Las dos formas de financiar un auto son la obtención de un préstamo automovilístico tradicional o el alquiler (lease, en inglés) de un vehículo. Pero, ¿cuál es la mejor opción? En realidad, el vehículo no es de su propiedad y, por lo general, es más costoso a largo plazo. Pero a algunas personas les puede ir mucho mejor con este tipo de estructura de pagos.

Índice de contenidos

¿Qué es un leasing o alquiler de auto?

Un leasing le permite utilizar el vehículo durante un tiempo determinado y con un millaje determinado a cambio de pagos mensuales. Cuando alquila un auto, básicamente está pagando la depreciación del valor del auto mientras lo utiliza. Tanto la compra como el alquiler de un auto implican un compromiso financiero serio, pero el alquiler de un auto implica un compromiso de tiempo mucho más corto. Sin embargo, al final del leasing, no es dueño de nada.

En qué se diferencian los préstamos y la renta

RENTA PRÉSTAMO
Se necesita menos dinero para conseguir un auto mejor Se necesita más dinero para conseguir un auto
El ciclo de alquiler o leasing significa un compromiso interminable El auto es suyo después de la financiación
No se puede vender, y puede ser difícil salir de un contrato de leasing Puede vender el auto cuando quiera
Puede obtener una rebaja de impuestos, pero es más caro con el tiempo Con el tiempo, es más barato
Puede cambiar de auto más a menudo No hay que preocuparse por el millaje o los pequeños daños
Necesita un gran crédito Puede obtener un préstamo con mal crédito
Debe mantener el vehículo impecable Puede utilizar el vehículo como quiera

Ventajas y desventajas del leasing

La prevalencia del leasing ha aumentado en los últimos años, y ahora constituye una parte importante de todas las ventas de autos nuevos. Hay algunas ventajas claras al alquilar un auto.

“Probablemente la principal ventaja del alquiler es un pago más bajo. Si piensa quedarse con el auto sólo unos pocos años -digamos, tres años como máximo-, el leasing le permite un pago menor, y no tiene que preocuparse por el valor de canje”, dice Jerry Love [ENG], miembro de la Comisión Nacional de Educación Financiera de la CPA.

Ventajas de alquilar un auto

  1. No tiene que preocuparse por las reparaciones. El vehículo que obtiene es nuevo y la garantía cubre todas las reparaciones.
  2. El mantenimiento programado está incluido en muchos leasings, lo que puede ayudar a reducir los costos mensuales de transporte en su presupuesto.
  3. Puede conseguir un auto mejor por ese dinero porque sólo paga la depreciación del vehículo. Un pago de leasing a menudo significa que usted paga menos de lo que serían los pagos mensuales de un préstamo. Por lo tanto, puede conseguir un auto mejor por el mismo dinero.
  4. Puede obtener importantes ventajas fiscales. Por ejemplo, los profesionales de los negocios pueden deducir el costo [ING] de un leasing siempre que utilice el vehículo para los negocios el 50% del tiempo o más.
  5. Le encanta tener autos nuevos. Si le gusta cambiar de auto a menudo y no quiere conservar un vehículo más allá de unos años, el leasing puede ser una buena opción.

Desventajas de alquilar un auto

  1. Puede ser más costoso en general. La depreciación que se paga es la más alta cuando un auto es nuevo.
  2. Los gastos de millaje pueden ser elevados. Si se pasa del millaje establecido en el contrato de alquiler, sus costos pueden dispararse rápidamente.
  3. Puede haber muchos cargos ocultos. Incluso los pequeños golpes que son típicos cuando se tiene un vehículo o un mayor millaje le costarán.
  4. El leasing requiere un crédito excelente. Por lo general, usted no será capaz de obtener un contrato de leasing sin un gran crédito.
  5. Pagará continuamente. Siempre estará pagando por un vehículo y al final nunca será dueño de uno.

Ventajas y desventajas de comprar un auto

Comprar un auto tiene algunas ventajas claras sobre el alquiler. David Walters [ING], Certified Financial Planner™ y Certified Public Accountant de Palisades Hudson Financial Group afirma: “Cuanto más tiempo tenga su auto en propiedad, más ahorrará comprando frente al leasing”.

