Análisis Gratuito de Deuda

Contact us at 1-888-503-5563

Debe declararse en bancarrota personal si no puede pagar una deuda y otras opciones de alivio no le ayudan

¿Está endeudado y no puede hacer ni siquiera los pagos mínimos? Puede ser el momento de dejar de luchar contra lo inevitable y declararse en bancarrota. Puede parecer que se está rindiendo, pero en realidad, declararse en bancarrota puede ser el primer paso para un nuevo comienzo financiero.

Es posible que haya estado reflexionando sobre esta pregunta por un tiempo: “¿Debo declararme en bancarrota?” La bancarrota no es para todos. Pero a menudo los que más lo necesitan se sienten demasiado avergonzados de decir: “Debo hacerlo” y limpiar su pesada carga financiera.

Hay una gran cantidad de negatividad innecesaria, en torno a la bancarrota, en la sociedad. Los declarantes se sienten culpables, avergonzados, y piensan que si se limitan a pagar, podrán ver la luz al final del túnel. Pero esa luz puede que nunca brille, y usted puede hacer más daño a su vida financiera que si sólo diera el primer paso para cortar de raíz con sus deudas.

“La mayoría de la gente no quiere declararse en bancarrota debido al estigma asociado con ella, ¿por qué no replantearse la situación?”, pregunta el experto en bancarrota Steve Rhodes. “Cuando ve la bancarrota como la única opción legal para eliminar su deuda y obtener protección de sus acreedores, puede verla desde una perspectiva completamente nueva. No hay duda de que en la mayoría de las situaciones, declararse en bancarrota es la forma más rápida de salir de la deuda por la menor cantidad de dinero”. [1 ENG]

La verdad es que la bancarrota no es el fin del mundo. Puede salvar su vida financiera. Veamos cómo y por qué la bancarrota personal puede ser su mejor opción.

¿Cuándo debo declararme en bancarrota?

La bancarrota no es una decisión fácil de tomar. No puede simplemente solicitarla para una deuda que pueda haber acumulado con el tiempo. Debe demostrar que no puede hacer los pagos mínimos de sus deudas con su relación deuda / ingresos, que es la cantidad de dinero que gana en comparación con la cantidad de deuda que tiene.

Mucha gente suele pensar que la bancarrota es el resultado de que alguien es negligente con sus finanzas, y simplemente gastan lo que no pueden pagar. Eso no es cierto. Hay muchas personas que enfrentan un golpe severo por una emergencia financiera y terminan con deudas que no pueden pagar.

“La bancarrota es ideal para las personas que han agotado sus esfuerzos y no tienen la necesidad de hacer los pagos a tiempo de su deuda mensualmente”, dice el abogado de bancarrota Rabin Pournazarian. “También es para personas que han sufrido la pérdida de un miembro de su familia o afecciones médicas. O, cualquier otra cosa que limite sus ingresos, como el desempleo, la discapacidad y la pérdida de horas extras”.

Tener una emergencia médica o perder un empleo pueden hacerlo ir en caída libre al usar tarjetas de crédito para cubrir sus cuentas médicas o costos de vida mientras no está trabajando.

Y si está considerando retirar fondos de sus cuentas de jubilación para pagar esas deudas, la bancarrota puede ahorrarle dinero a largo plazo. La verdad es que necesitará sus ahorros para la jubilación y retirar dinero de ellos ahora no es una buena idea. Si se declara en bancarrota, las cuentas de jubilación, como un 401(k), generalmente están protegidas de los acreedores porque están exentas.

“Creo que el último punto en el que debe tomar la decisión, es cuando ninguna acción hoy arreglará el pasado, y hará que el futuro financiero sea aun peor”, dijo Rhode. “Por ejemplo, tratar de salir de una situación imposible por una deuda pasada que roba su capacidad de ahorrar para la jubilación y seguir adelante. La pregunta clave es si es más importante reparar el pasado o reparar el futuro”, agregó.

Si sabe que ya está listo para declararse en bancarrota, Debt.com puede ayudarlo a comenzar el proceso.

Comenzar

¿Por qué debo declararme en bancarrota?

Es raro que todos los que buscan el perdón de la deuda a través de la bancarrota compartan la misma razón para hacerlo. Pero si se siente solo en su elección, puede ayudarlo saber cuáles son las causas más comunes.

