Darse cuenta de que no puede pagar la deuda de la tarjeta de crédito puede ser desgarrador. Los pagos mínimos se destinan principalmente a cubrir los intereses mensuales acumulados, mientras que el capital apenas se toca. No tiene ingresos extra disponibles y no tiene forma de avanzar en los pagos.

La bancarrota puede ser una forma de recuperar el control de sus finanzas personales y crear un nuevo comienzo. Siga leyendo para aprender la manera correcta de manejar la deuda de la tarjeta de crédito en la bancarrota.

Tabla de contenidos:

Tarjetas de crédito en la bancarrota

Hay dos tipos de bancarrota que puede presentar: Capítulo 7 y Capítulo 13.

La bancarrota del Capítulo 7 asegura que casi todas las deudas de tarjetas de crédito sean borradas. Esta es la mejor opción para presentar si cree que no puede pagar su deuda a tiempo, o si debe más dinero del que razonablemente se pueden permitir pagar. La gran mayoría de las personas que se declaran en bancarrota presentan el Capítulo 7 y tienen su deuda eliminada en unos 90 días, libre de impuestos.

Para poder declararse en bancarrota bajo el Capítulo 7, se deben cumplir los requisitos de ingresos. En otras palabras, si gana menos ingresos que el ingreso promedio del estado en el que vive, lo más probable es que pueda declararse en bancarrota. Tenga en cuenta que si sus ingresos superan el ingreso promedio del estado, es posible que necesite el asesoramiento de un experto.

La bancarrota bajo el Capítulo 13 es más bien un plan de pago. Para presentar la bancarrota bajo el Capítulo 13, tendrá que pagar una parte de sus deudas según un plan. Esto toma entre 36 y 60 meses. La bancarrota bajo el Capítulo 13 es la mejor opción si no puede pagar todas sus deudas pero no califica para el Capítulo 7.

Otra cosa que hay que tener en cuenta: para aquellos que se declaran en bancarrota bajo el Capítulo 7, es posible que algunos tengan que renunciar a bienes como su casa, automóvil, negocio, etc. para pagar esta deuda no asegurada. En el Capítulo 13 de bancarrota, no es necesario liquidar los activos para pagar la deuda. El Capítulo 13 también se utiliza como una herramienta estratégica a veces para hacer frente a situaciones de emergencia como una ejecución hipotecaria pendiente cuando la solución está a la mano.

Comience el proceso de presentación, para que pueda obtener el nuevo comienzo que necesita.

ComenzarCall To Action Link

Evite problemas con la deuda de la tarjeta de crédito en la bancarrota

Un buen consejo cuando se trata de deudas de tarjetas de crédito y bancarrotas es saber exactamente cuándo presentar la solicitud. Si su tarjeta de crédito fue usada para gastos innecesarios dentro de los 90 días de su bancarrota, existe la posibilidad de que la deuda no sea liquidada.

También existe la posibilidad de que usted se meta en problemas por actividades fraudulentas. Las compañías de tarjetas de crédito pueden presentar un caso ante el tribunal de bancarrotas de que la deuda de su tarjeta de crédito fue fraudulenta si usted hizo compras de lujo de 600 dólares o más en los 90 días antes de presentar la solicitud. Tales artículos de lujo pueden incluir cosas como:

  • Mejoras innecesarias en su casa.
  • Automóviles caros.
  • Joyas.
  • Tratamientos de lujo en un spa.

Sin embargo, si utiliza su tarjeta de crédito para gastos necesarios que simplemente no puede pagar con sus ingresos, la deuda será saldada. Los ejemplos incluyen reparaciones esenciales del automóvil o de la casa, gasolina, facturas médicas, comestibles y otras cosas que usted o sus dependientes necesitan para sobrevivir.

El mejor curso de acción es hablar con un abogado de bancarrota local que tenga licencia en su estado. Por lo general, ofrecen consultas gratuitas y pueden ayudarlo a encontrar el mejor momento para presentar la declaración.

Tenga cuidado con los adelantos de efectivo antes de presentar la declaración

Los adelantos en efectivo de su tarjeta de crédito también pueden ser un factor negativo cuando se declara en bancarrota. La deuda no se cancela si saca más de $950 en adelantos en efectivo 70 días antes de declararse en bancarrota. Esto se mantiene independientemente de si utiliza ese adelanto para compras esenciales o de lujo.