Ventajas de comprar un auto

  1. Puede conducir todo lo que quiera. El leasing le limita el millaje. Aunque eso puede funcionar para los desplazamientos, o incluso mejor si trabaja desde casa, puede que quiera hacer un viaje corto de vez en cuando. Con un contrato de alquiler, es posible que tenga que buscar otra forma de viajar para los desplazamientos más largos.
  2. Tendrá menos estrés en cuanto a las condiciones del auto. En el leasing, el acuerdo suele exigir que el auto se devuelva exactamente en las mismas condiciones. Pero eso rara vez ocurre. Los accidentes pasan, y en el transcurso de un contrato de alquiler de 3 años, un auto puede recibir algunas abolladuras y golpes. Eso puede ser costoso cuando devuelva el auto alquilado.
  3. Al final, el vehículo es suyo. Con un buen préstamo de cinco años o menos, puede tener un valor positivo en el auto, y se queda con el vehículo al final del plazo.

Desventajas de comprar un auto

  1. Por lo general, tendrá un compromiso más largo. Aunque puede obtener un préstamo de tan solo 36 meses, el plazo promedio es de 69 meses [1]. Con los préstamos para automóviles a más largo plazo, puede acabar bajo el agua, donde debe más de lo que vale el auto. Además, muchas personas experimentan cambios en su vida en siete años. Su auto puede quedar obsoleto si su situación vital cambia.
  2. Es responsable de los costos de reparación. El leasing es un compromiso a corto plazo y cubre el periodo de garantía de un vehículo. Cuando sea propietario del auto, vivirá la mayor parte de su ciclo de vida fuera del periodo de garantía, y algunas de las reparaciones pueden resultar costosas.
  3. Puede que no tenga la última tecnología. Los mejores sistemas de seguridad y los trenes de potencia híbridos están experimentando un rápido crecimiento. Dentro de cinco años, el auto que compre puede no ser tan seguro y eficiente en cuanto a consumo como el nuevo que puede alquilar.

Dos tipos de alquiler de autos

Hay diferentes tipos de alquileres; el primero se llama “leasing cerrado”, el otro es “leasing abierto”. Cada uno de ellos tiene ventajas y desventajas. La ley federal exige que el concesionario indique claramente qué tipo de leasing se obtiene.

Leasing cerrado

En este tipo de leasing, a veces llamado “walkaway lease”, la empresa de leasing es responsable de la reducción del valor del auto al final del plazo debido a los valores residuales. Puede ser una excelente ventaja para usted, especialmente si el tipo de auto se deprecia más rápido debido a los valores del mercado. Todavía le pueden cobrar por el millaje extra, los daños o el desgaste, pero eso es todo. Si el auto se deprecia menos de lo que se indicó inicialmente en el contrato, puede beneficiarse y comprar el leasing.

Por ejemplo, si alquila un auto que cuesta $20,000 y, al final del contrato, el valor de mercado es de $12,000, pero estaba previsto que fuera de $14,000 (en el contrato de leasing), no tiene que compensar los $2,000 de diferencia. Después de pagar, si se paga por el millaje extra o por los daños, si es el caso, ya ha terminado y puede marcharse.

Por lo general, puede comprar el auto a un precio fijado cuando se inicia el leasing. Utilizando el mismo ejemplo, como el precio de mercado es inferior al estimado en el contrato de alquiler, no le interesa comprar el vehículo. Pero si el precio de mercado fuera de $16,000, estaría haciendo un gran negocio al comprar el auto a $14,000.

Leasing abierto

En este tipo de leasing, es responsable de las variaciones del valor residual. Al igual que en el leasing cerrado, también es responsable de los daños y de las millas recorridas de más, porque esas cosas afectan al valor del auto.

La diferencia con este tipo de leasing es que, independientemente de los daños y el exceso de millaje, si el precio de mercado del auto se sitúa por debajo de lo estipulado en el momento del alquiler, está obligado a compensar la diferencia. Por lo general, este tipo de leasing es utilizado por las empresas más grandes.

Utilizando las mismas cifras del ejemplo anterior, usted (o su empresa) tendrían que pagar $2,000 más porque el contrato de leasing ha incluido $14,000 en lugar de $12,000.

Tipo de interés vs. factor monetario

Cuando compra un auto, le cotizan un tipo de interés concreto. Pero cuando alquila un vehículo, le cotizan un “factor monetario”.

¿Qué es el factor monetario?

La mayoría de la gente está familiarizada con el término APR, que son las siglas en inglés de Tasa de Porcentaje Anual. Cuando compra un auto, una casa o utiliza una tarjeta de crédito (y no la paga enseguida), debe pagar los intereses además del saldo principal del préstamo. El saldo principal del préstamo es la cantidad que ha contratado, sin incluir los intereses.

Pero el leasing funciona de forma diferente. En el leasing no hay una APR, sino que se paga una tasa de financiación diferente, conocida como factor monetario. El factor monetario se llama a veces “factor de leasing” o “cuota de leasing”.