Los investigadores no están de acuerdo sobre por qué las personas se declaran en bancarrota, y es probable que tenga algo que ver con el hecho de que no es necesario incluir esa información al presentar una petición de bancarrota.

Un estudio de 2009 de la Universidad de Harvard, que se basa en un amplio número de fuentes, señala que la deuda médica es la razón principal detrás de la bancarrota personal. El sesenta y dos por ciento de todas las bancarrotas presentadas en 2007 se debieron a deudas médicas, según ese estudio. Y el 92 por ciento de esos deudores tenía más de $5,000 entre sus deudas por gastos médicos.[2 ENG]

Otro estudio del Centro para la Recuperación del Consumidor (CFCR, por sus siglas en inglés), una organización sin fines de lucro, concluye que las obligaciones legales son la mayor fuente de bancarrota. [3 ENG]

El setenta y ocho por ciento de los casos de bancarrota personal se deben a la presión de los juicios por cobro de deudas , según el CFCR. Esa razón fue seguida por un 18 por ciento que dijo que los cobradores de deuda agresivos, los obligaron a declararse en bancarrota, y finalmente, un pequeño 4 por ciento dijo que el volumen de su deuda era su razón para solicitar la bancarrota personal.

Aquí están las razones más comunes citadas para declararse en bancarrota:

  • Pérdida de ingreso
  • Gran cantidad de deudas no aseguradas, como las de una tarjeta de crédito
  • Facturas médicas
  • Divorcio
  • Ejecución hipotecaria
  • Una demanda
  • Salarios embargados debido a una demanda
  • Impuestos adeudados

Pournazarian ha estado ejerciendo la ley de bancarrota para Price Law Group en California por más de 23 años. Según él, sus clientes tienen muchas razones por las que declararse en bancarrota. Pero un tema común es que las facturas se convierten en más de lo que pueden administrar de manera realista.

“Por lo general, veo a alguien que, por el motivo que sea, tiene más deudas que las que puede pagar”, dice Pournazarian. “No pueden continuar con los pagos mínimos. Han incumplido los pagos y un acreedor ha iniciado un proceso legal contra ellos para cobrar la deuda”.

 ¿Quieres salir de las deudas?  Complete nuestro formulario y encuentre la solución a sus deudas gratis. 

Ayuda gratis

¿Quién se declara en bancarrota?

Puede sentir que sus problemas financieros son únicamente exclusivos para usted. Pero la verdad es que muchos estadounidenses se declaran en bancarrota todos los días. Más de 700,000 estadounidenses se declararon en bancarrota solo el año pasado, según LendingTree [4 ENG] Y saber que no está solo puede ayudar a minimizar algo de la ansiedad que está enfrentando.

El estudio de Harvard mencionado anteriormente fue co-escrito por la entonces profesora de derecho de Harvard, Elizabeth Warren. Revela la demografía que se encuentra comúnmente entre los declarantes de bancarrota. La mayoría eran dueños de sus casas, bien educados y con empleos de ingresos medios. [2 ENG]

Un estudio de 2017 de Census.gov respalda los hallazgos de personas con ingresos medios, pero ofrece un poco más de información sobre el declarante típico. Es más probable que sean divorciados, negros, de mediana edad, veteranos y discapacitados. El grupo de edad más notorio en los casos de bancarrota, es el de 30-49 años de edad. El censo encontró que el 58 por ciento de los casos de bancarrota se encuentran entre ese grupo de edad. [5 ENG]

¿Qué le sucede a su crédito cuando se declara en bancarrota?

La bancarrota del Capítulo 7 generalmente permanecerá en su reporte de crédito 10 años a partir de la fecha de presentación. En la mayoría de los casos, el Capítulo 13 se mostrará como una mancha en su reporte durante siete años. Sin embargo, existe evidencia de que los declarantes de bancarrota comienzan a reconstruir el crédito antes de lo esperado, siempre y cuando el declarante muestre comportamientos crediticios responsables en el futuro.

Un cuarenta y tres por ciento de las personas con una bancarrota en su reporte de crédito tenían una calificación de crédito de 640 o más, un año después de la presentación, según un estudio de LendingTree. Dentro de los dos años posteriores a la presentación, el 65 por ciento tenía una calificación crediticia de 640 o más. [4 ENG]

“Les recuerdo a mis clientes que en la mayoría de los casos su puntaje crediticio mejorará después de declararse en bancarrota y que se recuperarán después de la declaración”, dijo Pournazarian. “Entonces, no es algo que necesariamente los perseguirá por el resto de sus vidas. Hay un futuro después de la bancarrota”, agregó.

