LLAMA AHORA:

(844)-669-4596

Planificación financiera para la universidad

Planificación financiera para la universidad

Inicio » Planificación financiera para la universidad

Actualizado

Publicado


La universidad es un trampolín hacia una mejor carrera profesional y llegar a tener un mejor estilo de vida. Pero también es conocida por crear una deuda que puede ser casi imposible de pagar. Con una planificación financiera adecuada para la universidad usted puede evitar los asfixiantes préstamos estudiantiles y las deudas de tarjetas de crédito.

Nuestro equipo de Debt.com ha creado esta guía de planificación financiera para la universidad para ayudar a los padres, a los adultos jóvenes y a los estudiantes a realizar el sueño de ir a la universidad sin deudas masivas. Si tiene preguntas sobre sus préstamos, deudas o presupuesto, llámenos al y lo pondremos en contacto con un especialista que puede brindarle asesoría personalizada sobre la deuda y el presupuesto de forma gratuita.

Paso 1: Entender los costos de la universidad

Es un hecho: La universidad es costosa, y cada día estos costos aumentan más.

Mientras esperamos que en algún momento los altos costos de la universidad puedan cambiar, los estudiantes y las familias deben comprender y planificar su entrada a la universidad. Ese es el primer paso para evitar las altas deudas estudiantiles. La educación superior merece la pena, pero sólo si se persigue de forma práctica.

Por lo tanto, veamos las cifras concretas del costo de la educación universitaria:

Dos años de educación universitaria pública en el distritoDos años de educación universitaria pública en el distritoCuatro años de educación universitaria pública en el estadoCuatro años de educación universitaria pública fuera del estadoCuatro años de educación universitaria privada sin fines de lucro
Matrículas / cuotas$3,800$10,740$27,560$38,070
Alojamiento y comida$9,330$11,950$11,950$13,620
Libros, materiales, transporte y otros gastos$5,700$4,640$4,640$4,110
Costo total de un año académico$18,830$27,330$44,150$55,800
GastosLicenciatura (En universidad pública de cuatro años)MásterDoctorado
Matrículas / cuotas$8,940$9,000$11,620
Alojamiento y comida$11,060$10,980$12,500
Costo total sin gastos$20,000$19,980$24,120
GastosLicenciatura (Universidad privada sin fines de lucro de cuatro años)Máster (Universidad privada sin fines de lucro)Doctorado (Universidad privada sin fines de lucro)
Matrículas y cuotas$38,290$29,670$44,830
Alojamiento y comida$12,640$12,800$15,530
Costo total sin gastos$50,930$42,470$61,360

Hay algunos datos básicos sobre los costos estudiantiles que pueden ser difíciles de que un adolescente los considere. por ejemplo quedarse en el estado en lugar de salir de allí o converncerlos de que vayan primero a un colegio comunitario en su misma ciudad, esto puede ser casi imposible.

Sin embargo, las cifras no mienten. Si es un adulto joven que quiere ir fuera del estado o un padre que quiere dar a su hijo la escuela de su elección, va requerir un poco más de trabajo y ahorro por adelantado y así evitará la deuda.

Si va a regresar a la escuela para obtener un título avanzado, tiene una ventaja, estos títulos suelen requerir menos tiempo, pero algunos programas pueden ser muy costosos.

Costos de la universidad frente al potencial de ingresos de la carrera

Sea cual sea su edad, deberá estar seguro que la educación que quiere valga la pena por el costo que le llevará obtenerla. Hay formas de reducir esos costos, pero sea realista sobre el costo de la educación que quiere. Una deuda de seis cifras puede valer la pena para una carrera con un salario de seis cifras, pero necesitará ese gran salario. 

Una buena regla general que puede tomar en cuenta es, que los préstamos estudiantiles en los que incurra al obtener su título no deberían superar el salario que ganará en el primer año. Si el saldo de su préstamo estudiantil es superior a su salario anual, eso podría acarrear problemas mayores cuando termine los estudios.

Investigue las universidades que tiene en mente

Con todo esto en mente, este primer paso en la planificación financiera para la universidad se reduce a evaluar el costo de esa educación superior:

  • ¿Cuál es el costo anual de la escuela, incluyendo todos los gastos que habría que cubrir?
  • ¿Cuánto tiempo le llevará obtener el título?
  • ¿Cuánto tiempo hay que planificar y ahorrar?

