Una lectora ha pasado por la bancarrota, liquidación de deudas y préstamos de día de pago. Sin embargo, ella todavía está sumida en deudas

Pregunta: He estado trabajando con una empresa de liquidación de deudas desde mayo de 2016. Han liquidado seis de mis cuentas y quedan tres más pendientes.

Elegí no declararme en bancarrota, porque aún aparecía en mi reporte de crédito, pese a que fue dada de baja en el 2005. Y no sabía si podía volver a presentar la solicitud.

Cómo llegué a este punto fue debido a infortunadas circunstancias y los malos hábitos. Me volví adicta a los préstamos de día de pago, a otros préstamos de alto interés, y obtuve un préstamo con el respaldo del título del automóvil solo para pagar otros préstamos. Ahora estoy atascada con un tonto préstamo de título de auto, hasta octubre de 2019.

La liquidación de deudas me ha dado mucho alivio. Me estaba ahogando en deudas. Todavía tengo bastante por hacer, pero me encuentro en números rojos, mes tras mes. Tengo un presupuesto para cada período de pago, pero aun así me encuentro usando mis fondos para sobregiros (límite de $500/$28 por cada ítem pagado).

Reduje todas mis necesidades personales y solo pago mis cuentas. Obtengo $200 adicionales por mes por cuidar a mi nieto en noches de semana y fines de semana. A veces, logro más de $100 y otras, $300, depende de lo que haya sucedido inesperadamente en ese período de pago. Esos cargos adicionales de $28 cada uno, pueden sumar.

¿Qué más puedo hacer para superar mis dificultades financieras?

— Jo, en California

Howard Dvorkin responde…

Su historia es complicada pero no inusual, Jo. Durante dos décadas, he visto a los americanos hundirse lentamente en deudas como si se tratara de arenas movedizas. Ellos se aferran a todo lo que creen que los salvará. Eso ralentiza lo inevitable, pero no lo detiene.

Vamos a dividir esto en trozos más pequeños…

Bancarrota

Si su bancarrota fue presentada en el 2005, puede obtener que se elimine de sus reportes de crédito. La bancarrota del Capítulo 13 puede permanecer en esos reportes durante siete años, mientras que el Capítulo 7 puede permanecer 10.

Aquí está el truco: las bancarrotas no dejan automáticamente sus reportes de crédito. Tiene que solicitarlo. Consulte a continuación, la guía paso a paso para hacer eso. Le insto a que lo haga lo antes posible, Jo.

Liquidación de deudas

La liquidación de deudas también reduce su puntaje de crédito. Reconstruir ese puntaje implica tener que hacer más pasos que con la bancarrota, simplemente porque hay más variables: cada deuda individual puede tener sus propias circunstancias.

Es por eso que debe leer el reporte en Debt.com, que le dará una lista de verificación para eliminar esas marcas negativas.

Presupuesto

Si hay buenas noticias en su trágica historia, Jo, es que ha comenzado a presupuestar. Insto a todos a hacer eso, y Debt.com incluso ofrece un punto de partida: crear un plan de presupuesto personalizado.

Obviamente, su presupuesto muestra que simplemente no puede llegar a fin de mes. ¿Y ahora qué?

Obtener ayuda profesional gratuita

Jo, su situación estresante está hecha a medida para la consejería de crédito. Este es un servicio gratuito de una agencia sin fines de lucro que lo pone en contacto telefónico con un consejero de crédito certificado. Ese consejero puede hacer más por usted, que yo en esta respuesta. ¿Cómo se encuentra un experto calificado? Haga clic aquí: Servicios gratuitos de consejería de crédito.

Si tuviera que adivinar, Jo, la bancarrota podría ser una vez más su mejor opción. Eso puede sonar deprimente, pero la consejería crediticia también puede darle las herramientas para asegurarse que esta vez salga mejor que antes, y nunca más sienta que le arrastran a la deuda.

¿Tiene una pregunta sobre la deuda?

Envíe su pregunta por correo electrónico a editor@debt.com y Howard Dvorkin la revisará. Dvorkin es Contador Público Certificado (CPA, por sus siglas en inglés) y Presidente de Debt.com. Es autor de dos libros de finanzas personales, Credit Hell: Cómo librarse de la deuda y Power Up: Hacerse cargo de su destino financiero.

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Howard Dvorkin, CPA

Howard Dvorkin, CPA

Soy contador público certificado y he escrito dos libros sobre cómo salir de deudas: Credit Hell y Power Up. Soy, además, uno de los expertos en finanzas personales de Debt.com. He centrado mis esfuerzos profesionales en las industrias de finanzas de consumo, tecnología, medios y bienes raíces, creando no solo a Debt.com, sino también a Financial Apps y Start Fresh Today, entre otros. Mis consejos sobre finanzas personales se han incluido en innumerables artículos, y han aparecido en el New York Times, el Washington Post, Forbes y Entrepreneur, así como en prácticamente todos los periódicos nacionales y locales del país. Pienso que todos deberíamos tener una razón para vivir al máximo. Además de mi familia, mi pasión es enseñar a los estadounidenses cómo vivir felices dentro de sus posibilidades. Para mí, el dinero no es la raíz de todo mal. La mala administración o manejo del dinero, sí lo es. El dinero no puede comprar la felicidad, pero endeudarse siempre compra la miseria. Es por eso que lancé Debt.com. Me alegra que usted esté leyendo esta página ahora ya que tengo mucho por compartir.

Publicado por Debt.com, LLC