura en lugar de ejecución hipotecaria
  • Escritura por arrendamiento
  • Venta al descubierto

La escritura por arrendamiento es similar a la escritura en lugar de la ejecución hipotecaria. La diferencia es que usted se queda en la casa como inquilino. Esta es una buena opción si tiene hijos en la escuela que necesitan terminar un semestre antes de mudarse. En ambos casos, usted entrega voluntariamente la propiedad.

Una venta al descubierto también puede ser una buena opción para una salida rápida. Usted vende la casa por menos del saldo restante que debe en la hipoteca. El prestamista hipotecario asume una pérdida por la venta. Si el prestamista aprueba la venta al descubierto antes de que usted la realice, se denomina venta al descubierto aprobada. Pero incluso si aprueban la venta al descubierto, se reservan el derecho de obtener una sentencia por deficiencia.

Es importante tener en cuenta que cualquier entrega voluntaria o venta al descubierto causará el mismo daño crediticio que una ejecución hipotecaria. La ejecución hipotecaria crea un elemento negativo de 7 años en su reporte de crédito. Sin embargo, las ventas al descubierto y el pago en efectivo por las llaves conllevan la misma penalidad de 7 años.

Alivio de deuda de los préstamos para automóviles

Los préstamos para automóviles no suelen ser la deuda que causa dificultades financieras. Pero si tiene problemas con otros tipos de deuda, puede tener problemas para mantenerse al día con los pagos. En este caso, puede utilizar:

  1. Indulgencia
  2. Refinanciación
  3. Consolidación de préstamos para automóviles
  4. Entrega voluntaria del vehículo

Las tres primeras opciones no perjudicarán su crédito, pero la última sí. Equivale a un embargo.

Alivio de la deuda de los préstamos de día de pago

Si tiene problemas con los préstamos de día de pago, la liquidación de deudas suele ser la mejor opción. Estas deudas tienen tasas del 300% o más. Los gastos de financiación se acumulan rápidamente. Usted querrá salir de la deuda por un porcentaje de lo que dicen que debe.

Dicho esto, si tiene algunos préstamos de día de pago, pero la mayor parte de sus problemas de deuda provienen de las tarjetas de crédito, puede incluir los préstamos de día de pago en un programa de manejo de deudas. Esto consolidará los préstamos de día de pago con sus otras deudas no aseguradas. De este modo, podrá poner fin a todas esas transferencias de débito directo que están agotando sus cuentas y provocando comisiones adicionales.

Por otro lado, si la mayor parte de sus problemas son los préstamos de día de pago, utilice un programa de liquidación de deudas.

Alivio de la deuda médica

Los gastos médicos de bolsillo que no se pagan se convierten en cobros de deudas médicas. Es posible que ni siquiera sea consciente de que debe algo hasta que reciba avisos de cobro. Esto puede ocurrir cuando tiene lagunas en el seguro y otros problemas de cobertura. Estos problemas son la razón por la que los cobros de deudas médicas son ahora una de las principales causas de bancarrota en los Estados Unidos.

Si tiene deudas médicas en proceso de cobro, la liquidación de la deuda suele ser la mejor opción. Puede llegar a un acuerdo con la agencia de cobros o volver al proveedor de servicios original. En algunos casos, el proveedor de servicios puede estar dispuesto a ayudarle a establecer un plan de pago. Si es así, cancelarán la cuenta de cobro.

Las facturas médicas también pueden incluirse en un programa de manejo de deudas, pero sólo si también tiene deudas de tarjetas de crédito que consolidar. No puede utilizar un programa de manejo de deudas únicamente para consolidar la deuda médica. Pero las agencias de consejería de crédito pueden estar dispuestas a ayudar con los cobros médicos si usted ya tiene previsto inscribirse en un programa.

Aun así, tenga en cuenta que los cobros médicos no tienen cargos por intereses. Usted pierde uno de los principales beneficios de un programa de consolidación porque no hay una tasa que reducir. Por eso la liquidación de deudas suele ser la mejor opción. Lo único que necesita es salir de la deuda rápidamente por la menor cantidad de dinero posible.

