LLAMA AHORA:

(844)-669-4596

¿Qué es la consejería de crédito?

Consejería de crédito


Actualizado

Publicado


La consejería de crédito podría ser el mejor primer paso para poner fin a su batalla contra las deudas.

La consejería de crédito al consumidor es un servicio sin fines de lucro que ayuda a los consumidores que están sobrecargados con deudas de tarjetas de crédito con tasas de interés elevadas. Puede ser una manera rápida y fácil de encontrar la mejor solución para liberarse de las deudas, minimizando lo que paga de su bolsillo.

Averigüe todo lo que hay que saber sobre este servicio, incluido el proceso paso a paso de la consejería de crédito, cómo puede beneficiarle y cómo evitar las estafas en la consejería de crédito.

¿Qué es la consejería de crédito?

La consejería de crédito es un servicio profesional que ayuda a las personas a salir de sus deudas de tarjetas de crédito. Estos servicios también pueden denominarse consejería sobre deudas o consejería financiera. Todos estos términos se utilizan indistintamente.

El proceso de consejería de crédito comienza con una consulta financiera. El consejero revisa sus finanzas y le ayuda a comprender sus distintas opciones para salir de la deuda lo antes posible, así como la forma de mejorar sus conocimientos financieros en general. Los siguientes pasos dependerán de su situación particular.

¿Está interesado en la consejería de crédito, pero no está seguro de cumplir los requisitos? Utilice Instant Debt Advisor℠. Le hará una serie de preguntas para determinar la solución adecuada para sus deudas. En tres minutos sabrá si la consejería de crédito es el mejor servicio para usted. Instant Debt Advisor℠ es de uso gratuito y no tendrá ningún impacto en su crédito.

La consejería de crédito es diferente a otras opciones de alivio de deuda entre las que Instant Debt Advisor℠ puede recomendar. Siga leyendo para averiguar cómo funciona y qué puede esperar de la experiencia.

¿La consejería de crédito perjudicará mi crédito?

Su puntaje de crédito no es un factor para calificar para la consejería de crédito. Además, cuando se hace correctamente el programa tiene un efecto neutral o positivo en su crédito. En otras palabras, si todavía tiene un crédito bueno o excelente, este programa no le hará retroceder.

También vale la pena señalar que el trabajo con los consejeros de deuda no tendrá un impacto negativo en su capacidad para calificar para una nueva financiación. La consulta inicial, incluso con una verificación de crédito, no afectará a su puntuación. Incluso si se inscribe en un Plan de manejo de deudas -un acuerdo de reembolso que puede eliminar los cargos por intereses y las comisiones- puede obtener la aprobación para préstamos, como una hipoteca o un préstamo para automóviles. La única limitación es que no puede abrir nuevas cuentas de tarjeta de crédito durante la inscripción.

Es importante tener en cuenta que, si bien la consejería de crédito no tiene un impacto negativo en su puntaje de crédito, completar un programa de manejo de deudas (DMP, por sus siglas en inglés) sí puede tenerlo.

Mientras que el programa le ayuda a construir un historial de crédito positivo, un DMP cierra sus tarjetas de crédito. El cierre de las tarjetas puede reducir su puntaje si éste era alto cuando comenzó el programa. Sin embargo, las personas con crédito regular o malo suelen ver cómo mejora su puntaje a lo largo del programa.

¿Qué hacen los consejeros de crédito?

Los consejeros de crédito desempeñan un papel importante en la asistencia a las personas que tienen problemas con sus finanzas personales. Los servicios de consejería de crédito ofrecen un salvavidas a esas personas, proporcionándoles las herramientas y los conocimientos necesarios para afrontar sus problemas financieros de forma eficaz. Estos servicios proporcionan una valiosa orientación, educación y apoyo para ayudar a las personas a manejar sus deudas, mejorar sus puntajes de crédito y, en última instancia, lograr la estabilidad financiera.

