La compra de una casa es uno de los muchos momentos definitorios en la vida de una persona. También es un proceso a menudo plagado de confusión. Viendo que hay tantas etapas en el proceso de compra de una casa, es fácil perderse en los detalles. Por esta razón, una de las primeras cosas que debe hacer es entender bien las hipotecas y cómo funcionará la financiación de su casa.

Si no investiga, podría terminar encerrado en una hipoteca con condiciones desfavorables o con una deuda abrumadora. Para ayudarlo a evitar esto, hemos reunido información útil sobre las hipotecas.

Aquí tiene un simple desglose de lo que es una hipoteca, los tipos de hipotecas que hay y cómo conseguir una propia.

¿Qué es una hipoteca?

En términos sencillos, una hipoteca es un préstamo que se utiliza para financiar varios tipos de propiedad. Esto podría incluir una casa residencial o una propiedad comercial. Dado que la mayoría de la gente no tiene cientos de miles de dólares en efectivo para pagar una propiedad por adelantado, las hipotecas hacen posible comprarlas sin pagar la cantidad total de una vez.

Cómo funciona una hipoteca

Cuando se aprueba un préstamo hipotecario, se establece un acuerdo contractual con un prestamista. El prestamista le da un préstamo, proporcionando una cantidad fija para comprar una propiedad. La propiedad comprada se utiliza como garantía para asegurar el préstamo. A su vez, los prestamistas esperan que usted cumpla con su parte del acuerdo, la cual esbozan en la letra pequeña del acuerdo de préstamo. La mayoría de las veces, incluirá un pago mensual de la hipoteca que comprende el capital (costo de la vivienda), los intereses, los impuestos sobre la propiedad y el seguro (PITI, por sus siglas en inglés).

Aquí hay un desglose de cada uno:

Capital

El capital de la hipoteca es el saldo que le queda en su préstamo hipotecario. Cuando se obtiene una hipoteca, el capital es el precio de compra de la casa, menos el pago inicial. Esto significa que si compra una casa a $100,000 y paga 20% al cierre, su capital será de $80,000.

Interés

Cuando los prestamistas le ofrecen financiación, no es gratis. Cobran intereses, es el costo de pedir prestado el dinero. El interés, que viene como un porcentaje anual, puede ser variable (cambia periódicamente) o fijo.

APR

Su tasa de pago anual o APR, por sus siglas en inglés, es el costo de un préstamo hipotecario más otros cargos como el seguro de la hipoteca, los cargos por originar el préstamo, los costos del corredor (si lo usa) y los costos de cierre si no los paga por adelantado.

Impuestos sobre la propiedad

Cuando un individuo o una corporación posee una propiedad, debe pagar impuestos sobre ella. El impuesto se basa normalmente en el valor de la casa y los gobiernos locales determinan cuánto paga. Los impuestos se utilizan para financiar cosas como el agua, la aplicación de la ley, la construcción de carreteras, y cualquier otra cosa que beneficie a la comunidad.

El seguro de los propietarios

Esta es una forma de seguro de propiedad que cubre cualquier daño o pérdida que ocurra en su residencia. También recibirá cobertura de responsabilidad civil en caso de accidentes.

Seguro de Hipoteca

El seguro hipotecario privado (PMI, por sus siglas en inglés) es una póliza de seguro que cubre a los prestamistas cuando los prestatarios incumplen sus préstamos. Normalmente se requiere en los préstamos respaldados por el gobierno y en los préstamos convencionales en los que el prestatario da un pago inicial de menos del 20%.

Con los préstamos de la Administración Federal de la Vivienda (FHA, por sus siglas en inglés), puede pedir prestado hasta 97% del monto de la propiedad, por lo que tendrá que hacer un pago inicial del 3% o más. Algunos programas de préstamos, como los préstamos del Departamento de Asuntos de Veteranos (VA, por sus siglas en inglés) para veteranos y miembros del servicio militar, le permiten pedir prestado hasta 100%, pero es probable que pague un interés relativamente alto y podría tardar más tiempo en acumular capital.

Si da menos del 20% de pago inicial, el PMI se agregará a sus pagos hasta que pague el 20% del valor de la casa. Así que, mientras que un pago inicial más bajo puede permitirle comprar una casa más rápido, tenga en cuenta que aumentará sus pagos mensuales por un tiempo.