Estas preguntas son más fáciles de responder para los estudiantes que regresan y  quieren continuar estudiando. El plan se puede ir perfeccionando, pero al menos al empezar aquí, tiene un punto de partida para elaborar su plan financiero para la universidad.

Paso 2: Utilice todas las medidas de ahorro y reducción de costos

El siguiente paso para la planificación financiera de la universidad debe realizarse lo antes posible. Desde un punto de vista práctico, cuanto más largo sea el camino hacia la universidad, más fácil será bajar la deuda. Los padres que empiezan a ahorrar anticipadamente minimizan la necesidad de préstamos estudiantiles para sus hijos y para ellos mismos. Aquellos que cursen estudios superiores y se tomen el tiempo necesario para planificar y ahorrar también lo tendrán más fácil para evitar las deudas.

Incluso si no empieza a ahorrar pronto, hay cosas que puede hacer en este paso para ayudar a reducir rápidamente esos costos. Así pues, repasemos toda la planificación anticipada que puede hacer para evitar las deudas universitarias. 

Cuentas de ahorro para la universidad

No debe pasar por alto esta sección si va a seguir estudiando.

El ahorro para la universidad requiere de una herramienta especializada conocida como cuenta de ahorro para la universidad (college savings account). Hay varios tipos:

  • Planes de ahorro universitario 529
  • Planes de prepago de matrícula 529
  • Cuenta de ahorro para la educación Coverdell (ESA, por sus siglas en inglés)

Los distintos estados ofrecen diferentes planes 529 y son la forma más popular de ahorrar. Asegúrese de consultar las normas de su estado porque pueden ser muy diferentes ya que algunos no le permiten utilizar los fondos fuera del estado.

Lo mejor es que conozca las normas del lugar donde vive y decida si el plan que ofrece el estado es la mejor opción, si suele ofrecer las mejores ventajas fiscales. En otras palabras, obtiene una rebaja en sus impuestos mientras construye sus ahorros para la universidad.

Sea cual sea el plan que elija, crece como una cuenta de retiro porque los fondos que aporta se invierten. Es un crecimiento de su dinero que no puede conseguir con una cuenta de ahorro estándar, así que merece la pena.

Por último, como sugiere la primera línea, la gente suele pensar que los planes de ahorro para la universidad son sólo para ahorrar para los hijos. Sin embargo, si está planeando avanzar en su carrera o ir a la universidad una vez que esté más establecido, esta puede ser una excelenete opción para usted también.

Becas

Los estudiantes que regresan ¡No deben saltar esta sección!

No se puede subestimar el valor de las becas. La gente le concede dinero simplemente por hacer algo o por ser una persona determinada o por destacar en una habilidad concreta. Es un dinero que no requiere ser devuelto ni tiene ataduras. Si gana una beca, recibe el dinero.

Cada $100 o $500 o $1,000 que gane significa mucho menos que pedir prestado o cargar en las tarjetas de crédito. Las becas más grandes significan mayores ahorros, pero incluso las pequeñas suman.

Así que, como estudiante, no importa su edad o etapa de la vida, encuentre y consiga todas las becas que pueda. Encuentre las más extrañas. Le sorprendería saber por las razones que regala dinero la gente cuando se trata de becas.

Si es un adulto joven, debería solicitar todas las becas que surjan. Fomente sus aficiones y talentos y encuentre becas que pueda ganar con ellos. Para los estudiantes que regresan, también hay becas, solo las tiene que buscar.

Nota final: De las personas que regalan una beca de $500 cada semestre para ayudar a los estudiantes a evitar un poco de deuda, por favor, siga las instrucciones. Cumpla con los plazos, lea las instrucciones cuidadosamente y sígalas al pie de la letra. Si tiene dudas, ¡pregunte!

Ayuda para la matrícula

Los empleadores han reconocido el valor de ayudar a los trabajadores a obtener su educación. Desde trabajos por hora como Starbucks y Amazon que quieren ayudar a sus trabajadores a avanzar en la vida hasta empresas que quieren ayudar a los empleados a ascender, su trabajo podría estar dispuesto a ayudarle a avanzar en su educación.

Si va a volver a estudiar, pregunte a su empresa si está dispuesta a ofrecerle una ayuda para la matrícula. Si no es así, puede que al menos estén dispuestos a pagar por las certificaciones que podrían hacer avanzar su salario sin esos costos universitarios.

