Declararse en bancarrota es una decisión importante, pero el proceso no es tan malo (o tan aterrador) como usted puede pensar.

Saber qué esperar cuando declara bancarrota puede ayudar a hacer más fácil el camino que tiene por delante mientras espera que sus deudas sean eliminadas legalmente sin ninguna penalización fiscal. Con una sólida comprensión de lo que está por venir, puede prepararse y preparar sus finanzas lo mejor posible.

Los pasos de la presentación de la bancarrota son diferentes dependiendo del tipo de bancarrota que presente, pero esta guía le dará una visión general rápida tanto del Capítulo 7 como del Capítulo 13.

Un resumen del proceso de declararse en bancarrota

Siempre se recomienda acudir a un abogado especializado en bancarrotas. En realidad, el papeleo no es tan difícil de presentar, pero el proceso en sí mismo puede ser complicado y usted querrá tener un experto legal de su lado para asegurarse de que todo vaya bien.

Una vez presentado el caso, se asignará un fideicomisario para que revise administrativamente el papeleo y sus deudas en una prueba de medios para asegurarse de que no está cometiendo fraude.

Esto puede sonar un poco aterrador, pero en realidad, siempre y cuando usted no esté jugando con el sistema (como cargar un montón de deudas nuevas en las tarjetas de crédito justo antes de realizar la presentación) usted debe estar bien. Su abogado especializado en bancarrotas tiene el conocimiento necesario para guiarlo para evitar cualquier problema de presentación. Es una de las grandes ventajas de contratar a un abogado especializado en bancarrotas para que sea su defensor legal. La prueba de medios sólo confirmará si usted es elegible para la bancarrota y qué tipo debe presentar.

Cosas que debe saber al presentar la bancarrota

¿Cree que la bancarrota es un billete gratuito para empezar de nuevo cuando ha metido la pata? No es así. Esto es lo que necesita saber:

  • No todas las deudas pueden eliminarse mediante la bancarrota. Cosas como la manutención de los hijos ordenada por el tribunal y la pensión alimenticia no pueden ser descargadas. La deuda tributaria y los préstamos estudiantiles federales sólo se pueden cancelar en determinadas circunstancias. Pero la deuda del IRS de más de tres años puede ser eliminada en la bancarrota. Los préstamos estudiantiles privados se eliminan en la bancarrota con más frecuencia en estos días.
  • Usted debe enumerar todas sus deudas en su presentación. En algunos casos, la gente trata de mantener una o dos deudas fuera con la intención de que una vez que la bancarrota sea definitiva, al menos puedan pagar esa deuda. Si tiene razones para querer pagar una deuda en particular, su abogado puede presentar un acuerdo de reafirmación en su nombre. En última instancia, dependerá del acreedor mantener la cuenta abierta, así que hable primero con su acreedor y asegúrese de discutirlo con ellos antes de asumir que le dejarán mantener la cuenta.
  • Se le puede hacer responsable de las deudas contraídas recientemente. La mayoría de las directrices de la BAPCPA se centran en evitar que la gente acumule deudas justo antes de presentar la declaración. Si sale a hacer una última compra con sus tarjetas de crédito antes de presentar la solicitud, su acreedor puede alegar que se trata de cargos fraudulentos. En ese caso, las deudas no se liquidarían. Peor aún, todo su caso de bancarrota podría ser anulado. Normalmente, se trata de deudas originadas en los 90 días anteriores a la presentación.
  • No perderá sus artículos personales. Aunque la ley de bancarrota varía de un estado a otro, cada estado tiene exenciones en lo que puede y no puede ser tomado. La ropa y los enseres domésticos están casi siempre protegidos. Su auto e incluso su casa (hasta un cierto valor) también pueden estar protegidos. Los planes de jubilación cualificados (IRA/401(k)) también suelen estar seguros. Nadie quiere sus cosas viejas. Algunas personas han asumido erróneamente que los acreedores vendrán a sacarle todo. Eso no es cierto.

Lo que la bancarrota puede hacer para ayudarle

La bancarrota no es un paseo gratis, pero tampoco es el fin de su mundo financiero. En realidad, si la presenta correctamente, puede ayudarle a conservar algunos de sus activos más valiosos y a tener un nuevo comienzo financiero al mismo tiempo. Su crédito puede incluso recuperarse rápidamente que si hubiera seguido luchando por pagar su deuda por sí mismo.

La declaración de bancarrota también impide que los acreedores y los cobradores se pongan en contacto con usted o realicen cualquier otra acción una vez que sepan que se ha declarado en bancarrota. Todo se detiene rápidamente.

Sólo tiene que ser inteligente al respecto, presentar cuando es el momento de poner un punto final a las cosas y contratar a un buen abogado.

