Las personas salen de sus deudas todo el tiempo, pero eventualmente tienden a volver a endeudarse. En 2018, realizamos una encuesta a nivel nacional que encontró que el 72% de las personas que hacen presupuestos dicen que les ha ayudado a salir de deudas en el pasado. Pero solo el 27% dijo que les ayudó a mantenerse libres de deudas. ¿A qué se debe esto?

Si un presupuesto está diseñado para ayudarle a alcanzar objetivos financieros, ¿Por qué uno de esos objetivos no puede ser mantenerse libre de deudas? ¿Puede un presupuesto ayudarle a no endeudarse una vez que haya alcanzado la estabilidad? Nosotros creemos que sí. Aquí está la guía paso a paso de Debt.com sobre cómo mantenerse sin deudas utilizando un simple presupuesto doméstico.

Una última cosa… es importante tener en cuenta que esta no es una guía para evitar las deudas por completo. No estamos en contra de las deudas – somos Debt.com, así que las deudas son algo nuestro. Simplemente creemos que la gente debe endeudarse de forma responsable. Eso es lo que esta guía le enseña a hacer. No tanto cómo no endeudarse, sino realmente cómo no tener problemas de deudas.

Tabla de contenidos:

Paso 1: Construir su red de seguridad financiera

Asegúrese de tener suficientes ahorros para mantenerse a floteLa cosa número uno que le ayudará a mantenerse sin deudas es el dinero. Necesita algo para cubrir todas las cosas para las que normalmente usaría la deuda. Eso significa que necesita ahorros.

Si acaba de salir de la deuda – ya sea que esté enfrentando desafíos con tarjetas de crédito, préstamos estudiantiles, impuestos o todo lo anterior – tiene una ventaja aquí. Tienes el dinero con lo que ibas a cubrir esos pagos de la deuda que ya no estarás utilizando para eso.

Así que, en lugar de gastar o derrochar, empiece a ahorrar. Tome todo el dinero que no está utilizando para cubrir los pagos de la deuda y comience a guardarlo para cuando tenga problemas financieros.

Convierta el ahorro en un gasto recurrente

Lo ideal es ahorrar entre el 5 y el 10% de sus ingresos en circunstancias normales. Pero, si su objetivo es no tener deudas y acaba de empezar a ahorrar, ahorre todo lo que pueda.

  1. Revise su presupuesto para determinar cuánto puede ahorrar cada mes.
  2. Anote eso como un gasto fijo recurrente en su presupuesto
  3. A continuación, dé el paso adicional de calcular cuánto puede ahorrar de cada cheque de pago o qué cheque de pago funciona mejor para añadir una cantidad mensual que ahorre.
  4. Por último, si es posible, establezca una transferencia mensual recurrente de su cuenta corriente a una cuenta de ahorro.

Otra opción es simplemente pedir a su departamento de recursos humanos que divida su depósito directo entre su cuenta corriente y su cuenta de ahorro. De cualquier forma, el ahorro será completamente automático.

Establecer un fondo de ahorro para emergencias

Si nunca ha tenido un fondo de ahorro para emergencias, empiece con un objetivo pequeño y razonable. En primer lugar, comience con algo así como $1,000. Eso cubriría la mayoría de los gastos cotidianos inesperados que siempre parecen surgir. E incluso con unos ingresos limitados, con un presupuesto equilibrado, debería ser capaz de ahorrar esa cantidad en pocos meses. Esto le da un objetivo de inicio al que aspirar.

Una vez que haya alcanzado ese objetivo, apunte a $5,000. Esto le dará un colchón suficiente para cubrir las reparaciones más caras del auto o de la casa. Cuanto más dinero tenga para cubrir estos gastos inesperados, menos probabilidades tendrá de endeudarse… incluso durante un mal mes en el que todo parece romperse.

Redimensionar el fondo para los imprevistos de la vida

Cubrir la mayoría de las reparaciones y los gastos imprevistos está muy bien, pero a la larga, necesita un fondo de emergencia que pueda cubrir acontecimientos inesperados de la vida aún mayores. En concreto, debe ser capaz de cubrir el desempleo y la enfermedad.

Esto significa que debe seguir creando un fondo de emergencia que cubra entre 3 y 6 meses de gastos presupuestados. La idea es que si se queda sin trabajo durante un periodo de tiempo pueda sobrevivir sin endeudarse. Podría vivir efectivamente de sus ahorros.

