Los trabajadores del gobierno se han enfrentado a permisos administrativos y de emergencia antes y durante el COVID-19, pero la pandemia lo hizo peor que nunca. Descubra cómo los empleados del gobierno pueden aprovechar los recursos necesarios para salir de la deuda.

La pandemia ha trastornado la vida de todos los que viven en Estados Unidos (EE.UU.) y Puerto Rico (PR), incluidos los empleados del gobierno federal, estatal y local. Algunos trabajadores del gobierno están tan involucrados con la pandemia que están trabajando todos los días. En cambio, otros han sido despedidos o han visto reducidas sus horas a medida que los gobiernos locales y estatales que se enfrentan a la escasez económica recortan su personal.

Aunque el trabajo y las horas extras son fantásticos, muchos empleados del Gobierno Federal no están añadiendo a su plan de ahorro lo que deberían. Si usted trabaja para el gobierno federal, asegúrese de aportar al menos el 5%, ya que ese porcentaje será igualado [ING] por el gobierno. Este plan ha producido algunos millonarios a partir de trabajadores ordinarios de la escala salarial GS, por lo que debería contribuir desde el primer día de su empleo. Todas las horas extras que gane deberían destinarse a los ahorros.

Por otro lado, si bien es probable que los empleados suspendidos reciban el pago retroactivo [ING] por sus semanas sin trabajo, el período de espera puede endeudarlo debido a la interrupción de sus ingresos. Aquellos que ahora tienen un horario reducido, o que han sido despedidos, deben emprender inmediatamente la reducción de costos. Sin embargo, si es posible, siga contribuyendo a su jubilación. Además, intente evitar utilizar el dinero de su jubilación hasta que esté jubilado.

Si usted es un trabajador del gobierno endeudado o conoce a uno, esta guía puede ayudarle a mantener la deuda al mínimo y a salir de cualquier deuda que posea:

Tabla de contenidos:

Crear un presupuesto para conocer los gastos

Muchas personas se endeudan porque no se dan cuenta de lo que gastan. Es demasiado fácil caer en la complacencia y hacer gastos sin pensar en ello. Un presupuesto le ayuda a mantener el rumbo.

Elabore un presupuesto registrando activamente cuánto gasta y aprendiendo lo que realmente le cuesta todo. Luego puede dedicar las cantidades que quiere pagar por cada servicio y producto que compra.

Acción: Empiece hoy mismo a hacer ese presupuesto. Anote cuánto gasta en todo, luego decida qué quiere conservar. Puede utilizar aplicaciones como Mint, programas como Quicken o utilizar una hoja de cálculo para elaborar el presupuesto a través de Tiller [ING].

Asignar ahorros en caso de suspensión de pagos

Durante un reciente cierre federal, casi dos tercios de los empleados federales no tenían suficientes ahorros para cubrir un solo período de pago de dos semanas. Independientemente de su escala salarial GS, muchos empleados federales se acostumbran a los ingresos “garantizados” y comienzan a vivir de cheque en cheque. No caiga en esa trampa.

Acción: Comience a guardar una parte de sus ingresos en los ahorros para cubrir emergencias y objetivos a largo plazo. Incluso si nunca le suspenden el empleo, seguirá teniendo otras facturas de emergencia, como la reparación de su auto o de su casa.

Enfocarse en la estabilidad a largo plazo con un TSP

El Plan de Ahorro Frugal (TSP, por sus siglas en inglés) es un plan de inversión y jubilación creado expresamente para los empleados federales y los miembros de los servicios uniformados. Es similar a un plan 401(k) en el sentido de que es un “plan de contribución definida”, lo que significa que los ingresos que usted recibe durante la jubilación se basan en lo que aporta ahora. Para los empleados estatales, puede encontrar información sobre el sistema (plan) de jubilación de su estado haciendo clic aquí [ING]. Por ejemplo, si trabaja para Florida, asegúrese de contribuir a su Sistema de Jubilación de Florida (FRS, por sus siglas en inglés).

Acción: Si no está inscrito en un TSP, investigue el plan de jubilación al que puede acogerse e inscríbase lo antes posible. Si ya está inscrito, tómese un tiempo para revisar sus contribuciones y ahorros actuales para ver si está en camino a la jubilación.

Escribir sus objetivos económicos

¿Planea liberarse de las deudas, comprar una casa, hacer un viaje largo, tener una boda de ensueño o tiene algún otro objetivo económico en mente? Escriba estos objetivos, incluyendo cuándo quiere que ocurran y cuánto deberían costar. Los estudios demuestran [ING] que las personas que escriben sus objetivos tienen muchas más probabilidades de alcanzarlos. A continuación, recuerde su objetivo cuando esté a punto de comprar algo que quizá no necesite.

