Utilice estos consejos para superar las deudas y lograr ser propietario de una vivienda

4 minute read

Sólo porque tenga deudas en su vida, no significa que no pueda también ahorrar para la casa de sus sueños [ENG]. Y si se siente un poco abrumado por su montaña de deudas, no está solo. De hecho, los estadounidenses están aún más endeudados en 2020 que en 2019 y tienen un promedio de $41,559 en deudas no hipotecarias [ENG]- $7,512 más desde 2019.

Sin embargo, su deuda no debería impedirle ahorrar para una casa. Con un poco de planificación, puede continuar pagando su deuda y al mismo tiempo avanzar hacia la futura compra de la casa de sus sueños. Aquí tiene algunos consejos sobre cómo hacer ambas cosas.

Recorte los gastos innecesarios

Una de las formas más obvias de ahorrar más para una casa es reducir los gastos actuales. Esto incluye hacer un presupuesto mensual y atenerse a él. Si nunca ha hecho un presupuesto mensual antes, puede ser revelador para saber a dónde va su dinero.

Hay muchas herramientas en línea para ayudarlo a presupuestar [ENG], o puede hacer un seguimiento muy simple en una hoja de Excel. Cualquiera que sea su preferencia, asegúrese de hacer un seguimiento de todo el dinero que entra y todo el que sale.

El siguiente paso es encontrar las partidas de “deseos”, como restaurantes, entretenimiento, cafeterías, compras innecesarias en Amazon, etc. – y hacer un ajuste realista. CNBC encontró que cada año, los americanos gastan más de $5,000 en promedio en gastos discrecionales.[1]

No se frustre tratando de evitar volver a visitar un restaurante. Pero, si realmente quiere comprar una casa, trate de reducir la frecuencia de compra de comida de restaurante – cenas, comida para llevar y entrega a domicilio – por lo menos durante el próximo año. Se sorprenderá de lo mucho que puede ahorrar con esta simple práctica.

Considere un trabajo extra

En lugar de o además de reducir sus gastos, también puede aumentar sus ingresos [ENG] para ahorrar. Si ya tiene un trabajo a tiempo completo, puede ahorrar cada centavo que gane en un esfuerzo adicional para hacer realidad la compra de la casa de sus sueños. Los “trabajos extras” son geniales porque normalmente puede hacer una pausa cuando tiene tiempo o hacerlos a un lado cuando está ocupado con otras cosas.

Algunas actividades secundarias sencillas incluyen conducir para un servicio de transporte compartido, tutoría, cuidado de niños, servicios de paseos de perros, venta en Etsy, dar una clase en línea o limpiar casas. Por supuesto, también puede solicitar trabajos a tiempo parcial más tradicionales en lugares como bares, restaurantes o tiendas, pero suelen ser menos flexibles.

También puede considerar la posibilidad de hacer que su dinero haga el trabajo por usted. Las acciones de dividendo mensual [ENG] pagan un dividendo – o una pequeña cantidad de ingresos cada mes – para recompensar a los inversores. El pago frecuente de dividendos puede significar un flujo de ingresos fiable para los inversores.

Pagar las tarjetas de crédito y los préstamos de alto interés

La deuda de las tarjetas de crédito suele tener el mayor tipo de interés y los cargos por mora más caros. Los cargos por sobregiro y por pagos atrasados les cuestan a los estadounidenses un promedio de casi $250 al año, según la CNBC.[2] A diferencia de otros préstamos más estructurados con un sólido plan de pago, las tarjetas de crédito pueden usarse a voluntad y los consumidores pueden acumular muchas deudas con bastante facilidad.

Por esta razón, la deuda de la tarjeta de crédito es vista como altamente desfavorable cuando su puntaje de crédito es determinado. Y su puntaje de crédito se usará para determinar la tasa de interés de su futura hipoteca. Cuanto más bajo sea su puntaje de crédito, más alta será la tasa de interés, lo que resultará en el pago de más intereses a largo plazo.

Debe tratar de pagar primero cualquier deuda pendiente de la tarjeta de crédito y al mismo tiempo hacer los pagos mínimos mensuales de cualquier otra deuda para evitar penalidades y cargos por mora. Luego, concéntrese en otros préstamos de alto interés. Esto no sólo mejorará su puntuación de crédito con el tiempo y le ahorrará dinero, sino que también restablecerá el saldo de su tarjeta de crédito en caso de que tenga una emergencia inesperada más adelante.

Consolidar la deuda

Al consolidar sus deudas, puede agrupar todos sus préstamos en un solo pago mensual con la misma tasa de interés. Esto puede beneficiarlo por varias razones.

En primer lugar, normalmente puede reducir la tasa de interés general, lo que resulta en un menor pago de intereses y en la liquidación de su deuda más rápido. También puede reducir su pago mensual, lo que también disminuye su relación deuda/ingresos, otro factor importante en su puntaje de crédito.

Refinanciar grandes préstamos

Además de consolidar, también puede refinanciar sus préstamos más grandes para obtener una mejor tasa, especialmente ahora que las tasas de interés son notoriamente bajas para los préstamos de dinero. Puede refinanciar casi cualquier préstamo, pero los préstamos estudiantiles, los préstamos para automóviles y las hipotecas son los más comunes.

El refinanciamiento tiene un propósito similar al de la consolidación: pagará menos en intereses, reducirá sus pagos mensuales y posiblemente pague su préstamo más rápidamente.

Investigar las opciones de hipoteca

Si emplea todas las tácticas mencionadas, estará en camino de ahorrar para la casa de sus sueños. Pero si el 20% de la cuota inicial aún parece fuera de alcance, considere buscar opciones de hipoteca que requieran menos dinero por adelantado.

Los préstamos de la Asociación Federal de la Vivienda (FHA, por sus siglas en inglés) requieren tan sólo un 3,5% de pago inicial, y si usted o su familia son veteranos, puede calificar para un préstamo de Asuntos de Veteranos (VA, por sus siglas en inglés) sin necesidad de un pago inicial. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) también ofrece hipotecas sin dinero de anticipo si es la primera vez que compra una casa en una zona determinada.

Cuando planifique cuánto gastar, tenga en cuenta que deberá pagar los costos de cierre además del precio de venta real de la casa [ENG]. Pero también puede considerar el ahorro de costos como los pagos a los compradores de viviendas [ENG].

Comprar una casa endeudandose es posible

Aunque definitivamente quiere asegurarse de que tiene sus finanzas y su presupuesto en orden antes de comprar una casa, no necesita estar completamente libre de deudas primero. Sólo asegúrese de que el pago mensual de la deuda y el pago de la hipoteca se pueden hacer con su actual salario neto.

Puede hacerlo encontrando el préstamo adecuado para su situación y aprovechando las tasas de interés más bajas del mercado.[3]

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596 y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.


Fuente:
¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Ben Mizes

Ben Mizes

Ben Mizes is the co-founder and CEO of Clever Real Estate, the free online service that connects you with top agents to save thousands on commission. He's an active real estate investor with 22 units in St. Louis and a licensed agent in Missouri. Ben enjoys writing about real estate, investing, personal finance, and financial freedom.

Publicado por Debt.com, LLC