Back to top

Comparación directa de los métodos de alivio de deudas

Después de conocer todas las formas diferentes de deshacerse de su deuda, puede reducir sus opciones. Eche un vistazo a estas comparaciones directas para que le ayuden a decidir:

Consolidación de deudas vs. Liquidación de deudas

Es posible que vea que la consolidación de deudas y la liquidación de deudas se anuncian como si fueran lo mismo. Lea esto para conocer las diferencias y evitar ser engañado.

Manejo de deudas vs. Liquidación de deudas

No siempre es obvio que el manejo de deudas y la liquidación de deudas son dos métodos muy diferentes de alivio de deudas. Conozca las diferencias antes de elegir.

Consolidación de deudas vs. Bancarrota

Descubra cómo la consolidación de deudas afecta a sus finanzas de forma diferente a la bancarrota y obtenga ayuda para elegir la mejor solución de alivio de la deuda para usted.

Liquidación de deudas vs. Bancarrota

¿No está seguro si utilizar la liquidación de deudas o la bancarrota para deshacerse de su deuda? Revise en qué se parecen y en qué se diferencian, además de las ventajas y desventajas de cada una.

5 consejos para encontrar una compañía de alivio de deudas confiable

Consejo Nº 1: Compruebe el BBB

Todas las empresas de alivio de deuda deben ser calificadas por el Better Business Bureau (BBB, por sus siglas en inglés). Usted debería trabajar con una compañía que esté calificada por el BBB, preferiblemente con una calificación A o A+ que se haya mantenido durante varios años.

Cuando visite la página del BBB para comprobar la calificación de una compañía, no se limite a comprobar la letra de la calificación. Compruebe cuántas quejas tienen y cómo se han gestionado esas quejas. Tenga en cuenta que es casi seguro que cualquier empresa tendrá al menos una o dos malas experiencias de clientes. Pero lo que importa es cómo manejan esas experiencias. Usted querrá saber que, si las cosas van mal, la compañía hará todo lo posible para repararlo.

Además, compruebe que la compañía no está vinculada a ninguna organización que sea objeto de una demanda colectiva por parte de la oficina del Fiscal General del Estado. Las demandas colectivas son una mala señal.

Consejo Nº 2: Pregunte en Internet

Hay formas buenas y malas de usar Internet para verificar las compañías de alivio de deuda. La mala es simplemente ir al sitio web de la compañía y confiar en lo que le dicen. La buena es ir a sitios de reseñas de terceros independientes para obtener la verdadera información. La mayoría de las compañías seleccionan los mejores testimonios de sus clientes para su sitio web. No le mostrarán nada malo.

En su lugar, acuda a sitios web como:

  1. Consumer Reports [ING]
  2. Ripoff Report [ING]
  3. Trustpilot [ING]

Busque sitios que digan específicamente que son independientes. Evite los sitios web de reseñas que aceptan una compensación para eliminar las reseñas negativas. Básicamente, hacen reseñas positivas de las personas que les pagan y negativas de las que no lo hacen. Eso no es un reflejo exacto del servicio que puede esperar.

Consejo Nº 3: Asegúrese de que la empresa está acreditada

A menudo, los proveedores de servicios de alivio de deudas están acreditados por una asociación comercial o aprobados por una agencia gubernamental. Ambas son buenas señales de que una empresa tiene buena reputación.

Las asociaciones comerciales son cooperativas de negocios dentro de una determinada industria. Una empresa debe mantener un alto nivel ético para ser miembro de la asociación. Las agencias de consejería de crédito pueden pertenecer a la National Foundation for Credit Counseling o a la Association of Certified Debt Management Professionals. Las compañías de liquidación de deudas cuentan con el American Fair Credit Council. Estas asociaciones significan que la empresa debe cumplir con un estándar ético mínimo. Puede tener la tranquilidad de que la compañía le proporcionará el servicio que afirma.