Realizar una revisión del reporte de crédito: Para tener una idea de la situación de su historial de crédito, un consejero de crédito sacará una copia de su reporte de crédito. Si bien el reporte puede parecerle un montón de antecedentes de créditos difíciles de descifrar, un consejero de crédito capacitado sabe qué buscar y dónde necesita mejorar.

El consejero de crédito puede revisar su reporte de crédito sección por sección, explicándole qué significan todos esos números y anotaciones, y ofrecerle sugerencias sobre cómo mejorar su puntaje de crédito.

Elaborar un Plan de manejo de deudas: Cuando tiene deudas con muchos acreedores, las facturas mensuales pueden acumularse rápidamente. Un consejero de crédito sin fines de lucro puede establecer acuerdos con usted y sus acreedores, permitiéndole hacer un pago único a la agencia de consejería de crédito cada mes. A continuación, la agencia envía los pagos mensuales acordados a sus acreedores.

Enseñar a manejar mejor el dinero: Si nadie le enseñó a manejar el dinero, cómo funcionan los intereses o cómo elaborar un presupuesto, nunca es tarde para aprender. Además de ayudarle a elaborar un presupuesto mensual para que su dinero rinda más, las agencias de consejería de crédito sin fines de lucro también ofrecen herramientas de planificación y calculadoras, consejería sobre la propiedad de la vivienda y prevención de ejecuciones hipotecarias, y consejería sobre bancarrotas.

Explicar las opciones de manejo de deudas: No se complique solo con la letra pequeña de las opciones de reducción de la deuda. Un consejero de crédito puede ayudarlo a entender la diferencia entre la liquidación y la consolidación de deudas y explicarle las ventajas y desventajas de cada una, además de ofrecerle otras opciones, como un plan de manejo de deudas.

Mejorar sus hábitos financieros: Elaborar un presupuesto mensual es un buen comienzo, pero ¿qué hay de examinar sus hábitos de gasto diarios? Cuando se reúna con un consejero de crédito en persona o por teléfono, éste podrá ayudarlo a determinar dónde está malgastando el dinero en compras sin sentido y qué puede hacer en su lugar.

Luego, entre los dos, pueden idear formas de mejorar sus hábitos financieros para que pueda pagar sus deudas y evitar acumular más deudas en el futuro.

¿Qué pueden hacer?

  • Responder a preguntas sobre diferentes estrategias para salir de las deudas.
  • Ayudarle a identificar la solución adecuada para sus necesidades financieras inmediatas y a largo plazo.
  • Ayudarle a eliminar los saldos de sus tarjetas de crédito y posiblemente otras deudas no aseguradas, como facturas médicas impagas y préstamos de día de pago.
  • Eliminar las molestias de las llamadas de cobro (una vez inscrito, puede descolgar el teléfono y decirles que está trabajando con una agencia).
  • Proporcionar recursos para adquirir conocimientos financieros
  • Enseñarle a elaborar presupuestos y a manejar el crédito de forma eficaz
  • Ayudarle a establecer una estabilidad financiera a largo plazo

¿Qué no pueden hacer?

  • Reparar su crédito (eso es un servicio diferente)
  • Proporcionar una condonación inmediata de la deuda: los programas de manejo de deudas (DMP, por sus siglas en inglés) tardan entre 36 y 60 pagos, en promedio.
  • Negociar acuerdos con sus acreedores: algunas agencias pueden ofrecer programas de saldo inferior al total que sólo devuelven una parte de lo que debe, pero se trata de acuerdos preestablecidos que los acreedores ofrecen a clientes que se enfrentan a graves dificultades financieras.
  • Proporcionar asistencia directa para otros tipos de deuda: hipotecas, impuestos atrasados o préstamos estudiantiles; sin embargo, pueden remitirlo a otros proveedores de servicios.
  • Detener las acciones judiciales existentes en relación con su deuda: si un cobrador ya le ha demandado y ha ganado, la sentencia se mantiene.

¿Qué esperar en una sesión de consejería de crédito?

