Un lector tiene algunas deudas, pero no tiene ahorros. Afortunadamente, él tiene varias excelentes opciones a su disposiciόn

Pregunta: No tengo muchas deudas, pero tampoco tengo mucho dinero. Creo que tengo pendientes $5,000, en un par de tarjetas de crédito. También unos $12,000 en préstamos estudiantiles que tendré que atender. Mi automóvil está pagado y vivo en casa con mis padres hasta que pueda resolver cómo vivir por mi cuenta. Mi trabajo es estable y tiene beneficios decentes, pero recibo en él solo unos $22,000 al año. ¿Cómo puedo ahorrar dinero y dejar de vivir de cheque de pago en cheque de pago?

— Anthony de Georgia

Howard Dvorkin responde…

Antes que nada, permítame recordar por un momento. Cuando comencé mi carrera como consejero financiero en la década de 1990, $5,000 se consideraba un saldo significativo de tarjeta de crédito, y $12,000 en deuda de préstamos estudiantiles todavía era una rareza.

Los tiempos ciertamente han cambiado. La deuda promedio de la tarjeta de crédito por hogar en este país es de más de $16,000, de acuerdo a lo informado por Debt.com. La deuda promedio de préstamos estudiantiles es más de $50,000.

Entonces de acuerdo con estas estadísticas, tiene razón, Anthony. No tiene “muchas deudas”. Sin embargo, como podrá comprender, cualquier deuda es un lastre, no solo para su situación financiera actual, sino también para el futuro.

Peor aún, cuando gana muy poco, las tasas de interés sobre sus deudas mastican un mayor porcentaje de sus ingresos. Entonces, el primer paso es reducir algunas de esas tasas de interés.

Para lograr eso, pruebe estas tres opciones y en este orden…

1. Haga un presupuesto y manténgase dentro de él

Anthony, usted dice que cree que tiene $5,000 en deuda de tarjeta de crédito. Necesita saberlo bien. La mejor manera de conocerlo: elaborar un presupuesto. Sí, es tan aburrido como suena. También es tan importante como parece. Lea: Cómo crear un presupuesto y cumplirlo.

2. Corte lo que pueda

Ahora que sabe lo que le ingresa y adónde va todo, puede buscar inteligentemente maneras de ahorrar. Reducir unos dólares de una semana de trabajo de café no parece mucho, pero una vez que tenga un presupuesto y pueda observar cómo se suma, estará motivado para hacer más. Es similar a la dieta: cada caloría cuenta.

3. Obtenga una evaluación profesional

Si usted ha leído antes Debt.com, sabe que soy un gran defensor de la consejería crediticia, ¿y por qué no? Es gratis. Un consejero de crédito certificado lo llama y realiza para usted, una evaluación financiera directamente por teléfono. A partir de ahí, puede tomar decisiones informadas sobre sus finanzas. Conozca más, acerca de los servicios gratuitos de la consejería crediticia.

Estas tres opciones son solo el comienzo, Anthony. Si comienza aquí, aprenderá rápidamente técnicas avanzadas que le harán ahorrar aún más, por ejemplo, cómo reducir los pagos de su préstamo estudiantil. Lo primero es lo primero, sin embargo, comience aquí, hágalo bien, y le puedo prometer que la libertad financiera es alcanzable.

¿Tiene una pregunta sobre la deuda?

Envíe su pregunta por correo electrónico a editor@debt.com y Howard Dvorkin la revisará. Dvorkin es Contador Público Certificado (CPA, por sus siglas en inglés) y Presidente de Debt.com. Es autor de dos libros de finanzas personales, Credit Hell: Cómo librarse de la deuda y Power Up: Hacerse cargo de su destino financiero.

Did we provide the information you needed? If not let us know and we’ll improve this page.
Let us know if you liked the post. That’s the only way we can improve.
Yes
No

About the Author

Howard Dvorkin, CPA

Howard Dvorkin, CPA

I’m a certified public accountant who has authored two books on getting out of debt, Credit Hell and Power Up, and I am one of the personal finance experts for Debt.com. I have focused my professional endeavors in the consumer finance, technology, media and real estate industries creating not only Debt.com, but also Financial Apps and Start Fresh Today, among others. My personal finance advice has been included in countless articles, and has appeared in the New York Times, the Washington Post, Forbes and Entrepreneur as well as virtually every national and local newspaper in the country. Everyone should have a reason for living that’s bigger than themselves, and besides my family, mine is this: Teaching Americans how to live happily within their means. To me, money is not the root of all evil. Poor money management is. Money cannot buy happiness, but going into debt always buys misery. That’s why I launched Debt.com. I’m glad you’re here.

Published by Debt.com, LLC