Con un fondo de emergencia de este tamaño, disfrutará de mucho menos estrés financiero por lo inesperado. Si lo despiden, se enferma y no puede trabajar durante un tiempo, o simplemente tiene la libertad de decirle a su jefe que renuncia, estará realmente tranquilo.

Paso 2: Aprender a no endeudarse con las tarjetas de crédito

Aprenda a administrar la deuda de la tarjeta de crédito para evitar problemas de deudaSi hay un tipo de deuda en el que es demasiado fácil caer, es la deuda de la tarjeta de crédito. La mayoría de la gente no se cae de una sola vez por el precipicio de las deudas de las tarjetas de crédito. Suele ser un descenso lento, pero resbaladizo, hacia los problemas de deuda. Por lo tanto, si usted va a permanecer fuera de la deuda, entonces tiene que seguir los consejos para mantenerse fuera de la deuda de la tarjeta de crédito.

Vale la pena señalar que puede saltarse este paso decidiendo no utilizar las tarjetas de crédito en absoluto. Sin embargo, pueden ser herramientas increíblemente útiles que pueden proporcionar muchos beneficios. Pero debe ser capaz de manejar la deuda correctamente. Si no puede, entonces renunciar a las tarjetas de crédito puede ser la mejor opción.

Utilizar las tarjetas de crédito de forma estratégica para suplir los gastos necesarios en su presupuesto

Una de las formas más sencillas de utilizar las tarjetas de crédito sin crear riesgo de problemas de endeudamiento es reemplazar los gastos que ya están en su presupuesto. Esto no significa sustituir  ingresos que no tiene. Significa que utiliza una tarjeta de crédito para pagar un gasto que tendría que pagar de todos modos. Luego utiliza el dinero que ahorra para pagar el saldo cada mes.

Esto le permite utilizar el crédito para ganar recompensas sin asumir ninguna deuda. Funciona especialmente bien para facturas como los servicios públicos, la comida y la gasolina del auto. Estos son todos los gastos de los que muchas tarjetas de crédito ofrecen programas de recompensa para cubrir.

Pagar la mayoría de los saldos de las tarjetas de crédito por completo cada mes

Su objetivo debe ser siempre mantener en cero su deuda neta de tarjeta de crédito. Eso significa que paga todo lo que gasta cada mes. Básicamente, empieza y termina cada ciclo de facturación con un saldo cero.

¿Quiere saber lo mejor de esta estrategia? Utilice todas sus tarjetas de crédito sin intereses. Siempre que empiece un ciclo de facturación con saldo cero y pague todo lo que gasta a final de mes, nunca se le aplicarán cargos por intereses.

Construir constantemente un historial positivo de tarjetas de crédito, mantiene su deuda total de tarjetas de crédito cerca de cero y gana recompensas. Es el lugar ideal para estar en el mundo del crédito.

Ahorrar por adelantado para pagar grandes cargos rápidamente

Supongamos que tiene una tarjeta de crédito que ofrece devolución de dinero en efectivo en las compras de productos electrónicos. Sabe que necesita una nueva computadora, así que quiere ganar las recompensas en la compra. Lo que quiere hacer es ahorrar para la compra por adelantado para poder pagar el saldo inmediatamente. De esta manera, no compensa el reembolso en efectivo que gana con cargos por intereses.

Tenga en cuenta que los cargos por intereses tardan unos 2-3 ciclos de facturación en contrarestar por completo las recompensas que gana. Por lo tanto, pagar el saldo lo más rápido posible es la clave si quiere ganar en lugar de pagar.

Si empieza a tener un saldo, deje de gastar y páguelo

Los saldos de las tarjetas de crédito ocurren. Incluso con una buena planificación, puede tener un mes con altos gastos o necesitar hacer una gran compra no planificada. En este caso, generará un saldo que se pasará de un mes a otro. Usted quiere evitar que estos saldos se prolonguen. De lo contrario, puede comenzar un descenso lento y gradual hacia la deuda.

