La liquidación de deudas puede ayudarle a encontrar un alivio de la deuda, pero también puede conducir a un aumento de la responsabilidad fiscal. En otras palabras, puede reducir el tamaño de su pago o, peor aún, puede acabar debiéndole al Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés). Si está considerando la posibilidad de liquidar sus deudas y recientemente le han cancelado alguna, es muy probable que se encuentre con el formulario 1099-C del IRS. Por lo tanto, es importante saber qué es este formulario y qué puede hacer para evitar ese aumento de la responsabilidad fiscal.

Tabla de contenidos:

¿Qué es un formulario de impuestos 1099-C?

El formulario 1099-C del IRS lo emite un prestamista que ha condonado el saldo que usted debe y que ya no es responsable de devolver.

Cuando no puede pagar una deuda, puede ser posible conseguir que el prestamista llegue a un acuerdo por menos de lo que debe. El prestamista o acreedor básicamente perdona parte del saldo. La cancelación de su deuda puede parecerle una carga que se ha quitado de encima, pero una vez que el formulario 1099-C llegue a su buzón, podría tener un duro despertar.

La razón por la que recibe el Formulario 1099-C es porque el IRS trata la deuda cancelada como un ingreso imponible. Es dinero que recibió y que ya no se espera que pague, y como no es un regalo, cuenta como ingreso. Por lo tanto, cuando un prestamista o acreedor cancela $600 o más de deuda, debe emitir un 1099-C.

Este formulario muestra el importe de la deuda condonada. Los acreedores deben emitir este formulario incluso si el deudor no está obligado a declarar la cantidad como ingreso. Además, los formularios 1099-C deben emitirse para el año fiscal en que se canceló una deuda concreta.

Cuando recibirá un 1099-C

En caso de que su prestamista esté de acuerdo y acepte menos de la cantidad total que debía, emitirá un formulario 1099-C. En algunos casos, un prestamista puede cancelar automáticamente una deuda y enviar un Formulario 1099-C si ha decidido renunciar a sus esfuerzos de cobro.

Aunque los prestamistas sólo están obligados a enviar el 1099-C si una deuda cancelada tiene un valor de $600 o más, sigue siendo su responsabilidad informar de las cantidades de deuda canceladas más pequeñas como ingresos brutos en sus declaraciones de impuestos federales. También es posible que tenga que pagar impuestos sobre la deuda cancelada, incluso si no recibe un 1099-C.

Qué hacer con el formulario de impuestos 1099-C

Si ha cancelado recientemente una deuda con un acreedor o prestamista, puede esperar recibir pronto un formulario de impuestos 1099-C. Es importante que se asegure de recibir la confirmación de la liquidación o condonación de la deuda. ¿Por qué? Porque puede cotejar la información con su formulario de impuestos.

Si ha recibido un 1099-C por una deuda que no sabía que había sido cancelada, póngase en contacto con el acreedor o la agencia de cobros para verificar si han cancelado la deuda. Si no han cancelado la deuda, es posible que tenga que tomar medidas adicionales para asegurarse de que el proceso está completo.

También puede ser una buena idea asegurarse de que la deuda no ha sido cancelada y enviada a una agencia de cobro diferente. Sólo debe recibir un 1099-C si la deuda ha sido condonada, liquidada o cancelada.

Cómo declararlo en los impuestos

Ahora, una vez que haya averiguado si necesita reclamar el ingreso o no, debe incorporar el 1099-C a sus declaraciones de impuestos federales. Esos ingresos se sumarán a sus otras formas de ingresos para determinar a cuánto asciende su obligación tributaria del año, es decir, cuánto debe. Desafortunadamente, esto podría resultar en una reducción de su reembolso de impuestos, o peor, podría significar que usted debe dinero al IRS. Y si no lo paga inmediatamente, se convertirá en impuestos atrasados.

Solicitar una exclusión por dificultades financieras

Cuando llega la temporada de impuestos, muchas personas que liquidaron deudas o se les perdonaron recibirán un formulario 1099-C. Y es probable que se pregunten si tienen que pagar impuestos por la deuda condonada. Según el IRS, la deuda condonada equivale a un ingreso porque usted disfrutó de bienes o servicios utilizando el crédito con el beneficio de no pagar totalmente lo que se debe.

Por lo tanto, cuando un prestamista o acreedor registra una pérdida parcial sobre el dinero que le prestó, el IRS espera que usted trate la pérdida como “ingresos ordinarios”. Afortunadamente, existe una laguna legal en forma de exclusión por insolvencia. Si usted es insolvente cuando llega a un acuerdo con un prestamista, puede compensar sus ingresos del 1099-C hasta la cantidad insolvente.

Por ejemplo, digamos que usted poseía $100,000 en activos el mismo año en que se le condonaron $40,000 de deuda. Supongamos que en ese momento tenía una deuda total de $160,000, incluidos los $40,000 condonados. Eso significa que su patrimonio neto en el momento de la liquidación era negativo en $60,000. Por lo tanto, usted era insolvente por $60,000 y no tendría que pagar impuestos por la deuda condonada de $40,000 que fue declarada a través del formulario 1099-C.

Sin embargo, para demostrar la insolvencia tendrá que presentar un Formulario 982, la Reducción de Atributos Fiscales debido a la Cancelación de la Deuda, con su Formulario Federal 1040 para reclamar una exención por insolvencia.

Consejo: Solicitar una exención por insolvencia puede ser complicado. Hable con un profesional de impuestos para entender la responsabilidad fiscal potencial y cómo calificar correctamente para una exclusión.

¿Debería la responsabilidad fiscal impedirme saldar una deuda?

La responsabilidad fiscal no debería impedir que alguien liquide sus deudas. Sin embargo, debe ser consciente de las obligaciones fiscales que puede conllevar la liquidación. Si tiene problemas para resolver una liquidación, considere la posibilidad de trabajar con una compañía acreditada de liquidación de deudas.

Lo más probable es que una compañía de liquidación de deudas le inscriba en un programa de liquidación de deudas. A partir de ahí, el equipo puede ayudarle evaluando sus activos y pasivos para determinar si es insolvente. Si lo es, debería poder optar a una exclusión y evitar cualquier obligación fiscal.

Conéctese con una empresa de liquidación de deudas acreditada a nivel nacional que pueda ayudarle a tomar una decisión informada sobre si debe liquidar.

Evaluación gratuitaCall To Action Link

Fuentes

https://www.credit.com/blog/what-you-need-to-know-about-1099-c/

https://www.creditkarma.com/tax/i/1099c-tax-on-canceled-debt

https://www.hrblock.com/tax-center/irs/forms/1099c-cancellation-of-debt/

https://www.okbar.org/barjournal/november-2021/tucker-2/

https://studentloanhero.com/featured/form-1099c-cancellation-of-debt/

https://turbotax.intuit.com/tax-tips/debt/when-to-use-tax-form-1099-c-for-cancellation-of-debt/L24iT0a3S

 

Artículo modificado por última vez el Enero 5, 2022. Publicado por Debt.com, LLC