Hay una excepción para la multa por adelantos en efectivo. Por ejemplo, digamos que usted tomó un adelanto en efectivo para pagar préstamos estudiantiles. Luego se le diagnostica una condición médica severa que lo incapacita para trabajar, por lo que se declara en bancarrota. Como no puede pagar esta deuda debido a dificultades extremas, será liberado de ella. Tenga en cuenta que si tomó el adelanto de dinero para pagar sus préstamos estudiantiles con la intención de liquidar la deuda en la bancarrota, puede ser suficiente para no poder ser liquidada.

Conéctese con los mejores abogados de bancarrota para asegurarse de evitar problemas cuando haga la presentación.

Evaluación GratuitaCall To Action Link

Preguntas Frecuentes

Q:¿Me quitarán las tarjetas de crédito cuando me declare en bancarrota?

1
500
A: No necesariamente, especialmente si tiene tarjetas de crédito con saldo cero en ellas. Sin embargo, también depende de donde viva: algunos tribunales de bancarrotas o fideicomisarios pueden pedirle que las entregue. Tenga en cuenta que, como tiene que hacer una lista de todas las deudas y acreedores en los papeles de la bancarrota, lo más probable es que esas tarjetas sean canceladas por la compañía de tarjetas de crédito de todos modos. Las tarjetas de crédito son propiedad del acreedor y sólo ellos tienen la capacidad de dejarlo conservar la tarjeta. Pero sorprendentemente, después de que su bancarrota sea cancelada, inmediatamente comenzará a recibir nuevas ofertas de crédito de los acreedores.

Q:¿Solicitar la bancarrota afectará negativamente a mi puntaje de crédito?

1
500
A: Según la FICO [ENG], aquellos con una puntuación de crédito de 700 o más pueden experimentar una disminución de al menos 200 puntos en su puntuación. Aquellos con una puntuación de 680 sólo pueden perder entre 130 y 150 puntos. La presentación de la bancarrota del capítulo 7 estará en su reporte de crédito hasta por 10 años. La bancarrota del Capítulo 13 tiende a tener un impacto menos negativo ya que los pagos se están haciendo, y por lo tanto está en los reportes de crédito durante unos 7 años.

Pero la realidad es que puede reconstruir rápidamente su crédito después de la bancarrota si lo hace con prudencia.

La preocupación por el puntaje crediticio es casi difícil de comprender porque, si bien afectará su puntaje de crédito, a los que se declaran en bancarrota les va mejor [ENG] que a los que no lo hacen

Si pagué mis impuestos sobre la renta con mi tarjeta de crédito, ¿puedo cancelar esa deuda en la bancarrota?

Esto depende de algunos factores. Cuándo presentó la declaración, cuándo se evaluaron los impuestos sobre la renta y si el IRS o el gobierno estatal adquirieron un gravamen, determinará si los impuestos sobre la renta son condonables. Cuanto más reciente sea la deuda del impuesto sobre la renta, más probable es que no se cancele. Cuanto más antigua es la deuda, más probable es que la deuda pueda ser liquidada.

Q:¿Qué sucede si subo los saldos de mi tarjeta de crédito antes de declararme en bancarrota?

1
500
A: Como se mencionó anteriormente, esto podría considerarse un fraude, especialmente si no tiene la intención de pagar esto. Recuerde, no se cancelarán los $600 o más en compras de lujo realizadas en los 90 días anteriores a la presentación de la bancarrota y más de $950 en adelantos en efectivo realizados en los 70 días anteriores a la presentación de la bancarrota.

Sin embargo, si puede probar que las compras recientes son artículos necesarios, como calefacción para su casa y gastos médicos, pueden calificar para que se eliminen.

Una pregunta sobre bancarrota de un lector de Debt.com…

Pregunta: En 1997, me declaré en bancarrota después de un terrible divorcio. Me iba bien hasta que me despidieron hace unos años. Mi problema es, cuando estoy bajo estrés, me gusta la terapia de compras. Nunca funciona realmente, pero sigo haciéndolo de todos modos.