Plazo de la hipoteca

Los períodos de pago de la hipoteca, conocidos como “plazos”, pueden variar entre 10 y 30 años. Los más comunes son los plazos de 15, 25 y 30 años. Aunque los plazos de préstamo más cortos significan pagos más altos, usted pagaría el préstamo más rápido y potencialmente ahorraría en APR e intereses.

Tipos de prestamistas hipotecarios

El prestamista que elija determinará los términos de su hipoteca y cuánto terminará pagando. Algunos tipos comunes de prestamistas incluyen:

  • Prestamistas tradicionales: Instituciones financieras como Bank of America, Chase Bank o Wells Fargo.
  • Prestamistas en línea: No tienen ubicaciones físicas, por lo tanto, facilitan la mayor parte del proceso hipotecario en línea.
  • Cooperativas de crédito: Instituciones financieras sin fines de lucro de propiedad de sus miembros que ofrecen hipotecas con tasas a veces más bajas.
  • Corredores hipotecarios: Intermediario entre el comprador y el prestamista que vende hipotecas para los prestamistas.
  • Prestamistas de dinero duro: Compañías privadas o individuos que prestan en sus propios términos.

Casi todos los prestamistas usan la propiedad como garantía del préstamo. Esto significa que si por alguna razón un comprador no paga su préstamo, el banco puede recuperar y revender la propiedad para salvar cualquier pérdida. El resultado final es que usted no es totalmente dueño de la casa hasta que pague todo el dinero prestado más los intereses.

Tipos de hipotecas

Saber qué tipos de préstamos hipotecarios hay antes de adquirir uno, es fundamental. No todos los préstamos son creados iguales, y lo verá una vez que busque. Los términos, las tasas de interés y los cargos varían de un préstamo a otro y de un prestamista a otro.

¿Cómo sabe qué es lo mejor para usted? Evalúe su situación financiera y decida a qué se puede comprometer a largo plazo. Aunque no puede predecir cuáles serán sus circunstancias futuras, pregúntese si todavía podrá manejar los pagos si surgen circunstancias imprevistas.

Convencional Vs. Respaldado por el gobierno

Hay dos tipos principales de préstamos hipotecarios: los convencionales y los asegurados por el gobierno. El primero no está asegurado por la Asociación Federal de la Vivienda (FHA, por sus siglas en inglés) o por el Departamento de Asuntos de Veteranos (VA, por sus siglas en inglés), mientras que el segundo sí lo está. Las principales diferencias entre los dos son los beneficios, las opciones de pago y las tasas de interés.

Convencional

El gobierno no respalda los préstamos convencionales, lo que significa que no pagarán al prestamista si un prestatario no cumple con su préstamo. Por lo tanto, se requiere que pague un seguro hipotecario privado cuando hace un depósito de menos de 20%. El seguro cubre al prestamista si ya no puede pagar el préstamo por cualquier razón.

Las características comunes de los préstamos convencionales son que requieren un puntaje de crédito más alto (620+) para una buena tasa de interés y tienen menos papeleo.

Los tipos de préstamos convencionales incluyen:

  • Hipoteca de tasa fija: Las hipotecas de tasa fija son ideales para las personas que quieren tener todo predecible y planean permanecer en su propiedad durante un período prolongado. Los pagos mensuales básicos de la hipoteca y las tasas de interés se mantienen iguales durante todo el plazo del préstamo, ya sea de 15, 20 o 30 años. Esto significa que cuando las tasas de interés suben y bajan, los montos de los pagos no se ven afectados. Tenga en cuenta que los pagos pueden aumentar o disminuir anualmente en función de los cambios en los impuestos sobre la propiedad.
  • Hipoteca de tasa ajustable (ARM, por sus siglas en inglés): Una hipoteca de tasa ajustable tiene una tasa de interés que se ajusta a intervalos fijos. La tasa de interés cambia en base a las condiciones económicas actuales. Cuando las tasas son bajas, una ARM puede ser beneficiosa, pero cuando las tasas aumentan, también lo hacen los pagos.
  • ARM híbrido: Estos préstamos comienzan con una tasa de interés fija baja, pero después de un período las tasas de interés cambian a intervalos anuales o a veces mensuales. Esto es favorable para los compradores de vivienda cuando las tasas de interés bajan, pero podría significar pagos más altos cuando suben.
  • Hipoteca de dos pasos: Este tipo de préstamo es como un ARM, excepto que la tasa de interés sólo se ajusta una vez. Después de eso, usted paga la misma tasa durante la vida del préstamo.
  • Hipoteca globo: El préstamo comienza con bajas o nulas tasas de interés, sin embargo, hacia el final del plazo del préstamo debe hacer un gran pago.
  • Préstamo puente: Algunas personas necesitan la financiación para comprar una nueva propiedad antes de vender la antigua. Los préstamos puente les ayudan a hacer esto consolidando la deuda de sus hipotecas antiguas y nuevas. Una vez que vende la antigua propiedad, paga su primera hipoteca y luego refinancia.

