Si quiere salir de las deudas de las tarjetas de crédito, hay una cosa importante que se interpondrá en su camino: Las altas tasas de interés. Las tarjetas de crédito tienen tasas de interés que suelen superar el 20% de la Tasa de Porcentaje Anual (APR, por sus siglas en inglés). Con tasas tan altas, más de la mitad de cada pago mínimo que haga será absorbido por los cargos de intereses mensuales acumulados.

Esto puede hacer que pagar las deudas de tarjetas de crédito por completo sea difícil o imposible. Por lo tanto, su prioridad a la hora de trabajar para liberarse de las deudas es llamar a sus acreedores y negociar tasas de interés más bajas en sus tarjetas de crédito. Esta guía le enseñará todo lo que necesita saber para hacerlo con éxito.

Tabla de contenidos:

Explicación de las tasas de interés de las tarjetas de crédito

Los cargos por intereses se convierten en ganancias para los emisores de tarjetas de créditoAunque el emisor de una tarjeta de crédito no tiene la obligación de reducir la tasa de interés, muchos lo harán si se les pide de la forma adecuada.  Sí, “adecuada” es realmente la palabra clave, porque la compañía de tarjetas de crédito toma la decisión final.

Pero antes de empezar, definamos “tasa de interés”. La tasa de interés indica el interés que se cobra por un préstamo o una tarjeta de crédito. Se especifica como un porcentaje y no tiene en cuenta ningún otro gasto. Por ejemplo, un acreedor puede ofrecer una tasa de interés introductoria del 0% APR durante 12 meses y luego subir la tasa después de ese periodo.

Por otro lado, una Tasa de Porcentaje Anual o APR por sus siglas en inglés, incluye la tasa de interés y todos los demás gastos o comisiones asociados a la adquisición de préstamos de bancos u otros acreedores. En estos momentos, la APR promedio de las tarjetas de crédito ronda el 17%, pero varía con frecuencia. Por tanto, asegúrese de revisar el promedio antes de llamar a sus acreedores.

En su libro Power Up, Howard Dvorkin aconseja, “Lea siempre la letra pequeña del contrato de su tarjeta de crédito. Por ley, las compañías de tarjetas de crédito deben mostrar su tasa de interés, pero mucha gente no presta atención y acaba pagando tasas escandalosas”.

Por qué los pagos mínimos y los altos intereses son una mala combinación

Cuando usted comienza a pagar sólo el pago mínimo mensual de su tarjeta de crédito, pronto llegarán los problemas. Aquí le explicamos por qué: Al pagar sólo el importe mínimo, los intereses se van acumulando. Muy pronto, es posible que no pague el saldo en absoluto y que el tiempo que tarda en saldar totalmente la deuda siga aumentando. Si esto ocurre en más de una tarjeta, verá que su deuda puede crecer más rápido de lo que pueda controlarla.

Tome este ejemplo: Una deuda de $5,000 en una tarjeta de crédito pagada con un calendario de pagos mínimos del 2% (donde el pago mínimo equivale al 2% de su saldo).

Tasa de porcentaje Tiempo para pagar el saldo Total de intereses pagados
Al 12% APR 21 años, 7 meses $4,544.92
Al 15% APR 27 años, 7 meses $7,517.67
Al 18% APR 39 años, 4 meses $13,396.67
Al 20% APR 56 años, 5 meses $22,126.00

Se dará cuenta de que si sólo hace los pagos mínimos, una vez que los intereses superan el 12% en una deuda de $5,000 dólares, los cargos por intereses serán mayores que la deuda original. El resultado es una situación financiera en la que se siente como si hiciera pagos para siempre, sin alcanzar la libertad financiera.

“Pagar sólo el monto mínimo cada mes lo pone en una “rueda continua de la deuda” y lo agota financiera, física y emocionalmente”, dice Dvorkin. “Pague más de la cantidad mínima si es posible, pero si no puede, es hora de llamar a sus acreedores”.

Cómo utilizar el crédito libre de intereses

Si quiere evitar pagar intereses, Dvorkin dice que debe pagar el saldo completo cada mes. Siempre que pague el saldo antes de que finalice el periodo de gracia, no se aplicarán cargos por intereses. El periodo de gracia suele ser entre 21 y 27 días. Las compañías de tarjetas de crédito deben enviar su estado de cuenta antes, para que tenga tiempo de aprovechar el periodo de gracia. El periodo de gracia suele aparecer en el contrato de la tarjeta de crédito.

Incluso si una tarjeta de crédito no tiene periodo de gracia, puede utilizarla sin intereses. Basta con que pague el saldo completo antes de la fecha de vencimiento. Si lo hace así todos los meses, los intereses no se aplicarán nunca.