Por lo tanto, si empieza a tener saldos, deje de gastar y elabore un plan para pagar su deuda. Como mínimo, debe aplicar un plan de reducción de la deuda. También puede llamar a sus acreedores para negociar tasas de interés más bajas o considerar la posibilidad de transferir los saldos. Estas soluciones le ayudarán a minimizar los cargos por intereses para que pueda salir de la deuda más rápidamente.

Paso 3: Reducir los préstamos para automóviles y las deudas de tarjetas de crédito relacionadas con estos

Considere el costo de la consolidación de deuda de préstamos para automóvilesLos gastos de transporte suponen entre el 15 y el 20% del presupuesto promedio de un hogar. Aunque los préstamos para automóviles no suelen ser una gran fuente de problemas de endeudamiento, las costosas reparaciones de los mismos son una causa común de las deudas de las tarjetas de crédito. Por lo tanto, es importante utilizar el presupuesto para manejar la deuda de los préstamos para automóviles y evitar las deudas de las tarjetas de crédito en el futuro.

Un mayor pago inicial significa menos deuda que pagar

Aunque las ofertas de los concesionarios sin pago inicial pueden parecer una gran oportunidad, a la larga suelen ser más caras. Al final, los pagos mensuales y los intereses totales son más altos sólo para ahorrar unos cuantos dólares por adelantado. Si planifica con antelación el ahorro de un gran pago inicial, podrá mantener los costos mensuales y totales más bajos.

También vale la pena señalar que, en general, los préstamos que se obtienen a través de un concesionario de automóviles serán siempre más caros. Suele ser mejor recurrir a su banco, cooperativa de crédito o prestamista preferido. Al igual que en el caso de una hipoteca, debe buscar primero el préstamo para el automóvil antes de buscar el vehículo. Esto le ayudará a ver que auto puede permitirse y le dará algo para comparar todas esas ofertas que le brindará el concesionario.

Otra cosa clave a tener en cuenta es que usted puede comparar préstamos para automóviles sin causar ningún daño a su puntaje de crédito. Todas las solicitudes de crédito para un préstamo de auto hechas dentro de un cierto período de tiempo (generalmente 14 días según Experian [ENG]) contarán como una sola consulta de crédito. Eso significa que puede obtener tasas reales, así como comparar los pagos y los costos totales sin perjudicar su puntaje de crédito.

No se deje seducir por un préstamo de auto a largo plazo

Otra forma de minimizar los costos mensuales de un préstamo para automóviles es optar por un préstamo a largo plazo. Sin embargo, es fundamental tener en cuenta que los préstamos para automóviles a largo plazo tampoco suelen ser el mejor valor. Un plazo más largo significa más meses para aplicar los cargos por intereses. Por lo tanto, aumenta su costo total.

También hay que tener en cuenta lo rápido que se deprecia el valor de la mayoría de los autos. La mayoría de los vehículos pierden valor en el momento en que salen del concesionario. Si opta por un plazo de 6 ó 7 años para el préstamo de auto y luego quiere cambiar su auto después de cinco años, todavía le quedará un saldo por pagar. Eso significa que no sólo no recibirá dinero por el intercambio. Podría estar atascado pagando lo que le resta de saldo. Los préstamos para automóviles a largo plazo también tienden a tener tasas más altas por incumplimiento de pago.

Por lo tanto, suele ser una buena decisión optar por el plazo más corto posible. Utilice su presupuesto para evaluar qué pagos mensuales puede pagar. Intente hacer el pago más alto posible que pueda realizar cómodamente sin crear estrés financiero. Esto le ayudará a asegurarse de salir de la deuda del préstamo del automóvil rápidamente con los menores costos posibles.

Una vez que pague el préstamo, redirija el pago a los ahorros

Las garantías extendidas no son necesarias y suelen ser sólo un gasto. Pero incluso sin una garantía extendida, hay medidas que puede tomar para asegurarse de que las reparaciones del auto no se conviertan en una deuda de tarjeta de crédito. La forma más sencilla es dedicar parte de su fondo de ahorro para emergencias a las reparaciones del auto.

Una buena forma de generar el colchón que necesita, es desviar los fondos a los ahorros una vez que pague el préstamo del auto. Tome el dinero que estaba pagando para su préstamo y ponga esa cantidad completa en los ahorros cada mes. Invariablemente, los autos tienden a estropearse justo en el momento en que se paga el préstamo y se acaba la garantía del concesionario. Al aumentar sus ahorros una vez que pague el préstamo, puede evitar las deudas de la tarjeta de crédito incluso si necesita una reparación costosa como el cambio de la transmisión.

