¿Busca formas de reducir su factura de impuestos? Laura repasa siete formas legítimas de eliminar toda su factura de impuestos o de aumentar su devolución de impuestos y quedarse con más dinero

5 minute read

Aunque pagar los impuestos que legalmente debe a las autoridades fiscales es fundamental, no hay necesidad de pagar más de lo que debe. Si bien evadir impuestos es un delito, no está en contra de la ley utilizar estrategias legales para reducir la factura fiscal federal o estatal.

Este post cubrirá siete formas legales de reducir sus impuestos. Dependiendo de su elegibilidad para los beneficios fiscales, el uso de ellos podría ahorrar cientos o miles de dólares ganados con esfuerzo. El uso de uno o dos consejos podría ayudarle a eliminar toda su factura de impuestos o aumentar su reembolso de impuestos.

Aquí están los detalles de cada una de estas formas legítimas de reducir o eliminar su obligación tributaria.

1. Contribuir a las cuentas de retiro

Hacer aportaciones a una o más cuentas de retiro es una de las mejores maneras de saltarse los impuestos y aumentar su seguridad financiera futura. Soy una gran fan de la participación en los planes de jubilación del lugar de trabajo, como el 401(k) o el 403(b) [ING]. Tienen límites de aportación elevados, y muchas empresas aportan alguna cantidad de fondos de contrapartida para endulzar el trato.

Casi todo el mundo con ingresos (o un cónyuge con ingresos) puede depositar dinero en una cuenta de retiro individual o IRA [ING]. Eso incluye a los empleados que no tienen una cuenta de jubilación en el trabajo y a los autónomos. Hay incluso más opciones cuando se trabaja por cuenta propia a tiempo parcial o completo, incluyendo una SEP-IRA y un 401(k) individual.

Entonces, ¿cómo se reducen los impuestos con una cuenta de retiro? Con las cuentas tradicionales, como una IRA tradicional o un 401(k), sus aportaciones son deducibles de impuestos. Eso significa que no paga impuestos por ellas en el año en curso.

Por ejemplo, si gana $80,000 y maximiza un 401(k) con aportaciones de $20,500, sólo pagará impuestos sobre $59,500 de ingresos, no sobre $80,000. Para 2022, si tiene más de 50 años, puede contribuir con $6,500 más, hasta un total de $27,000. ¿Qué es lo que no le gusta de eso?

2. Utilizar las cuentas de gastos médicos

Algunos empleadores ofrecen una cuenta de gastos flexibles (FSA, por sus siglas en inglés) [ING] para ayudar a los trabajadores a evitar los impuestos sobre los fondos utilizados para ciertos gastos médicos y de cuidado de niños. Usted y su empresa pueden hacer aportaciones libres de impuestos si las utiliza en gastos elegibles antes de una fecha límite anual.

Si adquiere un plan de salud con deducible alto como individuo o a través de un plan de grupo de su empresa, puede contribuir a una cuenta de ahorros para la salud (HSA, por sus siglas en inglés) [ING]. Es similar a una FSA, pero no tiene un plazo de gasto de “úselo o piérdalo”. El saldo no utilizado de la HSA puede transferirse de un año a otro sin penalización.

Utilizar una FSA o HSA le ayuda a reducir los impuestos porque sus aportaciones (o las de su empresa) se excluyen de su renta imponible. Sin embargo, existen sanciones por hacer retiros no calificados.

Sus aportaciones y el crecimiento de la cuenta para una FSA y una HSA están libres de impuestos cuando las utiliza en gastos calificados. Para 2022, la contribución máxima a la HSA es de $3,650 para los individuos y de $7,300 para las familias. El límite de contribución de la FSA es de $2,850.

3. Reclamación de deducciones fiscales detalladas

Al presentar la declaración de impuestos, tiene la opción de reclamar la deducción estándar o detallar las deducciones por separado en el Anexo A [ING]. Detallar sólo vale la pena cuando sus deducciones totales superan la cantidad estándar. Para 2022, la deducción estándar es de $12,950 para los contribuyentes solteros y de $25,900 para las parejas casadas que presentan una declaración conjunta.

Si realizó pagos sustanciales por intereses hipotecarios [ING], impuestos sobre la propiedad, gastos médicos e impuestos locales y estatales, detallar sus deducciones podría permitirle ahorrar dinero. Las deducciones permitidas se restan de su renta bruta ajustada y se logra reducir la factura fiscal.