Activos que una declaración de bancarrota a tiempo puede ayudar a proteger:

  • Su IRA y 401 (k), ambos son normalmente protegidos en la bancarrota.
  • Cualquier plan de ahorro universitario 529 suele estar protegido.
  • En algunos casos, incluso puede salvar su casa de la ejecución hipotecaria en un decreto de bancarrota, dependiendo de dónde viva.
  • Lo mismo ocurre con el préstamo del auto.
  • La bancarrota detiene el embargo de salarios.
  • Elimina las sentencias en su contra.
  • En la mayoría de los casos, también puede detener un juicio pendiente sobre su deuda.

Cómo declararse en bancarrota

1. Analice su deuda

Su análisis sólo debe centrarse en una pregunta: “¿Mis deudas están creando una dificultad financiera [ING] que me impide pagar mi deuda, crear un fondo de emergencia o ahorrar para la jubilación?” Si la respuesta es afirmativa, la bancarrota podría ser la decisión correcta.

Puede llamar gratuitamente a un consejero de crédito para explorar sus opciones. Ellos pueden informarle sobre otros métodos de alivio de la deuda, como los programas de manejo de deudas, la liquidación de deudas, los préstamos de consolidación, las transferencias de saldos, y más.

Póngase en contacto con un consejero de crédito y obtenga ayuda para el alivio de la deuda.

Más informaciónCall To Action Link

2. Realice un curso previo a la bancarrota

Todas las personas que se declaran en bancarrota deben realizar un curso previo a la bancarrota para cumplir con un requisito administrativo. Por lo general, el curso no es gran cosa y sólo hay que completarlo.

El curso en sí tarda unas dos horas en completarse. Puede hacerlo por Internet o por teléfono a través de una agencia aprobada por el Departamento de Justicia [ING].

Las tasas para este curso suelen ser de entre $20 y $40, pero puede solicitar la exención de esta tasa. Sus ingresos deben estar por debajo del 150% del umbral de pobreza para que se le exima de la tasa.

Conserve el certificado que reciba al final del curso. El tribunal le pedirá una prueba de que lo ha completado. El curso debe ser completado dentro de los 180 días anteriores a la fecha en que usted presenta la declaración.

3. Elija el tipo de bancarrota que más le conviene.

Hay dos tipos principales de bancarrota personal: Capítulo 7 y Capítulo 13. Sus ingresos, la cantidad de deudas y los objetivos futuros afectan a cuál es el mejor para usted. Con el Capítulo 7 de bancarrota, sus deudas se eliminan en unos 90 días.

 

Tipos de bancarrota

Nadie quiere llegar a la bancarrota, pero en algunos casos, es la única opción para comenzar de nuevo.

Aquí te daremos algunos conceptos básicos.

Si estás en una grave dificultad financiera y no puedes encontrar una salida, esto es lo que puedes esperar cuando entras en el proceso.

Primero, hay dos tipos de bancarrotas.

Capítulo 7 es cuando tus activos se liquidan para pagar la mayor cantidad de deuda posible y luego los saldos restantes se cancelan.

Con un Capítulo 13, un juez evaluará tu situación y te designará un plan de pago estable para que puedas pagar la deuda.

Una vez que los pagos estén completos, cualquier remanente del balance es eliminado.

Cada solicitud comenzará con una prueba para determinar si calificas para algún tipo de bancarrota.

Aquí es cuando tus ingresos son comparados con el ingreso promedio del estado donde vives.

Se te requerirá que vayas a sesiones de consejería financiera y recibirás un certificado antes de empezar el proceso.

El Capítulo 13 suele ser mejor opción que el Capítulo 7 si tienes activos que quieres proteger.

Declararse en bancarrota puede detener el proceso de ejecución hipotecaria si el banco está intentando tomar tu casa.

Un Capítulo 13 de bancarrota estará en tu reporte de crédito por siete años.

Y el Capítulo 7 de bancarrota estará en tu reporte diez años.

Tener estas marcas negativas en tu reporte de crédito puede hacer más difícil el hecho de que califiques para un préstamo o para una nueva línea de crédito una vez que tu bancarrota esté completa.

Pero no es imposible y puedes tomar acciones para reconstruir tu crédito otra vez.

Para saber si calificas para este tipo de programa completa nuestro formulario o mejor aún, llámanos ahora y nosotros te conectaremos gratuitamente con la mejor solución para tu situación.

Si no puedes con tus deudas, no te estreses más y llámanos.

Debt.com, ofrecemos soluciones a tus problemas de deudas.

Bancarrota del capítulo 7

Este tipo de bancarrota también se conoce como “bancarrota de liquidación” o “bancarrota directa”. Es la forma más rápida y menos costosa de obtener protección frente a sus acreedores y un nuevo y rápido comienzo financiero.

