Pruebe estos consejos para empezar a crear un fondo de ahorro de emergencia respetable

4 minute read

¿Ha intentado, sin éxito, crear rapidamente ahorros de emergencia? Tal vez las dificultades financieras por la pandemia se interpusieron en su camino durante los últimos dos años o simplemente nunca pudo comprometerse. O tal vez la idea de ahorrar lo suficiente para cubrir grandes y pequeñas emergencias le parece demasiado intimidante.

Al fin y al cabo, los expertos financieros recomiendan tener suficientes ahorros de emergencia para cubrir todos los gastos durante al menos cinco o seis meses. Eso significa que, aunque gane $5,000 al mes, necesitaría ahorrar entre $25,000 y $30,000. Si gana $7,000 al mes, la cifra es aún más desalentadora: de $35,000 a $42,000. ¿Quién no se sentiría intimidado por esas elevadas cantidades?

Pero no tiene que centrarse todavía en ese elevado objetivo de seis meses. Puede empezar poco a poco, ahorrando hasta tener al menos $1,000 en ahorros de emergencia. Entonces, ese logro puede inspirarle a seguir aumentando los ahorros para emergencias hasta alcanzar una cantidad mayor.

Este podría ser el año en que por fin tenga un fondo de ahorros de emergencia. Aquí tiene cuatro consejos para comenzar.

Haga clic aquí para inscribirse en nuestro curso gratuito de educación financiera por correo electrónico.

1. Vender cosas de la casa

Si echa un vistazo a su casa, probablemente tenga al menos unas cuantas cosas que podría vender en Facebook Marketplace, eBay, Craigslist u otro mercado online.

¿Qué hay de esa bicicleta estática u otro equipo que compró cuando su gimnasio cerró temporalmente debido a la pandemia? Si vuelve al gimnasio y no utiliza la bicicleta, alguien que no esté preparado para volver a su gimnasio podría beneficiarse del ejercicio. Además, puede embolsarse al menos un par de cientos de dólares para depositarlos en su cuenta de ahorros de emergencia.

Entre los artículos que podría vender en línea para obtener un dinero extra se encuentran los muebles, las lámparas, los equipos de ejercicio, las herramientas para el césped y los aparatos electrónicos.

Descubra: 5 aplicaciones divertidas para ahorrar rápidamente en caso de emergencia

2. Abrir una cuenta bancaria con una bonificación de inscripción

Muchos bancos ofrecen bonos que van desde los $100 hasta los $300 cuando abre una cuenta de ahorros o de cheques y recibe la cantidad requerida de depósitos directos dentro de un plazo específico. Por ejemplo, en 2021, Wells Fargo ofreció una bonificación de $200 [ING] por abrir una cuenta corriente con un depósito mínimo de $25.

Para recibir la bonificación, el titular de la cuenta debía recibir al menos $1,000 en depósitos directos. También hay bonificaciones para cuentas de ahorro, pero no se desanime si la oferta es para una cuenta corriente, puede tratar la cuenta como si fuera de ahorro. Además, es posible que quiera extender un cheque o utilizar la tarjeta de débito de la cuenta para cubrir gastos cuando tenga una emergencia.

Para encontrar bonificaciones para cuentas bancarias, utilice el término de búsqueda “bancos con bonificaciones por abrir una cuenta”.

Descubra: 7 maneras de ganar cientos de dólares en dinero gratis

3. Obtener ingresos extra con un trabajo secundario

Una de las formas más rápidas de añadir dinero a un fondo de emergencia es ganar más dinero con un trabajo secundario o a tiempo parcial. Puede que no quiera trabajar todo el día en su trabajo principal y luego hacer un segundo turno en un trabajo a tiempo parcial o en un negocio secundario. Pero si puede comprometerse a trabajar en un segundo empleo durante un par de meses, puede ganar lo suficiente para crear un fondo de emergencia respetable.

¿Qué tan rápido pueden sumarse esos ingresos extra? He aquí un ejemplo. Si trabaja 15 horas a la semana durante ocho semanas en un trabajo a tiempo parcial que paga $15 por hora, ganará $1,800. Después de los impuestos, tendrá más que suficiente para ahorrar al menos $1,000 o más en una cuenta de ahorros para emergencias.

Descubra: 5 maneras de construir sus ahorros de emergencia rápidamente

4. Hacer que su empresa haga aportaciones

Si puede establecer un depósito directo de cada cheque de pago en su cuenta de ahorros para emergencias, el saldo puede aumentar significativamente (y sin dolor) en poco tiempo. Incluso $50 de cada nómina quincenal suman $1,300 en un año. Los depósitos directos de $100 de cada cheque podrían añadir $2,600 al año.

Descubra: 6 hábitos que le impiden ahorrar para emergencias

Desintoxique sus finanzas con un ayuno de gastos

Probablemente haya oído hablar de las dietas de ayuno de desintoxicación, pero ¿sabía que hacer un “ayuno de gastos” de tan sólo 21 a 30 días puede liberar mucho dinero? Con un ayuno de gastos, recorta o reduce intencionadamente los gastos diarios y mensuales, para gastar menos.

Por ejemplo, si sale a comer o cenar fuera todos los días, comprométase a preparar la mayoría de sus comidas en casa. Para ahorrar en gasolina, intente programar las salidas para realizar todas las compras juntas. Si puede reducir la factura de los víveres a la mitad comprando en una tienda de descuento, hágalo. Puede cancelar o poner en pausa un par de servicios de streaming.

Después, tome el dinero que habría gastado y deposítelo en su cuenta de ahorros de emergencia. Puede que incluso descubra que los $200 ó $400 que ha ahorrado le inspiran para implementar algunos de sus nuevos hábitos de gasto en su presupuesto mensual.

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596 y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.

Did we provide the information you needed? If not let us know and we’ll improve this page.
Let us know if you liked the post. That’s the only way we can improve.
Yes
No

About the Author

Deb Hipp

Deb Hipp

Deb Hipp is a full-time freelance writer based in Kansas City, Mo. Deb went from being unable to get approved for a credit card or loan 20 years ago to having excellent credit today and becoming a homeowner. Deb learned her lessons about money the hard way. Now she wants to share them to help you pay down debt, fix your credit and quit being broke all the time. Deb's personal finance and credit articles have been published at Credit Karma and The Huffington Post.

Published by Debt.com, LLC