¿Cómo se calcula el factor monetario en un leasing?

El factor monetario es un método para determinar los cargos mensuales del leasing. La ecuación del factor monetario tiene en cuenta la tasa de depreciación, el tipo de interés (determinado por su calificación crediticia) y los impuestos sobre las ventas. El resultado de esa ecuación es lo que pagará en un leasing. Es comparable a la APR de un préstamo. El factor monetario suele aparecer como un pequeño decimal.

Puede y debe negociar el costo de la parte del factor monetario correspondiente al tipo de interés.

Aunque algunos pueden pensar que se trata de un truco para ocultar el costo real del pago, recuerde que está financiando la depreciación cuando alquila. Los pagos de leasing tienen tres partes, los intereses, los impuestos y la depreciación, y todos ellos deben incluirse en el importe del leasing. Tenga en cuenta que en algunos estados puede pagar el impuesto sobre las ventas por adelantado, y en algunos estados no hay impuestos sobre las ventas.

¿Cómo puedo comparar el factor monetario con una APR?

Para asegurarse de que está consiguiendo un buen trato en su contrato de alquiler, tiene que entender la APR equivalente antes de firmar el contrato. Afortunadamente, puede hacer algunos cálculos sencillos y encontrar la APR rápidamente. Todo lo que tiene que hacer es multiplicar el “factor monetario” por 2,400. Por ejemplo, si sabe que su factor monetario es 0.003, lo multiplicaría por 2,400 para obtener el tipo de APR equivalente. En este caso, su tipo de interés sería equivalente a un 7.2% APR.

Antes de firmar el contrato de leasing, debe conocer la APR equivalente y compararla con la de un préstamo convencional. De este modo, podrá asegurarse de que está haciendo un buen negocio.

¿Es una buena idea el leasing con opción de compra?

El leasing con opción de compra puede ser una excelente opción para conseguir su auto por un pago inicial relativamente bajo y unos costos mensuales reducidos. Pero el proceso no está exento de complicaciones. Tendrá que fijarse en el precio de mercado del auto.

Si el precio de mercado es superior al establecido en el contrato de alquiler, saldrá ganando. Si es más bajo, entonces no estará haciendo un buen negocio. También tendrá que fijarse en el desgaste del auto y en elmillaje, sobre todo si hace más millas de las previstas en el contrato de alquiler. Pregúntese si merece la pena comprar el vehículo.

También es posible que tenga que financiar el auto. Si ha cumplido con los pagos del leasing y su crédito es bueno, debería poder conseguir un préstamo. Asegúrese de mantener un buen puntaje de crédito durante el proceso de leasing.

Tenga en cuenta que con un contrato de leasing con opción de compra, usted paga el impuesto sobre las ventas dos veces. Una vez cuando se inicia el alquiler inicial y una segunda vez cuando se compra el auto.

Su contrato de leasing en 2021

2020 y 2021 han sido años difíciles para muchas personas. Pero si usted está en un contrato de leasing en este momento y el contrato está a punto de expirar, usted está en una buena posición. Dado que el inventario en el mercado de autos usados es tan limitado, a muchos consumidores les conviene comprar el auto que alquilaron si tienen esa opción. El valor residual de un auto alquilado es mucho más alto en este momento, y el vehículo puede valer más de lo que se puso en los documentos de leasing.

El alquiler ofrece una alternativa a los préstamos largos

El leasing suele durar sólo 36 meses. Pero los préstamos para autos son cada vez más largos. Algunos pueden durar hasta 84 meses u ocho años. Aunque esto puede ayudar a reducir la cuota mensual, paga más en intereses y costos de reparación (la mayoría de las garantías se agotan a los tres años). También puede acabar debiendo más de lo que vale el auto. De hecho, es probable que venda su auto nuevo en unos seis años, en promedio [2].

En muchos casos, es posible que acabe vendiendo el auto antes de tener el préstamo pagado. No podrá obtener ningún dinero por su canje y podría tener que gastar el dinero para pagar el préstamo del automóvil que habría utilizado para el pago inicial. Esto puede conducir a un ciclo de deudas incobrables.

Este ejemplo muestra cuándo puede ser mejor alquilar en lugar de pedir un préstamo a largo plazo. Supongamos que el auto que está mirando tiene un precio de $25,000, y que tiene $1,000 para el pago inicial. Vamos a considerar un tipo de interés del 4.5% (equivalente) y una depreciación del valor del 40% en 3 años, que es la media. En tres años, el vehículo valdrá $15,000.