La otra ventaja de esta estrategia es que le ayuda a generar un mayor pago inicial para la compra de su próximo vehículo. Una vez que esté listo para un nuevo juego de ruedas, tendrá todo el dinero que ha estado ahorrando para hacer la compra sin asumir una deuda de préstamo de auto que será una carga más.

Paso 4: Comprender que incluso una buena deuda puede salir mal

Las deudas de las tarjetas de crédito e incluso las de los préstamos para automóviles se consideran “deudas malas”. Esto se debe a que no obtiene nada de valor al pedir la financiación (ya que los vehículos se deprecian rápidamente). Pero hay dos tipos de deudas que se consideran buenas:

Las hipotecas son una buena deuda porque se obtiene un activo que suele aumentar de valor con el tiempo. Los préstamos para estudiantes se consideran una buena deuda porque el título que obtiene aumenta su potencial de ingresos de por vida.

Pero que una deuda sea buena no significa que sea buena para su presupuesto. Incluso una buena deuda puede salir mal si no la maneja correctamente.

Proteja el patrimonio de su casa. No se endeude con él sólo porque está ahí

Don't play games with the equity in your homeA menos que se enfrenten a algo como el desempleo o un fallecimiento en la familia, la mayoría de las personas no tienen problemas con una primera hipoteca en circunstancias normales. Especialmente tras la crisis hipotecaria de 2008, los prestamistas son extremadamente cuidadosos a la hora de asegurarse de que el comprador de una vivienda podrá hacer frente a su préstamo.

Donde la mayoría de la gente tiene problemas con la deuda hipotecaria es cuando pide prestado contra su patrimonio neto. El patrimonio neto es el valor de una vivienda menos el saldo restante de la hipoteca. Se puede pedir prestado contra este capital a través de herramientas como los préstamos con garantía hipotecaria, las líneas de crédito con garantía hipotecaria (HELOC, por sus siglas en inglés) y la refinanciación en efectivo.

Aunque estas herramientas hipotecarias pueden ser útiles para obtener cantidades significativas de dinero extra, también aumentan el riesgo de ejecución hipotecaria. Pedir una segunda o incluso una tercera hipoteca -que es lo que ocurre cuando se pide un préstamo contra el patrimonio neto- aumenta considerablemente el riesgo de ejecución hipotecaria. Si se retrasa en los pagos, el prestamista puede iniciar una acción de ejecución hipotecaria. Esto es especialmente arriesgado en el caso de las HELOC, ya que los pagos se acumulan después de 10 años.

Incluso una refinanciación en efectivo puede ser arriesgada. Se pide un préstamo con el valor actual de la vivienda, que es más alto. Pero si el mercado da un giro, puede acabar con una hipoteca al revés. Es decir, cuando debe más de lo que vale la casa.

Por eso hay que tener mucho cuidado al considerar la posibilidad de aprovechar el patrimonio neto de la vivienda. Por ejemplo, utilizar el patrimonio neto puede parecer una buena opción para consolidar la deuda de las tarjetas de crédito. Puede obtener una tasa de interés mucho más baja. Pero la mayoría de los expertos le dirán que no vale la pena el riesgo.

Evite los préstamos estudiantiles, pero si no puede, conviértase en un experto en pagos

La educación pública es cara en Nueva York; aunque no es el mejor.La deuda estudiantil es ahora la segunda fuente de endeudamiento en Estados Unidos, después de la deuda hipotecaria. Las personas tienen una vez y media más de deuda en préstamos estudiantiles que en tarjetas de crédito. Los préstamos estudiantiles también tienen las tasas de incumplimiento de pagos más altas que cualquier otro tipo de deuda tradicional. Actualmente hay una tasa de incumplimiento de pago a 90 días del 11.2% en los préstamos a estudiantes. En comparación, la tasa de impago de las tarjetas de crédito es de sólo el 2.54%.

