Adquirir un auto que sufre constantemente los mismos problemas mecánicos una y otra vez dejaría un mal sabor de boca a cualquiera. Y esa podría ser la primera señal de que tiene un “limón” en sus manos. Y en este caso, por desgracia, no puede convertir dicho limón en limonada.

Afortunadamente, sin embargo, hay leyes que lo protegen de los limones. Los limones se definen como autos que no están a la altura de ser “libres de defectos” en las reclamaciones de garantía. Y gracias a la Ley de Garantía Magnuson-Moss de 1975 y al Código Comercial Uniforme que describiremos a continuación, los compradores de limones pueden conseguir que el auto se repare, se sustituya o se les devuelva el dinero. Por lo tanto, si usted tiene un limón en sus manos, usted ha venido al lugar correcto para averiguar el camino a seguir.

Índice de contenidos:

¿Qué es la Ley Limón?

La Ley Limón está conformada por dos leyes establecidas por los gobiernos federal y estatal para proteger a los consumidores que han comprado o alquilado bienes de consumo defectuosos. Estas leyes establecen que, si un fabricante no puede reparar un bien de consumo, como un auto, y el defecto es sustancial y no puede ser reparado, entonces el bien debe ser reemplazado, o el dinero debe ser reembolsado en su totalidad.

El Código Comercial Uniforme

El Código Comercial Uniforme, que se promulgó por primera vez en 1959, se utiliza para dar continuidad a las ventas y otras transacciones comerciales en todo Estados Unidos. El propósito de la ley es dar a los consumidores el derecho a recibir un reemplazo o un reembolso completo en caso de que su bien de consumo sea un limón. Dado que la UCC no especifica lo que constituye un limón, a menudo deja en manos de un tribunal la decisión de si el fabricante o el vendedor se niega a cumplir con los reemplazos o reembolsos.

Ley de Garantía Magnuson-Moss de 1975

El gobierno federal promulgó la Ley de Garantía Magnuson-Moss de 1975 para proteger a los consumidores de los fabricantes y vendedores haciendo que éstos proporcionen información detallada sobre la garantía de los productos que venden. Esto permite a los consumidores ser conscientes de los problemas que están cubiertos por las garantías, así como de lo que pueden esperar en caso de que ocurra algo con el bien después de la compra.

¿Los autos usados y alquilados están cubiertos por la Ley Limón?

Por lo general, La Ley Limón cubre los autos nuevos. Sin embargo, en algunos estados las leyes del limón cubren tanto los autos nuevos como los usados. Actualmente hay seis estados en los que las leyes del limón cubren tanto los autos usados como los nuevos: Connecticut, Massachusetts, Minnesota, Nueva Jersey, Nuevo México y Nueva York.

En otros estados, la Ley Limón sólo se aplica específicamente a los autos nuevos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que, a menudo, los vehículos usados se venden con la garantía del fabricante y/o del concesionario. En este caso, usted podría seguir estando protegido y podría acogerse a las leyes del limón. Por otro lado, los autos comprados a vendedores individuales, o a vendedores particulares, pueden no estar protegidos por las leyes del limón, especialmente si el auto se vendió “tal cual es”.

¿Qué es la recompra de la Ley Limón?

Una recompra de la Ley Limón es el proceso por el que un fabricante se ve obligado a readquirir un vehículo o lo hace voluntariamente. La recompra por la ley del limón sólo se produce cuando hay un defecto de garantía que afecta sustancialmente al uso del auto o perjudica el valor y la seguridad del vehículo. Suele tener lugar una vez que ha concluido un litigio de la ley del limón.

Por lo general, las recompras resultan en un reembolso de todos los fondos puestos para la compra o el alquiler del auto. Esto incluye los pagos iniciales, los pagos del préstamo o del alquiler, la matricula del vehículo, así como el reembolso de los gastos incidentales como el alquiler o los servicios de remolque.

Definición de un “número razonable de intentos de reparación”

Antes de sustituir el auto por completo o de devolverle el importe íntegro, el fabricante o vendedor debe intentar reparar el defecto gratuitamente un número mínimo de veces. Esto garantiza que los consumidores no tengan que lidiar con interminables intentos de reparación del auto o con largos periodos con el auto en el taller.

Aunque las especificaciones varían ligeramente según el estado, estos son los casos en los que un auto debe ser sustituido o reembolsado por ser un “limón”:

  • Defecto de seguridad: Si hubiera un defecto de seguridad, el auto sólo necesitaría un intento de reparación antes de tener que ser sustituido o reembolsado.
  • Tiempo en el taller: Si el auto ha estado en el taller más de un número determinado de días en el plazo de un año, entonces puede optar a la sustitución o al reembolso.
  • Otros defectos importantes: Si su auto ha tenido problemas que han sido aparentemente irreparables después de tres o cuatro intentos de reparación, entonces tiene derecho a la sustitución o al reembolso.