Un consejero de crédito certificado evaluará sus deudas, presupuesto y crédito. También hablará de sus necesidades y objetivos financieros. A continuación, le ayudará a identificar el mejor método para salir de las deudas teniendo en cuenta su situación particular. Además de enseñarle a manejar mejor su dinero, pueden ayudarle activamente a reducir sus deudas inscribiéndolo en un programa de manejo de deudas (DMP, por sus siglas en inglés).

El primer paso en la consejería de crédito comenzará siempre con una consulta que puede durar entre 30 minutos y una hora. Tenga a mano sus documentos financieros, como los estados de cuenta más recientes de sus tarjetas de crédito, para poder compartir toda la información financiera necesaria, como saldos y tasas de interés. También tendrá que compartir los cuatro últimos dígitos de su número del Seguro Social para que le hagan una comprobación suave de su crédito.

¿Cómo funciona la consejería de crédito?

Cuando nos enfrentamos a notificaciones de atrasos, recargos y avisos de cobros, las cosas pueden volverse abrumadoras rápidamente. Un problema común cuando las personas se enfrentan a problemas financieros es que no saben qué soluciones de alivio de la deuda están disponibles para ellos. La mayoría de la gente no las busca hasta que ya está endeudada.

Paso 1: Póngase en contacto con un consejero de crédito

Los consejeros de crédito certificados están formados para conocer todas las soluciones disponibles para las deudas. Pueden evaluar qué estrategia de alivio de la deuda es la mejor para su situación financiera particular.  Una sesión de consejería de crédito suele realizarse por teléfono. Sin embargo, la consulta también puede tener lugar en persona o comenzar en línea rellenando un formulario en el que se detalla su situación.

Paso 2: Evaluación de su situación financiera

Para iniciar el proceso de consejería de crédito, el consejero le pedirá información básica sobre su situación financiera. Esté preparado para compartir información que incluya

  1. Sus ingresos
  2. Las deudas actuales, incluidos los préstamos asegurados, como la hipoteca o el préstamo del auto
  3. Los gastos mensuales, es decir, la comida, la gasolina, el ocio, las suscripciones… todo lo que figura en su presupuesto
  4. Los saldos actuales de sus tarjetas de crédito, así como la APR de cada cuenta
  5. Otras obligaciones, como préstamos de día de pago y facturas médicas impagas

Para que la consejería de crédito sea realmente eficaz, es fundamental que sea completamente sincero con su situación financiera. Ocultar cualquier información podría afectar drásticamente a la opción de alivio de la deuda que le recomienden.

Paso 3: Autorizar una verificación de crédito

Para completar el panorama de sus finanzas, el consejero pedirá que se realice una comprobación de crédito. Esto les permite revisar su reporte para ver si tiene cobros u otros elementos de interés. Se trata de una consulta “suave”, por lo que no afecta a su puntuación.

Paso 4: El consejero de crédito le hará una recomendación

Una vez que tienen una buena imagen de sus finanzas, el consejero recomienda los tipos de servicios de alivio de la deuda que sería mejor para su circunstancia:

  1. Programas de manejo de deudas
  2. Liquidación de deudas
  3. Préstamos de consolidación
  4. Transferencias de saldo
  5. Bancarrota

Los consejeros están obligados a revisar todas sus opciones y sólo recomiendan las mejores soluciones para su situación. En otras palabras, las agencias sin ánimo de lucro no tratan de “vender” su programa. Esto hace que la consejería sea la mejor manera de encontrar una solución que se ajuste a sus necesidades. Puede obtener una opinión imparcial y experta sobre lo que necesita hacer para tomar el control de sus finanzas. Puede hacer preguntas sobre diferentes soluciones y aprender a minimizar cosas como el daño al crédito.

13 preguntas que debe hacer durante su sesión de consejería gratuita»

Hable hoy mismo con un consejero de crédito al consumidor certificado para obtener una opinión experta sobre su mejor opción para salir de la deuda.

