Más de un tercio de los estadounidenses mayores de 65 años están luchando con su deuda de tarjetas de crédito, cuando deberían gastar ese dinero disfrutando de sus años dorados. La realidad, es que 7,5 millones de personas mayores (ING) dijeron que no pueden pagar los medicamentos que les recetan.

No debe vivir así, hay personas disponibles para ayudarle. Salir de las deudas es más fácil cuando se da cuenta de que tiene la ayuda gratuita de expertos a su alcance.

Tabla de contenido:

Maneras de ahorrar

Antes de que tomara la decisión de jubilarse, le aseguramos que pasó años ahorrando en un 401 (k), Roth IRA u otro plan de jubilación. Cada año, tuvo que haber ahorrado hasta 15% de sus ingresos anuales.

Pero si no lo hizo, es posible que le preocupe que sus ahorros no sean suficientes para pagar su deuda. Si ese es el caso, aquí hay algunas soluciones.

  • Encuentre un trabajo de medio tiempo: si es demasiado joven para inscribirse en Medicare, entonces un trabajo de medio tiempo (ING) puede ayudarle a conseguir algo de dinero en caso de una emergencia médica. O si solo lo desea para viajar o como un cojín, puede encontrar un trabajo que disfrute.
  • Reduzca los gastos: ahora que tiene ingresos limitados, no hay más cheques de pago grandes que esperar al final de cada semana. Por lo tanto, reducir los gastos discrecionales le ayudará a encontrar el dinero para pagar la deuda.

Cómo encontrar una vivienda asequible

La vivienda es uno de los mayores gastos que tendrá durante la jubilación. Según un informe del Employee Benefit Research Institute (ING), las personas mayores de 75 años utilizan 45% de sus presupuestos en vivienda, lo que la convierte en su mayor gasto. Hacer que la vivienda sea más asequible puede ahorrarle cientos de dólares cada mes y miles de dólares en general.

  • Reduzca el tamaño de su hogar. La reducción de su vivienda (ING) puede ser una solución si no está lleno de ahorros para la jubilación y aún no ha pagado su hipoteca. Al mudarse a una casa o condominio más pequeño, podría reducir sus gastos mensuales y anuales y extender los ahorros que tiene.
  • Encuentre un compañero de cuarto. Reducir algunos gastos de vivienda puede ayudarlo, pero reducirlos a la mitad podría ayudarlo aún más. Conseguir un compañero de cuarto (ING) es una excelente manera de cubrir los gastos sin sufrir un gran impacto financiero.
  • Reubíquese. Si vive en una ciudad cara, mudarse puede ahorrarle dinero. Si no desea mudarse fuera de su estado o ciudad, incluso encontrar un vecindario más asequible puede ayudarlo a ahorrar.

Qué hacer con la asistencia sanitaria

Es esencial que se inscriba en Medicare. Si no lo hace, se estaría perdiendo de una cobertura importante y tendrá que pagar multas elevadas que se agregan a sus primas médicas. Pero también es importante darse cuenta de que es posible que Medicare no cubra todo, especialmente su atención a largo plazo.

Puede cubrir lo que Medicare no cubre (como hogares de ancianos y otros gastos de atención a largo plazo) a través de Medicaid, un seguro de salud a corto plazo o los planes subsidiados de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA).

Medicaid debería ser su primera opción. Sin embargo, no todos califican para ello. Está diseñado para personas y hogares de bajos ingresos, así que, consulte esta calculadora (ING) para ver si puede calificar. En la mayoría de los estados, lo cubre si se encuentra por debajo del 138% de la línea de pobreza federal (ING).

Si no califica, deberá cubrir el costo de la atención a largo plazo de otra manera. Aquí le presentamos dos alternativas:

  • Subsidios de la ACA: es posible que esto no cubra todos sus costos, pero le ayudará con descuentos mensuales. Puede inscribirse durante el período de inscripción abierta o durante un período de inscripción especial si ya no califica para Medicaid.
  • Seguro médico a corto plazo: como su nombre lo indica, son planes a corto plazo que no están destinados a ser permanentes. Sin embargo, pueden ayudarlo a cubrir el costo de la atención a largo plazo.

Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. (ING), 70% de las personas (ING) de 65 años o más necesitarán atención a largo plazo en algún momento. Por lo tanto, para asegurarse de que está pagando lo menos posible por los gastos de atención médica durante la jubilación, siga estos pasos.

  • Sepa lo que cubre Medicare. Medicare cubre mucho, pero no todo:

o La Parte A cubrirá la atención hospitalaria para pacientes internados, cuidados paliativos, pruebas de laboratorio, cirugía y más.

o La Parte B cubre servicios preventivos, atención ambulatoria, equipo médico y atención médica domiciliaria. Vea la lista completa de cobertura aquí (ING).

  • Sepa lo que cuesta Medicare. No es completamente gratis. La Parte A es gratuita para la mayoría de las personas, pero existe una versión paga. Puede calificar si tiene menos de 65 años, si recibió beneficios por discapacidad del Seguro Social o Ferroviario durante 24 meses o tiene enfermedad renal en etapa terminal. Si tiene 65 años o más, puede calificar para la Parte A sin prima (ING)…

o Si ya se jubila del Seguro Social o de la Junta de Jubilación Ferroviaria

o Si es elegible para recibir beneficios del Seguro Social o del Ferrocarril pero aún no los ha solicitado,

o Si usted o su cónyuge tenían un empleo en el gobierno cubierto por Medicare. No hay una Parte B gratuita, por lo que es un costo adicional que debe tener en cuenta. Vea la lista completa de costos para 2021 aquí (ING).

