Especialmente ahora, cuando la pandemia hace que cada vez más empresas tengan problemas financieros, la bancarrota de la pequeña empresa se está convirtiendo en un camino probable para muchos propietarios.

En contra de la creencia popular, la bancarrota no significa necesariamente que su negocio deba cerrar. De hecho, algunos tipos de bancarrota pueden ayudar a que su empresa siga abierta.

Esta página responderá a sus preguntas sobre el proceso y los efectos de la bancarrota de la pequeña empresa.

Responsabilidad personal

Como propietario de una pequeña empresa, es probable que entienda la necesidad de mantener separados los gastos empresariales y personales. Pero, ¿piensan los acreedores lo mismo sobre las deudas?

Esto depende de la estructura de su empresa. Las sociedades anónimas, las sociedades de responsabilidad limitada (LLC, por sus siglas en inglés), las empresas unipersonales y otras combinaciones de estructuras empresariales tratan las deudas de forma diferente.

Por ejemplo, las sociedades anónimas y las LLC están diseñadas específicamente para limitar las responsabilidades financieras de los propietarios de la empresa.

Además, si usted firma una garantía personal, puede ser personalmente responsable del pago de la deuda de su empresa.

¿Es mi cónyuge responsable de la deuda de mi empresa?

Aunque probablemente quiera que su cónyuge esté protegido de las deudas de su empresa, no siempre es así. Si tiene una empresa unipersonal o es socio de una sociedad, su cónyuge podría ser responsable de la deuda igual que si fuera una deuda personal.

Su cónyuge también podría tener problemas si fuera un cosignatario o garantizara la deuda de su empresa. Esto se aplica tanto si usted como su socio acordaron la responsabilidad limitada como si no. Si lo firmaron, lo deben.

Esto sólo es cierto en los estados de derecho común. Si vive en un estado de bienes gananciales, la cosa cambia.

En los estados de bienes gananciales, incluso si un cónyuge no ha firmado una deuda, todo es propiedad de ambas personas por igual en un matrimonio.

Arizona, California, Idaho, Luisiana, Nevada, Nuevo México, Texas, Washington y Wisconsin son estados de bienes gananciales. En Alaska, una pareja casada puede elegir si se adhiere o no a las normas de bienes gananciales.

Tipos de bancarrota de pequeñas empresas

Hay tres tipos principales de bancarrota que pueden ayudar a las empresas: Capítulo 7, Capítulo 11 y Capítulo 13. Cada uno logra cosas diferentes según los tipos de deuda que tenga y los objetivos de su negocio.

Capítulo 7

El Capítulo 7 de bancarrota puede ser presentado tanto por individuos como por empresas. Es una buena opción para los propietarios únicos y puede ayudar a las LLC y las corporaciones a liquidar y cerrar de manera organizada.

Con este tipo de presentación, puede ocuparse tanto de las deudas comerciales como de las personales. El Capítulo 7 es también la forma más rápida de salir de las deudas. En tan sólo 3 o 4 meses, sus deudas que cumplan los requisitos serán canceladas.

Debido a que se conoce como “bancarrota de liquidación”, no es para los propietarios de negocios que quieren continuar con las operaciones. El Capítulo 7 le ayudará a cerrar. Es probable que liquide muchos de los activos de su negocio. Si desea mantener su negocio abierto, explore otros tipos de bancarrota.

Capítulo 13

El capítulo 13 de la ley de bancarrotas puede ayudar a una empresa a reorganizar sus deudas y a mantenerse abierta. Sin embargo, sólo puede ser presentada por un individuo.

Aunque su objetivo principal es ayudar a un individuo a reorganizar su deuda personal, si ese individuo dirige una empresa unipersonal, puede incluir sus deudas comerciales en la presentación.

Una vez que se presenta y se aprueba todo, se inicia un plan de pago de tres o cinco años. El plan requiere pagos mensuales a sus acreedores para pagar una parte de lo que debe.