Cómo negociar una tasa de interés de tarjeta de crédito más baja en 7 pasos

Negociar una tasa de interés más baja es casi un arte. Requiere delicadeza, conocimiento y paciencia. Pero merece la pena dominar esta forma de arte, sobre todo porque la recompensa es una tasa de interés y un pago mensual más bajos. También puede reducir el tiempo que tarda en pagar al acreedor.

Dvorkin ha dominado este arte y nos ha proporcionado estos siete consejos principales.

1. La preparación es la clave

Antes de ponerse en contacto con los prestamistas sobre sus cuentas, tenga toda la información relevante registrada en un lugar. Esto incluye:

  • Las condiciones actuales de su tarjeta de crédito, incluyendo detalles como el periodo de gracia.
  • La fecha de vencimiento del estado de cuenta.
  • Su saldo actual.
  • Su APR actual.

Revise también su crédito. Si tiene un buen crédito, ganará algo de ventaja. También deberá revisar su presupuesto, para saber cuánto puede pagar a sus acreedores cada mes. Si va a negociar más de una tarjeta, céntrese primero en las que tienen las tasas de interés más altas. Y compare sus tasas con las que pagan los demás. Esto le ayudará a determinar si está recibiendo ofertas justas de sus acreedores.

2. Mantenga un buen puntaje de crédito

Las compañías de tarjetas de crédito estarán más dispuestas a ayudarle si su historial crediticio es bueno. Si ha dejado de pagar o ha llegado al límite de sus tarjetas, es posible que no le hagan caso.

“No se puede ir a la mesa de negociación sin algo a su favor”, dice Dvorkin. “Si su puntaje de crédito es bajo porque no ha pagado o tiene otras marcas negativas en su historial de crédito, la mayoría de los prestamistas no le ayudarán”.

Su compañía de tarjetas de crédito buscará:

  • La cantidad de tiempo que ha tenido la tarjeta
  • Cuál es su límite de crédito
  • La cantidad que debe en la tarjeta en comparación con el límite de crédito
  • Las cantidades que debe en todas sus tarjetas en comparación con sus límites de crédito
  • Si ha hecho algún pago atrasado en el pasado

Si no cumple sus requisitos, espere al menos seis meses mientras sigue realizando los pagos a tiempo y reduciendo el saldo. Una vez que sus acreedores vean que ha hecho un esfuerzo serio y ha cambiado sus malos hábitos, la negociación será más fácil.

3. Busque ofertas de la competencia

Las empresas de tarjetas de crédito y los bancos quieren ganar dinero. Y no lo harán si no tienen clientes. Y a los clientes les gustan las mejores ofertas. “Busque las tarifas y los productos más competitivos disponibles”, dice Dvorkin. “Una vez que encuentre esas tarjetas, asegúrese de conocer todos los detalles sobre ellas, como las condiciones, el nombre de la tarjeta y la empresa. A medida que avanza la negociación, puede utilizar esta información como influencia”.

Si el acreedor no quiere negociar ni ofrecerle un trato justo, al menos tiene otras opciones. No lo deje a merced de la compañía de tarjetas de crédito. Empodérese haciendo la debida diligencia. ¡No le debe a sus acreedores ninguna lealtad!

4. Haga hincapié en una solución a corto plazo

Hágale saber al acreedor si tiene problemas temporales para mantenerse al día con los pagos de su deuda. Asegúreles también que está mejorando su situación financiera. Por ejemplo:

  • Está viviendo con un presupuesto apretado
  • Ha dejado de utilizar las tarjetas de crédito
  • Ha vendido artículos para ayudar a pagar y ahorrar
  • Ha conseguido un segundo trabajo

“Explique que quiere pagar su deuda, pero que debe reducir la cantidad que paga cada mes”, dice Dvorkin. “Hágale saber al acreedor exactamente cuánto puede pagar. Además, asegúrese de obtener el nombre y el cargo de la persona con la que habla”.

5. Hable con un supervisor

Si habla con un representante de atención al cliente que no le está ayudando a como usted lo necesita, pida hablar con un gerente. Es posible que los representantes del servicio de atención al cliente no tengan el poder de modificar una cuenta. Pero su supervisor directo probablemente sí, sobre todo si tiene una razón de peso para bajar la tasa de interés. Dvorkin dice: “Si lo rechazan en el primer intento, cuelgue y vuelva a intentarlo más adelante. Algunos representantes son más receptivos que otros, pero es esencial preguntar por un supervisor.”