La aprobación del gobierno también es un buen indicador de una compañía de buena reputación. Por ejemplo, si necesita un alivio de deuda hipotecaria, busque una agencia de consejería en materia de vivienda aprobada por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD, por sus siglas en inglés). La aprobación del HUD significa que los consejeros de vivienda reciben una formación especial y deben cumplir ciertas normas.

Consejo Nº 4: Desconfíe de las empresas que cobran honorarios por adelantado

Casi cualquier opción de alivio que utilice tendrá un costo. Incluso si obtiene un préstamo para consolidar la deuda, deberá pagar tasas para establecerlo; luego pagará los intereses del nuevo préstamo. Por lo tanto, si trabaja con una empresa de alivio de la deuda, es razonable esperar que haya algunos honorarios.

Lo que hay que evitar son los cargos por adelantado que no vienen con una garantía de devolución del dinero. Si una empresa quiere cobrar honorarios exorbitantes para establecer un programa sin una garantía, pueden tomar su dinero y desaparecer.

Una empresa no debería cobrar ninguna cuota por adelantado hasta que realice al menos una parte de su servicio O debería ofrecer una garantía de devolución del dinero. Si tiene que pagar por adelantado y tener fe en que harán lo que dicen, aléjese.

Consejo Nº 5: Tenga una idea clara de su consulta inicial

La mayoría de los servicios de alivio de la deuda ofrecen consultas gratuitas. De esta manera, pueden evaluar su deuda, su crédito y sus finanzas para ver si pueden ayudarlo. Pero además de averiguar si usted es elegible, utilice estas consultas para obtener una lectura de las compañías con las que se pone en contacto.

Asegúrese de que se siente cómodo y confiado después de la consulta. Si le dejan con más preguntas que respuestas, o tiene la sensación de que algo va mal, no siga adelante. Confíe en su instinto y trabaje sólo con alguien que le genere confianza.

Y tenga siempre presente que estas consultas son gratuitas y sin compromiso. Por lo tanto, aunque el representante lo presione para que se inscriba inmediatamente, no es necesario que lo haga. Puede agradecerles su tiempo, colgar y tomarse el tiempo necesario para considerar lo que quiere hacer. Nunca debe sentirse apurado o presionado para tomar una decisión.

Back to top

Programas gubernamentales de alivio de deudas

Hay veces que el gobierno federal interviene para ayudar a los consumidores con un tipo específico de deuda. Estos programas suelen tener una duración limitada. El Congreso los establecerá durante una crisis y continuará renovándolos hasta que los consumidores se recuperen. Muchos de los programas que se describen a continuación se iniciaron tras la crisis inmobiliaria de 2008 y la Gran Recesión de 2009.

Planes federales de pago de préstamos estudiantiles

El gobierno ofrece ocho planes diferentes que facilitan o hacen más eficiente el pago de la deuda de los préstamos estudiantiles federales.

Hay dos planes para los prestatarios que quieren salir de la deuda lo más rápido posible:

  1. Plan de pago estándar
  2. Plan de pago gradual

Los otros siete planes de pago ayudan a los prestatarios que tienen problemas para hacer los pagos:

  1. Plan de pago ampliado
  2. Pago basado en los ingresos (IBR, por sus siglas en inglés)
  3. Pago contingente a los ingresos (ICR, por sus siglas en inglés)
  4. Pago en función de los ingresos
  5. Pago en función de lo que gana (PAYE, por sus siglas en inglés)
  6. Pago revisado en función de lo que gana (RePayE, por sus siglas en inglés)

Estos programas consolidan los préstamos estudiantiles federales elegibles en un solo pago mensual. Si tiene préstamos federales que no califican para estos programas, utilice un préstamo de Consolidación Federal Directo. Esto ayuda a asegurar que todos sus préstamos federales son elegibles para el alivio de la deuda.

Y si eso parece un número abrumador de opciones, entonces sea paciente. Por ahora, pida a su administrador de préstamos estudiantiles federales más información sobre qué planes son los adecuados para usted.