Segunda Hipoteca

Los productos de segunda hipoteca permiten a un propietario pedir un préstamo contra el capital acumulado en su casa. El capital es el valor de una casa menos el saldo restante de la hipoteca. Los productos de segunda hipoteca permiten acceder a ese capital.

  • Piggyback/Combination: Esto es esencialmente un segundo préstamo hipotecario asegurado con la misma garantía. Es ideal para personas que no tienen un depósito, quieren evitar el seguro de la hipoteca, o quieren financiar la construcción de una casa, y luego obtener una hipoteca. Los préstamos concatenados suelen ser un préstamo sobre el valor de la vivienda o una línea de crédito sobre el valor de la vivienda.
  • Capital acumulado de la vivienda: Con este tipo de préstamo, los prestamistas usan el capital de su casa como garantía. Hay dos tipos comunes de préstamos sobre el capital acumulado de la vivienda: los préstamos a plazo fijo (la tasa de interés no cambia) y los préstamos renovables sobre el capital acumulado de la vivienda, también conocidos como préstamos sobre el capital acumulado de primera clase. Los préstamos renovables sobre el capital acumulado de la vivienda permiten a los compradores de vivienda retirar dinero y devolverlo cuando sea necesario. Estos préstamos también están vinculados a las tasas de interés preferenciales, lo que significa que utilizan una tasa variable utilizada por los bancos. Los propietarios pueden utilizar los fondos de los préstamos sobre el valor acumulado de la vivienda para cumplir con sus obligaciones financieras, ya sea para pagar una tarjeta de crédito, comprar una segunda vivienda o hacer reformas.

Respaldados por el gobierno (préstamos no convencionales)

Es poco probable que a algunas personas se les apruebe para préstamos convencionales debido a sus bajas calificaciones crediticias o a su incapacidad para reunir un pago inicial. Aquí es donde los préstamos asegurados por el gobierno entran y salvan el día. Los solicitantes pueden ser aprobados para préstamos de interés relativamente bajo con puntuaciones de crédito tan bajas como las que rondan los 500 en algunos casos. Además, tenga en cuenta que el préstamo no viene directamente de la FHA. Viene de un prestamista aprobado por la FHA como un banco o cualquier otra institución financiera.

¿Qué hay del riesgo que esto representa para los prestamistas? Los préstamos hipotecarios respaldados por el gobierno cubren a los prestamistas cuando los prestatarios incumplen sus préstamos. Debido a esto, los individuos que no cumplen con las pautas de préstamos convencionales pueden calificar. A diferencia de los préstamos convencionales, se les exige que paguen un seguro hipotecario independientemente de la cantidad de su pago inicial.

Algunos ejemplos de préstamos asegurados por el gobierno incluyen:

  • Préstamo FHA: También conocido como préstamo de la Administración Federal de la Vivienda [ENG], es atractivo porque las personas con puntajes de crédito tan bajos como 500 pueden calificar. Sin embargo, los puntajes de crédito más altos disfrutan de pagos iniciales más bajos. Los compradores de vivienda también pueden usar programas de asistencia para el pago inicial y subsidios para ayudar con el depósito inicial.
  • Préstamo VA: El Departamento de Asuntos de Veteranos [ENG] creó estos préstamos respaldados por el gobierno para los miembros del servicio, los veteranos y algunos cónyuges sobrevivientes. Los préstamos VA no requieren un pago inicial o un depósito y no tienen una puntuación de crédito mínima establecida. Debe obtener un Certificado de Elegibilidad (COE, por sus siglas en inglés) para calificar. Una cláusula es que las pautas para la compra de una casa pueden ser estrictas, ya que las casas deben cumplir con los requisitos mínimos de propiedad.
  • Préstamo del USDA: A menudo, las personas que viven en zonas rurales no tienen oportunidades de ser dueños de una casa. Los préstamos hipotecarios del USDA [ENG] los atienden como el gobierno financia el 100% de la casa, así que no tienen que hacer pagos iniciales. También ofrecen descuentos en las tasas de interés, haciéndolo más asequible.
  • Programa de Garantía de Préstamos para la Vivienda Indigena: Este programa ofrece oportunidades para ser propietario de una vivienda a las familias de nativos americanos y nativos de Alaska. Para calificar, la casa debe ser la residencia principal del solicitante y deben estar inscritos en una tribu de indios americanos o en un pueblo nativo de Alaska reconocidos federalmente. Estos préstamos [ENG] se basan en los tipos de interés del mercado, en contraposición a las calificaciones crediticias de los solicitantes, y ofrecen un seguro hipotecario más barato.
  • Hipoteca Inversa: Préstamos hipotecarios diseñados para mayores de 62 años que quieren convertir el valor de su casa en ingresos. Los propietarios pueden liberar los fondos en un solo pago, mensual, o como una línea de crédito. El capital se devuelve cuando el propietario fallece o vende la propiedad.

Cómo solicitar una hipoteca

Hay varias etapas en el proceso de la hipoteca. Si se pregunta cuánto tiempo lleva, podría ser de 3 a 5 meses dependiendo de lo compleja que sea su solicitud. Aquí hay una explicación paso a paso de cómo solicitar y, con suerte, asegurar una hipoteca.

Paso 1: Verifique si califica

No sirve de nada buscar una casa y hacer una oferta si no sabe si califica. Esto significa saber que puede pagar la casa y que el prestamista probablemente aprobará su solicitud de préstamo.

Empiece por comprobar cuánto puede pagar y qué tipo de hipoteca se adapta mejor a sus necesidades. Lo más importante que debe tener en cuenta es la tasa de interés, la APR y si los planes tienen una tasa de interés fija o ajustable.

Una vez que haya hecho una preselección de los posibles planes de préstamo e hipoteca, puede intentar obtener una preaprobación. Es aconsejable que solicite a varios prestamistas a la vez. Tenga en cuenta que la aprobación previa no garantiza que obtendrá un préstamo hipotecario cuando llegue a la etapa de cierre. Sin embargo, los prestamistas le dirán cuánto puede pedir prestado, los programas para los que califica y las tasas de interés.

Y no se preocupe por dañar su puntaje crediticio. Cualquier solicitud de pre-aprobación hecha dentro de los 14 días siguientes se agrupará en una sola solicitud de crédito. Esto le permite buscar una hipoteca sin afectar negativamente su puntaje crediticio con múltiples consultas.

Las cosas que los prestamistas miran para los préstamos hipotecarios pre-aprobados incluyen:

  • Un buen puntaje de crédito de 620+ para préstamos convencionales o 580+ para préstamos respaldados por el gobierno. Los puntajes más altos pueden aumentar las posibilidades de una pre-aprobación, pero aun así pueden ser aprobados con puntajes más bajos. Cuanto mejor sea su puntuación, mejor APR obtendrá y más podrá pedir prestado. Si tiene mal crédito, considere la posibilidad de reparar su crédito [ENG] antes de comenzar el proceso de compra de una vivienda.
  • La buena proporción entre deuda e ingresos (DTI, por sus siglas en inglés) es el porcentaje de su ingreso mensual que se destina a pagar la deuda. Hay dos tipos de DTI: proporciones de ingresos iniciales y de fondo. La proporción de ingresos iniciales calcula los ingresos que se destinan a los gastos de vivienda como la hipoteca, los impuestos y el seguro. Las proporciones de fondo se refieren a los ingresos que van a todas las deudas, incluyendo los costos de vivienda, seguro de auto y cualquier otra cosa. Tenga en cuenta que para los préstamos convencionales, los prestamistas prefieren un DTI del 50% o menos con los nuevos pagos de la hipoteca incluidos. Sin embargo, para los préstamos de la FHA, las proporciones de la deuda inicial a los ingresos tienen un tope del 46,9%, mientras que el máximo para la parte final es del 56,9%.
  • Se necesitan pruebas de ingresos como declaraciones de impuestos, W-2 de los últimos dos años, y documentación de activos para la pre-aprobación. Esto mostrará a los prestamistas que tiene un ingreso estable y que puede hacer los pagos de la hipoteca.