6. Sea educado y paciente

Dvorkin ha hablado con muchos clientes sobre deudas y otras situaciones financieras. Y una cosa que ha notado es que mucha gente está estresada e impaciente. Algunas personas son incluso vengativas. No sea esa persona. Si quiere que le ayuden, sea educado y cortés. Una actitud fría y tranquila no garantiza que le ayude a alcanzar su objetivo. Pero ser mal educado o brusco definitivamente dañará sus posibilidades.

7. No tenga miedo de marcharse

Una vez que haya hecho todas sus diligencias y tenga otras tarjetas de la competencia que ofrezcan grandes tasas de interés y quizás recompensas, llame a sus acreedores. Si es un buen cliente de varios años que siempre paga a tiempo y siguen sin negociar, aléjese.

“Si su acreedor no quiere cooperar, juegue duro”, recomienda Dvorkin. “Simplemente dígales que tiene otras opciones y que no tendrá problemas para hacerles los pagos mensuales”.

Negociar una tasa de interés más baja con una compañía de tarjetas de crédito no es difícil, pero requiere diplomacia y algo de trabajo por su parte. Sólo tiene que seguir los consejos de Dvorkin y podrá empezar a pagar menos en sus tarjetas de crédito este mes.

Qué hacer si las compañías de tarjetas de crédito no quieren negociar

Si sus acreedores no están dispuestos a trabajar con usted para reducir la APR de sus tarjetas de crédito, entonces tiene que buscar medios alternativos de alivio de deuda. Hay otras maneras de reducir o eliminar los cargos por intereses si sus acreedores no le quieren ayudar. Dependiendo de su crédito, su deuda y su situación financiera en general, usted puede:

  1. Transferir los saldos de sus tarjetas de créditos
  2. Consolidar con un préstamo personal
  3. Inscríbase en un programa de manejo de deudas

¿Listo para explorar sus mejores opciones para el alivio de la deuda? Deje que Debt.com le ayude a conectarse con un consejero de crédito al consumidor certificado para una evaluación gratuita de la deuda y el presupuesto.

Obtenga ayuda ahoraCall To Action Link

Preguntas frecuentes sobre las tasas de interés de las tarjetas de crédito

P:¿Cómo se puede evitar el pago de intereses en una tarjeta de crédito?

500
R: Puede evitar los cargos por intereses pagando el saldo completo en cada ciclo de facturación. Sólo tenga en cuenta que, para evitar los cargos por intereses, debe comenzar y terminar el ciclo de facturación con un saldo cero. Por lo tanto, pague sus saldos y luego pague las nuevas transacciones cada mes. De este modo, podrá utilizar el crédito sin intereses.

Otra solución es utilizar una transferencia de saldo. Transfiera sus saldos existentes a una tarjeta que ofrezca una APR introductoria del 0% en las transferencias de saldo. Esto le dará tiempo para pagar el saldo sin intereses. La mayoría de las tarjetas de crédito de transferencia de saldo ofrecen una APR del 0% durante un periodo de entre 6 y 24 meses, dependiendo de su puntaje de crédito.

1

P:¿Se puede negociar la APR de la tarjeta de crédito?

500
R: ¡Por supuesto! La mayoría de las tarjetas de crédito tienen tasas de interés variables, que pueden subir y bajar por diferentes motivos. Puede utilizar esto en su beneficio. Sólo tenga en cuenta que los resultados pueden variar y que algunos factores están completamente fuera de su control. Por ejemplo, este año la Reserva Federal ha subido las tasas de interés de referencia. Como consecuencia, los emisores han aumentado también las tasas de interés de las tarjetas de crédito. Esto puede dificultar la negociación de una APR más baja.
1

P:¿Se puede negociar con las compañías de tarjetas de crédito?

500
R: Sí. Hay dos tasas básicas de negociación de tarjetas de crédito:

  1. La negociación de la tasa de interés: Como la que describimos anteriormente, se utiliza mejor cuando usted está al día con sus pagos. En este caso, usted simplemente quiere un mejor trato mientras paga su deuda.
  2. Negociación de la deuda: En esta se negocia el pago del saldo de una forma distinta al calendario de pagos mínimos estándar. Puede establecer un plan de pago o negociar la liquidación de la deuda, de modo que salga de ella por menos de lo que debe. La negociación de la deuda se utiliza generalmente cuando se está atrasado.
1
Did we provide the information you needed? If not let us know and we’ll improve this page.
Let us know if you liked the post. That’s the only way we can improve.
Yes
No

Artículo modificado por última vez el Agosto 2, 2022. Publicado por Debt.com, LLC