La presentación del Capítulo 7, le permite presionar rápidamente el botón de reinicio y podría ser mejor para su crédito a largo plazo

Restart your financial life with Chapter 7 bankruptcy

Declararse en bancarrota del Capítulo 7 puede ofrecer un nuevo comienzo financiero, toda vez que otras opciones para el alivio de la deuda no estén dando resultados. Le permite descargar todas, o la mayoría de sus deudas existentes, para que pueda avanzar sin la carga financiera. Esta página puede informarle todo lo que necesita saber sobre una declaración de bancarrota del Capítulo 7.

¿Qué es la bancarrota del capítulo 7?

El Capítulo 7 es uno de los dos tipos de presentación de bancarrota personal. También se denomina “bancarrota de liquidación” porque el tribunal liquida (vende) sus activos para pagar a sus prestamistas y acreedores. Esto le permite completar su proceso rápidamente, para que pueda comenzar de nuevo más rápido. Una vez que el tribunal liquida sus activos y paga el producto obtenido a todos los que usted debe, el tribunal descarga cualquier saldo restante.

Es importante tener en cuenta que la liquidación de activos rara vez es tan aterradora o tan dañina como parece. Primero, el tribunal no venderá todo lo que usted posea. Cosas como ropa y bienes personales, herramientas para su negocio e incluso ahorros de jubilación, tipo cuentas 401 (k), están exentos. Incluso su hogar y su automóvil pueden calificar para una exención siempre que se encuentren por debajo de cierto valor.

En verdad, la mayoría de las personas que solicitan el Capítulo 7, nunca enfrentan ninguna liquidación de activos. Disfrutan de una salida rápida y limpia, y aún pueden conservar sus cosas. Entonces, aquí podrá ver cómo funciona en la práctica…

¿Cómo funciona el capítulo 7?

  1. Primero, debe completar la consejería de crédito previa a la bancarrota, dentro de los 180 días de la fecha en que desea hacer la presentación.
  2. Una vez que reciba su certificación, puede proceder a la presentación. Para lo cual, deberá proveer:
      1. Su certificado de finalización de la consejería crediticia.
      2. Una lista de activos y pasivos, es decir, lo que posee, versus lo que deba.
      3. Un calendario de ingresos y gastos, es decir, lo que gana frente a lo que gasta.

     

  3. Un calendario de contratos ejecutorios y arrendamientos pendientes, básicamente, cualquier contrato que tenga y que no se haya completado.
  4. Una vez que el tribunal recibe toda la documentación requerida, asignan un fideicomisario con el que se reunirá en un plazo de 15 a 20 días.
  5. Estará sujeto a una prueba de medios para verificar que es elegible para el Capítulo 7.
  6. Al mismo tiempo, el fideicomisario emite una “estancia automática” en todas sus cuentas financieras. Esta estancia:
    1. Previene acciones de cobro en cualquiera de tus deudas.
    2. Detiene cualquier acción de ejecución hipotecaria actual.
    3. Se congela las demandas civiles pendientes, tales como demandas de colección.
  7. Sus acreedores luego tienen la oportunidad de objetar el descargo si pueden probar que usted cometió fraude.
  8. Una vez que el fideicomisario aborde todas las objeciones, recibirá su aprobación final oficial.

Cómo calificar para la bancarrota Capítulo 7

La Ley de Abuso de Bancarrota y Protección al Consumidor de 2005 (BAPCPA, por sus siglas en inglés) agregó una “prueba de medios” al proceso de presentación de bancarrota personal. Esta prueba le permite a su síndico designado por el tribunal, revisar su historial financiero y asegurarse que su presentación sea legítima. Esto asegura que califica para el Capítulo 7 y puede avanzar con su presentación. También le permite al fideicomisario ver si ha intentado controlar el sistema antes de realizar la presentación.

Esto puede parecer aterrador, pero si está teniendo problemas de manera legítima, no debería tener nada de qué preocuparse. La única causa de preocupación, es si realmente no necesita presentar una solicitud, y simplemente está buscando una “salida fácil”. También puede haber problemas si acumuló un gran volumen de deuda justo antes de presentar la solicitud. Esto generalmente se toma como una señal de fraude. Aun así, aún puede presentar una solicitud si puede probar su caso.

La primera parte de la prueba de recursos, implica una evaluación de sus ingresos medios. El fiduciario compara sus ingresos obtenidos en los últimos 6 meses con el ingreso medio en su estado. Básicamente, comparan sus ingresos con la Línea Federal de Pobreza de su estado.

