Queremos cuidar a nuestros familiares mayores. Pero no queremos hablar de eso.

Más de 20 millones de americanos al año están asumiendo un nuevo trabajo que no solicitaron: cuidar a un amigo o pariente mayor.

Aunque más de la mitad de los adultos del país están haciendo este trabajo, o conocen a alguien que está en ello muchos no están preparados para los desafíos, y la mayoría no está planeando el día en que necesitarán esa atención.

Eso se desprende de tres informes en noviembre en la época para el Día de Acción de Gracias (Thanksgiving) y el Mes de Concientización sobre el Cuidado a Largo Plazo.

La “crisis en el cuidado”

Con los baby boomers envejeciendo en números que no se habían visto en generaciones anteriores, hemos llegado a una crisis en los cuidados, que no tiene precedentes, dice un estudio de Merrill Lynch que llama a los cuidadores “la otra seguridad social de los Estados Unidos”.

Las encuestas de Merrill Lynch, Lincoln Financial Group y EMD Serono ,un negocio biofarmacéutico internacional, revelan lo que las personas harán para cuidar a los demás y el costo que puede tomar el esfuerzo financiero, físico y mental.

Es una conversación que pocas personas, aparentemente quieren tener, particularmente cuando hablan de dinero.

El setenta y cinco por ciento de las personas que ya están haciendo el trabajo, dicen que no han hablado sobre las repercusiones financieras con la persona que están cuidando.

La mayoría de los americanos van camino a la jubilación creyendo que tienen su propia atención cubierta, pero no es así.

“A menudo, las personas planean pagar los costos de atención a largo plazo de su bolsillo, pero dependiendo del nivel de atención necesaria, eso puede no ser realista”, dice Mike Hamilton, vicepresidente de gestión de productos de MoneyGuard en Lincoln Financial Group.

Los gastos para el cuidado a largo plazo pueden variar en promedio de casi $ 48,000 para un asistente de salud de tiempo completo, a aproximadamente $ 103,000 para una habitación privada en un asilo de ancianos, y los números pueden variar mucho de un estado a otro.

Los gastos de atención médica suelen exceder lo que los jubilados creen que serán, y el 60 por ciento de los que viven en el retiro dice que consume la mayor parte de su presupuesto. Eso representa más que vivienda o comestibles, según una encuesta reciente.

Cuando un pariente o amigo cercano se hace cargo de la atención, los costos cambian.

El noventa y dos por ciento de los cuidadores no atienden solo a la persona, sino también las finanzas, y esos gastos ascienden a un total de $ 190 mil millones a nivel nacional, según Merrill Lynch.

Después de dos años de ser atendidos, el 88 por ciento ya no maneja por sí mismo su dinero.

Las tres encuestas investigaron qué familiares y amigos estaban dispuestos para cuidar a sus seres queridos ancianos, el precio que pagaron por sus esfuerzos y las recompensas. Sí, hubo recompensas.

Según la encuesta de Lincoln Financial Group realizada a más de 1,000 adultos:

  • 80 por ciento ayudaría a cocinar y alimentar.
  • El 75 por ciento estaba dispuesto a limpiar la casa y ayudar con las necesidades personales.
  • 47 por ciento alojaría a un amigo o familiar en su propio hogar.
  • 35 por ciento reduciría sus horas de trabajo o renunciaría a su trabajo para proporcionar atención.
  • 35 por ciento pagaría para instalar a alguien en un lugar adecuado.

Merrill Lynch preguntó a más de 2,000 cuidadores y encontró:

  • El 75 por ciento dice que hizo sacrificios familiares o profesionales.
  • El 53 por ciento recibió un golpe financiero: el 30 por ciento tuvo que recortar sus propios gastos, y el 21 por ciento utilizó ahorros personales.
  • Dos de cada cinco, hicieron sacrificios en el trabajo: el 17 por ciento redujo sus horas y el 16 por ciento abandonó su trabajo.

Casi la mitad de las personas que cuidan la salud de otra persona, dijo que el trabajo repercute en su propia salud, de acuerdo con la tercera encuesta que se realizó a más de 3.500 cuidadores en siete países, incluido Estados Unidos. El 45% dijo que no tienen tiempo, ellos mismos, para ir a los doctores.

¿Quiénes son los cuidadores?

Tienen tres veces más probabilidades de ser el cónyuge que el hijo de la persona necesitada. Es más probable que sean mujeres, y los investigadores sospechan que esto se debe en parte a la cultura y en parte a la longevidad de las mujeres. Y las mujeres a más de eso, con un promedio de seis años de cuidado en su vida frente a cuatro años para los hombres. Las mujeres obtienen el extremo corto de esta ecuación nuevamente cuando envejecen. Es más probable que se encuentren sin alguien que los cuide.

El trabajo no termina con la muerte, tampoco. Los aspectos financieros y legales de ese cuidado pueden prolongarse durante meses o incluso años.

“Una mayor longevidad tendrá un profundo impacto en el panorama de los cuidadores, y exige una planificación más temprana e integral, e incluyendo soluciones innovadoras para abordar las necesidades de salud y cuidado a largo plazo de nuestros seres queridos”, dice Lorna Sabbia, directora de jubilación del Bank of America Merrill Lynch.

Esa planificación debe incluir una charla con su familia y un asesor financiero. Investigue el costo de la atención a largo plazo en su área. Sepa qué es lo que está cubierto por Medicare, Medicaid y el seguro de salud.

La recompensa

Más del 90 por ciento dijo que estaba agradecido de poder estar allí para asistir a la persona que estaba cuidando, y el 77 por ciento “con gusto lo haría nuevamente”, informó Merrill Lynch.

Cuatro de cada 10, dijeron que tenían un vínculo más fuerte con la persona a la que cuidaban, y una cuarta parte dijo que su familia se unió mediante el cuidado.

Pero la mayor ventaja puede ser que el 86 por ciento dijo que ahora están más decididos a cuidar su propia salud, luego de ver que falla la salud de otra persona.

 

análisis de deuda 855-654-9191

Conoce al autor

Michelle Bryan

Michelle Bryan

Director de redes sociales

Bryan es el director de redes sociales para Debt.com.

Gen X, health

Artículos Relacionados

Artículo modificado por última vez el Enero 18, 2018. Publicado por Debt.com, LLC . Los usuarios de celulares y tablets también pueden acceder a la versión AMP: Cuidado a largo plazo con las finanzas a corto plazo? Una mala fόrmula para la tercera edad - AMP.