Los estereotipos de roles de género han hecho que las mujeres estén más preocupadas por la inflación que los hombres.

3 minute read

Incluso en 2022, es difícil escapar de los estereotipos de género.

La revista financiera Sophisticated Investor, preguntó a los consumidores observaciones sobre la inflación. Su investigación [ENG] respalda conclusiones anteriores sobre cómo las mujeres suelen experimentar más ansiedad financiera que los hombres y ayuda a explicar por qué ocurre eso.

A principios de mayo, los investigadores encuestaron a más de 2,000 adultos y descubrieron que, en general, los encuestados estaban de acuerdo en que experimentaban una inflación peor en la tienda de alimentos. Pero esto era aún más cierto en el caso de las mujeres; según la encuesta, “las mujeres consideran que sus facturas de la compra se han visto más afectadas por la inflación”.

Pero los hombres no están de acuerdo. Son mucho más propensos a decir que la inflación ha sido peor en el surtidor de gasolina.

“El hecho de que sean más las mujeres que los hombres las que afirman haber experimentado más la inflación a la hora de comprar alimentos es coherente con los estereotipos basados en el género de que las mujeres son las principales encargadas del cuidado de las familias, cargadas de tareas domésticas y de trabajo”, escribió el escritor financiero de Sophisticated Investor, Liam Hunt. “Lo mismo ocurre con los hombres, que están sujetos a los roles tradicionales de género y a los estereotipos que les obligan a conducir hacia y desde sus trabajos”.

Entonces, ¿qué categoría está experimentando realmente la mayor inflación, los alimentos o la gasolina? La respuesta correcta cambia mes a mes. En abril, los costos de los alimentos aumentaron, mientras que la gasolina disminuyó. Pero en marzo, la gasolina aumentó mucho más que los alimentos.

Las responsabilidades por estereotipos provocan más estrés

Donde más aumenta la inflación, las mujeres suelen sentir más ansiedad por ella.

El Pew Research Center [ENG] descubrió que, con o sin hijos, las mujeres se encargan más de la compra y la preparación de la comida que sus compañeros varones.

Al tener que hacer la mayor parte de las compras, las mujeres pasan más tiempo en las tiendas, por lo que es más probable que noten los cambios de precios. El Institute for Women’s Policy Research [ENG] (IWPR, por sus siglas en inglés), una organización sin fines de lucro, afirma que como las mujeres están más tiempo en las tiendas, sienten más intensamente el estrés de la inflación.

Además, las mujeres tienen que gastar más en productos no duraderos, como tampones y pañales, que también han subido [ENG] de precio.

Los resultados de la National Bureau of Economic Research [ENG] respaldan a Sophisticated Investor y al IWPR. Descubrieron que las mujeres están más preocupadas por la inflación y por cómo podría aumentar en el futuro porque están expuestas a la volatilidad de los precios.

Su estudio demostró que en los hogares en los que las responsabilidades de compra se reparten a partes iguales entre los miembros de la pareja, apenas había diferencias en la percepción de la inflación por estereotipos.

“Los roles tradicionales de género exponen a las mujeres a una información sobre los precios diferente a la de los hombres”, concluyen los investigadores. “Las diferencias en los entornos cotidianos de las mujeres y los hombres pueden tener consecuencias significativas en sus creencias”.

Nadie está realmente libre de culpa

A fin de cuentas, cualquier persona con una renta más baja va a sentir la inflación peor que los más ricos. La mayoría de las personas con ingresos bajos y medios han sentido lo peor de la inflación récord de 2022. Como informó anteriormente Debt.com, “tanto los consumidores con menores recursos como los más ricos están estresados por la inflación”.

Pero el IWPR se refiere al impacto económico del COVID como la “she-cession”. Explicaron que la pandemia tuvo el peor impacto en las mujeres con trabajos de bajos salarios, las mujeres negras y las inmigrantes.

La inflación perjudica especialmente a las personas endeudadas o con ingresos fijos, poblaciones formadas desproporcionadamente por mujeres. Las mujeres tienen casi dos tercios [ENG] de la deuda de préstamos estudiantiles del país y, según el IWPR, las mujeres tienen más probabilidades de recibir prestaciones del Seguro Social y suelen ganar menos que los hombres que reciben beneficios.

Aunque la inflación puede parecer más extrema para las mujeres, los altos costos tienen a todos estresados. Quote Wizard, una plataforma de comparación de seguros de LendingTree, analizó los datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos.

Descubrieron que, independientemente del género, 60% de las personas dijo que la inflación ha hecho “difícil” mantenerse al día con los gastos habituales de su hogar.

Y 15% lo tiene “muy difícil”, lo que significa que los gastos han subido hasta 200% en algunos hogares.
Si tiene problemas con su presupuesto, no está solo. Debt.com tiene cupones para artículos de uso diario y consejos sobre cómo presupuestar en tiempos difíciles.

Did we provide the information you needed? If not let us know and we’ll improve this page.
Let us know if you liked the post. That’s the only way we can improve.
Yes
No

About the Author

Gillian Manning

Gillian Manning

Gillian Manning graduated from Florida Atlantic University in 2021 with her bachelor’s degree in journalism. At FAU she served as the editor-in-chief of the student-run newspaper, the University Press. During her time there, the paper saw an increase in content production, readership, and engagement. Before she even graduated, Gillian was published in various outlets such as South Florida Gay News and the Boca Raton Tribune.

Publicado por Debt.com, LLC