Money Girl responde a la pregunta de una oyente sobre las rentas vitalicias y explica los diferentes tipos, cómo funcionan y si pueden ayudarle a crear una jubilación cómoda

7 minute read

Marsha U., oyente de Money Girl, escribe: “Trabajo en una universidad, así que mi jubilación es a través de TIAA. Cuando recientemente hablé con su representante, me sugirió una renta vitalicia de un producto medio variable. Tengo 65 años y me jubilaré a los 70, así que tengo tiempo para decidirme. ¿Puede explicarme qué debería saber sobre las rentas vitalicias?“.

Gracias por su pregunta, Marsha. Las rentas vitalicias o anualidades pueden ser una forma inteligente de ahorrar para la jubilación si se conocen bien. Así que estoy encantada de que me lo pregunte. Este artículo repasará cómo funcionan las anualidades, los diferentes tipos y cómo se relacionan con el ahorro suficiente para una jubilación cómoda.

¿Qué es una renta vitalicia?

Las rentas vitalicias existen desde hace mucho tiempo y las utilizan habitualmente los jubilados que quieren asegurarse de que tendrán unos ingresos regulares durante el resto de su vida. Dado que obtener una pensión cuantiosa de su empresa es un lujo al que cada vez menos trabajadores de Estados Unidos (EE.UU.) y Puerto Rico (PR) pueden aspirar, una renta vitalicia puede complementar otros planes de jubilación que tenga.

En su forma más sencilla, una renta vitalicia es un contrato entre usted y una compañía de seguros que ofrece una combinación de características de seguro e inversión.

Las rentas vitalicias las venden diversas instituciones y profesionales, como aseguradoras, bancos, corredores de bolsa y asesores financieros. La empresa de inversión que gestiona la jubilación de Marsha, TIAA [ING], es uno de los mayores fondos de pensiones de EE.UU. Gestionan las cuentas de jubilación de trabajadores de muchos sectores, como universidades, administraciones públicas, organizaciones sin ánimo de lucro y servicios médicos.

Para adquirir una renta vitalicia, usted realiza uno o varios pagos a cambio de una cantidad determinada de ingresos durante un periodo. Dependiendo del tipo de renta vitalicia que elija, puede ofrecerle las siguientes ventajas:

  • Ingresos garantizados durante toda su vida
  • Crecimiento con impuestos diferidos
  • Rendimiento de la inversión garantizado
  • Protección contra las pérdidas de la inversión
  • Retiros flexibles
  • Protección para sus beneficiarios

Una de las ventajas de las rentas vitalicias es que puede aportar todo lo que quiera para la jubilación, siempre que se trate de una renta vitalicia no calificada (más adelante hablaré de ello). A diferencia de otros vehículos con impuestos diferidos, como un plan 401(k) en el lugar de trabajo o una IRA [ING], las rentas vitalicias no tienen límites de contribución anual. Esto puede ser especialmente útil si está cerca de la edad de jubilación y necesita ponerse al día.

¿Cómo funcionan las rentas vitalicias?

Como he mencionado, puede adquirir una renta vitalicia mediante el pago de una suma global o de varios pagos, denominados primas, a lo largo del tiempo. A cambio, el proveedor de la renta vitalicia invierte su dinero [ING] y normalmente le da una serie de pagos, conocidos como anualidad.

A continuación, se describen tres tipos principales de rentas vitalicias:

1. Una renta vitalicia fija paga un tipo de rendimiento fijo sobre su dinero de por vida o durante un periodo determinado. Es un flujo de ingresos garantizado y predecible, independientemente de lo que ocurra en los mercados financieros.

2. Una renta vitalicia variable paga un tipo de rendimiento variable por su dinero. El flujo de ingresos suele tener un importe mínimo garantizado, pero puede aumentar en función del rendimiento de las inversiones subyacentes que seleccione, como acciones o fondos de inversión.

3. Una renta vitalicia indexada  paga un rendimiento de su dinero vinculado a un índice económico, como el S&P 500 [ING]. Se considera un híbrido de los tipos fijo y variable porque usted recibe un pago mínimo garantizado de por vida o durante un periodo. Sin embargo, también puede disfrutar de una mayor rentabilidad cuando hay ganancias en el mercado en general.

Marsha dijo que TIAA recomendaba una renta vitalicia medio variable. No estoy segura de a qué se refería exactamente el representante, pero puede tratarse de un producto indexado. Con las rentas vitalicias variables e indexadas, se corre más riesgo, pero también se tiene la oportunidad de obtener mayores rendimientos en función del comportamiento de los mercados financieros.

¿Qué es una renta vitalicia inmediata?