Obtener la pre-aprobación antes de comprar una casa muestra a los vendedores que usted está calificado y es serio al respecto. También le da una ventaja competitiva si encuentra una casa que tiene varios postores.

Paso 2: Encuentre una casa

Conocer su presupuesto y obtener la pre-aprobación para un préstamo puede darle tranquilidad cuando busque una casa. También puede facilitar el proceso de eliminación. Durante este paso, usted querrá encontrar una casa que cumpla con sus criterios y luego presentar una oferta. Asegúrese de negociar el mejor trato posible o utilice un agente inmobiliario para que lo ayude.

Paso 3: Consiga un prestamista

Ha encontrado la casa de sus sueños y ha hecho una oferta, ahora es el momento de asegurar un prestamista hipotecario. Una vez que elija uno, envíe una solicitud de préstamo para que pueda obtener una estimación de préstamo.

Su futuro prestamista hipotecario le pedirá que consiga que se cotice la casa que quiere comprar. Esto les indica a los prestamistas el valor de la casa, basándose en factores como la ubicación, la construcción estructural, los metros cuadrados y más. Si la tasación muestra que el valor de la casa está por debajo del precio de venta, el prestamista podría negar su solicitud.

Antes de cerrar el trato, es una buena idea hacer una inspección de la casa, aunque no es obligatorio. Revelará daños significativos o cosas que necesitan reparación. Si después de una inspección encuentra daños que no vale la pena reparar, podría alejarse de la propiedad, pedirle al vendedor que los repare o pedirle dinero para hacer las reparaciones usted mismo. Su acuerdo contractual determinará sus opciones en este punto.

Por último, necesitará una búsqueda de título para asegurarse de que no hay acciones legales o gravámenes sobre la propiedad.

Paso 4: Suscripción y cierre

Una vez que su posible prestamista apruebe la tasación, debería comenzar el proceso de suscripción. Aquí es donde el prestamista lo aprueba oficialmente para el préstamo exacto y establece los términos finales.

El asegurador evalúa el riesgo de prestarle a usted verificando sus ingresos, deudas y otra información financiera. En algunos casos, pueden solicitar más documentación. Si se le da luz verde, espere una declaración de cierre, un resumen del préstamo y los costos de cierre.

Una vez que todo es definitivo, un agente de cierre facilita el cierre. ¡En este punto, usted firma el contrato de venta final y celebra la compra de una nueva casa!

Costo de la compra de una casa

Ahora que sabe el proceso de compra, su próxima pregunta puede ser: ¿cuánta hipoteca puedo pagar?

Para ahorrarse el estrés financiero, averigüe cuánto puede pagar antes de comenzar el proceso de compra. No querrá comprar casas fuera de su presupuesto o terminar atrapado con una hipoteca que no puede pagar a largo plazo.

Costos de cierre

Ítem Descripción Costo
Pago inicial El porcentaje que tiene que poner antes de que los prestamistas le presten dinero Tan bajo como 3% del valor de la casa
Depositario Tercero neutral (persona o entidad) que retiene el dinero y los documentos clave hasta que todas las partes cumplan con su parte del acuerdo Entre 1-2% del precio de venta de la casa
Evaluación Informe que le dice el valor de su propiedad $300-$500
Título Comprueba si la propiedad que quiere comprar tiene gravámenes existentes o problemas legales en curso $150+
Seguro del título El seguro de título de los prestamistas (obligatorio) y el seguro de título personal (opcional) cubren las pérdidas financieras y los problemas de título que puedan surgir después del cierre. Puede agrupar las dos pólizas o conseguirlas por separado Una vez por adelantado cuesta entre $1,000 y $4,000, dependiendo de la cantidad del préstamo y el estado. Alternativamente, se puede negociar para que el vendedor pague por ambos
Cuota de solicitud El costo de iniciar y procesar su solicitud $0-500
Suscripción Medidas tomadas para evaluar el riesgo de prestarle dinero. Un asegurador evalúa su puntaje de crédito, reporte de crédito y evaluación $400-$900
Cuota de originación basada en el prestamista El costo de completar la transacción del préstamo 0,5-1% del costo total del préstamo
Tasas de grabación del Estado Cargos por registrar legalmente su escritura e hipoteca En cualquier lugar a partir de $125 o más dependiendo del estado
El impuesto sobre la propiedad, el seguro y los intereses pagados por adelantado Pago por adelantado del seguro de propiedad, impuestos e intereses unos 12 meses de seguro y 6 meses de impuestos por adelantado
Inspección de la casa Opcional, pero recomendado para comprobar el estado de la casa $250-500
Seguro contra inundaciones Seguro para personas aprobadas para la hipoteca en una zona de inundación $400-700
Impuesto de transferencia Cargo de la ciudad, condado o estado cuando se produce un cambio de propiedad 1% del precio de venta o del valor de la propiedad o una tasa fija por cada $500, dependiendo del estado.