Definición de “defecto sustancial”

Un defecto sustancial es un fallo o problema que perjudica la capacidad de un vehículo para funcionar normalmente, su seguridad o su valor. Para que se considere que tiene un defecto sustancial, su auto debe ser inseguro o inoperante. Lo que se considera sustancial varía según el estado, así que consulte el sitio web del Fiscal General de su estado [ING] para obtener orientación específica en su lugar de residencia.

¿Qué debo hacer si he comprado un auto defectuoso?

En primer lugar, asegúrese de tener la documentación necesaria. A continuación, notifique al concesionario o al fabricante y deles un número razonable de intentos para arreglar el vehículo. Si el vehículo sigue teniendo problemas, tiene derecho a que se lo cambien o a que le devuelvan el dinero. En caso de que el pedido sea rechazado, puede presentar una demanda civil exigiendo el reembolso completo o la sustitución del mismo modelo de vehículo.

A continuación, una lista de los documentos importantes que debe conservar y las medidas que debe tomar en un caso de la Ley Limón:

Fecha de compra y contrato

Asegúrese de tener su contrato con la fecha de compra en un lugar seguro para utilizarlo como prueba para su caso. Haga siempre una o dos copias de seguridad y guárdelas en sus archivos o escanee el contrato para tener una copia virtual.

Fecha de la primera denuncia

Lleve un diario y anote todos y cada uno de los problemas con el vehículo y las circunstancias en las que surgieron, así como la forma en que fueron tratados por el concesionario o el fabricante. Continúe haciéndolo con cualquier incidencia posterior del mismo problema o con cualquier nuevo problema o preocupación que pueda surgir.

Conserve las pruebas

Asegúrese de guardar registros de cualquier comunicación (mensajes de texto, correos electrónicos, textos en redes sociales, mensajes de voz e incluso llamadas telefónicas) entre usted y el fabricante o el concesionario. Cuando se trata de llamadas telefónicas, puede anotar la fecha, la hora y la duración de las llamadas para sus registros. Si no, puede intentar conseguir una factura telefónica detallada que muestre las mismas pruebas.

Registros de servicios y reparaciones

Mantenga registros detallados de cada servicio y reparación que haya necesitado el vehículo. Por ejemplo, asegúrese de guardar todas las facturas de servicio. Y anote el tiempo que el vehículo estuvo en el taller de reparaciones porque el número de días o el tiempo que el vehículo pasa en el taller puede utilizarse como prueba para demostrar que el auto es un “limón”.

Contrate a un abogado

Si se ve abrumado por la resistencia del concesionario o del fabricante, puede ser el momento de contratar a un abogado que conozca los detalles de la Ley Limón. Además, puede ayudarle a intentar que el concesionario asuma su caso con honorarios condicionales, es decir, hacer que el concesionario pague sus honorarios legales.

¿Cómo puedo saber si el auto que quiero comprar es un producto defectuoso?

La buena noticia es que a menudo se puede encontrar el historial de un auto de segunda mano, incluyendo cualquier problema de título, en sitios como Carfax [ING]. Sin embargo, tenga en cuenta que más del 60% de los estados no exigen ninguna marca especial en el título para los autos limón. Esto significa que puede ser necesario ver el informe del historial del vehículo con cuidado para detectar un posible fraude.

Al comprar un auto de segunda mano, debe asegurarse de que el vehículo no ha sufrido ninguna colisión importante ni ningún daño grave. El título de un auto reflejará estas cuestiones, y si el vehículo ha estado comprometido se le asignará un título de marca que está vinculado al número de identificación del vehículo (VIN, por sus siglas en inglés).

Además, preste atención a las secciones del informe del historial del vehículo que especifican la propiedad del auto y los registros de servicio. Si observa que el fabricante ha recomprado el auto a un particular, o si ha habido tres o cuatro intentos de reparación en un corto periodo de tiempo, son señales de alarma que debe tener en cuenta antes de comprar ese vehículo.

Aunque cada año se venden limones a miles de consumidores desprevenidos en los Estados Unidos y Puerto Rico, las leyes del limón se pusieron en marcha para ofrecer protección a esas personas. Sin embargo, asegúrese de comprobar las leyes del limón en su estado porque cada estado tiene diferentes leyes y requisitos.

Si es víctima de una compra de un auto defectuoso, sepa que no tendrá que lidiar con ello durante mucho tiempo si actúa con rapidez. Y si tiene problemas con el concesionario y necesita más ayuda, considere la posibilidad de contratar a un abogado para que le ayude con su problema.