You can go through pre-bankruptcy credit counseling in person, online or on the phone

Luego examinan su historial financiero para ver qué debe y qué obligaciones paga cada mes. La idea es asegurarse de que realmente necesita la bancarrota, y que específicamente sea la del Capítulo 7. Si puede cumplir un plan de pago, el tribunal puede ajustar su presentación al Capítulo 13. Las personas que obtienen altos ingresos, generalmente estarán bajo un mayor control, o de una examinación detallada.
Además de aprobar la prueba de recursos, el otro requisito para la presentación es la consejería crediticia previa a la bancarrota. Esto es simplemente una sesión de consejería de crédito que dura de 60 a 90 minutos. Puede completar la sesión en persona, por teléfono o en línea. Por lo general, hay una tarifa entre $ 20- $ 40.

¿Listo para hablar con un consejero de pre-bancarrota? ¡Deje que Debt.com lo conecte con una agencia de consejería acreditada, para que pueda comenzar el proceso de presentación correctamente!

Comenzar

¿Cuánto toma el proceso del Capítulo 7?

El plazo estándar para una presentación del Capítulo 7, tarda entre cuatro y seis meses en completarse.

Tenga en cuenta que primero debe completar la sesión de consejería crediticia para su presentación en bancarrota. Su certificado debe tener una fecha dentro de los 180 días a partir de la fecha de presentación. Entonces, una vez que reciba la certificación, tiene aproximadamente 6 meses para presentarla.

Después de eso, el primer marcador de tiempo importante, es el tiempo que le toma a su fiduciario comunicarse con usted. Desde el momento en que presenta su solicitud, puede esperar un contacto dentro de los 15-20 días, una vez que revisen su caso. Luego, después de ese contacto inicial, el proceso restante demora entre 60 y 120 días para que el síndico realice su trabajo. El tiempo varía según la complejidad de su caso y la cantidad de acreedores que presenten objeciones. Si tiene un gran número de presentación de objeciones, su caso podría tomar más tiempo.

Aun así, la persona promedio puede esperar que se complete su presentación del Capítulo 7 dentro de los seis meses. Esto es mucho más corto, que el tiempo que toma una presentación del Capítulo 13.

Capítulo 7 vs Capítulo 13

Si no está seguro del tipo de presentación que deba utilizar, aquí tiene una comparación rápida:

Capítulo 7 Capítulo 13
Comúnmente llamado: Bancarrota de liquidación Bancarrota del asalariado
Cómo resuelve sus deudas: Vende activos disponibles que no califiquen para la exención, para el pago de una suma global Establece un plan de pago mensual.
Cuánto tiempo toma: Unos 4 a 6 meses Hasta 5 años, dependiendo de su plan de amortización.
Penalización en el reporte de crédito Durante 10 años desde la fecha de alta Durante 7 años desde la fecha de alta.

Deudas que no pueden ser descargadas durante el Capítulo 7

Independientemente del tipo de presentación que elija, hay ciertas deudas que no se pueden liquidar en una bancarrota. Otras deudas no siempre se pueden liquidar fácilmente a través de la bancarrota, aunque pueda ser posible hacerlo. Aquí es donde trabajar con un abogado de bancarrota de buena reputación es útil, porque saben cómo sacarlo de la bancarrota rápidamente con la menor cantidad de deuda pendiente. Después de todo, su objetivo es obtener un nuevo comienzo, por lo que lo último que deseará es continuar teniendo una deuda que aún deba pagar.

Aquí hay una lista de las deudas que normalmente no califican para el alta:

  1. Pensión alimenticia y manutención del cónyuge.
  2. Manutención de los hijos.
  3. Deudas con agencias gubernamentales por multas y sanciones, tales como costas judiciales
  4. Deudas civiles por daños a otra persona.
  5. Deuda tributaria.

Cosas como la pensión alimenticia y la manutención de menores, casi nunca califican para el alta. Si no puede efectuar los pagos, incluso después de su alta final, debe buscar la modificación. En otras palabras, puede modificar su obligación mensual para el futuro, pero no puede cambiar lo que ya debe.