Consulta gratuitaCall To Action Link

¿Es la consejería de crédito adecuada para mí?

Si reconoce alguno de estos signos en su situación financiera, podría ser útil para usted buscar consejería de un consejero de crédito en una agencia sin fines de lucro.

Tiene dificultades para pagar los gastos básicos

¿Paga el alquiler con retraso porque la mayor parte de su sueldo se va en tarjetas de crédito, préstamos o facturas médicas? Si tiene dificultades para pagar los gastos mensuales, podría ser conveniente que se reuniera con un consejero de crédito sin fines de lucro. Sin embargo, incluso sus acreedores pueden ser una fuente de ayuda.

Póngase en contacto con el emisor de su tarjeta de crédito y pídale que cambie la fecha de vencimiento de la tarjeta para que el pago no sea la misma semana que el alquiler. Intente negociar una tasa de interés más baja para que el saldo no aumente tan rápido. Si el problema son las facturas médicas, debe ponerse en contacto con el hospital o la oficina de facturación del médico para negociar un plan de pago con cuotas más bajas.

No puede pagar las facturas a tiempo

Si tiene que hacer malabarismos constantemente para decidir qué servicios pagar y cuáles dejar pasar unas semanas, o si debe pagar la tarjeta de crédito o la mensualidad del auto, le vendría bien un poco de orientación sobre presupuestos y pago de deudas.

Un consejero de crédito puede ayudarlo a elaborar un presupuesto mensual que le ayude a manejar mejor el dinero y a identificar las áreas en las que puede recortar gastos.

Pagar sus deudas parece imposible

Pagar algunas deudas, especialmente los préstamos estudiantiles con saldos elevados, puede parecer imposible. Si no puede imaginarse llegar a pagar por completo sus deudas, probablemente necesite ayuda para averiguar que estrategias usar para liberarse de sus deudas.

Si tiene préstamos federales para estudiantes, puede ponerse en contacto con el administrador del préstamo para consolidar varios préstamos y/o acordar un plan de pagos con un final a la vista. O, si su deuda se deriva de un auto caro que no puede permitirse, puede que necesite ayuda para vender el vehículo y sustituirlo por otro más asequible.

Paga mucho, pero avanza poco o nada

Si realiza pagos mensuales, pero los saldos de sus tarjetas de crédito sólo disminuyen ligeramente, no está realizando pagos lo suficientemente grandes como para reducir el capital después de pagar los intereses. ¿Tiene que hacer tantos pagos mensuales de tarjetas de crédito o préstamos que su sueldo no da abasto?

Tal vez sea el momento de buscar la orientación financiera de un consejero de crédito sin fines de lucro que pueda mostrarle cómo elaborar un presupuesto mensual y ayudarlo con una estrategia sobre qué deudas pagar primero.

Debe pedir créditos adicionales para pagar deudas

Tomar otro préstamo para saldar uno anterior no suele ser una estrategia financiera prudente. Entregar el título de su auto como garantía para un préstamo sobre el título, o recurrir a préstamos de día de pago para cubrir sus obligaciones mensuales, también pueden empeorar su situación financiera.

Si se encuentra en una posición en la que no puede manejar sus deudas existentes sin incurrir en más deudas, es el momento de considerar buscar ayuda de una agencia de consejería de crédito sin fines de lucro. Estas agencias están comprometidas con sus intereses y no buscan obtener beneficios propios.

Tiene un patrón de endeudamiento excesivo

Si ha experimentado ciclos de endeudamiento repetitivos, incluso después de esforzarse por pagar saldos y comprometerse a no caer nuevamente en esa situación, puede ser el momento de buscar ayuda de diversas fuentes.

Un consejero de crédito sin fines de lucro puede colaborar con usted para analizar sus hábitos de gasto, elaborar un presupuesto mensual y diseñar un plan para liquidar sus deudas. Además, podría ser beneficioso considerar la opción de consultar a un terapeuta especializado en finanzas personales, quien le ayudará a comprender y romper los patrones autodestructivos en sus decisiones financieras. De esta manera, podrá evitar repetir los mismos errores en el futuro.