Por un leasing de 36 meses, pagará $345.74 al mes con $1,000 de entrada en el momento de la firma. Después de tres años, habrá pagado $13,446.64 por un auto que es nuevo y no necesita ninguna reparación, ya que ésta está cubierta por la garantía. Después del leasing, no será dueño del vehículo, pero tampoco tendrá un patrimonio negativo en un auto.

Si comprara el mismo auto al mismo precio con un préstamo a ocho años, pagaría $333.60 al mes. Pagaría un total de $13,009.60 durante los primeros 36 meses, incluyendo un pago inicial de $1,000. En ese momento tendrá un vehículo que vale $15,000, pero aún le quedarán 48 pagos. En este punto, debe más de lo que vale el auto y su deuda es de $16,595.52.

En cambio, con un préstamo más razonable a cinco años, los pagos serán más altos; pagará $400 al mes. Sin embargo, después de gastar $15,400 durante 36 meses, incluido el pago inicial de $1,000, sólo deberá $9,600. El valor del auto será superior al saldo restante del préstamo, en caso de que tenga que venderlo.

Por qué la compra con financiación puede ser una opción mejor para muchos

El leasing tiene algunas ventajas claras, pero también la financiación. Es mucho más probable que le aprueben la financiación incluso con mal crédito. Siempre y cuando cumpla con sus pagos a tiempo, un préstamo asegurado como un préstamo para automóviles puede ser una forma fantástica de mejorar su calificación crediticia. Y aunque el valor de los autos se deprecia rápidamente, tendrá un activo una vez que haya pagado el préstamo. Además, puede personalizar su auto y añadir o quitar lo que quiera.

Aspectos a tener en cuenta antes de firmar un contrato de alquiler de auto

Antes de elegir, debe tener en cuenta su presupuesto. En concreto, cuánto puede permitirse cada mes para el pago de su auto. Recuerde que no tendrá un auto con un contrato de leasing cuando termine, y con la inflación, su próximo pago de leasing será más alto.
Tome nota de cuántas millas conduce en un mes o en un año. ¿Hace viajes por carretera? ¿Tiene un viaje largo al trabajo? ¿Es posible que tenga que trabajar en un lugar más alejado de su casa? Los contratos de alquiler le cobrarán fuertes multas si supera las limitaciones de millas. Antes de alquilar, debe conocer sus hábitos al volante.
Los préstamos son un compromiso a largo plazo, y sus necesidades de conducir podrían cambiar drásticamente en los próximos años. Es posible que necesite cambiar el tipo de vehículo que tiene. Con un contrato de alquiler, rara vez puede cambiar de auto; con un préstamo, el vehículo es suyo y puede venderlo cuando quiera.
Es difícil conseguir un contrato de leasing con algo que no sea un crédito de primer nivel. Asegúrese de que su puntaje de crédito es bueno antes de considerar un leasing.
Puede obtener importantes deducciones fiscales si es propietario de una pequeña empresa o trabaja por cuenta propia cuando realiza un leasing. Recuerde que tiene que utilizar su vehículo para uso empresarial al menos el 50% del tiempo.
Algunas personas quieren lo más nuevo de lo nuevo y no quieren autos antiguos. El leasing es una mejor idea para las personas que quieren cambiar sus vehículos después de tres años.
Cuando devuelve el auto alquilado, se supone que debe estar en perfectas condiciones. Pero los niños y los animales pueden dañar el interior del vehículo, y le cobrarán un extra por ello.
Si no tiene un lugar fijo para estacionar su vehículo alquilado, como un garaje, es más probable que sufra daños por las inclemencias del tiempo y por otros autos cercanos. Cualquier daño en un vehículo alquilado le supondrá un costo adicional.
Por supuesto, usted pagará por cualquier daño que se produzca durante el alquiler del vehículo, pero entienda que las compañías de leasing suelen exigir niveles de cobertura más altos cuando se alquila. También tendrá que pagar un seguro GAP, que puede obtener con su seguro. Pero eso también aumentará sus costos mensuales de seguro. Si su seguro ya es alto, lo será aún más con un leasing.
Está obligado a mantenerse en excelentes condiciones su vehículo con contrato de leasing, lo que significa que no puede saltarse los lavados de auto, los cambios de aceite y otros elementos de mantenimiento. No es que deba saltarse el mantenimiento con el auto que compra, pero al menos no hay multas de por medio.

Fuentes

Artículo modificado por última vez el Noviembre 5, 2021. Publicado por Debt.com, LLC