Los costos actuales

Una vez que ha pagado los muchos honorarios requeridos para cerrar una casa, todavía tiene otros costos en curso. Pueden incluir:

  • Capital.
  • Interés.
  • Impuestos sobre la propiedad.
  • Seguro del propietario de la casa.
  • Seguro contra inundaciones o incendios.
  • Seguro hipotecario privado.
  • Cuotas de la asociación de propietarios.

El capital, los intereses, los impuestos y el seguro (PITI, por sus siglas en inglés) son los gastos continuos que tendrá como propietario. La mayoría de estos gastos son pagados anualmente por el prestamista o el comprador. Si su prestamista le exige que abra una cuenta de depósito en garantía al momento del cierre, sus honorarios del PITI van allí mensualmente. ¿Por qué algunos prestamistas requieren un depósito de garantía? Para asegurarse de que los prestatarios no se retrasen en los pagos.

Si tiene un depositario, el administrador de la hipoteca (la compañía que maneja su préstamo) es responsable de pagar su PITI al final del año. Deben enviar dinero a su prestamista para los pagos de capital e intereses, entregar sus impuestos de propiedad a las autoridades fiscales locales y pagar a su compañía de seguros. Tenga en cuenta que a veces, los administradores de la hipoteca cambian. Sin embargo, cuando esto sucede, debe recibir una notificación de su actual y nuevo administrador (al menos 15 días antes de la fecha efectiva de la transferencia), notificándole el cambio. Es crucial que tome nota de estas fechas de transferencia y se registre en el portal de su nuevo recaudador de hipotecas si realiza pagos en línea.

Aquellos que no tienen depositario son los únicos responsables de pagar las cuotas a tiempo. Una ventaja de no tener un depósito en garantía es que los pagos mensuales son más bajos. Además, puede ahorrar sus cuotas de PITI en una cuenta que devenga intereses y ganar más dinero. Dicho esto, normalmente se necesita un pago inicial de más del 20% para optar por el depósito en garantía y algunos prestamistas cobran una comisión. También tendrá que pagar los impuestos sobre la propiedad y el seguro por separado.

Las cuotas de la Asociación de Propietarios de Viviendas a veces se requieren para mantener y mejorar ciertas propiedades residenciales. Dichas cuotas pueden costar entre $100 y $700 mensuales. Por último, no olvide presupuestar el mantenimiento y las renovaciones.

Cálculo de los pagos mensuales de la hipoteca

Una pregunta común entre los posibles compradores es “¿cuánta hipoteca puedo pagar?” La respuesta es diferente para cada persona. Sus circunstancias financieras y su presupuesto determinan en gran parte lo que puede permitirse gastar en una casa.

Para darle una idea, use nuestra calculadora de hipotecas . Le dará una estimación de los pagos mensuales de la hipoteca para que pueda buscar casas dentro de su presupuesto.

Algunos prestamistas aconsejan no comprar una casa que exceda 2,5 veces su salario anual. Eso significa que si su salario anual es de $70,000, debe evitar comprar una casa de más de $175,000. Otra cosa a considerar es la relación entre deuda e ingresos. Si tiene una deuda acumulada, mantener los pagos de la hipoteca puede ser un desafío.

Gestionar una hipoteca existente

La vida está llena de cambios y algunos de ellos pueden afectar a su hipoteca. Por ejemplo, la caída de los tipos de interés podría significar que quiere refinanciar. Por otro lado, puede que decida que quiere aumentar los pagos de la hipoteca si sus ingresos aumentan.