Resulta que sólo el 4% de los declarantes del Capítulo 7 tienen que deshacerse de todos sus activos. Esta es una de las maneras más rápidas de salir de la deuda, y puesto que su crédito probablemente ya ha recibido un gran golpe por haber sido sobrecargado y por haber tardado en algunas facturas, el impacto adicional no será agradable. Las personas que presentan el Capítulo 7 de bancarrota comenzarán a recuperarse más rápido que las que optan por pagar las deudas a lo largo del tiempo o con el Capítulo 13.

El Capítulo 7 tarda 90 días en completarse. Permanecerá en su reporte de crédito durante diez años después de la descarga. Afortunadamente, su efecto en su crédito disminuye con cada año que pasa. También puede empezar a tomar medidas para aumentar su puntaje de crédito inmediatamente después de la aprobación de la gestión.

Pero si usted no está vendiendo todo lo que posee, entonces ¿qué está haciendo en el Capítulo 7 de bancarrota? Básicamente, le está diciendo al tribunal que no puede pagar sus deudas en absoluto. Usted consigue hacer una salida rápida y obtener un nuevo comienzo – y empezar a reparar su crédito de inmediato.

Bancarrota bajo el Capítulo 13

A diferencia del Capítulo 7, el Capítulo 13 implica un plan de pagos de tres a cinco años. Usted devuelve parte de lo que debe a sus acreedores y conserva sus activos.

Se programará una reunión a la que podrán asistir sus acreedores, aunque pocos lo hacen. El administrador de la bancarrota aprobará el plan de pagos. Luego, usted realiza todos los pagos a través del síndico.

Si tiene un ingreso estable y le preocupan sus activos, o si necesita detener una ejecución hipotecaria o un embargo, el Capítulo 13 puede ser una buena opción. Además, sólo permanece en su reporte crediticio durante siete años, en comparación con los diez años del Capítulo 7. Sin embargo, tenga en cuenta que muchos declarantes del Capítulo 13 terminan cambiando al Capítulo 7 debido a las dificultades para hacer los pagos mensuales. La mayoría de las personas nunca completan el plan de pago del Capítulo 13.

4. Determine sus exenciones de propiedad

Dependiendo de su valor, gran parte de su propiedad puede estar exenta de la liquidación de la bancarrota si usted presenta el Capítulo 7. Las leyes estatales y federales determinan las exenciones. Usted reclamará sus exenciones de bancarrota en el formulario del Anexo C [ING].

En la bancarrota del Capítulo 13, los bienes no exentos no se venden, pero usted debe pagarlos con el tiempo a través de su plan de pago.

Las exenciones pueden requerir la experiencia de un abogado de bancarrota ya que no siempre son sencillas. A veces puede utilizar exenciones federales o exenciones estatales. Puede resultar confuso.

5. Redimir o reafirmar las deudas aseguradas

Las deudas aseguradas están vinculadas a dinero o a una propiedad, como un préstamo de auto o una hipoteca. Redimir la deuda significa presentar una moción ante el tribunal y pagar al prestamista el valor de la propiedad en una suma global.

Reafirmar una deuda significa firmar acuerdos de reafirmación del tribunal. A diferencia de la redención, la reafirmación de una deuda significa que usted se queda con la propiedad mientras sigue haciendo los mismos pagos mensuales. Debe rellenar los acuerdos de reafirmación en un plazo de 45 días después de reunirse con sus acreedores.

6. Rellenar y presentar los formularios

Esta parte es tediosa y conduce a la mayoría de los errores de declaración de bancarrota. Aunque puede rellenar los formularios usted mismo, las respuestas que dé pueden repercutir en otras partes del formulario y las respuestas incorrectas pueden eliminar las protecciones legales. Todos los formularios están en línea y todo lo que tiene que hacer es imprimirlos, rellenar la información requerida y enviarlos por correo al tribunal. Encuentre su tribunal local buscando en el Buscador de Tribunales Federales de Estados Unidos [ING].

Pero el mejor consejo es que nunca complete el proceso de bancarrota usted mismo. Contrate a un abogado especializado en bancarrotas que conozca las normas, la mejor manera de rellenar los formularios, que entienda los procedimientos y el proceso local y que sea su representante legal.

Una vez que presente la solicitud, se le concede una suspensión automática de las acciones legales y de los esfuerzos de cobro. Esto significa que una vez que haya informado a sus acreedores y cobradores, ya no podrán llamarlo por las cuentas incluidas en su declaración de bancarrota. También detiene todas las demandas de cobro y las ejecuciones hipotecarias.