Pero, por supuesto, todas las situaciones son diferentes, y debe consultar con profesionales de una agencia de consejería de crédito sin fines de lucro y un abogado de bancarrota para saber qué opción de alivio de deuda es la adecuada para su situación, antes de continuar con el proceso legal.

¿La declaración de bancarrota cuesta dinero?

Declararse en bancarrota no es gratis, lo que puede parecer un poco extraño, considerando que la mayoría de las personas que presentan la declaración por lo general están quebradas.

Es por eso que es importante consultar a un experto en bancarrota antes de presentar su solicitud. La contratación de un abogado para presentar el Capítulo 7 costará de $ 1,500 a $ 3,000, en promedio a nivel nacional, y de $ 3,000 a $ 4,000 para los que presentan el Capítulo 13. Eso no incluye las tarifas de presentación que tienen el siguiente costo, según el Foro Nacional de Bancarrotas… [6 ENG]

  • Tarifa de presentación del Capítulo 7: $335
  • Tarifa de presentación del Capítulo 13: $310

…. Los honorarios de su abogado pueden ser costosos, pero no contar con un abogado puede no funcionar. Las leyes de bancarrota varían de estado a estado y son difíciles de entender para alguien con poca experiencia en derecho de bancarrota, y mucho menos para alguien que no es un abogado.

¿Qué tipo de bancarrota es mejor para mí?

Hay dos tipos de bancarrotas personales que puede presentar. Deberá realizar una prueba de recursos, que evaluará cuánto gana, posee y necesita pagar. Antes de eso, aquí hay un breve desglose de lo que implica cada uno, para que no lo tomen desprevenido y sepa qué esperar antes de reunirse con un consejero certificado antes de la bancarrota.

  • Presentación del Capítulo 7: Este tipo de presentación se conoce comúnmente como “bancarrota directa”. Es posible que pueda conservar ciertos bienes que necesita para la vida cotidiana, como su casa, vehículo, ropa e incluso muebles de su casa. Pero su otro tipo de propiedad, que no está exenta de la liquidación por bancarrota, puede ser vendida por el fideicomisario, que es un tercero neutral entre usted (el deudor) y los acreedores. Esa propiedad no exenta puede incluir dinero en efectivo en cuentas bancarias, artículos valiosos, como un sello o colección de antigüedades, o incluso instrumentos musicales. Este tipo suele tardar seis meses en completarse.
  • Presentación del Capítulo 13: La bancarrota del “plan de pago”. Debe tener un empleo o una fuente de ingresos regular para presentar este tipo de bancarrota. Su propiedad personal estará protegida de los acreedores. El proceso en sí, en promedio, tarda de tres a cinco años en completarse. Y puede permanecer en su reporte durante siete años, pero es posible que la mancha permanezca durante 10 años. Si realiza una prueba de recursos para presentar el capítulo 7 y no pasa, aún puede presentar el capítulo 13. Sus deudas se reestructuran y se establece un plan de pago a través de los tribunales para liquidar sus deudas en función de sus ingresos actuales.

¿Cómo hacer para declararse en bancarrota?

La bancarrota puede ser complicada si no está preparado. Esa es una de las razones por las que querrá que un abogado calificado lo ayude en todo el proceso. Para simplificar lo que debe hacer, aquí hay 10 pasos para darle una idea de lo que tendrá que hacer en el proceso de declararse en bancarrota…

Paso 1: Hacer un inventario

Cuánto debe. Deberá mostrar todo, cada acreedor al que le debe dinero. Necesita la tasa de interés actual de esas deudas, su pago actual y el monto que actualmente puede pagar.

Cuánto gana. Esto no es solo el dinero que está recibiendo de su trabajo diario. Si le pagan por alguna actividad complementaria, pensión o incluso dinero de miembros de la familia, su cónyuge o compañeros de habitación que le ayuden a pagar las cuentas. ¿Recibe fondos de los intereses o dividendos de inversiones? Incluya esos también. No tendrá que reportar ningún pago de Seguro Social que reciba.

Qué activos tiene: Apunte todos sus activos. Incluya todo, desde bienes raíces, acciones, automóviles, cuentas de ahorro, instrumentos musicales y obras de arte. Cuanto más completa sea la lista, más fácil será para su abogado de bancarrota o fideicomisario obtener una comprensión real de su situación financiera. A menudo, tendrá ciertos bienes que estarán exentos de liquidarse en un caso de bancarrota del capítulo 7, pero algunos estados pueden tener leyes diferentes a otros.

