La bancarrota del capítulo 11 también se conoce como “bancarrota de reorganización”. También puede llamarse “bancarrota empresarial” porque está destinada principalmente a las empresas, incluidas las pequeñas empresas, los propietarios únicos y las sociedades. Sin embargo, también puede ser utilizado por los individuos cuyos activos son demasiado grandes para calificar para el Capítulo 7 o el Capítulo 13.

La bancarrota del Capítulo 11 reorganiza los activos y a menudo implementa un plan de pago de la deuda similar al plan de pago que se ve con el Capítulo 13. La principal diferencia es que con el Capítulo 11, usted suele mantener el control sobre los activos durante la presentación en lugar de que el control pase a un administrador de la bancarrota. Incluso después de la presentación, usted continúa operando el negocio como el “deudor en posesión (DIP, por sus siglas en inglés)” bajo la supervisión del tribunal.

Sepa esto:

  • El Capítulo 11 de bancarrota es principalmente para las empresas. Los individuos se acogen al Capítulo 11 cuando tienen una deuda inusualmente grande.
  • El sistema de pago del Capítulo 11 es mucho más complicado que el del Capítulo 7 o el del Capítulo 13.
  • Antes de comprometerse con la bancarrota del Capítulo 11, explore alternativas tales como: un préstamo de consolidación de deudas, un programa de manejo de deudas, liquidación de deudas, etc.

Cómo funciona la bancarrota del Capítulo 11

  1. El Capítulo 11 puede ser voluntario o involuntario:
    1. Una presentación voluntaria significa que usted mismo la presenta.
    2. Una presentación involuntaria significa que un acreedor o un grupo de acreedores solicitan al tribunal que lo declare insolvente y lo obligue a realizar la presentación.
  2. Al igual que con cualquier presentación de bancarrota, con un Capítulo 11 voluntario el deudor normalmente debe pasar por una consejería de crédito previa a la bancarrota dentro de los 180 días anteriores a la fecha de presentación.
    1. Si desarrolla un plan de pago durante el proceso de consejería de crédito, debe ser presentado formalmente al tribunal para su aprobación.
  3. El tribunal cobra dos tasas que deben ser pagadas en su totalidad antes de proceder a la presentación:
    1. Una cuota de presentación del caso de $1,176 que puede ser dividida en un máximo de 4 cuotas; la última cuota debe ser recibida dentro de los 120 días de la fecha de presentación.
    2. Una tasa administrativa diversa de $550 que puede presentarse en plazos similares.
    3. Si las tasas no se pagan a tiempo, el caso se desestima
  4. En la mayoría de los casos, no se nombra un fideicomisario durante el Capítulo 11. En su lugar, el deudor continúa operando como “deuda en posesión” (DIP, por sus siglas en inglés).
    1. Si hay evidencia de fraude, deshonestidad o mala gestión grave, entonces un fideicomisario puede ser nombrado en casos raros.
  5. El DIP (o el fideicomisario) suele presentar una declaración escrita y un plan de reorganización. En él se describe cómo se gestionará la reclamación de cada acreedor en el futuro.
    1. El declarante tiene 120 días después de la fecha de presentación para presentar un plan de reorganización.
    2. El declarante tiene 180 días para convencer a los acreedores de que acepten el plan.
    3. Los acreedores que no recibirán la totalidad de la cantidad que se les debe por las deudas existentes pueden votar si aceptan el plan o no.
  6. A continuación, el tribunal aprueba la declaración de divulgación y se contabilizan las papeletas de voto; después, el tribunal celebra una audiencia de confirmación para determinar si se acepta el plan.
  7. En caso afirmativo, las deudas existentes se cancelan y el declarante es responsable de pagar a los acreedores como se indica en el plan de reorganización.
  8. El Capítulo 11 puede tardar desde unos pocos meses hasta 6 años o más en completarse, dependiendo de la complejidad de la presentación.

Inicie el proceso de presentación y consiga el nuevo comienzo que necesita.

EmpezarCall To Action Link

¿Quién puede declararse en bancarrota bajo el Capítulo 11?

Capítulo 11 – Corporación

Si una empresa (una que no se define como una pequeña empresa como se indica a continuación) opta por presentar el Capítulo 11, los activos personales de los accionistas no están en riesgo de liquidación. En otras palabras, sólo se consideran los activos de la empresa durante el proceso de reorganización.

Capítulo 11 – Pequeñas empresas

Las pequeñas empresas gozan de exenciones especiales cuando se acogen al Capítulo 11. Una pequeña empresa se define como cualquier persona o entidad dedicada a actividades empresariales o comerciales con menos de $2,490.925 en reclamaciones de acreedores.