Pagos anticipados

Los propietarios siempre buscan formas de ahorrar en su hipoteca [ENG] y reducir la cantidad total que pagan. Aunque hay muchas maneras de hacerlo, un método efectivo es hacer pagos extras para pagar la hipoteca más rápido.

Podría hacer pagos quincenales para aumentar la cantidad de su pago anual. Esto se vería como 26 pagos a medias al año en lugar de 12 completos. Si tuviera un préstamo de $300,000 y sus pagos mensuales fueran de $800, 12 pagos sumarían $9,600 al final del año. Sin embargo, haciendo 26 pagos quincenales de $400, pagaría $10,400 por su hipoteca al final del año.

Alternativamente, puede hacer un pago global al final de cada año si eso es más fácil. Haciendo esto de manera consistente podría llevarlo a pagar su hipoteca en la mitad de tiempo y pagar menos en intereses. También estaría construyendo el capital de su casa mucho más rápido.

Tenga en cuenta que con algunos planes hipotecarios, hacer pagos extras o anticipados puede resultar en multas. La razón es que cuando paga el préstamo antes de tiempo, los prestamistas no pagan tantos intereses. ¿Cómo se cobran las multas por pago anticipado? Algunos prestamistas las basan en el capital restante, mientras que otros pueden requerir 6 meses de intereses. Para evitar esto, lea su contrato o pregunte de antemano a su prestamista.

Refinanciación de su casa

Refinanciar una casa es cuando usa un nuevo prestamista para pagar su hipoteca existente. El proceso es como el de conseguir una hipoteca. Así que tiene que pasar por los trámites de búsqueda de una hipoteca, verificación de ingresos, verificación de crédito, y el cierre de nuevo.

La gente refinancia sus casas por varias razones. La razón más común es bajar la tasa de interés para obtener pagos mensuales más bajos. Otras razones comunes incluyen reducir los costos generales, reducir el riesgo, aprovechar el capital de la vivienda o deshacerse del seguro hipotecario privado.

Al igual que con el pago de la hipoteca antes de tiempo, la refinanciación también puede venir con tasas. Debe saber que la refinanciación se ha vuelto más costosa recientemente, ya que Fannie Mae y Freddie Mac anunciaron que están agregando una comisión del 0,5% [ENG] a todas las refinanciaciones que cierren después del 1 de diciembre de 2020.

Para minimizar el interés total, considere ir por un término de préstamo más corto la segunda vez. En última instancia, asegúrese de que es una decisión financiera inteligente antes de refinanciar. Una calculadora de refinanciamiento puede ayudarlo con esa decisión mostrándole cuánto se ahorrará durante el plazo del préstamo y si vale la pena refinanciar.

¿Está buscando refinanciar su propiedad? Compare las tasas para encontrar su mejor opción.

Comparar tasasCall To Action Link

El capital acumulado de la vivienda

El capital acumulado de la vivienda se refiere a la cantidad de su casa que realmente posee. Es atractivo para los dueños de casa ya que pueden usar su capital para hacer cosas como financiar un proyecto, financiar la educación de sus hijos o pagar la deuda de una tarjeta de crédito. La mayoría de los préstamos sobre el valor cumulado de la vivienda le permiten pedir prestado entre el 80% y el 85% del valor de su casa más los intereses. Para evitar terminar en un ciclo de deuda y un mayor riesgo de ejecución hipotecaria, sólo utilice el capital de su casa cuando tenga sentido desde el punto de vista financiero.

Si tiene más de 62 años, puede aprovechar el valor acumulado a través de una hipoteca inversa. Puede optar por sacar el capital de su casa en un pago global, recibir una cantidad fija cada mes o establecer una línea de crédito de la que pueda extraer según sea necesario. Las hipotecas inversas ofrecen un menor riesgo de ejecución hipotecaria porque no hay que preocuparse por los pagos mensuales. El préstamo se devuelve cuando el último propietario vivo muere o abandona la casa.

Los pasos siguientes

Cuanto antes empiece el proceso de la hipoteca, más tiempo tendrá para acomodarse. Si necesita ayuda con el alivio de la deuda antes de comenzar, llámenos al 1-844-669-4596.

Conéctese con el especialista adecuado para resolver su deuda.

Evaluación GratuitaCall To Action Link

Artículo modificado por última vez el Marzo 25, 2021. Publicado por Debt.com, LLC