¿Quiere pagar sus deudas más rápido? Empiece por hacer partícipe a sus amigos en su plan

3 minute read

Si se toma en serio el tema de salir de las deudas, es hora de salir del “armario de las deudas” con sus amigos. Incluso si se siente avergonzado [ING], apenado o ansioso porque está enterrado en deudas, decirles a sus amigos que está tratando de pagar sus deudas puede ayudarle a cumplir ese objetivo financiero más rápido.

De este modo, podrán dejar de tentarlo con invitaciones a cenar en restaurantes de lujo, a asistir a eventos caros o a irse de vacaciones exóticas. Incluso puede descubrir que muchos de sus amigos también tienen miles de dólares en deudas de tarjetas de crédito, préstamos estudiantiles y demás.

Entonces, ¿por qué estar solo? Descubra seis formas en las que involucrar a sus amigos puede ayudarle a pagar sus deudas.

Haga clic aquí para inscribirse en nuestro curso gratuito de educación financiera por correo electrónico.

1. Sea sincero sobre los límites de gasto

El hecho de que esté trabajando para pagar la deuda no significa que nunca pueda darse un gusto. Por ejemplo, puede ahorrar cientos de dólares cada mes si prepara las comidas en casa, pero cuando las paredes de la cocina se cierran, una cena con un amigo puede ser justo lo que necesita. Ahí es donde entra en juego el dar a conocer sus límites de gasto.

Haga saber a sus amigos que le encanta salir a cenar con ellos, pero que debe mantener la cuenta por debajo de los $10 o $20 o cualquiera que sea su límite. Sugiera restaurantes que ofrezcan ofertas de comida o cena, cupones de descuento u ofertas de “compre uno y llévese otro gratis”. Hágale saber a la gente que prefiere las matinés de cine en lugar de los espectáculos a precio completo. La mayoría estará encantada de ahorrar dinero junto a usted.

2. Designe a un compañero de deudas

Una vez que se sincere sobre su intento de salir de una gran pila de deudas, probablemente sabrá que tiene al menos un amigo que está dispuesto a unirse a usted pagando su propia deuda también. Al compartir las luchas por el pago de la deuda junto con el progreso, pueden motivarse mutuamente para seguir el plan.

Programe una llamada telefónica quincenal o mensual con su amigo (o amigos) de deudas para comprobar y mantenerse mutuamente en el camino. Cuando se responsabiliza ante alguien, es menos probable que se desvíe del camino. Y si se cae, su amigo de deudas puede ayudarlo a levantarse.

Descubra: Cómo la Comunidad Libre de Deudas creó un grupo de compañeros en línea

3. Aproveche los conocimientos de sus amigos

No es la primera persona que se deja llevar por las tarjetas de crédito, se retrasa en los préstamos estudiantiles o experimenta remordimientos de comprador. Si les comunica a sus amigos lo que le ocurre, es posible que compartan consejos de sus propias experiencias a la hora de pagar las deudas.

Por ejemplo, si alguien que conoce pagó $10,000 de deudas de tarjetas de crédito en un año y medio, querrá saber cómo lo hizo. Su experiencia lo motivará y hará que lo que puede parecer una meta imposible sea una posibilidad.

4. Sepa quién puede convencerlo de que salga de la cornisa

Es una buena idea tener al menos un amigo práctico con el que pueda contar para disuadirlo de comprar un auto nuevo, ir de compras o reservar un crucero que no puede pagar. ¿Quién es su amigo más práctico “para hacer de abogado del diablo”? Ese es el que quiere.

Pregúntele a su amigo si puede llamarlo para que le dé apoyo moral y sentido común cuando le entren ganas de comprar porque esté harto de ser frugal [ING] y gastar la mayor parte de su sueldo en pagar deudas.

5. Rinda cuentas a alguien

Designe a una persona a la que pueda llamar semanal o mensualmente para informarle de sus progresos. Hágale saber a esa persona cuánto ha disminuido su deuda este mes o cómo ha conseguido dinero extra para pagar una tarjeta de crédito.

Rendir cuentas le motiva a ceñirse a su presupuesto e incluso a trabajar más duro para pagar la deuda, de modo que tenga un logro del que presumir ante alguien que quiere que alcance su objetivo de pago de la deuda tanto como usted.

6. Rechace todas las ofertas de préstamos

Cuando piensa en que sus amigos le ayuden a pagar sus deudas, puede que le venga a la mente pedirles dinero prestado. No lo haga. Pocas cosas arruinan más rápido una amistad que un amigo resentido que siente que se aprovechan de él cuando no devuelve el dinero prestado con la suficiente rapidez, o en absoluto.

He aquí una idea mejor. Consiga un segundo trabajo y destine todos esos ingresos a la deuda. Venda cosas que no necesite a través de un mercado online. Pague sus deudas una a una. Pronto estará libre de deudas y aún tendrá amigos que lo acompañen a celebrarlo.

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596 y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Deb Hipp

Deb Hipp

Deb Hipp es un escritor independiente de tiempo completo que reside en Kansas City, MO. Deb pasó de no poder obtener la aprobación de una tarjeta de crédito o un préstamo hace 20 años, a tener un excelente crédito hoy, y haberse convertido en propietario de su casa. Deb aprendió sus lecciones sobre el dinero por el camino más difícil. Ahora ella quiere compartir sus experiencias, para ayudarlo a pagar sus deudas, arreglar su crédito y dejar de estar al borde de la quiebra todo el tiempo. Los artículos de finanzas personales y créditos de Deb suelen publicarse en editoriales relevantes como Credit Karma y The Huffington Post.

Publicado por Debt.com, LLC