Le contamos cómo romper las cadenas del ciclo repetitivo de la deuda de la tarjeta de crédito

¿Ha pagado el saldo de una tarjeta de crédito grande o varios saldos, sólo para encontrarse profundamente en la deuda de la tarjeta de crédito de nuevo más tarde ese año? Si es así, usted es un reincidente de la deuda de crédito, pero usted no tiene que vivir el resto de su vida dentro y fuera de la prisión de la vergüenza de la deuda.

Si usted está luchando con las deudas de tarjetas de crédito, para poder pagarlas y luego terminar con aún más deudas, aquí hay seis pasos que puede tomar para poner su estatus de reincidente lejos para siempre.

Haga clic aquí para inscribirse en nuestro curso gratuito de educación financiera por correo electrónico.

1. Aprender de los errores del pasado

No pierda el tiempo castigándose porque ha conseguido que su tarjeta de crédito tenga un saldo cero y luego ha vuelto a aumentar el saldo varios meses después. La clave es aprender de sus errores para no repetir los mismos hábitos que lo endeudaron demasiado en el pasado.

Revise el gasto del año pasado en su cuenta de tarjeta de crédito para tener una mejor idea de cómo su saldo creció hasta una cantidad tan grande. ¿Realizaba sólo los pagos mínimos? ¿Cargó una compra grande, como el seguro de la vivienda o los impuestos, que podría haber pagado de otra manera si hubiera ahorrado para el gasto a lo largo del año?

De paso, tómese el tiempo de recordar lo difícil que fue pagar la deuda de su tarjeta de crédito y lo mucho que tuvo que sacrificar para liberarse de esa deuda. Recordar la lucha por pagar la deuda crediticia en el pasado puede evitar que deje que la deuda se descontrole de nuevo.

Descubra: No cometa estos 6 errores al pagar la deuda

2. Elaborar un presupuesto

Cuando elabora un presupuesto mensual y se ciñe a él, puede asignar gastos como la comida, los servicios públicos y el seguro a otro método de pago, como la tarjeta de débito o el efectivo. De este modo, puede mantener el saldo de su tarjeta de crédito en un nivel manejable para poder pagarlo todos los meses. También puede presupuestar dinero para reservar para grandes gastos anuales, como el seguro o los impuestos, para no tener que cargarlos en la tarjeta de crédito.

Descubra: 20 consejos prácticos para presupuestar

3. Construir un fondo de emergencia

¿Cuántas veces ha tenido que cargar una reparación del auto o de la casa en una tarjeta de crédito porque no tenía suficientes ahorros para emergencias para cubrir el gasto inesperado? Si no tiene un fondo de ahorro para emergencias, con el tiempo puede acumular un formidable saldo en la tarjeta de crédito.

Abra una cuenta de ahorros para emergencias, aunque sólo tenga $100 para el depósito inicial. Después, contribuya regularmente con el objetivo de ahorrar al menos $1,000 para cubrir las emergencias y no tener que cargarlas en la tarjeta de crédito.

Descubra: 4 formas de crear ahorros de emergencia rápidamente en 2022

4. Pagar los saldos de las tarjetas de crédito cada mes

Para evitar acumular demasiadas deudas en las tarjetas de crédito, pague el saldo total de su tarjeta de crédito cada mes. Así evitará pagar intereses y evitará que el saldo sea tan alto que le lleve una eternidad pagarlo.

Descubra: ¿Cuánto plazo tengo para pagar un saldo adeudado a una tarjeta?

5. No utilizar su tarjeta de crédito para todo

En muchos sentidos, es conveniente utilizar la tarjeta de crédito para todas las facturas mensuales, incluidos los gastos diarios como salir a cenar, la gasolina, el ocio y la compra del supermercado. De este modo, sólo tiene que pagar una factura de la tarjeta de crédito cada mes. Si es lo suficientemente disciplinado como para pagar el saldo cada mes, esto no debería ser un problema.

Sin embargo, si entra y sale de la deuda de la tarjeta de crédito repetidamente, probablemente no sea lo suficientemente disciplinado como para pagar todos sus gastos mensuales con la tarjeta y luego pagar el saldo cada mes. Si no paga el saldo completo durante meses, acabará con una deuda excesiva en la tarjeta de crédito y pagará aún más en intereses. Utilice la tarjeta de débito o el efectivo cuando pueda para evitar acumular un saldo elevado en la tarjeta de crédito.

Descubra: 4 veces en las que podría ser inteligente hacer una gran compra con una tarjeta de crédito

6. No dejar que nadie pague su deuda

Si un amigo o familiar se ofrece a pagar la deuda de su tarjeta de crédito, es una oferta tentadora, sobre todo si se trata de un regalo y no de un préstamo. Dependiendo de la cantidad de deuda de la tarjeta de crédito que tenga, que otra persona pague la tarjeta podría ahorrarle cientos de dólares en intereses. A veces, ésta no es una mala opción. Sin embargo, dejar que otra persona se encargue de su deuda también tiene un par de inconvenientes.

Por un lado, la persona que desembolsa una gran cantidad de dinero para pagar su tarjeta de crédito puede resentirse por ello (especialmente si se trata de un préstamo que no puede devolver), lo que provocaría una ruptura en la relación. Pero igual de importante es el hecho de que esto puede facilitar demasiado salir de las deudas.

Cuando tiene que pagar usted mismo una gran cantidad de deuda, puede ser doloroso. Puede que tenga que aceptar un segundo trabajo. Puede que tenga que reconstruir su crédito si se ha retrasado en los pagos. Pero cuando tiene que hacer sacrificios para pagar usted mismo la deuda de la tarjeta de crédito, probablemente se lo pensará dos veces antes de volver a acumular un enorme saldo en la tarjeta de crédito.

Descubra: 5 formas de pagar más rápido las deudas de las tarjetas de crédito en 2022 [ING]

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596 y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.

Did we provide the information you needed? If not let us know and we’ll improve this page.
Let us know if you liked the post. That’s the only way we can improve.
Yes
No

About the Author

Deb Hipp

Deb Hipp

Deb Hipp is a full-time freelance writer based in Kansas City, Mo. Deb went from being unable to get approved for a credit card or loan 20 years ago to having excellent credit today and becoming a homeowner. Deb learned her lessons about money the hard way. Now she wants to share them to help you pay down debt, fix your credit and quit being broke all the time. Deb's personal finance and credit articles have been published at Credit Karma and The Huffington Post.

Publicado por Debt.com, LLC