Aunque no lo crea, la respuesta puede depender del lugar donde viva

3 minute read

He estado pagando una antigua deuda de tarjeta de crédito. Pasó a una agencia de cobros en 2014, pero quiero dejar de hacerlo. ¿El cobrador de deudas puede demandarme? Gracias.

—Patricia de California

Howard Dvorkin, CPA responde…

Patricia, le voy a dar una respuesta muy poco satisfactoria y frustrante: Depende.

En su caso, depende sobre todo de dónde viva.

Concretamente, del estado en el que viva. Esto se debe a que la prescripción de las deudas personales [ING] se rige por cada estado, no por el gobierno federal. Eso significa que hay literalmente 50 respuestas diferentes a su pregunta.

Sin embargo, usted vive en California, que tiene algunas de las leyes más favorables para el consumidor en el país.

¿Qué es el estatuto de limitaciones?

Los plazos de prescripción no son sólo para algunos delitos. También hay un estatuto de limitaciones para la deuda, su deuda.

Así es como funciona: En California, si un acreedor no lo demanda en un plazo de cuatro años desde que acumuló una deuda, nunca podrá hacerlo. Eso es mejor que los seis años de Nueva York y los ocho años de Wyoming. Puede ver un mapa aquí con los diferentes plazos.

La laguna de las limitaciones

Hay una gran trampa en todos estos estatutos de limitaciones : Si se realiza algún pago de la deuda, aunque sea un dólar, se “reinicia el reloj” en la mayoría de los estados. Y eso ocurre en California. Es posible reiniciar el reloj de la ley de prescripción haciendo incluso un pago parcial. Eso significa que su cobrador de deudas tiene varios años más para perseguirlo en los tribunales, si así lo desea.

Así que ahora volvemos a Patricia.

Su deuda original fue enviada a cobranza en 2014. Eso es definitivamente más que hace cuatro años. Pero ella dice: “He estado pagando”. La gran pregunta es: ¿Cuándo fue la última vez que pagó? Si fue hace menos de cuatro años, tengo malas noticias. Ella está legalmente enganchada.

Por otra parte, el estatuto de limitaciones no es la única herramienta que tiene. Existen opciones, aunque no son tan deseables como simplemente dejar de pagar.

Mantenerse fuera de los tribunales con el cobrador de deudas

Lo cierto es el cobrador de deudas no quiere demandarlo. Es caro y lleva mucho tiempo. No me malinterprete, él demandarán para obtener su dinero, especialmente si usted debe mucho y vale la pena todo ese tiempo y dinero.

Los cobradores de deudas suelen estar dispuestos a aceptar menos del valor nominal de su deuda porque la compraron por centavos de dólar. Es bastante común que su prestamista original (la empresa con la que contrajo la deuda) la venda. Su prestamista recupera algo y puede centrarse en nuevos clientes en lugar de perseguir a los antiguos. El cobrador obtiene un beneficio ofreciéndole un poco menos de lo que debía originalmente.

Aunque ofrezca pagar menos será más de lo que el cobrador de deudas ha pagado. Pero, de hecho, algunos no aceptan menos. Aun así, lo primero que debe hacer es llamar al cobrador para preguntarle por las opciones de pago.

Por último, hay una larga lista de programas de alivio de la deuda que pueden ayudarle a no pagar nada, parte o todo lo que debe. Cada uno tiene sus ventajas y sus desventajas, desde un programa de manejo de deudas hasta la bancarrota.

Básicamente, esto es lo que quiero decir: ¿Quién no quiere dejar de pagar una vieja deuda? Mi objetivo (y el de Debt.com) es averiguar la forma más eficiente de volver a alcanzar el punto de equilibrio. Una vez que esté libre de deudas, la vida le abre posibilidades totalmente nuevas.

Encuentre las soluciones adecuadas para hacer frente a los cobradores de deudas que le acosan.

Encontrar solucionesCall To Action Link
¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Howard Dvorkin, CPA

Howard Dvorkin, CPA

Soy contador público certificado y he escrito dos libros sobre cómo salir de deudas: Credit Hell y Power Up. Soy, además, uno de los expertos en finanzas personales de Debt.com. He centrado mis esfuerzos profesionales en las industrias de finanzas de consumo, tecnología, medios y bienes raíces, creando no solo a Debt.com, sino también a Financial Apps y Start Fresh Today, entre otros. Mis consejos sobre finanzas personales se han incluido en innumerables artículos, y han aparecido en el New York Times, el Washington Post, Forbes y Entrepreneur, así como en prácticamente todos los periódicos nacionales y locales del país. Pienso que todos deberíamos tener una razón para vivir al máximo. Además de mi familia, mi pasión es enseñar a los estadounidenses cómo vivir felices dentro de sus posibilidades. Para mí, el dinero no es la raíz de todo mal. La mala administración o manejo del dinero, sí lo es. El dinero no puede comprar la felicidad, pero endeudarse siempre compra la miseria. Es por eso que lancé Debt.com. Me alegra que usted esté leyendo esta página ahora ya que tengo mucho por compartir.

Publicado por Debt.com, LLC