Además de que las rentas vitalicias tienen diferentes opciones de inversión, hay dos formas principales en que una renta vitalicia puede pagarle, dependiendo de si es inmediata o diferida.

Una renta vitalicia inmediata proporciona ingresos de inmediato o al menos un año después de comprarla. Usted realiza un pago único, denominado prima única, y comienza a recibir un flujo de ingresos mensuales.

Supongamos que recibe un pago de seguro de vida de $1 millón después de impuestos, y desea crear un ingreso mensual colocándolo en una renta vitalicia. Puede utilizar varias calculadoras de rentas vitalicias inmediatas para ver el pago en función de su edad y sexo.

Si es una mujer de 40 años, una renta vitalicia de $1 millón le dará algo más de $3,000 al mes durante el resto de su vida. El pago cambia según el momento en que se compre la renta vitalicia. Si comprara la misma anualidad de $1 millón a los 60 años, le pagaría algo más de $4,000 al mes.

¿Qué es una renta vitalicia diferida??

La otra gran categoría de rentas vitalicias es la de las rentas diferidas, en las que se reciben ingresos en una fecha futura. Usted realiza una o varias aportaciones durante la “fase de ahorro” de la renta vitalicia y, a continuación, recibe los ingresos en forma de pagos periódicos o de una suma global durante la “fase de distribución”. El pago no comienza hasta al menos un año después del último pago de la prima, pero puede aplazarse hasta 40 años.

Una renta vitalicia diferida es similar a la inversión para la jubilación, en la que se aparta dinero a lo largo del tiempo para acceder a él en el futuro. De hecho, puede tener una renta vitalicia diferida dentro de una cuenta de jubilación, como una IRA tradicional, una 401(k) o una 403(b). Esa es probablemente la situación de la cuenta TIAA de Marsha.

¿Qué es una renta vitalicia calificada?

Si posee una renta vitalicia dentro de una cuenta de jubilación, se denomina renta vitalicia calificada y está sujeta a las normas tradicionales de las cuentas de jubilación. Por ejemplo, sus aportaciones son deducibles de impuestos, hasta el límite anual del IRS. Además, puede aplazar el pago de impuestos sobre las ganancias de la renta vitalicia cada año hasta que realice retiros después de los 59½ años.

Debe comenzar a realizar distribuciones con una renta vitalicia calificada una vez que cumpla los 72 años, siguiendo las reglas tradicionales de las cuentas de jubilación.

¿Qué es una renta vitalicia no calificada?

Cuando posee una renta vitalicia fuera de una cuenta de jubilación, se denomina renta vitalicia no calificada, y sólo tiene la opción de aportar dinero después de impuestos. No hay límites de contribución anual, por lo que puede aportar todo el dinero que desee.

Aunque paga impuestos por adelantado sobre las aportaciones a una renta vitalicia no calificada, difiere el pago de impuestos sobre las ganancias de la inversión hasta que retire dinero después de los 59½ años. Y, a diferencia de una renta vitalicia calificada, no tiene que empezar a realizar distribuciones a una edad concreta.

Por lo tanto, no obtiene tantas ventajas fiscales con una renta vitalicia no calificada; sin embargo, no viene con tantas restricciones.

¿Qué es una cláusula adicional de renta vitalicia?

Al igual que se añade una cláusula a una póliza de seguro de hogar para proteger joyas valiosas, puede añadir una cláusula a una renta vitalicia y recibir beneficios opcionales por encima del contrato estándar. Algunas cláusulas adicionales comunes de las rentas vitalicias son:

  • La cláusula adicional de ingresos proporciona ingresos garantizados durante un periodo determinado que puede activar en el futuro. Es una opción popular para los jubilados que quieren asegurarse de no quedarse sin dinero durante su vida.
  • La cláusula de indemnización por fallecimiento garantiza que, si usted fallece, su beneficiario recibirá el saldo de su renta vitalicia, y no la compañía de seguros. Por ejemplo, si adquiere una renta vitalicia de $100,000, pero fallece después de recibir sólo $20,000 en distribuciones, su beneficiario recibirá el saldo de $80,000.
  • La cláusula adicional para residencias de ancianos ayuda a pagar los costosos cuidados de larga duración, ya sea en el hogar o en un centro de enfermería. Por ejemplo, puede duplicar sus ingresos mensuales o permitirle retirar más del saldo de su renta vitalicia para cubrir los gastos adicionales.
  • La cláusula adicional por enfermedad terminal le permite acceder a una parte o a la totalidad del saldo de su renta vitalicia sin tener que pagar cargos por retiro anticipado o multas por rescate si se le diagnostica una enfermedad terminal que reduce su esperanza de vida.