Condonación de Préstamos del Servicio Público (PSLF, por sus siglas en inglés)

Este programa ofrece la condonación de préstamos estudiantiles sin multas a las personas que trabajan en el servicio público. Este programa comenzó bajo el presidente Bush, pero fue revisado por el presidente Obama para que más personas pudieran calificar. Por eso algunas personas creen que se llama Obama Student Loan Forgiveness.

Para utilizar este programa, primero debe inscribirse en un plan de pago basado en las dificultades, es decir, un plan ICR, IBR, PayE o RePayE. A continuación, debe realizar los pagos durante 10 años mientras trabaja en una profesión de servicio público aprobada. A continuación, el gobierno perdona los saldos restantes sin penalizaciones.

El Departamento de Educación revisó sus normas de certificación de empleo para hacer retroceder la expansión de la era Obama. Han hablado de hacer cargos aún mayores al programa, lo que podría limitar la cantidad de deuda perdonada o quién puede calificar. Si cree que puede calificar, ¡comience a trabajar ahora!

Programa Fresh Start (también conocido como Iniciativa Fresh Start) para el alivio de impuestos del IRS

En 2013, el IRS creó el Programa Fresh Start. Su propósito era facilitar a los contribuyentes que se habían atrasado en sus impuestos. Esto proporciona un alivio inmenso ya que detiene cosas como los embargos de impuestos y el embargo de salarios.

Esto es lo que establece la ley:

  • Fresh Start aumenta la cantidad de la deuda requerida para desencadenar un Aviso de Embargo de Impuestos Federales. Ahora, si debe menos de 110,000, no tiene que preocuparse por los embargos.
  • Fresh Start también ha facilitado la presentación de un acuerdo de pago a plazos si debe menos de 150,000. Puede utilizar la solicitud en línea simplificada y omitir la declaración financiera completa que normalmente se requiere para establecer un IA.
  • Fresh Start también ha ampliado y mejorado el acceso a la Oferta de Compromiso (OIC, por sus siglas en inglés). El IRS es más relajado en la evaluación de la capacidad de los contribuyentes para devolver los impuestos atrasados. Ahora es más fácil calificar para una OIC.

Programa de Refinanciación Asequible de Viviendas (HARP, por sus siglas en inglés)

Tras la crisis hipotecaria de 2008, la Agencia Federal de Financiación de la Vivienda (FHFA, por sus siglas en inglés) autorizó dos programas para ayudar a los propietarios de viviendas: HARP y HAMP. HARP ayuda a los propietarios de viviendas que necesitaban refinanciar su hipoteca. Muchos propietarios de viviendas estaban atrapados en hipotecas de tasa ajustable al comienzo de la crisis. El cambio a un tipo de interés fijo, especialmente con los bajos tipos disponibles durante la recesión, supuso un alivio.

El Congreso ha prorrogado el programa HARP en varias ocasiones. La prórroga más reciente dura hasta finales de diciembre de 2018. A través de HARP, usted puede:

  • Obtener un tipo de interés más bajo, lo que también reduciría sus pagos mensuales.
  • Obtener un plazo más corto, para poder salir de la deuda antes.
  • Pasar de una hipoteca de tipo variable a una de tipo fijo.

HARP ofrece otras ventajas sobre la refinanciación tradicional a través de un prestamista privado. Puede refinanciar incluso cuando debe más de lo que vale la casa. También tiene menos gastos, no hay tasación y no hay suscripción. Por lo tanto, es más fácil calificar con menos papeleo y menores costos.

Cada vez que el Congreso renueva el HARP, juran que es la última vez que lo renuevan. Si cree que puede calificar, solicite antes del 31 de diciembre de 2018. De lo contrario, podría perderse.

