LLAMA AHORA:

(844)-669-4596

BAPCPA

Ley de Prevención del Abuso de Bancarrota y Protección al Consumidor (BAPCPA): Conozca sus derechos en la presentación de bancarrota

Inicio » Bancarrota » Ley de Prevención del Abuso de Bancarrota y Protección al Consumidor

Actualizado

Publicado


La Ley de Prevención del Abuso de Bancarrota y Protección al Consumidor (BAPCPA, por sus siglas en inglés) es la legislación principal que regula el proceso de declaración de bancarrota personal. Establecida en 2005, esta ley reformó el proceso de declaración de bancarrota personal con el objetivo de prevenir abusos. Desde su implementación, ha sido objeto de controversia, persistiendo a lo largo de periodos de recesión y recuperación económica.

Dato relevante: el huracán Katrina llevó al Departamento de Justicia a establecer exenciones de verificación de recursos para las víctimas de catástrofes.

Ya sea que esté de acuerdo o no, la BAPCPA es la ley que determina cómo procederá su declaración de bancarrota. Por lo tanto, comprenderla es crucial si está considerando declararse en bancarrota en un futuro próximo o cree que podría necesitar hacerlo más adelante. Con este objetivo en mente, la siguiente información detalla la BAPCPA de una manera fácil de entender, sin utilizar terminología legal complicada.

Si aún tiene preguntas, no dude en ponerse en contacto con nosotros o completar el formulario que se encuentra a la derecha para solicitar asistencia de inmediato. Nos pondremos en contacto con los profesionales adecuados para ayudarlo a avanzar de manera rápida y eficiente.

¿Necesita ayuda para iniciar el proceso de presentación de bancarrota? Estamos aquí para que pueda comenzar de cero.

ComenzarCall To Action Link

Antes de la Ley BAPCPA

La razón principal de la BAPCPA, cuando comenzó a regir, fue detener el abuso de quienes se presentaban en bancarrota – es decir, hacer presentaciones como una manera fácil de salir de los problemas de la deuda en que se habían metido. La idea era que los consumidores habrían estado siendo irresponsables y contrayendo deudas que sabían que no podrían pagar y luego solicitaban el Capítulo 7 como una salida rápida, denominándose como: “la salida fácil”.

Así que esta ley (BAPCPA, por sus siglas en inglés) se puso en marcha para detener ese abuso.

Definición de abuso y determinación de la elegibilidad

La parte de la Ley relativa a la prevención del abuso de la bancarrota hizo algo importante: creó la prueba de recursos como forma de identificar posibles abusos del proceso. Básicamente, cuando usted se declara en bancarrota, sus ingresos se comparan con la línea promedio de ingresos de su estado Si desea presentar una solicitud de bancarrota del Capítulo 7, tiene que pasar la prueba de recursos económicos para poder hacerlo. De lo contrario, su presentación puede ser rechazada o convertida en una presentación del Capítulo 13.

Sin embargo, esto no debería preocuparlo pensando que su solicitud será automáticamente rechazada. Si tiene una necesidad legítima de declararse en bancarrota, no debería tener ningún problema. Debería poder presentar su caso ante los tribunales de manera adecuada. Simplemente evite cualquier comportamiento considerado como «mala fe», como incurrir en deudas excesivas con todas sus tarjetas de crédito justo antes de solicitar la bancarrota, lo cual podría acarrear consecuencias legales.

Consejería de crédito obligatoria

Otro de los grandes cambios de la ley BAPCPA fue el inicio de la consejería de crédito obligatoria para cualquier consumidor que quiera declararse en bancarrota. Antes de poder solicitar el Capítulo 7 o el Capítulo 13, deberá completar un programa acreditado en una agencia de consejería de crédito sin fines de lucro en un plazo no superior a 180 días antes de presentar la solicitud. Si desea declararse en bancarrota, consulte con un administrador de bancarrota para encontrar un programa aprobado – o rellene el formulario de la derecha y podemos ponerlo en contacto con un servicio de consejería de crédito.

Exenciones de descarga

El BAPCPA también amplía las normas sobre las deudas que pueden calificar para las exenciones de descarga. Con esto en mente, es importante tener en cuenta lo siguiente:

  • Si usted acumula cargos por compra de «bienes de lujo» en una tarjeta de crédito por más de $500 dentro de los 90 días de su fecha de presentación, eso puede ser considerado abuso, en cuyo caso esa tarjeta de crédito estaría exenta de la descarga.
  • Si usted toma más de $750 en anticipos en efectivo en una tarjeta de crédito dentro de los 90 días de la presentación, puede ser interpretado como abuso y ser rechazados.
  • Todos los préstamos estudiantiles están exentos de la descarga, ya sean federales o privados.
  • La exención de vivienda también está limitada; establece la cantidad de propiedad que puede ser eximida, así como cuánto tiempo tiene que vivir allí para calificar (para evitar mudarse a un estado diferente para facilitar la presentación).

Limitaciones en la prevención de gravámenes

En el pasado, una de las ventajas de la bancarrota era la posibilidad de evitar los embargos de propiedades. Sin embargo, la ley BAPCPA limitó las exenciones de gravámenes que se solían obtener al acogerse al Capítulo 7 de la Ley de Bancarrotas. Usted solía ser capaz de proteger cosas como obras de arte no creadas por usted o un familiar, joyas de más de $500 (sin incluir sus anillos de boda), y los autos u otros vehículos. También puede excluir sólo un número más limitado de aparatos electrónicos, incluyendo:

  • Un televisor
  • Radio
  • Videograbadora
  • Computadora personal
  • Accesorios asociados

Protección de los consumidores BAPCPA

Teniendo en cuenta todo lo anterior, puede empezar a preguntarse por qué la segunda mitad del nombre sigue estando allí. ¿Dónde está la parte: “Protección del consumidor”, en esta ley?

Bueno, también está ahí. La ley detalla nuevas protecciones para los consumidores, empezando por definir el derecho de un consumidor a utilizar una suspensión automática para detener los cobros y los procedimientos judiciales relacionados con sus deudas. Básicamente, si se declara en bancarrota, los cobradores y acreedores no pueden perseguirlo ni presentar órdenes judiciales contra usted.

Por supuesto, la responsabilidad de informar a sus acreedores de la declaración recae sobre usted. Debe avisar a sus acreedores en un plazo de 90 días a partir de la presentación. Si lo hace y de todos modos violan la suspensión, entonces usted tiene derecho a pedir una compensación monetaria. Pero si usted no lo notifica, los acreedores no están obligados a pagar por violar la suspensión.

Tenga en cuenta que la suspensión automática puede verse limitada (o anulada por completo) si ha presentado más de una declaración de bancarrota en los últimos años (especialmente si ha presentado varias en el mismo año).

Inicie el proceso de declaración para empezar de cero.

¡Mira cuánto podrías ahorrar!

Sólo dinos cuánto debes en total y estimaremos tu nuevo pago mensual consolidado.