Otra persona pagó su deuda anterior

Si sus padres pagaron su deuda de $30,000 de la tarjeta de crédito hace tres años, y ahora debe aún más, su generosidad puede haber hecho que el pago de la deuda parezca fácil. Esta vez, sin embargo, puede que no tengan tanta suerte.

Si vuelve a contar con que alguien lo saque del apuro, piense en cómo funcionó la primera vez. Si quiere liberarse de la nueva deuda -y sufrir lo suficiente en el proceso para no volver a acumular tanta deuda-, esta vez sólo hay una persona que puede ayudarlo: Usted mismo.

Estás endeudado hasta la coronilla

Si usted tiene miles de dólares en deudas de tarjetas de crédito que está luchando para pagar – o incluso simplemente hacer los pagos a tiempo – usted puede beneficiarse de la consejería de crédito. Un consejero de crédito puede ayudarlo a integrar los pagos en su presupuesto y a elaborar un plan de pago de la deuda con un final a la vista.

Descubra: 5 Señales de Advertencia de que Se Dirige a Un Desastre de Deudas

Tiene un puntaje de crédito malo

Si tiene una puntuación FICO baja (menos de 580) o regular (de 580 a 669), es probable que esos tres dígitos le impidan conseguir un auto u otro préstamo con una buena tasa de interés, que le aprueben tarjetas de crédito e incluso que consiga un trabajo si un posible empleador realiza una comprobación de crédito previa a la contratación.

Un consejero de crédito puede obtener una copia de su reporte de crédito, mostrarle las áreas en las que necesita mejorar y aconsejarle sobre cómo elevar su puntaje de crédito a bueno (de 670 a 799), muy bueno (de 740 a 799) o excelente (800+).

Está estresado por las deudas

Las personas con deudas médicas tienen tres veces más probabilidades de sufrir problemas de salud mental como depresión, ansiedad y estrés debido a la preocupación por las deudas, según un estudio realizado en 2020 por AIMS Public Health. Pero no sólo las deudas médicas pueden quitarle el sueño y volverlo irritable, ansioso y deprimido.

Si no puede dormir por culpa de las deudas y posee otros problemas financieros, reunirse con un consejero de crédito es un buen primer paso para volver a la normalidad y aprender buenos hábitos financieros para no acabar en la misma situación más adelante.

Lo llaman los cobradores

Si los agentes de cobro le dejan mensajes, lo llaman al trabajo o le envían cartas urgentes para que pague, es hora de buscar ayuda. Un consejero de crédito puede elaborar planes de pago o llegar a un acuerdo con los cobradores. El consejero también puede ayudarlo a integrar los pagos del plan de pagos en su presupuesto mensual.

Está pagando gastos innecesarios

Cuando se dispone de más dinero para hacer frente a las deudas, éstas se saldan más rápidamente. ¿Quiere acelerar el pago de la deuda? Entonces puede recortar esos gastos innecesarios que devoran su sueldo, debe tener en cuenta qué significa para usted “necesario”.

Por ejemplo, “necesita” pagar el alquiler mensual o la hipoteca. Pero no “necesita” la televisión por cable cuando puede destinar esos $100 ahorrados cada mes a una tarjeta de crédito para pagarla antes. Llévese la comida al trabajo durante un tiempo y podrá hacer pagos aún mayores. Los sacrificios que realice ahora le darán más libertad más adelante, una vez que se haya podido sacar a los acreedores de encima.

Sólo puede permitirse realizar los pagos mínimos

Cuando estaba llegando al límite de algunas tarjetas de crédito, probablemente no pensaba en el importe total de los pagos mensuales. Sin embargo, ahora que recibe los estados de cuenta, nota que apenas puede hacer los pagos mínimos. Sin embargo, hacer los pagos mínimos cada mes puede mantenerlo endeudado durante años.