¿Estás trabajando en sus estudios?, considere un trabajo que le proporcione ayuda para la matrícula. Busque empleadores que la ofrezcan como beneficio.

Para los adultos jóvenes, hay una gran organización que proporciona una de las mejores ayudas educativas que no se pueden encontrar en cualquier parte del mundo: El ejército de Estados Unidos. El GI Bill ayuda a los que sirven a conseguir una educación superior.

Obtener créditos antes de la universidad o saltarse los créditos al entrar

Si es un adulto joven o un padre que intenta ayudarse a usted y a su hijo a ahorrar, hay una serie de opciones que pueden ayudarle a minimizar el número de créditos universitarios generales que debe cursar:

  • Clases de Colocación Avanzada (AP, por sus siglas en inglés)
  • Bachillerato Internacional
  • Doble matrícula

Cada crédito universitario que pueda obtener antes de llegar a esa universidad tan cara a la que quiere asistir es una clase menos que tendrá que pagar después. Los exámenes pueden costar dinero, pero pueden ayudarle a ahorrar miles de dólares si estudia con dedicación y los aprueba.

En el caso de los estudiantes que regresan a la universidad, es posible que puedan realizar las pruebas de nivel para confirmar que conoce el material del curso. En la actualidad, algunas escuelas conceden créditos universitarios por la experiencia laboral, aunque es posible que tenga que aprobar un examen basado en el plan de estudios.

También puede evitar el costo más elevado de los créditos en una escuela de cuatro años acudiendo a un programa de dos años de asociado. Tomar clases de requisitos generales en un colegio comunitario equivale a un ahorro considerable. Sólo tiene que asegurarse de que los créditos sean transferibles a la universidad en la que quiere obtener su licenciatura.

Paso 3: Solicitar ayuda federal e institucional

Si planea matricularse en la universidad para el semestre de otoño, el 1 de octubre del año anterior es una fecha importante. Ese es el día en que se abre la Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes (FAFSA, por sus siglas en inglés).

Esta solicitud determina la ayuda financiera federal que puede recibir. La ayuda federal se divide en tres partes:

  1. Programas de estudio y trabajo
  2. Subvenciones
  3. Préstamos federales para estudiantes

Los dos primeros son las últimas oportunidades que tiene al entrar en la universidad para minimizar sus préstamos. La última determina lo fácil que será gestionar la deuda de los préstamos estudiantiles que asumirá para los estudios.

Por lo tanto, solicitar la ayuda financiera federal con prontitud es crucial porque es por orden de llegada. Tiene hasta el 30 de junio del año siguiente desde que se abre la convocatoria para solicitarla. Sin embargo, es conveniente solicitarla lo antes posible.

Aunque se llama ayuda financiera federal, la distribuyen las propias universidades. Puede incluir hasta 10 universidades en la FAFSA y cada una de ellas le proporcionará una carta de concesión de ayuda financiera donde se le indicará la ayuda que puede recibir de esa universidad.

La elección de una universidad basada en la ayuda financiera tiene sentido si se enfrenta a una gran factura de préstamos estudiantiles. Si una escuela ofrece becas y estudio-trabajo, puede ser preferible a otra. Para la mayoría de las carreras, la escuela en la que se obtiene el título importa muy poco en comparación con el título que se obtiene.

Por lo tanto, veamos las tres partes que componen la ayuda financiera federal y el papel que desempeña cada una de ellas en su plan financiero universitario.

Programas de estudio y trabajo

Los programas de estudio-trabajo le permiten trabajar a tiempo parcial en un puesto remunerado para la universidad a la que asiste. Los trabajos suelen ser en el campus, por ejemplo, en un laboratorio de informática. Sin embargo, también puede haber trabajos fuera del campus, como trabajar en una organización sin fines de lucro afiliada a la escuela.

Ganar dinero mientras estudia en la universidad significa que necesita menos préstamos para cubrir cosas como los gastos de manutención. Trabajar en el campus en un estudio-trabajo es conveniente, especialmente si vive en el campus. Además, en muchos casos puede aportarle una valiosa experiencia en su carrera.

Las universidades reparten los puestos de estudio-trabajo en función de la necesidad económica. Si su solicitud gratuita de ayuda federal para estudiantes (FAFSA por su siglas en inglés) muestra que su hogar tiene una alta necesidad financiera de ayuda, puede obtener uno.

