A veces, cuando nos enfrentamos a problemas financieros, intentamos evitarlos. Aunque puede parecer una solución temporal, ignorar las deudas tiene efectos a largo plazo. Uno de ellos es la obtención de un “fallo judicial”, que puede dar lugar a embargos de salarios y gravámenes, y puede aparecer en las comprobaciones de antecedentes.

Las sentencias de este fallo pueden ser un dolor de cabeza, ya que perturban sus finanzas, su trabajo y su capacidad de obtener crédito. Desgraciadamente, varios estudios [ENG] demuestran que 70% de los casos de deuda acaban en sentencias en rebeldía.

Los cobradores de deudas pueden provocar un estrés no deseado, e ignorar su deuda no es una solución viable. Conozca qué es un fallo judicial y qué hacer si tiene uno.

Índice de contenidos

¿Qué es un fallo judicial?

La ley le obliga a devolver el dinero que le ha prestado un acreedor, ya sea una tarjeta de crédito, una tarjeta comercial o un préstamo. Cuando no devuelve el dinero a tiempo, los acreedores pueden optar por demandarle o vender su expediente a los cobradores de deudas que pueden demandarle. Si no responde a la demanda (que a menudo recibirá por correo), el tribunal puede dictar una sentencia automática contra usted, también conocida como fallo judicial.

¿Por qué pueden hacer esto los acreedores? Según las leyes federales y estatales, estos fallos traen sentencias que se clasifican como un gravamen sobre la propiedad. Algunos de los gastos asociados a una sentencia incluyen la deuda que se debe, los intereses, las tasas judiciales, los honorarios de los abogados y los costos de cobro.

La cantidad que los acreedores pueden cobrar y los tipos de bienes que pueden tomar depende de las leyes de su estado, de su situación financiera y de lo que dictamine el juez.

Cómo evitar un fallo judicial

¿Cómo se puede evitar un fallo judicial? No ignorando la demanda. Por muy intimidante que sea, debe responder a tiempo ya que ignorarla podría crear un efecto de bola de nieve.

Un informe [ENG] de 2017 de la Oficina de Protección Financiera del Consumidor nos dice que alrededor del 15% de los estadounidenses han sido demandados por cobradores de deudas. Sin embargo, solo 26% de esas personas acudió a la visita judicial. Esto significa que muchos terminan con juicios que podrían haber evitado.

Cuando usted no se presenta en el tribunal, sus acreedores ganan automáticamente la demanda.

Aunque presentarse no garantiza que gane el caso, podría llegar a un acuerdo por una cantidad menor. Al fin y al cabo, los acreedores prefieren recuperar parte de lo que usted debe que arriesgarse a no obtener nada si se declara en bancarrota.

¿Qué puede suceder si tiene una sentencia en rebeldía en su contra?

Las sentencias en rebeldía son una forma de que los acreedores recuperen el dinero que usted les debe. Después de la sentencia, pueden recuperar el dinero que les debe a través de:

  • Embargo de salario: Cuando los pagos de la deuda se retienen automáticamente de su sueldo.
  • Embargos bancarios: Cuando se congelan sus cuentas hasta que se pague la totalidad de su deuda. Sin embargo, sus prestaciones por incapacidad, seguridad social, beneficios de pensión, desempleo y compensación del trabajador no pueden ser embargados de su cuenta para pagar una deuda privada.
  • Orden de ejecución: Una orden judicial que concede a los alguaciles permiso para embargar y vender sus bienes. Esto podría ser cualquier cosa, desde sus activos hasta artículos de uso cotidiano como su televisor.
  • Intervención de impuestos: El reembolso de sus impuestos se cobra para pagar deudas.
  • Intercepción de estímulo: Esto sólo se aplica al tercer cheque de estímulo [ENG], el cuál puede ser interceptado para pagar una deuda.
  • Embargo de bienes: El acreedor coloca embargos sobre cualquier bien inmueble que posea, prohibiéndole vender o transferir la propiedad sin pagar primero su deuda.

Qué hacer si tiene una sentencia en rebeldía en su contra

Hay varias medidas que puede tomar si tiene una sentencia en rebeldía. Algunas de ellas son impugnar la sentencia, buscar ayuda profesional y llegar a un acuerdo con su acreedor o cobrador.

Impugnar la sentencia

Después de recibir una sentencia, puede pensar que no hay salida. Sin embargo, hay soluciones. En algunos casos, puede impugnar la sentencia. A continuación, le presentamos algunas preguntas que puede hacer para ver si es una opción viable.

¿Se me notificó a tiempo?

Cuando un acreedor o un cobrador de deudas presenta una demanda, usted debería recibir una carta por correo. Si no recibió ninguna notificación porque se mudó o tiró la carta por error, es posible que le den la oportunidad de impugnar el caso o anular la sentencia (hacer que se active nuevamente). Esto no significa que el caso sea desestimado. Sin embargo, tiene la oportunidad de dar su opinión y llegar a un acuerdo favorable.

¿Me pertenece la deuda?

Los errores ocurren, por lo que es posible que reciba una sentencia por rebeldía por una deuda que no le pertenece. Tal vez alguien abrió una cuenta utilizando sus datos y acumuló una deuda de facturas impagas. En otros casos, una deuda pagada fue enviada por error a la oficina de cobros.

Para comprobar si la deuda le pertenece, compruebe la citación o la carta que recibió por correo. También puede consultar la oficina de registro del condado. Si el nombre del acreedor no le resulta familiar, tenga en cuenta que los acreedores suelen vender la deuda a diferentes administradores.