Si se pregunta cuántos intereses pagará y cuánto tiempo tardará en pagar una deuda haciendo sólo el pago mínimo, lea la “advertencia de pago mínimo” en el estado de cuenta de su tarjeta de crédito para conocer las malas noticias. Entonces debe pagar más que el mínimo para saldar la deuda más rápidamente.

Está arruinado financieramente todos los meses

Aunque desee pagar sus deudas rápidamente, es esencial asegurarse de tener suficiente dinero para cubrir sus gastos básicos una vez que haya realizado todos sus pagos mensuales. No tiene sentido ser demasiado ambicioso con pagos excesivos hacia una deuda si se ve obligado a aumentar el saldo de su tarjeta de crédito a mitad de mes.

Una estrategia efectiva puede ser enfocarse en una deuda a la vez mientras realiza pagos mínimos a los otros acreedores. Por ejemplo, podría considerar el «método de la bola de nieve«, donde se concentra primero en la deuda más pequeña mientras realiza pagos mínimos a las otras deudas. Una vez que haya liquidado la deuda más pequeña, puede pasar a la siguiente deuda más alta, agregando la cantidad que estaba pagando por la deuda saldada al pago mensual de la siguiente deuda. Este enfoque gradual puede ayudarlo a mantener un equilibrio entre pagar sus deudas y cubrir sus necesidades básicas.

Puede inscribirse a un programa de manejo de deudas

Inscribirse en un programa de manejo de deudas (DMP, por sus siglas en inglés) a través de una agencia de consejería de crédito no es una receta mágica. No funcionará en todas las situaciones ni para todos los tipos de deuda. Incluso cuando se trata de deudas no aseguradas, se necesita un conjunto específico de circunstancias para que esto funcione. Esas circunstancias son bastante amplias, pero no se aplican a todo el mundo.

  1. Usted debe tener por lo menos $5,000 en deuda no asegurada. Si debe menos que eso, puede utilizar una solución por cuenta propia.
  2. Debe tener al menos algunos ingresos para hacer un pago mensual reducido. Si no tiene trabajo, esta solución no funcionará hasta que consiga una nueva fuente de ingresos.
  3. La mayoría de sus cuentas tienen que estar con el emisor original del crédito y no haber sido enviadas a cobro. Si sus cuentas ya están en manos de los cobradores, puede que le convenga más llegar a otro tipo de acuerdo. Técnicamente, podría incluir los cobros en un DMP, pero es menos probable que los cobradores acepten este tipo de condiciones de pago. Además, las cuentas de cobro no tienen cargos por intereses, por lo que pierde uno de los beneficios de la consejería (reducción de la tasa de interés).
  4. La mayoría de sus problemas financieros deben estar causados por las tarjetas de crédito. Si la mayoría de sus deudas son facturas médicas impagas, no obtendrá ningún beneficio de la reducción de la tasa de interés. En este caso, debe elaborar planes de pago o acuerdos con los proveedores de servicios originales.

Consejería de crédito y manejo de deudas

Un programa de manejo de deudas ofrece la posibilidad de reducir significativamente sus pagos mensuales y detener el deterioro de su puntaje de crédito. La agencia de consejería de crédito actúa como intermediaria entre usted y sus acreedores, estableciendo un plan de pago que ambos aprueban. Los consejeros también negocian con los acreedores para reducir o eliminar intereses y cargos adicionales, aunque aún tendrá que pagar el saldo principal.

Además del manejo de la deuda, la agencia debería proporcionarle recursos gratuitos para mejorar su educación financiera. El objetivo es ayudarlo a evitar dificultades financieras futuras y planificar una estabilidad financiera a largo plazo. Debe recibir información sobre presupuesto, ahorro y cómo afrontar desafíos financieros. Estos programas no solo benefician la reducción de la deuda a corto plazo, sino que también brindan herramientas para administrar con éxito sus finanzas en el futuro, sin requisitos mínimos de puntaje de crédito para inscribirse.