Becas

Las becas federales también se conceden en función de las necesidades económicas. Las subvenciones son esencialmente dinero que recibe y que no tiene que devolver. Por lo tanto, a diferencia de los préstamos, las subvenciones minimizan la carga financiera con la que saldrá de la universidad en la mayoría de los casos.

Algunas becas tienen requisitos que debe cumplir, además de la necesidad económica. También pueden exigirle que mantenga ciertos niveles académicos y profesionales. Si no cumple con estos requisitos, podría tener que devolver la beca.

Sin embargo, en general, las becas no se reembolsan y le proporcionan otra parte de los costos universitarios que no tendrá que devolver más adelante.

Estos son algunos ejemplos de becas comunes:

Beca Federal Pell – Federal Pell Grant, en inglés

  • Se concede a los estudiantes universitarios que tienen una necesidad económica excepcional y no han obtenido un título de grado, postgrado o profesional
  • Cumplen ciertos requisitos para tener derecho a una Beca Pell más amplia si el padre del estudiante murió como resultado del servicio militar en Irak o Afganistán o en el cumplimiento del deber como oficial de seguridad pública
  • La beca Pell de por vida está limitada a 12 semestres o su equivalente
  • La beca anual es de hasta $6,495 para el año que corresponde 2021-22

Beca Federal Suplementaria para la Oportunidad Educativa – Federal Supplemental Educational Opportunity Grant (FSEOG, por sus siglas en inglés)

  • Se concede a los estudiantes de grado que tienen una necesidad financiera excepcional y no han obtenido una licenciatura o un título de posgrado
  • Los beneficiarios de la Beca Federal Pell tienen prioridad
  • Algunas escuelas participan en este programa
  • Los fondos dependen de la disponibilidad de la escuela
  • La beca anual es de hasta $4,000 al año

Beca TEACH – Teacher Education Assistance for College and Higher Education, en inglés

  • Para estudiantes de grado, postgrado o postítulo inscritos en programas diseñados para prepararlos para enseñar en un campo de alta necesidad a nivel de escuela primaria o secundaria
  • Deben comprometerse a trabajar durante un mínimo de cuatro años, dentro de los ocho años siguientes a la finalización o el cese de la inscripción en el programa, como profesores a tiempo completo en un campo de alta necesidad en una escuela o agencia de servicios educativos que atienda a estudiantes de bajos ingresos
  • Deben asistir a una escuela participante y cumplir ciertos requisitos de rendimiento académico
  • Si no se completa el compromiso de servicio docente, la beca se convertirá en un Préstamo Directo No Subvencionado que deberá ser devuelto
  • La beca anual es de hasta $3,772 para las becas desembolsadas por primera vez a partir del 1 de octubre de 2021 y antes del 1 de octubre de 2022.

Beca por servicio en Irak y Afganistán

  • Para estudiantes cuyos padres o tutores hayan sido miembros de las fuerzas armadas de EE.UU. y hayan fallecido como consecuencia de haber prestado servicio militar en Irak o Afganistán después de los acontecimientos del 11 de septiembre
  • Deben ser inelegibles para una Beca Pell por tener una necesidad financiera inferior a la requerida
  • Deben tener menos de 24 años o estar matriculados al menos a tiempo parcial en una universidad o escuela profesional en el momento del fallecimiento del padre o tutor
  • La beca anual es de hasta $6,124.79 para las becas desembolsadas por primera vez a partir del 1 de octubre de 2021 y antes del 1 de octubre de 2022

Préstamos federales para estudiantes

En la última parte de la ayuda federal es donde entra en escena la deuda. Después de todas las medidas de reducción de costos en el segundo paso y la ayuda federal gratuita, lo que queda recae en los préstamos estudiantiles.

Incluso aquí hay un paso clave en la planificación financiera de la universidad. Ahora comienza la búsqueda para que la deuda de los préstamos estudiantiles sea lo más manejable posible. Algunos préstamos estudiantiles lo harán más fácil.