  • Obtenga un seguro de atención a largo plazo. Esto es algo que Medicare no cubre. Tener un seguro de atención a largo plazo puede ayudar a garantizar que la vida asistida, la enfermería especializada en el hogar y el cuidado diurno para adultos sean asequibles para usted.

o Esto es especialmente importante si no califica para Medicaid, lo cual probablemente no lo hará a menos que esté por debajo del umbral de pobreza federal.

o El costo promedio de las primas anuales del seguro de atención a largo plazo (para una pareja de 55 años) según la Asociación Estadounidense de Seguros de Atención a Largo Plazo (ING) fue de $3,000. Compare eso con el costo mensual de un hogar de ancianos privado, que es de $8,821 según una encuesta realizada por el proveedor de seguros de atención a largo plazo Genworth.

“Demasiadas personas mayores no están informadas acerca de sus opciones de atención médica y eso les termina costando”, dijo Eric Olsen, director de HELPS (ING), un bufete de abogados sin fines de lucro destinado a ayudar a las personas mayores con dificultades financieras.

“Comprender completamente todas sus opciones puede ayudarlo a ahorrar miles de dólares en el futuro”.

Cuándo recibir los beneficios del Seguro Social

Puede comenzar a recibir beneficios del Seguro Social cuando tenga 62 años. Pero el hecho de que pueda comenzar a sacar ese dinero no significa que deba hacerlo. El beneficio mensual promedio es de $1,514 (ING), según la administración del Seguro Social, pero debe planificar de antemano para no depender únicamente de esos cheques cuando se jubile.  Retirar el dinero demasiado pronto podría restarle beneficios. Aquí hay algunas cosas que debe hacer antes de hacerlo  (ING).

  • Calcule sus beneficios en línea. Ingrese el monto que gana y su edad en esta calculadora (ING) para ver cuántos beneficios recibirá. Tenga en cuenta que esto es solo una estimación y no la cifra exacta; tendrá el monto puntual cuando solicite los beneficios.
  • Espere hasta su edad plena de jubilación. Encuentre su edad plena de retiro con esta calculadora (ING). ¿Por qué? Cada 12 meses después de los 62 años, el monto de su beneficio aumenta en un porcentaje. Por lo tanto, retirarlos de inmediato podría costarte.
  • Trate de obtener ingresos adicionales. Esto es beneficioso, especialmente si aún está pagando una deuda. No existe una regla que diga que no puede trabajar una vez que recibe beneficios, pero hay un límite para la cantidad de ingresos que puede obtener. Si es menor de su edad plena de retiro, el límite es de $18,960. Y cuando alcanza la edad plena de jubilación, el límite es de $50,520, según el Planificador de beneficios (ING) 2021 de la Administración del Seguro Social.

Cómo pagar la deuda durante la jubilación

Al comprender cómo funcionan sus principales costos, como la vivienda y la atención médica, finalmente puede comenzar a presupuestar y pagar su deuda. La buena noticia es que no tiene que hacerlo solo.

Si aún tiene una deuda después de su muerte, el custodio de su patrimonio es responsable de pagarla. Entonces, en la jubilación, elija a alguien en quien pueda confiar y que sea financieramente responsable para que sea el responsable de su patrimonio. Cuanto antes se resuelvan sus deudas, antes se beneficiarán sus herederos. Y cuanta más deuda pueda pagar antes de morir, más se beneficiarán sus herederos.

A continuación, presentamos algunas opciones que pueden ayudarlo a disfrutar de la jubilación sin estrés financiero.

  • Consolidación de deuda: la consolidación de deuda combina todos sus pagos mensuales en uno y reduce sustancialmente su tasa de interés, lo que le permite ahorrar dinero. Por lo tanto, si tiene problemas con las deudas de tarjetas de crédito y médicas, la consolidación de deudas puede ser una buena opción para ahorrar dinero. Algunas personas de la tercera edad también usan el efectivo que reciben de una hipoteca inversa (un préstamo para propietarios de 62 años o más para convertir parte del valor acumulado de su vivienda en efectivo) para consolidar deudas. Solo asegúrese de consultar a un asesor de vivienda certificado por HUD antes de tomar esta ruta.
  • Consejería de crédito: puede pagar sus deudas por su cuenta, pero es más fácil cuando tiene un experto de su lado. Un servicio de consejería de crédito puede ayudarlo a personalizar un plan para pagar su deuda. La mejor parte es que casi toda la asesoría se realiza en línea o por teléfono con un asesor de crédito certificado.
  • Liquidación de deudas: con la liquidación de deudas, puede pagar su deuda por menos de lo que debe. En promedio, un programa de liquidación exitoso puede sacarlo de la deuda por el 48% de lo que debe. Esta puede ser una buena opción para los jubilados que no buscan obtener un nuevo préstamo en el corto plazo, porque su puntaje crediticio se verá afectado.
  • Bancarrota: si está completamente abrumado por las deudas y las llamadas de cobranza, y simplemente no puede pagar. Entonces es posible que desee considerar la bancarrota. Las cuentas de jubilación están casi protegidas durante la quiebra e incluso los activos como su casa pueden calificar para una exención total, dependiendo del estado donde viva.

“Esta información puede resultar abrumadora para las personas mayores”, dijo Olsen. “Es por eso que es importante comunicarse con organizaciones como Debt.com y HELPS”.

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596  y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.

Artículo modificado por última vez el May 24, 2021. Publicado por Debt.com, LLC