Estas son algunas de las diferencias que puede esperar con los casos de pequeñas empresas del Capítulo 11:

  • El tribunal puede ordenar que no se cree un comité de acreedores. Este comité suele representar a los acreedores durante el proceso de reorganización.
  • El tribunal puede renunciar a la necesidad de presentar una declaración de divulgación, lo que puede agilizar considerablemente el proceso de presentación.
  • El plazo “exclusivo” para presentar un plan de reorganización se amplía de 120 a 180 días.
  • Los casos de pequeñas empresas también están sujetos a declaraciones de presentación adicionales.

Capítulo 11 – Sociedad

Si usted tiene una sociedad comercial, los activos de la empresa suelen estar separados de los activos personales de los socios. Sin embargo, los activos personales pueden estar sujetos a la liquidación a menos que los socios presenten la protección de la bancarrota.

Capítulo 11 – Propietario único

En este caso, los activos de la empresa no se consideran separados de los activos del propietario, por lo que sus activos pueden estar en riesgo de liquidación con el fin de resolver las reclamaciones de los acreedores.

Capítulo 11 – Presentación individual o conjunta

En casos raros, los individuos o los cónyuges pueden presentar el Capítulo 11 de bancarrota si los totales de los activos personales son demasiado altos para presentar el Capítulo 7 o el Capítulo 13. Las cantidades actuales en dólares de acuerdo con el 11 USC §109(e), que se ajusta cada 3 años, tiene el máximo de la deuda no asegurada en $419,275, y la cantidad máxima de dólares para la deuda asegurada está en $1,257,850 [1]. Si una pareja se presenta para el Capítulo 11 conjuntamente, sólo hay una presentación y una tasa administrativa que se cobra para ambas partes.

También puede considerar alternativas a la bancarrota si tiene cantidades menores de deuda y quiere preservar su crédito.

¿Necesita ayuda para iniciar el proceso de declaración? Estamos aquí para que pueda conseguir el nuevo comienzo que necesita.

Empezar ahoraCall To Action Link

Capítulo 11 vs. Capítulo 7

El Capítulo 7 es una forma de bancarrota común entre aquellos que no tienen manera de pagar sus deudas. Se llama “bancarrota de liquidación” porque usted debe liquidar sus activos para pagar a los acreedores. Esto no significa que tenga que renunciar a todo: puede seguir conservando cosas como su casa y su auto, siempre que su valor sea inferior a una determinada cantidad.

Capítulo 11 Capítulo 7
Comúnmente llamado: Bancarrota de reorganización Bancarrota de liquidación
Cómo resuelve sus deudas: Crea un complejo plan de pago que separa a los acreedores en diferentes clases y prioriza ciertas deudas sobre otras Vende los activos disponibles que no califican para la exención para el pago de una suma global
Cuánto tiempo se necesita para completarlo: Entre 4 y 18 meses para elaborar el plan de reorganización; hasta 6 años para completarlo. Entre 90 y 120 días
Anotaciones en el reporte de crédito 10 años a partir de la fecha de presentación 10 años a partir de la fecha de presentación

Capítulo 11 vs. Capítulo 13

La bancarrota del Capítulo 13 es mejor para aquellos que pueden permitirse pagar parte de su deuda a través de pagos mensuales. Este tipo de bancarrota tiene una tasa de presentación de $335, pero sigue siendo menor que las tasas del Capítulo 11.

Capítulo 11 Capítulo 13
Comúnmente llamado: Bancarrota de reorganización Bancarrota de asalariados
Cómo resuelve sus deudas: Crea un complejo plan de pago que separa a los acreedores en diferentes clases y prioriza ciertas deudas sobre otras Establece un plan de pago mensual
Cuánto tiempo se necesita para completarlo: Entre 4 y 18 meses para elaborar el plan de reorganización; hasta 6 años para completarlo Hasta 5 años, dependiendo de su plan de pago
Anotaciones en el reporte de crédito 10 años a partir de la fecha de presentación 7 años a partir de la fecha de presentación

Consejos finales para atravesar la bancarrota del Capítulo 11

Asegúrese de que es el tipo de bancarrota adecuado para usted

Aquellos que buscan declararse en bancarrota personal probablemente deberían buscar en otra parte. A menos que se encuentre en una situación muy singular, es probable que el Capítulo 7 o el Capítulo 13 sean más adecuados.

Encuentre el abogado adecuado

Al igual que con cualquier tipo de bancarrota, si sigue adelante con el Capítulo 11, necesitará representación legal. Siga nuestra guía para elegir el abogado de bancarrota adecuado.

Fuente:

 

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
Yes
No

Artículo modificado por última vez el Noviembre 17, 2022. Publicado por Debt.com, LLC