Lo mejor que puede hacer para manejar la deuda de los préstamos estudiantiles es evitarla por completo. Debe pedir lo menos posible, tanto si es usted quien vuelve a estudiar como si ayuda a sus hijos a obtener un título. Esto significa trabajar para encontrar formas inteligentes de evitar tomar préstamos estudiantiles para la educación:

  • Averigüe si su empleador ofrece algún beneficio para pagar la educación continua
  • Solicite tantas becas como sea posible
  • Busque becas y logre buenas calificaciones para obtenerlas una vez que empiece a estudiar

Si necesita pedir préstamos, los préstamos federales subvencionados para estudiantes suelen ser la opción más efectiva. Con un préstamo subsidiado, el gobierno cubre los cargos por intereses que se acumulan mientras asiste a la escuela, así como durante el aplazamiento. Esto ayuda a mantener baja la cantidad que tiene que pagar una vez que se gradúe. Sólo tenga en cuenta que la calificación para los préstamos federales con subsidio se basa en la necesidad y los ingresos.

Ya sea que tome préstamos federales subsidiados o no subsidiados, o incluso préstamos privados, debe convertirse en un experto en el pago de préstamos. Antes de que se acerque la graduación, debe entender cuándo comienza el pago, cómo se aplican las multas y los cargos por intereses, y las soluciones que puede utilizar para lograr pagar de manera más rápido y más rentable, como la consolidación de la deuda y la condonación de los préstamos estudiantiles. De este modo, cuando se gradúe, no tendrá que depender de una comunicación irregular con el prestamista para saber cuáles son sus mejores opciones de pago.

Formas inteligentes de evitar problemas de deudas

Saber cuándo es el momento adecuado para hacer pagos extra

Este consejo se refiere específicamente a los préstamos. A menudo, la gente se conforma con hacer todos los pagos de las cuotas a tiempo, tal y como está previsto. Pero puede haber una buena razón para hacer pagos extra en algunos préstamos.

Los pagos extra son pagos realizados fuera del calendario de pagos establecido. Usted ya ha realizado un pago este mes y el siguiente no vence todavía. Pero hace un pago extra entre medio. Si hace esto, el 100% del pago extra que realiza elimina la deuda principal. Es decir, la deuda que realmente debe, a diferencia de los intereses.

Para muchos préstamos, esto puede ser muy valioso. Si elimina una factura, entonces libera dinero que puede utilizar para otras cosas. Pero debe ser inteligente con los pagos extra.

  1. En primer lugar, nunca debe centrarse únicamente en el pago de la deuda. No retrase la adquisición de otro CD o la realización de una inversión en acciones hasta que esté completamente libre de deudas. Esta es una buena manera de asegurar que nunca ahorre o invierta.
  2. Una buena manera de decidir si debe ahorrar o pagar la deuda es comparar las tasas de interés. Si la herramienta de ahorro o inversión tiene una tasa de rendimiento más rápida que los intereses que paga por la deuda, entonces puede ser mejor optar por ahorrar en su lugar.
  3. También debe asegurarse de que el préstamo no tiene penalizaciones por pago anticipado. Si las hay, entonces estará haciendo más daño que un bien al desviarse del calendario de pagos establecido.

Siguiendo este razonamiento, a menudo tiene sentido hacer pagos adicionales en préstamos personales, préstamos para automóviles y préstamos para estudiantes. Tiene menos sentido hacerlo en un préstamo a largo plazo como una hipoteca.

Compruebe siempre el costo total de las ofertas de financiación especiales

Calcule el costo total de la deuda para comparar ofertas de préstamosEn la sección sobre préstamos para automóviles mencionamos que la financiación del concesionario suele ser más cara. Esta lógica se aplica a la mayoría de las ofertas de préstamos que ve. A menudo se paga más tarde por los incentivos de financiación que se obtienen ahora.

Con cualquier acuerdo de préstamo, asegúrese siempre de revisar cuidadosamente la Declaración de Veracidad en los Préstamos. La Ley de Veracidad en los Préstamos (TILA, por sus siglas en inglés) protege a los prestatarios de las prácticas de préstamo injustas. Y una de las formas en que lo hace es exigiendo a los prestamistas que proporcionen la Declaración de Veracidad en los Préstamos. Se trata de un formulario que debe recibir de un prestamista en el que se detallan todos los costos. Revíselo detenidamente antes de firmar el contrato de préstamo definitivo.