Si enfrenta dificultades durante el programa, puede comunicarse con el equipo de consejería para negociar acuerdos especiales. Ellos pueden ayudarlo a aplazar o ajustar los pagos sin comprometer su plan por completo. Su rol es ser un coach financiero y brindarle asistencia para que pueda terminar exitosamente del programa.

Consejería de crédito vs consolidación de deudas

La consejería de crédito es un servicio, mientras que la consolidación de deudas es una estrategia para reducir las deudas. La consolidación de deudas combina todos los préstamos de uno o varios prestamistas para que el individuo sólo tenga que hacer un pago mensual a los refinanciadores con una única tasa de interés, en lugar de hacer múltiples pagos por préstamos de diferentes tipos. Existen varias opciones para la consolidación de deudas: transferencia de saldos, préstamo de consolidación de deudas o programa de manejo de deudas.  Aparte de ofrecer consejería, un consejero de crédito sólo puede inscribirlo en un programa de manejo de deudas; no ofrece ningún servicio de consolidación.

Consejería de crédito vs consejero financiero

Los consejeros de créditos son profesionales certificados que han estudiado para ayudar a las personas a manejar sus deudas y mejorar sus conocimientos financieros. Se suele recurrir a ellos cuando una persona se encuentra en dificultades financieras o al borde de ellas, por ejemplo, cuando no puede hacer frente a los pagos de sus deudas o debe más de lo que puede pagar.

Los consejeros financieros son una categoría mucho más amplia de profesionales. No requieren ninguna acreditación específica y pueden incluir una amplia gama de servicios y títulos diferentes, como consejeros de inversión, agentes de bolsa, planificadores financieros, administradores de activos o consejeros patrimoniales. Estos profesionales se centran en el crecimiento financiero más que en la reparación. El tipo de consejero financiero más similar a un consejero de crédito es un coach financiero que enseña a los clientes conocimientos financieros básicos. Sin embargo, sólo un consejero de crédito puede inscribirlo en un plan de manejo de deudas y negociar con sus acreedores mejores condiciones para el pago de sus deudas.

Cómo elegir un servicio de consejería de crédito

En la actualidad, casi todos los servicios de consejería de crédito son sin fines de lucro. Sin embargo, esta condición no significa que cualquier empresa que se presente como servicio de consejería de crédito sea legítima. Hay muchos casos de empresas que se presentan como agencias de consejería de crédito cuando en realidad no lo son.  Por eso es importante saber qué buscar a la hora de elegir una organización de consejería de crédito.

¿Está acreditada la agencia?

Es importante buscar una agencia que esté acreditada por una organización comercial nacional como la National Foundation for Credit Counseling (NFCC, por sus siglas en inglés) o la Financial Counseling Association of America (FCAA, por sus siglas en inglés). Si es miembro de una asociación comercial nacional, significa que cumple las normas más estrictas del sector, entre las que se incluyen [1]:

  • Auditorías anuales de las agencias
  • Las agencias tienen licencia, fianza y seguro
  • Ofrecen diversos tipos de ayuda al consumidor
  • Los fondos se desembolsan en nombre de los clientes al menos dos veces al mesLos clientes pueden hacer depósitos a través de una variedad de métodos
  • Todos los clientes reciben consejería
  • Los clientes reciben al menos un estado de cuenta trimestral

¿Están aprobadas por el DoJ?

El Departamento de Justicia de EE.UU. (DoJ, por sus siglas en inglés) tiene una lista de agencias de consejería de crédito aprobadas para ofrecer servicios de consejería previa a la bancarrota. Sólo las agencias de consejería de crédito aprobadas por el DoJ pueden ofrecer la consejería necesaria para declararse en bancarrota personal en los Estados Unidos.

Por lo tanto, usted puede buscar una agencia y ver si están aprobados para proporcionar consejería a través de los tribunales de bancarrota de EE.UU. Si no es así, puede utilizar la herramienta del Departamento de Justicia para buscar una agencia autorizada en su zona.