Si usted es dueño de una corporación o una LLC, las deudas de su negocio no pueden ser incluidas en una presentación del Capítulo 13. Pero esto no significa que no pueda ayudarle. A veces, la reorganización de sus deudas personales puede ayudarle a recuperar su negocio.

Capítulo 11

El Capítulo 11, al igual que el Capítulo 13, es un tipo de bancarrota de reorganización. Es principalmente para las empresas; los individuos sólo pueden solicitarlo si tienen cantidades excepcionalmente grandes de deuda personal.

Los siguientes tipos de negocios pueden presentar una bancarrota bajo el Capítulo 11:

  • Corporaciones.
  • Pequeñas empresas, definidas como “cualquier persona o entidad dedicada a actividades empresariales o comerciales con menos de 12,490.925 en reclamaciones de acreedores”. Esto puede incluir las sociedades de responsabilidad limitada (LLC, por sus siglas en inglés).
  • Sociedades.
  • Empresas unipersonales.

Conozca más sobre cómo los diferentes tipos de empresas se acogen al Capítulo 11 de bancarrota aquí.

Nota sobre el Capítulo 12

El Capítulo 12 de bancarrota es relativamente poco común en comparación con los Capítulos 7, 11 y 13. Esto se debe a que está diseñado específicamente para las pequeñas operaciones agrícolas y pesqueras. Si esto describe su negocio, puede leer más sobre la presentación de la bancarrota del Capítulo 12 aquí.

Decidir qué tipo de bancarrota empresarial presentar

Hablar con un abogado especializado en bancarrotas es la mejor manera de determinar qué tipo de bancarrota presentar. Aunque se puede presentar “pro se” (por su cuenta), es arriesgado intentarlo.

Si se hace de forma incorrecta, presentar la bancarrota por su cuenta podría acarrearle aún más deudas. Steve Rhode, experto en bancarrotas y colaborador de Debt.com, escribió sobre la elección del abogado de bancarrotas adecuado para su situación. Le recomendamos que siga sus consejos para encontrar un buen abogado.

Su crédito después de una bancarrota de empresa

Su crédito sólo se verá afectado por la bancarrota de la empresa si usted era personalmente responsable de la deuda. Por ejemplo, si usted dirige una empresa unipersonal y se declaró en bancarrota bajo el Capítulo 7 para hacer frente a las deudas empresariales y personales, esto aparecerá en su reporte de crédito.

Por otro lado, si usted dirige una corporación con responsabilidad limitada y la empresa se declara en bancarrota, esto no aparecerá en su reporte de crédito. Usted nunca estuvo personalmente enganchado en la deuda.

Tanto el Capítulo 11 (si se presenta como individuo) como el Capítulo 7 de bancarrota permanecerán en su crédito durante 10 años a partir de la fecha de presentación. Una declaración de bancarrota del Capítulo 13 permanecerá en su reporte de crédito durante 7 años a partir de la fecha de presentación.

Esto parece mucho tiempo, pero los efectos negativos en su crédito disminuyen con cada año que pasa. Tome medidas para reparar su crédito tan pronto como pueda y acabará mejorando su situación financiera.

Iniciar un nuevo negocio después de la bancarrota

¿Desea iniciar un negocio nuevo y único? Es posible que necesite financiación inicial para poner en marcha su nueva empresa. Es probable que no tenga muchos problemas con un plan de negocios diferente al de su anterior empresa.

Sin embargo, si intenta poner en marcha un negocio similar al que le llevó a la bancarrota, puede ser un problema. Si su nuevo plan de negocio es similar a su anterior empresa, puede ser más difícil conseguir un préstamo. Los prestamistas quieren sentirse seguros de que su nuevo plan será más exitoso desde el punto de vista financiero y de que no tendrá que volver a declararse en bancarrota.

¿La deuda de su tarjeta de crédito está perjudicando a su negocio? Nosotros podemos ayudarle.

EmpezarCall To Action Link
¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

Artículo modificado por última vez el Marzo 18, 2021. Publicado por Debt.com, LLC