Al gobierno tampoco le gusta liberarlo de las deudas que haya ordenado en su momento, que debía pagar. Por lo tanto, las deudas impositivas, las multas judiciales y las sanciones civiles que ya le han sido asignadas, tampoco pueden ser descargadas fácilmente. Para cumplir con este tipo de deuda, debe poder demostrar que no descargar esas deudas lo mantendrá en una situación financiera difícil, incluso después de que haya podido cancelar sus otras deudas.

¿Se puede descargar préstamos estudiantiles en el Capítulo 7 de bancarrota?

Existe el mito común, de que no puede cancelar préstamos estudiantiles durante la bancarrota. Y si bien es cierto que puede ser difícil, ciertamente no es imposible. Pero para ser sinceros, podemos ver que la mayoría de las personas ni siquiera lo intentan, porque creen que la deuda de los préstamos estudiantiles no es elegible para el alta.

El mito está algo arraigado de hecho. Los préstamos federales para estudiantes están respaldados por el gobierno, por lo que, si cancela la deuda durante la bancarrota, el gobierno estaría en problemas para cubrir las pérdidas del prestamista. Por lo general, no están dispuestos a hacer eso. Además, los prestamistas privados estudiantiles presionaron para que sus deudas también se protejan de la liquidación de la bancarrota, de modo de poder evitar que las personas obtengan préstamos para educación que no tengan la intención de pagar. Por lo tanto, los préstamos estudiantiles, tanto federales como privados, no se descargan tan fácilmente como otras deudas, como pueden ser las de tarjetas de crédito.

Sin embargo, hay dos formas en que puede obtener una corte de bancarrota para cancelar la deuda de préstamos estudiantiles:

  1. Si puede probar que no cancelar la deuda del préstamo estudiantil le causará dificultades financieras después de completar su presentación, entonces la deuda puede ser cancelada. Esto es cierto tanto para la deuda de préstamos estudiantiles federales como privados.
  2. Para préstamos privados para estudiantes, también puede obtener la aprobación de la gestión de cualquier préstamo utilizado para un programa educativo que no esté calificado para el Título IV. Muchos programas comerciales y vocacionales no están calificados en el Título IV, lo que significa que la deuda no está exenta de la descarga.

Así que, aunque no está garantizado que saldrá de todas las deudas estudiantiles, por lo menos valdrá la pena intentarlo. Incluso si solo algunos de sus préstamos califican para el alta, eso será menos deuda por la que tendrá que preocuparse después de la bancarrota.

¿Qué activos están exentos en el Capítulo 7?

Las exenciones de bancarrota varían de estado a estado, aunque también hay exenciones federales. Las exenciones le permiten conservar ciertos bienes para que no se queden en la pobreza después de la descarga final.

Por ley federal, ninguna de las siguientes posesiones puede liquidarse durante el Capítulo 7:

    • Ropa, artículos para el hogar y objetos personales, como instrumentos musicales, hasta $ 600 por artículo y hasta $ 12,625 en total.

 

    • Joyas por un total de hasta $ 1,600

 

    • Equipos de trabajo y herramientas del oficio hasta un valor de $ 2,375.

 

    • Mascotas (y cultivos, si los tuviera)

 

    • Un vehículo motorizado de hasta $ 3,775 en su valor total.

 

    • Ayudas para la salud y equipamiento médico.

 

    • Cuentas de retiro IRAs y Roth IRAs hasta $ 1,283,025

 

    • Todas las cuentas de jubilación exentas de impuestos, incluidos los planes 401 (k) y 403 (b), así como los planes de pensión de beneficios definidos

 

    • Cualquier beneficio federal que reciba, como los beneficios de Seguro Social, Desempleo o de Veteranos

 

    • Dinero de recuperación, como la recuperación por muerte injusta y la recuperación por lesiones personales y el pago por pérdidas de ganancias.

 

    Bienes inmuebles de hasta $ 23,675 en valor o exención de vivienda no utilizada de hasta $ 23,675 en patrimonio

Todos los valores enumerados se duplican si está casado, y se declara en bancarrota de manera conjunta. Entonces, en lugar de $ 1,600 en joyas, puedes mantener hasta $ 3,200. Eso también incluye la exención de vivienda, por lo que si está casado, la exención salta hasta $ 47,350.

Tenga en cuenta que muchos estados permiten mayores exenciones. Entonces, dependiendo de dónde se viva, la exención puede llegar hasta $ 150,000 para las parejas casadas. Eso significa que, en muchos casos, es posible que pueda salvar su hogar de la liquidación, a pesar de que haya presentado el Capítulo 7.