Cuánto necesita para vivir: ¿Alquila o realiza pagos de la hipoteca? Debe incluir lo que cuesta mantener ese techo sobre su cabeza. No olvide además las necesidades básicas, como la comida. Deberá incluir los costos de sus servicios públicos y facturas médicas, impuestos y costos de transporte. ¿Usted paga manutención o pensión alimenticia? Si es así, agrégalo a la lista.

Paso 2: Asesoramiento previo a la bancarrota

Los tribunales quieren asegurarse de haber discutido todas sus opciones con una agencia calificada de consejería de crédito previa a la bancarrota. Se le puede recomendar que pruebe un programa de alivio de deuda, diferente, como la gestión de la deuda o incluso la liquidación de deudas antes de declararse en bancarrota. Debe encargarse de esto 180 días antes de presentar la solicitud.

El curso en sí solo toma de una a dos horas en completarse. Las sesiones suelen costar entre $ 20 y $ 40 o hasta $ 100 y se pueden realizar por teléfono o por Internet. Esto es imprescindible para la declaración. Si no lo hace, su petición de bancarrota puede ser rechazada.

Paso 3: Conseguir un abogado

La bancarrota es una opción de alivio de deuda que legalmente perdonará sus deudas. No es exactamente un plan que pueda desarrollar por su propia cuenta. Si omite algo o comete errores al terminar el papeleo, su caso puede ser desechado.

Paso 4: Presentar su petición

En este punto, usted y su abogado están listos para presentar la documentación y pagar una tarifa de presentación de bancarrota. Toda la documentación que recopiló mientras realizaba el inventario se utilizará ahora. Usted proporcionará eso a los tribunales. Una paralización automática aparecerá en sus cuentas. Esto es así para que los acreedores ya no puedan tratar de demandarlo, contactarlo o intentar embargar su salario por las deudas. Las paralizaciones automáticas también detienen las acciones de ejecución hipotecaria si su prestamista ha iniciado el proceso de ejecución hipotecaria de su casa.

Paso 5: Designación de un fideicomisario de bancarrota

Los tribunales desean que este proceso sea lo más justo posible para usted y sus acreedores. En este punto, traen un fideicomisario para gestionar el proceso. Revisarán sus formularios y documentos, y organizarán y arreglarán su reunión con los acreedores.

Paso 6: Encuentro de acreedores

Sus acreedores tienen el derecho de interrogarlo sobre sus deudas. No es necesario que asistan legalmente, pero usted, y si está casado, su cónyuge deberán hacerlo. Debe responder a todas las preguntas que tengan para usted, según su conocimiento bajo juramento.

Paso 7: Elegibilidad

Para este punto, el fideicomisario confirmará su elegibilidad para la bancarrota y qué capítulo puede presentar.

Paso 8: Se concertarán los pagos

Si está presentando el Capítulo 7, el fideicomisario determinará qué activos vender para pagar a sus acreedores. Eso puede incluir algo tan simple como joyas o tan complicado como el valor líquido de su casa. Si solicita el Capítulo 13, el fideicomisario establecerá un plan de pago. Se le solicitará que realice los pagos, generalmente durante un período de tres a cinco años antes de que se descarguen los saldos restantes.

Paso 9: Educación requerida

Antes de que sus deudas puedan ser canceladas oficialmente, se le pedirá que complete un curso de educación financiera. El objetivo es proporcionarle el conocimiento para evitar que se vuelva a presentar en bancarrota en el futuro. La agencia de consejería previa a la bancarrota generalmente brinda este curso y certifica que usted completó el plan de estudios requerido.

Paso 10: Dar de baja a sus deudas

Con el Capítulo 7, debería llevar entre tres y seis meses, en promedio, llegar a este punto. Para el Capítulo 13, deberá completar el plan de reembolso, que puede demorar hasta cinco años. Las deudas que se encontraron elegibles para darles de baja, serán perdonadas. Su caso será cerrado después.

 

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596 y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

Artículo modificado por última vez el mayo 29, 2019. Publicado por Debt.com, LLC . Los usuarios de celulares y tablets también pueden acceder a la versión AMP: ¿Debo declararme en bancarrota? - AMP.