Aunque tengo un nuevo y maravilloso trabajo, no gano lo que ganaba en el anterior, y tengo más de 20.000 dólares de saldos en varias tarjetas de crédito. Estoy recibiendo llamadas de cobradores enojados, y el estrés me está haciendo perder el cabello – ¡literalmente!

Así que estoy considerando la bancarrota nuevamente. Escuché que la ley ha cambiado, pero es difícil saberlo buscando en Internet. ¿Puede darme algún consejo?

— Vanessa de Tennessee

Howard Dvorkin CPA responde…

Más que cualquier otro tema financiero, la bancarrota es tan complicada como deprimente. Piénselo: Las hipotecas también son complejas, pero después de navegar por el proceso, ¡es dueño de una casa!

La bancarrota, sin embargo, es simplemente un “nuevo comienzo”, dice el gobierno federal [ENG]. Desafortunadamente, la explicación del gobierno sobre el proceso no es exactamente fácil de entender – se llama “Conceptos básicos de la bancarrota”, pero se ve así [ENG]. No es muy básico, ¿verdad?

Así que, Vanessa, aquí hay tres cosas cruciales para saber…

1. Capítulo y versículo

La mayoría de la gente sólo oye hablar de dos tipos de bancarrota, aunque hay más: El capítulo 7 y el capítulo 13.

El primero es mucho más popular – cerca del doble de los estadounidenses presentaron el Capítulo 7 antes que el Capítulo 13. ¿Por qué? Porque el Capítulo 7 se llama “liquidación”. Esencialmente, sus bienes son vendidos para pagar cualquier deuda que pueda ser cubierta. El resto de sus deudas son perdonadas.

Mientras tanto, el capítulo 13 es a menudo llamado “ajuste de deuda”. ¿Por qué? Porque un juez de bancarrotas crea un plan para que pague sus deudas. Ahora, sé lo que está pensando: “¿Por qué elegiría pagar algo si puedo simplemente salir libre de deudas?”

Como todo lo demás en la bancarrota, la respuesta es: depende. Por ejemplo, bajo el capítulo 13, puede conservar todos sus bienes. ¿No tiene ninguno? Entonces el capítulo 7 es probablemente mejor.

2. Lo que significa una “prueba de medios”

Cuando buscó la protección de la bancarrota, Vanessa, la ley era diferente. Eso fue antes de 2005, cuando el Congreso creó algo llamado prueba de medios. Básicamente, otra persona – designada por el tribunal de bancarrotas – estudia su situación financiera y decide si califica para el Capítulo 7 o 13.

En resumen: Es realmente más difícil declararse en bancarrota hoy en día que antes de 2005.

3. Hay buenas noticias

Aunque el gobierno ha complicado más la bancarrota que antes, el sector privado ha intervenido para facilitarla. Debt.com se ha asociado con algunos de estos expertos, y puede preguntarles llamando a Debt.com al 1-844-669-4596.

Además, no quiero terminar mi respuesta sin abordar algo que usted dijo de pasada. Mientras que hablamos mucho sobre la ley de bancarrota, hay otra llamada Ley de prácticas justas en el cobro de deudas (FDCPA, por sus siglas en inglés). Lo protege de ser acosado por los cobradores de deudas. Le insto a que lea sobre esto en la Guía de Acoso de Cobradores de Deudas de Debt.com, donde también puede inscribirse para recibir ayuda para terminar con cualquier acoso que esté enfrentando.

Si no está segura de qué hacer con la deuda de su tarjeta de crédito, puede considerar primero la consejería de crédito. Puede obtener una evaluación gratuita de la deuda y el presupuesto y discutir las opciones para salir de la deuda con un experto certificado.

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596 y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.

¿Listo para presentar la solicitud? Deje que Debt.com lo ayude a conectarse con los expertos adecuados, para que pueda tener un nuevo comienzo.

Evaluación GratuitaCall To Action Link
Did we provide the information you needed? If not let us know and we’ll improve this page.
Let us know if you liked the post. That’s the only way we can improve.
Yes
No

Article last modified on Septiembre 10, 2020. Published by Debt.com, LLC