Acción: Utilice una hoja de trabajo para escribir tres objetivos financieros que tenga con detalles sobre la cantidad y el tiempo que va a ahorrar para lograr ese objetivo.

No alimentar a los tiburones

Evite a toda costa los préstamos de día de pago. Los préstamos de día de pago son una trampa en la que ningún trabajador de la administración pública debe involucrarse. Busque su cooperativa de crédito u otras organizaciones que puedan ayudarle, como Military OneSource [ING], que está supervisada por el Departamento de Defensa y sirve a los miembros de todas las ramas del ejército. Tenga cuidado con otros planes de financiación “fáciles”, como los autos sin pago inicial, las tarjetas de crédito fáciles, el alquiler de muebles, etc. A menudo sus tipos de interés son mucho más altos que los que se pueden obtener con la financiación tradicional.

Acción: Únase a su cooperativa de crédito o banco local y establezca una relación. No es necesario “alimentar a los tiburones”. Además, pregúntese si necesita comprar algo en primer lugar. Revise sus objetivos económicos.

No dejar que las deudas afecten a su autorización de trabajo/seguridad

Una deuda de cualquier tipo puede tener un efecto único en los trabajadores del gobierno. Según el Cuerpo de Abogados de la Armada (JAG, por sus siglas en inglés) [ING], una deuda excesiva puede afectar a la investigación de la autorización de seguridad o a la renovación de la autorización. Afortunadamente, una de las condiciones que podría mitigar las preocupaciones de seguridad incluye recibir asesoramiento. Muchos empleados federales y militares tienen autorizaciones de seguridad que podrían ponerse en peligro debido a las deudas. Si planea convertirse en un oficial de policía, asegúrese de que su crédito esté limpio y no tenga deudas que no hayan sido resueltas.

Acción: Si tiene saldos en sus tarjetas de crédito o enfrenta desafíos con otros tipos de deudas o cobros, llame al 1-844-669-4596 para conectarse con un consejero de crédito certificado antes de que su deuda afecte su autorización de seguridad.

Planificar cómo pagar el cuidado de los niños

Si usted está trabajando horas extras o está regresando a su posición después de la reducción de las horas/permiso, usted tendrá que tener en cuenta los costos de cuidado de sus hijos. El cuidado de los niños puede ser bastante caro. Muchos padres, empleados públicos o no, no tienen previsto pagar la guardería, y 45% de ellos acaban utilizando sus tarjetas de crédito para pagar [ING], lo que les hace endeudarse. La Oficina de Gestión de Personal tiene un programa de subvenciones para el cuidado de los niños [ING] que debe conocer, que se aplica a cualquier niño menor de 13 años, y a los niños discapacitados menores de 18 años. Sin embargo, con una media de $750 al mes por cada niño, el costo del cuidado de los niños [ING] puede ser elevado.

Acción: Asegúrese de tener en cuenta el aumento del costo de la guardería si su hijo está a tiempo parcial en un centro o si ese niño va a necesitar atención a tiempo completo una vez que usted vuelva a trabajar. No se endeude para pagar la guardería.

Inscribirse en su plan de salud y añadir a su familia

Los empleados federales tienen uno de los mejores planes de salud [ING] del país, y todos los miembros de la familia deberían estar cubiertos.

Los hijos adultos [ING] de hasta 26 años pueden estar cubiertos incluso si:

  • están casados
  • no viven en casa
  • están en la universidad
  • no son económicamente dependientes
  • o tienen una opción de asistencia sanitaria a través de su empleador

Este plan se extiende también a los hijastros, hijos adoptados e hijos nacidos fuera del matrimonio. Asegúrese de que los miembros de su familia opten por esta cobertura. La cobertura está disponible también para los empleados temporales, estacionales e intermitentes. Las facturas médicas pueden acumularse muy rápidamente sin seguro. Y todos conocemos a personas que tienen deudas médicas.

Acción: Apúntese al plan o planes de seguro médico que se ofrecen tan pronto como pueda, y haga que los miembros de su familia se apunten también. Si no está trabajando a tiempo completo, pregunte si tiene derecho a ello.

Inscribirse en una cuenta de gastos flexibles (FSA, por sus siglas en inglés)

Una Cuenta de Gastos Flexible (FSA, por sus siglas en inglés) [ING] es un programa en el que los trabajadores del gobierno (los trabajadores civiles también tienen el mismo programa) pueden asignar una pequeña parte de su salario (antes de impuestos) para depositarla en cuentas dedicadas al cuidado médico, dental o de los dependientes.