Sin cargos por adelantado

Una agencia de consejería de crédito que exista para ayudar a las personas (y no sólo para ganar dinero a costa de ellas) no debería cobrar ninguna comisión por adelantado sin servicio. Cualquier agencia que exija dinero antes de darle más información, proporcionarle consejería o garantizarle determinados resultados es una señal de alarma. Asimismo, evite las agencias que cobran por materiales educativos o talleres. Su objetivo debe ser prepararlo para el éxito financiero a largo plazo y evitarle deudas en el futuro.

No ofrece una solución única para todos los casos

Una organización de consejería de crédito que sea legítima y que realmente se preocupe por sus intereses no debería obligarlo inmediatamente a seguir un plan de manejo de deudas (que es un servicio por el que cobran). Legalmente, los consejeros de crédito están obligados a informarle sobre todas las opciones de alivio de la deuda y sólo recomiendan lo que mejor se adapte a su situación. Por lo tanto, si habla con una agencia que inmediatamente trata de empujarlo hacia un plan de manejo de deudas o no le informa de ninguna otra opción, es una señal para buscar ayuda financiera en otra parte.

¿Están calificados los consejeros?

Además de comprobar la validez de la agencia de consejería de crédito, investigue las calificaciones de las personas con las que va a hablar. ¿Cómo están formados los consejeros? ¿Están acreditados o certificados por una organización no afiliada, como la Asociación Nacional de Consejeros de Crédito Certificados? Si no es así, es posible que esté hablando con vendedores que se llevan una comisión después de conseguir que usted acepte un determinado servicio.

Busque quejas de los consumidores

Una vez que haya encontrado una agencia que aparentemente cumple todos los requisitos, consulte sitios de protección al consumidor como el Better Business Bureau (BBB, por sus siglas en inglés), una agencia local de protección al consumidor o el Fiscal General de su estado. Aquí puede leer las opiniones de antiguos clientes para averiguar si la empresa cumple lo que dice y comprobar si hay alguna queja oficial contra ella.

Cómo detectar una estafa de consejería de crédito

  1. Cobran honorarios por adelantado antes de realizar cualquier servicio real. Así es como se detecta cualquier estafa de ayuda, incluso para la liquidación. De acuerdo con las regulaciones federales, las empresas no pueden cobrar honorarios hasta que proporcionen algún tipo de alivio real.
  2. Garantizan la mejora de su puntuación de crédito en un número determinado. Aunque los datos muestran que completar con éxito un programa de manejo de deudas puede mejorar la puntuación de las personas, no hay ninguna garantía. Los resultados varían en función del punto de partida cuando se inscribió y de las sanciones negativas en las que incurrió antes de la inscripción. Desconfíe de falsas promesas que dicen que pueden eliminar marcas negativas de su reporte de crédito.
  3. Le dicen que haga algo ilegal. Un consejero de crédito certificado nunca le dirá que intente crear una nueva identidad para librarse de su antigua deuda. Las empresas que aconsejan a las personas que obtengan un nuevo número de seguridad social o un número de identificación de empleador (EIN, por sus siglas en inglés) son estafas. Los consejeros ni siquiera le aconsejarán que huya o se esconda de los acreedores o de los cobradores; le ayudarán a encontrar formas de enfrentarse a sus retos directamente.
  4. Tratan de inducirlo para que se apunte a una solución específica. Las agencias sin fines de lucro deben aconsejar al cliente sobre todos los caminos disponibles para liberarse de las deudas y recomendarle únicamente la mejor solución para ellos. Si una agencia lo presiona para que se inscriba en su DMP -o ni siquiera menciona las otras opciones disponibles- no está siguiendo las reglas de las organizaciones de consejería sin fines de lucro y probablemente no sea una agencia de consejería de crédito acreditada.

¡Mira cuánto podrías ahorrar!

Sólo dinos cuánto debes en total y estimaremos tu nuevo pago mensual consolidado.