La Ley de Alivio de la Deuda Hipotecaria de 2007 se extiende hasta 2018

El nombre de este programa suele confundir a la gente. Piensan que hay un programa en el que el gobierno perdona la deuda hipotecaria. Pero eso no es lo que hace el programa. En cambio, asegura que la deuda cancelada por un prestamista hipotecario en la venta de una residencia principal no está sujeta a impuestos.

Básicamente, esta ley está diseñada para evitar que la gente se vea obligada a pagar impuestos después de una venta al descubierto. Cuando una parte de su deuda es cancelada por un prestamista, por lo general debe pagar impuestos sobre la renta de la parte cancelada. La única forma de evitar el pago de impuestos es solicitar la exclusión fiscal.

En la época de la crisis hipotecaria, el Congreso creó la Ley de Condonación de la Deuda Hipotecaria de 2007. Esta ley califica automáticamente a los propietarios de viviendas para la exclusión del impuesto sobre la renta si han cancelado la deuda hipotecaria de su residencia principal.

Por ejemplo, supongamos que tiene una venta al descubierto de su casa. Usted vende la casa por $50,000 menos que el saldo restante de su hipoteca. En circunstancias normales, esos $50,000 se tratarían como ingresos imponibles. Pero, siempre que rellene el formulario 1099-C y la cantidad perdonada sea inferior a $2 millones, podrá acogerse a la exclusión.

El programa también se ha prorrogado hasta 2018. Todavía no se sabe si se ampliará de nuevo para 2022.

¿Existe un programa gubernamental para la condonación de deudas de tarjetas de crédito?

No. El gobierno no tiene ningún programa de alivio que perdone o pague la deuda de la tarjeta de crédito del consumidor. Sin embargo, hay varias formas en que el gobierno regula los programas de alivio de la tarjeta de crédito:

  1. La Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) regula a las compañías de alivio de deudas para asegurarse de que proporcionan los servicios tal y como se anuncian.
  2. El gobierno creó la Prohibición de Cargos Anticipados para asegurar que los consumidores reciban ayuda antes de pagar los cargos.
  3. La FTC también supervisa a las agencias de consejería de crédito al consumidor sin ánimo de lucro que ofrecen programas de manejo de deudas.

A las agencias de consejería de crédito sin ánimo de lucro se les concede el estatus 501c(3). Pero para poder calificar, deben proporcionar ayuda imparcial. En otras palabras, un consejero de crédito al consumidor debe revisar todos los caminos posibles hacia el alivio de la deuda durante una consulta. Sólo pueden recomendar una solución si es la mejor opción para su situación financiera particular. Esto le permite obtener la consejería de un experto sin verse abocado a un programa de manejo de deudas.

Estas agencias se financian con dinero de subvenciones para ofrecer un alivio de bajo costo a los consumidores. Así es como las agencias de consejería de crédito mantienen bajas las tarifas de los programas de manejo de deudas. Sin embargo, las subvenciones que reciben estas agencias no son subvenciones federales. Son subvenciones privadas de los emisores de tarjetas de crédito.

Back to top

¿Cómo afecta el alivio de deudas a su crédito?

El efecto del alivio de deuda en su puntaje de crédito depende de la opción que utilice. Cualquier solución que devuelva todo lo que pidió prestado debería tener un impacto neutro o positivo en su crédito. La reducción de los intereses o la eliminación de las comisiones no perjudican el crédito. Por otro lado, cualquier solución que lo saque de la deuda por menos de la cantidad total adeudada daña su puntaje de crédito.

La refinanciación no dañará su crédito siempre que realice todos los pagos según lo previsto. Lo mismo ocurre con una consolidación o un préstamo modificado. Negociar una tasa más baja en una tarjeta de crédito tampoco tendrá ningún efecto negativo en su crédito. El aplazamiento y la indulgencia de morosidad tampoco perjudican su crédito, ya que el acreedor se compromete a modificar su calendario de pagos.