En su mayor parte, las FSA son de “uso o pérdida”, así que trate de elegir la cantidad que pretende asignar después de revisar sus necesidades de atención médica o de cuidado de dependientes del año anterior. Se trata de una forma fantástica de ahorrar en gastos de bolsillo y de evitar deudas.

Acción: Si la opción está disponible para usted, inscríbase en una FSA tan pronto como pueda.

Añadir un segundo ingreso

Buscar un segundo ingreso es una excelente manera de pagar las deudas y obtener ingresos adicionales para iniciar ahorros o inversiones. Sin embargo, los trabajadores de la administración pública no pueden tener empleos o negocios que entren en conflicto con sus obligaciones y responsabilidades oficiales. Por lo tanto, tenga cuidado con los tipos de empleos o empresas con los que empiece a trabajar. Recuerde que no puede utilizar su cargo público para obtener beneficios privados como empleado del gobierno, y no puede dar un trato preferente a ninguna organización o individuo.

Acción: Puede conseguir un segundo ingreso, pero tenga cuidado de que ese trabajo no interfiera o entre en conflicto con su trabajo actual. En caso de duda, hable con su supervisor para asegurarse de que no va a infringir ninguna norma antes de empezar a solicitar trabajos secundarios.

Opciones de alivio de la deuda para los trabajadores del gobierno

Préstamos de consolidación de deudas

Uno de los beneficios de trabajar para el gobierno, ya sea federal, estatal o local, es que la nómina es regular y verificable. Debido a esos ingresos constantes, puede ser más fácil obtener un préstamo para pagar la deuda, a menudo llamado préstamo de consolidación de deudas.

Con este tipo de préstamo, usted combina todas sus deudas no aseguradas en un único y sencillo pago mensual. Los pagos y los tipos de interés son fijos, por lo que los prestatarios no tienen que preocuparse de cambiar los tipos de interés o los pagos. Elija este tipo de préstamo si tiene un buen crédito, pero le cuesta cumplir con los mínimos mensuales de sus tarjetas de crédito.

CONSEJO: Si ha sido despedido y sus ingresos se han reducido, puede ajustar el plazo del préstamo para reducir el importe de la cuota mensual. Utilice una calculadora de préstamos [ING] para determinar el pago mensual máximo que puede permitirse con sus ingresos actuales.

Programa de manejo de deudas

Una opción alternativa es un Programa de Manejo de Deudas (DMP, por sus siglas en inglés). Si su crédito se ha visto perjudicado por los recortes o los despidos, ésta podría ser una buena solución. Esta opción funciona para aquellos que pueden hacer los pagos mensuales designados y acordados. Los pagos mensuales totales de un DMP se reducen en un 30-50%, por término medio, por lo que puede funcionar incluso si sus ingresos se han visto reducidos por un despido. El tipo de interés general de sus deudas bajará, lo que le permitirá ahorrar tiempo y dinero mientras sale de sus deudas.

Un programa de manejo de deudas no dará lugar a ninguna anotación negativa en el reporte de crédito. La mayoría de los acreedores aceptarán poner al día las cuentas atrasadas después de tres pagos. Es más, como usted paga su deuda en su totalidad con la ayuda de una organización de consejería de crédito, esto no debería afectar a su autorización de seguridad. No obstante, pregunte siempre a su supervisor para asegurarse de que toma el curso de acción correcto.

Liquidación de deudas

La liquidación de deudas puede ser una tercera opción para salir de la deuda, pero no se recomienda para cualquiera que esté preocupado por arriesgar su autorización de seguridad. El programa funciona negociando con sus acreedores para que usted sólo pague una parte de lo que debe. Esto le permite salir de la deuda rápidamente, sin embargo, dará lugar a algunos daños en su crédito. En su reporte de crédito se anotarán las deudas saldadas durante siete años a partir de la fecha en que se produjo el impago de cada cuenta.

Los trabajadores de la administración pública que estén muy atrasados en sus pagos y estén considerando la posibilidad de declararse en bancarrota pueden considerar esta opción. Si tiene autorización de seguridad, asegúrese de hablar con un supervisor o un consejero financiero para asegurarse de que la liquidación de la deuda no afectará a su situación.

Tiene muchas opciones para lidiar con su deuda antes de que se salga de control. Recuerde que tener deudas puede afectar a su nivel de estrés y posiblemente a su trabajo. Llámenos al 1-844-669-4596 para más información.

Obtenga una evaluación gratuita para encontrar la mejor solución de deuda para sus necesidades

Encuentre una soluciónCall To Action Link
¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

Artículo modificado por última vez el Octubre 21, 2021. Publicado por Debt.com, LLC