Hay dos tipos de préstamos que los estudiantes obtienen a través de la FAFSA:

  • Los Préstamos Directos Subsidiados son los mejores préstamos estudiantiles que puede obtener si de préstamos se trata.
    • El gobierno paga los intereses mientras está matriculado, durante el período de gracia después de dejar la escuela y durante los períodos de aplazamiento.
    • Por lo tanto, su saldo se mantiene igual hasta que comience a pagar los préstamos.
    • Los intereses sólo se aplican durante los períodos de pago
  • Los Préstamos Directos sin subsidio son también préstamos federales que obtiene a través de FAFSA, pero el gobierno no paga los cargos por intereses.
    • Su deuda crecerá con los cargos por intereses cada mes mientras asiste a la escuela y cuando solicite un aplazamiento que es una pausa temporal para las cuotas de préstamos para estudiantes en situaciones específicas.
    • A menos que pague los intereses mientras asiste a la escuela, su saldo aumentará mientras obtiene su educación.

Ambas opciones siguen siendo preferibles a los préstamos estudiantiles privados. Ambas ofrecen aplazamiento y tolerancia en caso de dificultades financieras, y ofrecen planes flexibles de pago basados en los ingresos. También tienen la opción de calificar para el perdón del préstamo, si usted trabaja como funcionario público o voluntario.

Por lo tanto, el primer paso para gestionar su préstamo estudiantil es entender los préstamos que tendrá que pedir. A continuación, elabore rápidamente una estrategia para gestionar esos préstamos mientras asiste a la escuela.

Más información sobre la solicitud de préstamos estudiantiles »

Ayuda institucional

Algunas universidades tienen una segunda solicitud que debe completar aparte de la FAFSA. Se llama perfil del Servicio de Becas Universitarias (CSS, por sus siglas en inglés). A diferencia de la FAFSA, ésta tiene un costo. Hay una cuota de solicitud de $25, con una cuota adicional de $16 por cada escuela adicional a la que haga la solicitud.

Sin embargo, el CSS puede proporcionar trabajo-estudio adicional, becas e incluso préstamos que no puede obtener a través de la FAFSA. Por lo tanto, puede valer la pena solicitarlo si la universidad a la que quiere asistir utiliza el CSS. Puede limitar los pagos solicitándolo sólo a su mejor opción de universidad.

Paso 4: Sea económico y financieramente inteligente en la universidad

La planificación financiera para la universidad no termina una vez que comienza el primer semestre. De hecho, acaba de empezar. Cada decisión financiera que tome desde ahora hasta cuando salga de la universidad determinará lo fácil que será seguir adelante.

Si se gradúa a tiempo con el título que pretendía y que puede soportar la deuda asumida, el camino será más fácil. Si deja las clases pagadas y pide más préstamos para hacer la vida más fácil, entonces será más difícil.

No es la idea más emocionante, pero tiene que ir a la universidad teniendo en cuenta el precio final. Eso significa:

  • Vivir lo más moderado posible. Si vivir en el campus es más barato, hágalo. Si tener un plan de comidas en el campus es más barato, debe obtenerlo. Debería aprovechar cualquier cosa que le haga ahorrar dinero.
  • Mantener un presupuesto. Tanto si trabaja en la universidad, como si vive con ingresos de tiempo parcial o recibe ayuda de la familia, elabore un presupuesto. Tiene que elaborar un presupuesto que le permita vivir dentro de sus posibilidades.
  • Utilizar los préstamos sólo para las necesidades absolutas. El hecho de que pueda pedir a su oficina de ayuda financiera más préstamos sin subsidio, no significa que deba hacerlo. Puede ser tentador, pero no deje que su futuro yo pague la cuenta por vivir más cómodamente ahora.
  • Evitar utilizar las tarjetas de crédito para gastos que no puede pagar. Las deudas de tarjetas de crédito no son sus amigas en la universidad. Así que, a menos que pueda pagar los cargos en su totalidad cada mes, no debería usarlas. No utilice las tarjetas de crédito para gastos diarios o compras importantes, viajes de diversión o cualquier otra tentación que pueda surgir con las tarjetas de crédito en la universidad.
  • Gestionar sus préstamos mientras asiste a la universidad. Además de hacer lo que pueda para mantener su deuda lo más baja posible, también hay medidas que puede tomar  para controlarla durante los estudios. Por ejemplo, pagar los intereses de los préstamos no subsidiados le ayudará a evitar que el saldo crezca constantemente mientras estudia.

¿Debe evitar las tarjetas de crédito en la universidad?