7. Pagar la tasa de presentación o solicitar una exención de tasas

La tasa de presentación del Capítulo 7 es de $335. Puede solicitar la exención de la tasa mediante este formulario [ING].

Si no es elegible para que se le exima de los honorarios, puede solicitar pagar en cuotas más pequeñas y manejables.

La tasa de presentación para el Capítulo 13 es de $310. Por lo general, los consumidores no pueden obtener la exención de esta cuota o pagarla en cuotas. Si usted presenta el Capítulo 13, prepárese para pagar esto en una suma global.

8. Asegúrese de ser elegible

Tanto para el Capítulo 7 como para el Capítulo 13 de bancarrota, debe presentar una prueba de recursos que determine su elegibilidad. Las pruebas de recursos le piden que reporte de sus gastos mensuales y de los pagos de sus deudas mensuales, así como de cualquier demanda en su contra.

Una vez más, esta es la razón por la que es inteligente contratar a un abogado para que lo represente. A menudo hay factores que califican a las personas para una bancarrota del Capítulo 7 cuando están por encima del requisito de ingresos. Su abogado conoce los detalles técnicos sobre cómo calcular y completar correctamente la prueba de medios.

Formulario de prueba de medios del capítulo 7: https://www.uscourts.gov/sites/default/files/form_b_122a-2.pdf [ING]

Formulario de prueba de medios del Capítulo 13: https://www.uscourts.gov/sites/default/files/form_b_122c-2.pdf [ING]

El tribunal utilizará los documentos de la prueba de medios para juzgar su capacidad de pagar sus deudas actuales. Si deciden que usted tiene los medios para pagar, no podrá continuar. Si cumple con los criterios, puede continuar con el proceso de bancarrota.

9. Que le asignen un administrador de bancarrota

Cuando el tribunal acepte su declaración de bancarrota, se le asignará un administrador. El fideicomisario no le representa y no será su guía durante la bancarrota. Su abogado de bancarrota es la única persona que tiene la obligación legal de representarle a usted y a sus intereses. El fideicomisario revisará administrativamente todos sus documentos y, si está presentando el Capítulo 13, hará todos sus pagos a través del fideicomisario.

10. Reunirse con los acreedores y asistir a una audiencia de confirmación

El Capítulo 13 de bancarrota requiere que haya una reunión a la que asistan pocos o ningún acreedor. Luego debe asistir a una audiencia de confirmación. Los acreedores pueden objetar partes de su plan de pago y se pueden hacer cambios antes de que el plan sea confirmado oficialmente.

11. Realice un curso de formación para deudores

Antes de realizar el último pago mensual de su plan de pago de bancarrota del Capítulo 13, debe completar un curso de educación posterior a la bancarrota. Usted aprenderá sobre la gestión de las finanzas personales y obtendrá un certificado de finalización para presentar ante el tribunal. De nuevo, es algo que tiene que completar.

Usted también tiene que completar un curso de educación del deudor para el Capítulo 7 antes de que pueda recibir su descarga final.

12. Obtenga su descarga

En el Capítulo 7, usted recibirá su descarga dentro de 90-120 días. En el Capítulo 13, esto tomará de tres a cinco años porque ese es el tiempo que usualmente toma completar el plan de pagos.

13. Reparar y reconstruir el crédito

No tiene que esperar hasta que la bancarrota esté fuera de su reporte de crédito para empezar a reconstruir su crédito. Empiece por monitorear su crédito para saber en qué situación se encuentra.

Luego, investigue las muchas maneras en que puede reparar su crédito después de la bancarrota y obtener el crédito que desea para un futuro financiero más brillante.

Volver a declararse en bancarrota

Pocas personas se declaran en bancarrota por segunda vez. Existen restricciones sobre el número de veces que puede declararse en bancarrota en un determinado periodo de tiempo.

Debe esperar ocho años antes de presentar el Capítulo 7 de bancarrota por segunda vez. Si usted presentó el Capítulo 7 primero y quiere presentar el Capítulo 13 esta vez, sólo tiene que esperar cuatro años. Si presentó el Capítulo 13 primero, debe esperar 6 años para presentar el Capítulo 7. Usted puede ser capaz de presentar antes si pagó la totalidad o al menos el 70% de su deuda no asegurada.

Con suerte, la consejería previa a la bancarrota y los cursos de educación del deudor le han ayudado y ahora tiene una base financiera sólida. Si todavía está luchando con la deuda, puede llamar a uno de nuestros expertos de forma gratuita al 1-844-669-4596 para aprender acerca de las posibles soluciones de alivio de la deuda.

Did we provide the information you needed? If not let us know and we’ll improve this page.
Let us know if you liked the post. That’s the only way we can improve.
Yes
No

Artículo modificado por última vez el Julio 18, 2022. Publicado por Debt.com, LLC