PREGUNTAS FRECUENTES

P:¿Están los vehículos comerciales exentos de la ley del limón?

500
R: Desgraciadamente, la mayoría de los estados excluyen a los vehículos comerciales de las leyes del limón, principalmente debido a los beneficios fiscales que reciben los vehículos de consumo. Sin embargo, no se ha perdido toda la esperanza, ya que aún puede acogerse a la Ley de Garantía Magnuson-Moss. O bien, si hubo un incumplimiento de la garantía, puede acogerse al Código Comercial Uniforme.
1

P:¿Los autos alquilados están cubiertos por la ley del limón?

500
R: La respuesta es sí, sin embargo, cada estado tiene su propio conjunto de leyes de limón con respecto a los vehículos defectuosos. Por lo tanto, si el concesionario o el fabricante no son capaces de reparar su vehículo después de tres o cuatro intentos, o si el auto tiene un problema de seguridad, se le compensará con un reembolso completo o un vehículo de sustitución comparable de su elección.
1

P:¿Los autos nuevos están cubiertos por la ley del limón?

500
R: Sí, como los autos nuevos vienen con garantías escritas del fabricante, están cubiertos por la Ley Limón. Si su auto no se ajusta a los términos de la garantía y si el concesionario o el fabricante no pueden reparar su vehículo durante los primeros 18 meses o los primeros 18,000 millas del auto, entonces tiene derecho a un reembolso completo o a un vehículo de sustitución comparable.
1

P:¿Se puede obtener un reembolso de un auto según la Ley Limón?

500
R: Sí, un auto puede ser reembolsado en virtud de la ley del limón. A menudo, esta es la mejor opción si ha perdido toda la esperanza y la confianza en el fabricante y quiere limpiarse las manos y empezar de nuevo comprando su próximo vehículo a un fabricante totalmente diferente. Se le devolverán todos los fondos invertidos en el auto, incluidos los pagos de alquiler o préstamo realizados, el pago inicial, las tasas de matriculación y, posiblemente, los gastos que se hayan ocasionado, como el remolque.
1

P:¿Se puede sustituir un auto con el reembolso de un limón?

500
R: Sí. Esta es una buena opción si está convencido de que quiere un auto similar. Y aunque la ley no especifica que su vehículo deba ser de la misma marca y modelo, sí debe ser un vehículo comparable. Por lo general, el término “comparable” se refiere al precio del vehículo. Por lo tanto, se le permite elegir una marca o modelo diferente siempre que esté en el mismo rango de precios.
1

P:¿Puede revenderse un vehículo afectado por la Ley Limón?

500
R: Sí, un vehículo de la ley del limón puede revenderse, y es perfectamente legal. Sin embargo, el problema legal surge del hecho si el consumidor es informado antes de su compra de que el vehículo es un limón. Por lo tanto, si el vendedor no le informa de que el auto es un producto defectuoso, tiene motivos para interponer una demanda civil contra él.
1

P:¿Puede un auto usado estar cubierto por la ley del limón?

500
R: Sí, existe una ley del limón para los autos usados. Sin embargo, asegúrese de tener una garantía por escrito al comprarlo, de lo contrario, puede no ser elegible para las protecciones bajo la ley del limón.
1

P:¿Cómo puedo saber si mi auto es un limón?

500
R: Estadísticamente, alrededor del 1% de los autos en los Estados Unidos se clasifican como limones, lo que supone más de 175,000 vehículos. Para que se considere un limón, el vehículo debe tener un defecto sustancial que haya sido irreparable (a pesar de tres o cuatro intentos de reparación) entre los primeros 18 meses o las primeras 18,000 millas de la vida útil del vehículo.
1

P:¿Cuánto tiempo dura el proceso de la Ley Limón?

500
R: El tiempo que se tarda en procesar cada caso de la ley del limón depende del conjunto único de hechos relacionados con cada caso individual. Algunos casos pueden tardar tan sólo 90 días, mientras que otros pueden ir mucho más allá. Puede ser una buena idea consultar a un abogado de la ley del limón tan pronto como sea posible para agilizar su proceso y darle una orientación adecuada a lo largo del caso.
1

P:¿Cuánto cuesta contratar a un abogado especializado en la Ley Limón?

500
R: Por lo general, no hay ningún costo inicial o cuota de retención cuando se contrata a un abogado de la ley del limón. Para su beneficio, tanto las leyes federales como las estatales de la ley del limón requieren que los fabricantes o concesionarios paguen los honorarios de su abogado o, al menos, hagan una contribución razonable a los honorarios y costos del abogado en caso de que usted gane su caso.
1
Fuentes:

Artículo modificado por última vez el Noviembre 29, 2021. Publicado por Debt.com, LLC