Esta es una pregunta clave para los estudiantes, especialmente los jóvenes que no tienen un historial de crédito establecido. Salir de la universidad con una deuda de tarjetas de crédito no es una buena opción para el éxito financiero. Por otro lado, no tener un puntaje de crédito puede ser tan problemático como tener uno malo.

Por lo tanto, hay algunas buenas razones para tener una tarjeta de crédito en la universidad, fundamentalmente para construir el crédito. Esto facilitará la secuencia de muchos de esos grandes objetivos vitales que desea alcanzar. Pero tenga cuidado, porque las tentaciones que acabamos de mencionar son reales.

Paso 5: Crear un plan de transición para cuando salga de la universidad

El último paso en la planificación financiera para la universidad es lo que sucederá después. Lo ideal es que obtenga su título y se centre en avanzar a la siguiente etapa de la vida. Sin embargo, ése no es el único plan de salida que debe crear. Sea como sea, en cuanto vea que se acerca su salida de la universidad, tiene que empezar a planificarla.

Aunque tenga otros objetivos en mente -como los profesionales-  al salir de la universidad, los objetivos financieros también deben estar en primer plano. Estos deberían ser los principales:

  1. Encontrar la forma más rápida y asequible de salir de la deuda de los préstamos estudiantiles.
  2. Establecer un presupuesto equilibrado que incluya los pagos de sus préstamos estudiantiles.
  3. Pagar cualquier deuda de tarjetas de crédito que haya acumulado durante la universidad.
  4. Empezar a ahorrar para emergencias y para su retiro.

Encuentre soluciones para pagar la deuda y ponerse en el camino financiero correcto.

Evaluación gratuitaCall To Action Link

Ponga al día los planes de pago de los préstamos estudiantiles

Tiene muchas opciones para pagar los préstamos estudiantiles federales. Puede adaptar su plan de pago para que se ajuste a sus objetivos. Hay casi una docena de planes para elegir, ya sea que desee un pago de prueba o que necesite los pagos más bajos.

La buena noticia es que no es necesario que se cierre en un solo plan. Puede elegir uno que se adapte a sus necesidades ahora. Si sus necesidades cambian, puede cambiarlo. Puede cambiar de plan tan a menudo como lo necesite, para que sus pagos se ajusten a sus objetivos cambiantes.

Obtenga una guía completa de los planes de pago de préstamos estudiantiles »

Entender el perdón de los préstamos estudiantiles

Los préstamos estudiantiles son uno de los pocos tipos de deuda que ofrecen un perdón real. Si cumple una serie de criterios, toda o parte de su deuda de préstamos estudiantiles desaparece sin penalizaciones.

Por lo general, el perdón de los préstamos se obtiene a través del servicio:

  • Puede servir al bien público, como suelen hacer las enfermeras y los profesores
  • El servicio militar también ofrece el perdón de préstamos estudiantiles
  • Los voluntarios también pueden obtener el perdón

Conozca todas las opciones de perdón de préstamos estudiantiles »

Cómo hacer frente a los préstamos estudiantiles privados

Si consigue un buen trabajo con un excelente salario al salir de la universidad, los préstamos estudiantiles privados pueden ser fáciles. Para los solicitantes de préstamos con un gran crédito y seguridad laboral, incluso la refinanciación de los préstamos estudiantiles privados puede ser una opción fantástica. Puede reducir la tasa de interés de todos sus préstamos, lo que facilita el pago rápido de los mismos.

En otras situaciones, los préstamos privados pueden ser problemáticos. Si no puede encontrar un buen trabajo rápidamente o no tiene el salario que necesita, las opciones de alivio pueden ser limitadas. Los cobradores de préstamos estudiantiles pueden ser despiadados y, aunque sean privados, estos préstamos pueden ser difíciles de liquidar a través de la bancarrota.

Si tiene préstamos estudiantiles en cobro, la liquidación puede ser una opción que puede explorar. Dependerá del prestamista y de su situación. Los servicios de liquidación de deudas pueden ser beneficiosos si necesita ayuda para negociar con sus prestamistas.

Obtenga ayuda para elaborar el mejor plan para salir de la deuda de préstamos estudiantiles..

Evaluación gratuitaCall To Action Link

¡Mira cuánto podrías ahorrar!

Sólo dinos cuánto debes en total y estimaremos tu nuevo pago mensual consolidado.