La divulgación debe detallar:

  1. El importe total financiado por el préstamo
  2. La Tasa de Porcentaje Anual (APR, por sus siglas en inglés)
  3. El total de los gastos de financiación, es decir, cuánto pagará por el préstamo
  4. La cuota mensual requerida
  5. Número total de pagos
  6. Cómo pueden aplicarse las penalizaciones, como las derivadas de los retrasos en los pagos o los pagos extras

Y recuerde que, en el caso de los préstamos para automóviles, las hipotecas y los préstamos para estudiantes, la presentación de varias solicitudes de préstamo en un plazo determinado sólo contará como una consulta de crédito. Esto le permite comparar las tasas y las condiciones exactas para encontrar el mejor préstamo. Una buena regla general es realizar todas las solicitudes en un plazo de dos semanas.

Tenga en cuenta que esto no se aplica a las solicitudes de préstamos personales. Por lo tanto, si solicita un préstamo personal o un préstamo de consolidación, puede pedir estimados a varios prestamistas, pero sólo debería solicitar uno.

Evite los cargos siempre que sea posible

Los cargos no son sus amigos. Debe evitarlos siempre que sea posible. Esto significa que debe:

  • Evitar los préstamos con cargos por pago anticipado
  • Buscar una refinanciación que reduzca los cargos de apertura del préstamo
  • Evitar las tarjetas de crédito con cuotas anuales elevadas

Por último, cabe destacar que las tarjetas de crédito con cuotas anuales suelen tener los beneficios más atractivos para los titulares. Hay tarjetas que ofrecen programas de recompensas locos, pero usted paga unos cientos de dólares cada año por utilizar la tarjeta. Para que la tarjeta merezca la pena, normalmente hay que usarla mucho y gastar mucho. Sólo debería hacer esto si tiene los medios para permitirse manejar tanta deuda. De lo contrario, ¡Es una receta para el desastre de deudas!

Nunca se conforme con las tasas de interés

Signo: Ahorros por delanteNo le recomendamos que pase por un ciclo continuo de refinanciación. Eso puede conducir a las comisiones que acabamos de decirle que evite, así como a demasiadas consultas en su reporte de crédito. Pero siempre debe tener en mente la posibilidad de conseguir tasas de interés más bajas.

Es un buen momento para refinanciar o, en el caso de las tarjetas de crédito, negociar tasas de interés más bajas:

  • Si su puntaje de crédito ha mejorado desde que abrió la línea de crédito
  • Cuando la Reserva Federal reduce las tasas de interés de referencia en una economía débil
  • En el caso de las tarjetas de crédito, puede utilizar la paciencia con los fallos del servicio de atención al cliente o los problemas de facturación por su parte como motivo para solicitar una reducción de la tasa de interés

Lea todos los contratos, acuerdos y estados de cuenta… o encuentre a alguien que pueda hacerlo

A nadie le gusta leer contratos y acuerdos de préstamo. No están precisamente escritos en un lenguaje sencillo. Pero ignorarlos puede acarrear problemas una vez que esté en proceso de pago. Si no se siente cómodo leyendo su contrato de préstamo, busque a alguien cercano en quien pueda confiar para que le ayude. Si todo lo demás falla, puede consultar a un abogado. Esta es la principal razón por la que la gente contrata a abogados inmobiliarios cuando compra una casa.

También debe dedicar tiempo a leer sus estados de cuenta mensuales, especialmente los de sus tarjetas de crédito. Estos estados de cuenta le muestran las tasas de interés actuales (que están sujetas a cambios en la mayoría de las tarjetas), así como el total de intereses que pagará por su saldo actual. Además, tenga en cuenta que los estados de cuenta pueden incluir avisos de subidas de tasas de interés, por lo que es fundamental no ignorar esta información.

¡Recuerde que Debt.com está aquí para usted!

Si sigue los consejos anteriores, es de esperar que no necesite muchas de las soluciones de deuda que ofrecemos, aunque podemos ayudarlo con cosas como la consolidación y la refinanciación. También ofrecemos recursos de crédito que pueden ayudarle a lograr un excelente puntaje de crédito.

¡Si alguna vez termina enfrentando desafíos con la deuda nuevamente, recuerde que estamos aquí para ayudar!

Encontrar solucionesCall To Action Link

Artículo modificado por última vez el Agosto 15, 2022. Publicado por Debt.com, LLC