Añadir una cláusula a una renta vitalicia le proporciona una protección financiera adicional, pero tiene un costo porque aumenta la cantidad de ingresos que recibirá.

¿Se puede aprovechar una renta vitalicia antes de tiempo?

Una renta vitalicia diferida actúa un poco como una cuenta de jubilación, aunque no la tenga dentro de una cuenta de jubilación. Usted disfruta de un crecimiento con impuestos diferidos hasta que retire dinero después de los 59½ años. Pero tendrá que esperar hasta los 59½ años si quiere disfrutar de todas las ventajas de su renta vitalicia.

El retiro anticipado de una renta vitalicia suele estar sujeto al impuesto sobre la renta, más una penalización del 10%. Algunos proveedores de rentas vitalicias también cobran una penalización adicional, denominada cargo por rescate, por realizar un retiro anticipado.

¿Cuáles son las desventajas de las rentas vitalicias?

La principal ventaja de las rentas vitalicias es la obtención de importes de pago que una compañía de seguros garantiza parcial o totalmente. Eso es algo que la mayoría de las inversiones normales, como los fondos de inversión, no pueden ofrecer.

Sin embargo, las inversiones habituales, como las acciones y los fondos de inversión, ofrecen una ventaja a largo plazo que las rentas vitalicias generalmente no pueden igualar. En otras palabras, comprar una renta vitalicia significa que está protegido contra la caída del mercado, pero renuncia a la oportunidad de obtener mayores rendimientos. Además, las rentas vitalicias suelen tener comisiones más altas que las inversiones normales.

Recuerde que el valor de una renta vitalicia es reducir el riesgo de su inversión. Le proporciona una renta garantizada, pero no necesariamente la mayor renta potencial para su dinero. A cambio del pago fijo o garantizado de una renta vitalicia, limita su posibilidad de obtener mayores ingresos cuando el mercado sube.

Al transferir el riesgo de la inversión a una compañía de seguros, puede darle la tranquilidad de que sus ingresos en la jubilación nunca caerán por debajo de un umbral. Pero el inconveniente es que, si hubiera puesto el dinero en inversiones regulares en lugar de en una renta vitalicia, sus ingresos en la jubilación podrían ser mayores. Sólo usted puede decidir si tener una cantidad potencialmente menor de ingresos garantizados es la mejor opción para usted.

Obtenga asesoramiento financiero sobre las rentas vitalicias

Hay mucho que considerar cuando se trata de rentas vitalicias, como los impuestos y la planificación del patrimonio. Además de las cláusulas adicionales que hemos cubierto, hay muchas más opciones que puede elegir con un costo adicional, como un ajuste del costo de vida para aumentar sus ingresos cada año.

Marsha, está haciendo lo correcto al hablar con un profesional sobre sus opciones. Yo me aseguraría de comprender bien las ventajas y desventajas de las diferentes rentas vitalicias y cláusulas adicionales hasta que esté segura de que satisfacen sus necesidades y las de su familia.

Dado que las rentas vitalicias son productos financieros complejos, consulte siempre con un asesor financiero calificado para saber si la compra de una de ellas es una buena opción para su estrategia de planificación financiera y de jubilación a largo plazo.

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596 y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.

Este artículo apareció originalmente en Quick and Dirty Tips [ING].

Did we provide the information you needed? If not let us know and we’ll improve this page.
Let us know if you liked the post. That’s the only way we can improve.
Yes
No

About the Author

Laura Adams, Quick and Dirty Tips

Laura Adams, Quick and Dirty Tips

Laura Adams is an award-winning author of multiple books, including Money Girl’s Smart Moves to Grow Rich. Her newest title, Debt-Free Blueprint: How to Get Out of Debt and Build a Financial Life You Love, is an Amazon No. 1 New Release. Laura’s been the writer and host of the popular Money Girl Podcast, a top weekly audio show in Apple Podcasts, since 2008. She’s a frequent source for the national media and has been featured on most major news outlets including NBC, CBS, ABC FOX, Bloomberg, NPR, The New York Times, The Wall Street Journal, The Washington Post, Money, Time, Kiplinger’s, USA Today, U.S News, Huffington Post, Marketplace, Forbes, Fortune, Consumer Reports, MSN, and many other radio, print, and online publications. Millions of readers and listeners benefit from her practical financial advice. Her mission is to empower consumers to live richer lives through her podcasting, speaking, spokesperson, teaching, and advocacy work. Laura received an MBA from the University of Florida. Visit LauraDAdams.com to learn more and connect with her.

Publicado por Debt.com, LLC