Una lectora ha estado pagando diligentemente sus facturas, pero no puede ponerse al día. Estas son sus opciones

3 minute read

¿Es la liquidación de deudas una buena idea para mí? Estoy en el proceso de pagar mis deudas utilizando el método de la bola de nieve, pero no estoy segura de en qué deudas debería centrarme (o exactamente qué debería hacer). Sólo quiero recuperar mi vida.

Estuve sin trabajo durante unos seis meses, así que un montón de mis tarjetas se atrasaron. ¿Debería ponerme en contacto con el acreedor y solicitar un acuerdo de liquidación? Estoy abrumada con todo esto, y parece que nunca me voy a poner al día. Sólo quiero pagar lo que debo y que se actualice o se elimine de mi reporte de crédito. Por favor, deme algún consejo.

—Lakisha W. de Columbia, SC

Howard Dvorkin, CPA responde…

Desafortunadamente, no puedo darle una respuesta definitiva. Sólo puedo indicarle la dirección correcta. La buena noticia es: Usted va a recuperar su vida. Su situación está lejos de ser desesperada. De hecho, tiene opciones.

Empecemos por las buenas noticias: “Estuve sin trabajo unos seis meses, así que se me atrasaron un montón de tarjetas”. ¿Cómo puede ser eso un hecho positivo? Muy sencillo. Estuvo sin trabajo, y aparentemente, está trabajando de nuevo. Voy a asumir que le iba bien antes de su despido. Eso significa que tiene buenas bases presupuestarias. Ese es un factor importante para encontrar la solución adecuada a sus deudas.

La otra buena señal: Sabe lo que es el método de la bola de nieve de la deuda y lo está usando. No se ha quedado indefensa ante la crisis. Lamentablemente, he visto a muchas personas, que por lo demás son inteligentes y trabajadoras, quedarse paralizadas cuando surgen los problemas financieros. Ignoran el problema hasta que sólo funcionan las soluciones de endeudamiento más extremas.

Sus opciones son más fáciles. Vamos a repasarlas.

Liquidación de deuda

Esta es la opción que ha mencionado, así que vamos a abordarla primero. La liquidación de la deuda parece maravillosa: literalmente, se paga menos de lo que se debe. ¿Quién no querría eso? Bueno, como todo lo que parece sencillo, es complicado. También hay efectos secundarios.

Puede conocer todas las ventajas y desventajas en este sencillo informe sobre la liquidación de deudas, pero permítame resumirlo así: Obviamente, a sus acreedores no les gusta que usted quiera pagar menos de lo acordado. Por lo tanto, el proceso es largo, complicado y hará que se resienta su puntaje de crédito (que, después de todo, se basa en su capacidad para devolver el dinero prestado).

Aun así, la liquidación de deudas es una buena opción cuando la mayoría de las demás no funcionan. Sin embargo, como dije antes, aún no está en ese punto. Primero hay otra opción disponible.

El programa de manejo de deudas

Mientras que a los acreedores no les gusta la liquidación de deudas (y, de hecho, algunos se niegan a hacerlo), a la mayoría les gusta el manejo de deudas. ¿Cuál es la diferencia? El manejo de deudas es en realidad un acuerdo entre la compañía de su tarjeta de crédito y una agencia de consejería de crédito sin ánimo de lucro. A diferencia de la liquidación de deudas, usted devuelve todo lo que debe, por lo que sus acreedores están contentos. Pero usted también está contento, porque obtiene una serie de valiosas ventajas:

  1. Sus pagos mensuales totales pueden reducirse en gran medida, a veces hasta un 50%.
  2. Se exime de los cargos por demora y de las penalizaciones.
  3. Realiza un único pago mensual que cubre todas sus tarjetas de crédito, por lo que nunca deja de pagar una.
  4. Si tiene cuentas vencidas o atrasadas, la mayoría de los acreedores aceptan ponerlas al día después de sólo tres pagos.
  5. Usted trabaja con un consejero de crédito que le ayuda con el proceso y con el resto de sus finanzas, de modo que cuando termine su programa de manejo de deudas, no volverá a necesitarlo.

Lo mejor de todo es que su puntaje de crédito puede aumentar al final del proceso.

Otras opciones

Hay más opciones en ambos extremos del espectro, que van desde los préstamos de consolidación de deudas hasta la bancarrota. Con tantas opciones para acabar con las deudas, cada una con sus propias ventajas y desventajas, ¿cómo elegir la más adecuada para usted? Afortunadamente, esto es lo más sencillo que puede hacer: Llamar a un profesional al 1-844-669-4596.

En la consejería de crédito puede obtener una respuesta gratuita. Durante una conversación en profundidad, usted y un consejero de crédito revisan cada dólar que gasta. Basándose en ese análisis, sabrá qué solución para las deudas funcionará más rápidamente y con menos problemas.

Trabaje con un consejero de crédito certificado para encontrar la mejor solución para salir de la deuda.

Empezar ahoraCall To Action Link
¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Howard Dvorkin, CPA

Howard Dvorkin, CPA

Soy contador público certificado y he escrito dos libros sobre cómo salir de deudas: Credit Hell y Power Up. Soy, además, uno de los expertos en finanzas personales de Debt.com. He centrado mis esfuerzos profesionales en las industrias de finanzas de consumo, tecnología, medios y bienes raíces, creando no solo a Debt.com, sino también a Financial Apps y Start Fresh Today, entre otros. Mis consejos sobre finanzas personales se han incluido en innumerables artículos, y han aparecido en el New York Times, el Washington Post, Forbes y Entrepreneur, así como en prácticamente todos los periódicos nacionales y locales del país. Pienso que todos deberíamos tener una razón para vivir al máximo. Además de mi familia, mi pasión es enseñar a los estadounidenses cómo vivir felices dentro de sus posibilidades. Para mí, el dinero no es la raíz de todo mal. La mala administración o manejo del dinero, sí lo es. El dinero no puede comprar la felicidad, pero endeudarse siempre compra la miseria. Es por eso que lancé Debt.com. Me alegra que usted esté leyendo esta página ahora ya que tengo mucho por compartir.

Publicado por Debt.com, LLC