Por lo tanto, asegúrese de llevar un registro de sus gastos deducibles para que usted (o su contador) pueda averiguar si reclamar la deducción estándar o detallar le permite evitar pagar la mayor cantidad de impuestos.

4. Cómo obtener créditos fiscales

Aunque las deducciones fiscales son estupendas porque reducen su renta imponible, los créditos fiscales pueden ser aún más valiosos. Los créditos fiscales reducen la cantidad de impuestos que debe o aumentan su reembolso de impuestos.

Por ejemplo, para 2022, el Crédito Tributario por Ingresos del Trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) permite a los contribuyentes de bajos ingresos reclamar hasta $6,935 por tres o más hijos que cumplan los requisitos, $6,164 por dos, $3,733 por uno y $560 por ninguno. El crédito al ahorrador también beneficia a los contribuyentes de bajos ingresos que ahorran para el retiro, ya que les concede un crédito de hasta la mitad de sus contribuciones.

Si es estudiante, existen múltiples créditos fiscales para la educación. Entre ellos se encuentra el Crédito Fiscal de la Oportunidad Americana [ING], que paga hasta $2,500 al año a los estudiantes que reúnan los requisitos necesarios durante los cuatro primeros años de su educación superior. Además, el Crédito por Aprendizaje de por Vida [ING] permite un crédito máximo para los gastos que cumplan los requisitos de hasta $2,000.

5. Ser propietario de un inmueble

Los bienes inmuebles no sólo son un refugio real, sino que también son un sólido refugio fiscal. Cuando se es propietario de una vivienda, se evitan los impuestos el año en que se compra, cada año que se posee y cuando se vende.

Por ejemplo, los puntos hipotecarios [ING] pagados en un préstamo hipotecario, el seguro hipotecario privado [ING], los impuestos sobre la propiedad y una cantidad limitada de intereses hipotecarios [ING] son deducibles cuando se detallan las deducciones. Y si aprovecha el capital de su casa con un préstamo o una línea de crédito para renovarla o mejorarla, puede deducir parte de los intereses pagados.

Si vende su casa después de haber vivido en ella durante al menos dos de los cinco años anteriores, evitará pagar el impuesto sobre las ganancias de capital [ING] sobre $250,000 de beneficio o $500,000 si está casado y declara conjuntamente. Además, los gastos de venta, como las comisiones inmobiliarias, la publicidad y el seguro del título, se deducen de la plusvalía.

6. Obtener beneficios en el lugar de trabajo

Muchas personas desconocen que las prestaciones proporcionadas por el empleador, como los seguros de invalidez [ING], de salud y de vida, se deducen de su sueldo antes de que se deduzcan los impuestos sobre la nómina. Además, los beneficios complementarios pagados por el empleador, como los gastos de educación, los costos de desplazamiento o un subsidio mensual para el auto, no suelen estar sujetos a impuestos.

7. Crear un negocio

Además de generar ingresos extra, montar un negocio a tiempo parcial o completo ofrece muchas posibilidades de evitar el pago de impuestos. Esto se debe a que muchos de los gastos del negocio (como los de marketing, suministros, equipos y servicios profesionales) pueden deducirse de sus ingresos, reduciendo la cantidad de impuestos que debe pagar.

Tiene derecho a más deducciones fiscales para ahorrar dinero si opera su negocio desde una oficina en casa que reúna los requisitos necesarios. Puede deducir una cierta cantidad de gastos domésticos, como el mantenimiento, el seguro y los servicios públicos, en función del tamaño de su oficina como porcentaje de su casa. Y, por cierto, las deducciones de la oficina en casa [ING] no son sólo para los propietarios: los inquilinos también pueden reclamarlas.

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596 y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.

Este artículo de Laura Adams fue publicado originalmente en Quick and Dirty Tips [ING].

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Laura Adams, Quick and Dirty Tips

Laura Adams, Quick and Dirty Tips

Laura Adams es una autora galardonada de varios libros, incluidos “Smart Moves to Grow Rich de Money Girl”. Su título más reciente, Plan para estar Libre de Deudas: “Cómo salir de las deudas y construir la vida financiera que usted ama”, es una nueva versión de Amazon No. 1.

Publicado por Debt.com, LLC