Cómo reconstruir el crédito después del Capítulo 7

Once you achieve final Chapter 7 bankruptcy discharge, you swing from crisis to recoveryUna presentación del Capítulo 7 crea un elemento negativo en su reporte de crédito que permanece durante 10 años a partir de la fecha de alta final. Sin embargo, esto no significa que tendrá que esperar alrededor de una década antes de que su crédito se recupere.

En el sistema de crédito de EE. UU., el “peso” de los elementos negativos disminuye con el tiempo, aunque un elemento permanezca en su reporte. Entonces, por ejemplo, un pago atrasado realizado un mes atrás, daña su crédito mucho más, que uno hecho hace cinco años. Esto significa que cuanto más se aleje del descargo final de su bancarrota, menos perjudicará su puntaje de crédito.

Básicamente, puede comenzar a tomar medidas para reconstruir su crédito, comenzando el día después de su descarga final. Con su nuevo comienzo financiero, también deseará incluir un esfuerzo concertado para convertirse en solvente más rápido. Aquí hay algunos consejos para ayudarlo a comenzar:

  1. Obtenga una tarjeta de crédito garantizada o un pequeño préstamo personal para que pueda comenzar a construir un historial de pago positivo.
  2. Agregue gradualmente nuevas cuentas, asegurándose de no asumir demasiada deuda nueva a la vez. Agregar deuda muy rápidamente es malo para su presupuesto y su puntaje de crédito.
  3. Asegúrese de mantener su índice de utilización de crédito en menos del 10%. Eso significa que solo deberá utilizar el diez por ciento, o menos, de su línea de crédito disponible.
  4. Una vez que su puntaje comience a mejorar después de aproximadamente seis meses, considere otra deuda “buena”, como un préstamo para auto.

Esta estrategia puede sacarle del crédito de alto riesgo en tan solo un año, dependiendo de su historial y puntaje general.

Presentando nuevamente el Capítulo 7

Si ya se declaró en bancarrota del Capítulo 7 una vez, y luego vuelve a tener problemas, puede hacerlo nuevamente. Sin embargo, aunque puede efectuar la presentación con la frecuencia que desee, hay una ventana de tiempo en el momento del alta. Básicamente, no será elegible para otra ronda de alta, hasta que haya transcurrido cierto tiempo.

El reloj siempre corre desde la fecha de su primera presentación:

  • Si solicitó el Capítulo 7 anteriormente y desea volver a solicitarlo, debe esperar 8 años.
  • La ventana es de solo 4 años si hizo su presentación según el Capítulo 7 antes, y ahora desea hacerlo por el Capítulo 13
  • Si su primera presentación fue por el Capítulo 13, y ahora desea solicitar el Capítulo 7, la brecha es de 6 años. Sin embargo, si pagó la totalidad de su deuda no asegurada en su totalidad, o pagó al menos el 70 por ciento, puede presentarla antes.

¿Necesito un abogado para presentar el Capítulo 7?

Por ley, usted no necesita hacerlo. Al igual que con las presentaciones del Capítulo 13, puede solicitar el Capítulo 7 “pro se” (latín para “por uno mismo”). Sin embargo, el sitio web de los tribunales de los Estados Unidos en realidad dice: “Si bien las personas pueden presentar un caso de bancarrota sin un abogado, o ´pro se´, es extremadamente difícil hacerlo con éxito.”

Básicamente, incluso los tribunales dicen que estás loco por hacer esto por su cuenta, a menos que sea usted un abogado de bancarrota. Pero, siempre tenga en cuenta que un abogado puede tener más éxito. Tienen más experiencia en la lucha contra las objeciones de alta. También pueden argumentar la cancelación de sus préstamos estudiantiles y otras deudas que no califican fácilmente para la descarga.

Es por eso que siempre se recomienda trabajar con un profesional cuando se trata de la bancarrota.

¿Listo para una presentación? Debt.com puede conectarlo con un abogado de bancarrota de buena reputación en su estado, que lo ayudará a que su presentación del Capítulo 7 sea lo más rápida y fácil posible.

Consiga ayuda ahora

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596 y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.

Quienes han contribuido a esta página, incluyen a , el chico de cómo salir de la deuda, que ha sido un defensor de los consumidores desde la década de 1990, y , CPA y fundador de Debt.com.

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

Artículo modificado por última vez el Noviembre 20, 2019. Publicado por Debt.com, LLC