Si descubre que no es su sentencia, solicite a la agencia de cobros una prueba de las deudas. Para ello, escriba una carta de validación de la deuda indicando que no cree que la deuda sea suya y que desea una prueba.

¿Está la deuda dentro del plazo de prescripción?

Los acreedores disponen de un período de prescripción, es decir, un número determinado de años que poseen para recuperar la deuda. La cantidad de tiempo que los acreedores tienen para perseguir el cobro de una deuda varía de un estado a otro. Si resulta que su deuda expiró antes del momento en que se emitió la sentencia, eso podría ser motivo para desestimar el caso.

¿Soy inimputable?

Las personas que no tienen suficientes activos para que un acreedor pueda embargar sus bienes tras una sentencia, suelen estar excluidas de los embargos. ¿Quién entra en esta categoría? Los desempleados y las personas con bajos ingresos. Otra categoría de personas que pueden estar a prueba de juicios son las que tienen activos o ingresos que están protegidos legalmente.

Considere la posibilidad de llegar a un acuerdo

Si no tiene motivos para impugnar la sentencia en rebeldía, debería considerar la posibilidad de llegar a un acuerdo. En caso de que no pueda pagar lo que debe, póngase en contacto con su acreedor para ver si puede llegar a un acuerdo. Es posible que acepte menos de lo que debe, con lo que ambos saldrían ganando. También puede existir la opción de que pague en incrementos más pequeños si no puede permitirse pagar lo que debe en grandes cantidades. Es una mejor opción que tener su salario embargado o su propiedad confiscada.

Contrate a un abogado con experiencia

Contratar a un abogado y pagar las tasas judiciales puede ser económicamente devastador y a veces puede costar más que la deuda que se posee. Sin embargo, puede merecer la pena el costo si gana el caso o llega a un acuerdo por una cantidad menor. También puede encontrar servicios de bajo costo diseñados específicamente para ayudar a las personas que no pueden permitirse los costos de la defensa legal tradicional.

Cuando busque un abogado, encuentre uno que conozca bien la Ley de Prácticas Justas de Cobro de Deudas (FDCPA, por sus siglas en inglés) y que tenga experiencia en juicios por incumplimiento. A continuación, se indican algunos recursos que puede utilizar para encontrar un abogado que se ajuste a su presupuesto.

Opciones de alivio de la deuda

Los acreedores pueden renovar los juicios, así que, para evitar años de problemas, explore estas soluciones de alivio de la deuda.

Consolidación de deudas

Si tiene varias cuentas con deuda, puede probar la consolidación de deudas. En este caso, se pide un único préstamo o tarjeta de crédito para pagar varias deudas. De esta forma, todos los pagos se reúnen en uno solo para que no tenga que preocuparse de pagar a diferentes acreedores cada mes. No sólo se ahorra tiempo, sino también dinero. Esto le permitiría pagar la totalidad de la deuda del fallo judicial en una sola suma.

Plan de manejo de deudas

A veces, necesita ayuda para manejar su deuda, especialmente cuando le está costando avanzar. Si opta por un plan de manejo de deudas, trabajará con un consejero de crédito y elaborará un plan para hacer frente a cualquier deuda pendiente que tenga. Algunas soluciones incluirán la agrupación de todas las deudas en un solo pago mensual, la reducción de los tipos de interés y el establecimiento de un límite de tiempo para el plan de pago.

Tenga en cuenta que el cobrador o acreedor debe aceptar los pagos a través de la agencia de consejería de crédito. Sin embargo, dado que esta solución le permitirá pagar todo lo que debe de una deuda, el acreedor o el cobrador pueden estar más dispuestos a aceptar este tipo de acuerdo.

Liquidación de deudas

Se trata de pagar una suma global para saldar la deuda. Suele ser inferior a la cantidad que debe, y una empresa externa negociará su deuda con el acreedor. Esta opción puede estar disponible. Sin embargo, tenga en cuenta que, con un un fallo judicial en su contra, el cobrador tiene derecho a recuperar el importe total que debe. Por lo tanto, puede ser una negociación difícil conseguir que acepten menos de la cantidad total.

Bancarrota

Para evitar que los acreedores y las agencias de cobro lo persigan por la deuda que tiene, puede declararse en bancarrota. Si su deuda es muy elevada y no puede pagarla, póngase en contacto con un abogado especializado en bancarrotas. La declaración de bancarrota puede liberar la deuda impaga.

Otra ventaja de la quiebra es que, una vez que se declare, el tribunal emitirá una suspensión automática de las acciones de cobro. Esto detendrá inmediatamente los embargos de sueldos y gravámenes mientras se procesa su caso. Por lo tanto, puede utilizar la quiebra para detener algunos de los efectos negativos de una sentencia de incumplimiento.

¿Afectará un fallo judicial a su crédito? En el pasado, una sentencia en rebeldía o cualquier sentencia judicial civil relacionada con una deuda aparecía en la sección de registros públicos de su reporte de crédito. Sin embargo, las agencias de crédito han cambiado sus políticas en los últimos años. Las sentencias en rebeldía ya no aparecen en los reportes de crédito de los consumidores.

Sin embargo, la cuenta cancelada o la cuenta de cobro permanecerán en su reporte crediticio durante siete años a partir de la fecha en que la cuenta se convirtió en morosa por primera vez. Por lo tanto, mientras que la sentencia en rebeldía no afectará negativamente a su crédito, la deuda morosa sí lo hará.

Conecte con la mejor solución para hacer frente a una sentencia en rebeldía

Encuentre una soluciónCall To Action Link
¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

Artículo modificado por última vez el May 6, 2021. Publicado por Debt.com, LLC