El impacto de los acuerdos de reestructuración y de los programas de manejo de deudas de las tarjetas de crédito suele ser neutro o positivo. Estas soluciones le ayudan a evitar la falta de pago y a construir un historial crediticio positivo. La mayoría de los usuarios de crédito no ven ningún daño a su crédito utilizando estas soluciones. Sin embargo, estos métodos cerrarán las cuentas. Esto puede tener un ligero efecto negativo en su crédito, pero el daño suele ser nominal.

Las soluciones como la liquidación de deudas, las ventas al descubierto y la renuncia voluntaria dañan su crédito. Usted incurre en una observación negativa de siete años en su reporte de crédito para cada uno de ellos. La ejecución hipotecaria y la bancarrota según el Capítulo 13 también conllevan una penalización crediticia de siete años. La bancarrota del capítulo 7 tiene una penalización de 10 años.

Back to top

Malas ideas para el alivio de deudas

Podría pensar que cosas como la liquidación y la bancarrota son malas ideas para el alivio de la deuda. Pero, aunque estas soluciones pueden dañar su crédito, siguen siendo estrategias viables para encontrar alivio. Cuando usted se declara en bancarrota, tiene una salida limpia de la deuda, por lo que puede avanzar de manera positiva.

Por otro lado, hay varias opciones que colocan a las personas en una posición financiera más débil que cuando empezaron. Estas soluciones aumentan su riesgo financiero o perjudican su patrimonio. Aunque acaben con su deuda, lo dejan peor que antes. En la medida de lo posible, conviene evitar estas soluciones.

Aprovechar el capital de la vivienda

Los préstamos sobre el capital de la vivienda, las líneas de crédito sobre el capital de la vivienda (HELOC, por sus siglas en inglés) y la refinanciación en efectivo utilizan el capital de la vivienda para aliviar la deuda [ING]. Básicamente, se pide un préstamo sobre el capital de la vivienda para pagar la deuda. Esto puede parecer una buena solución, especialmente si tiene un puntaje de crédito bajo. Es más fácil obtener un tipo de interés bajo cuando el préstamo está asegurado con la vivienda como garantía.

Pero esto aumenta significativamente su riesgo financiero. Si incumple cualquiera de estas opciones, se arriesga a una ejecución hipotecaria. Podría perder su activo más valioso y el lugar al que llama hogar.

En general, es preferible dejar el valor de la vivienda en paz. Suele ser el mayor activo que tiene para crear un patrimonio neto. Cuando pide un préstamo contra el patrimonio neto, convierte un activo en un pasivo. (Literalmente, el patrimonio neto se calcula sumando el total de activos menos el total de pasivos, es decir, sus deudas). Eso será un problema cuando vaya a abrir un nuevo préstamo porque su relación entre activos y pasivos no estará donde necesita. Por tanto, su solución para evitar perjudicar su capacidad de préstamo puede, en realidad, dificultar su obtención.

Utilizar los fondos de la jubilación

No recomendamos recurrir a su 401(k) o IRA para pagar una deuda. Pierde los fondos que saca, así como el crecimiento que habría disfrutado de esos fondos. Puede retrasar su jubilación durante años o incluso décadas.

Además de agotar sus fondos de jubilación, puede enfrentarse a penalizaciones por retiros anticipados si saca dinero antes de los 59½ años en una 401(k) o una IRA tradicional. Las penalizaciones por retiros anticipados son del 10% del dinero que retira. Además, es posible que tenga que pagar impuestos por el dinero que retire, ya que se considera una renta imponible. Estas penalizaciones e impuestos no se aplican a una cuenta IRA Roth.

Aun así, no hay que subestimar la cantidad de tiempo y ahorros que se pierden al realizar un retiro anticipado. Podría verse obligado a retrasar su jubilación o a trabajar a tiempo parcial durante la misma si agota los fondos ahora.

No ponga en riesgo sus finanzas para encontrar un alivio para sus deudas. Deje que Debt.com lo ponga en contacto con la mejor solución para sus necesidades.

Encuentre alivio ahoraCall To Action Link
Back to top

Artículo modificado por última vez el mayo 20, 2022. Publicado por Debt.com, LLC