Tome estas medidas para evitar el estrés por los gastos inesperados que no puede pagar.

3 minute read

Si es como mucha gente, probablemente se ha enfrentado a un gasto de emergencia que no podía pagar inmediatamente. Tal vez la calefacción se estropeó en Nochebuena o el aire acondicionado se paró en el día más caluroso del año.

Tal vez su perro se tragó algo y tuvo que ser operado, lo que supuso una factura del veterinario que le obligó a desembolsar miles de dólares. Tal vez se estresó pensando en cómo pagar las reparaciones del auto por cientos o miles de dólares.

Si ha tenido gastos inesperados que le ha costado pagar o que ha tenido que cargar a la tarjeta de crédito, no está solo.

Menos de la mitad de los consumidores dicen que tendrían suficiente dinero para cubrir un gasto de emergencia inesperado de $1,000, según una encuesta [ENG] de Bankrate de 2022. Alrededor del 20% de los encuestados dicen que tendrían que cargar el gasto de emergencia a una tarjeta de crédito. Incluso si actualmente no tiene ahorros para emergencias, no es demasiado tarde para empezar a ponerse en una mejor posición y poder cubrir esos gastos.

Siga estos tres pasos para estar preparado y hacer frente a los gastos de emergencia que, de otro modo, podrían sumergirlo en una profunda deuda de tarjeta de crédito o perjudicar su crédito si no puede pagar la factura.

1. Construir un ahorro para emergencias

La mejor manera de prepararse para los gastos imprevistos es crear ahorros de emergencia. Lo ideal es tener suficientes ahorros de emergencia para cubrir al menos de tres a seis meses de gastos de subsistencia. Esta tarea puede parecer desalentadora, pero la clave es empezar con una pequeña meta de ahorro, como por ejemplo $1,000 dólares.

Con una planificación cuidadosa, usted puede ser capaz de ahorrar esa cantidad mucho más rápido de lo que cree. Una forma de empezar a ahorrar para emergencias es vender las cosas que ya no usa o necesita a través de un mercado online como eBay, Facebook Marketplace o Craigslist.

¿Qué le parece ese cortacésped que está acumulando polvo ahora que ha contratado a alguien para que lo corte? Algunos estudiantes universitarios probablemente comprarían ese sofá cama que es una pesadilla para su espalda. Venda algunos de esos muebles que trasladó al sótano cuando compró muebles nuevos.

No deje que el objetivo de $1,000 lo intimide. Empiece con algo pequeño, depositando lo que pueda de cada cheque de pago, aunque sólo sean $50 cada dos semanas. Cuando tenga algún dinero extra, deposítelo en los ahorros inmediatamente antes de gastarlo en otra cosa. Antes que se dé cuenta, tendrá $1,000 dólares para cubrir pequeñas emergencias.

También ganará confianza para ahorrar $2,000, $3,000 o incluso decenas de miles de dólares es posible una vez que se lo proponga y se centre en el ahorro.

Descubra: 4 formas de crear un ahorro de emergencia rápidamente

2. Presupuesto para emergencias

Es imposible presupuestar algunas emergencias, pero si presta atención, puede anticiparse a ciertos gastos que pueden surgir de repente. Por ejemplo, si los neumáticos de su auto se están desgastando y hay que cambiarlos dentro de seis meses, compare los precios ahora y empiece a ahorrar suficiente dinero cada mes para no tener que cargar ese gasto en la tarjeta de crédito más adelante.

De paso, cree un presupuesto mensual que incluya ahorros para emergencias financieras tanto previstas como inesperadas. Para empezar, descárguese Mint, You Need a Budget (YNAB, por sus siglas en inglés)  u otra aplicación de presupuestos que lo guíe en el proceso de elaboración del mismo y le ofrezca consejos para ahorrar.

Descubra: Cómo pagar una emergencia sin un fondo de emergencia

3. Mantener bajos los saldos de las tarjetas de crédito

Si no tiene ahorros para emergencias, la siguiente mejor opción es cargar el gasto inesperado a una tarjeta de crédito y pagarlo lo antes posible. Disponer de crédito para pagar las emergencias es crucial para cubrir los gastos de emergencia si no tiene suficientes ahorros para estas.

También hay otra buena razón para mantener los saldos de las tarjetas de crédito bajos o, mejor aún, en cero. Su porcentaje de utilización del crédito -el porcentaje de crédito renovable que tiene con respecto a su crédito disponible- constituye alrededor del 30% de su puntaje de crédito. Por lo tanto, mantener la utilización del crédito por debajo del 30% también es mejor para su puntaje de crédito.

Averigüe: Cómo reducir la deuda de la tarjeta de crédito en 5 pasos

Empezar a ahorrar

Comience a depositar dinero en una cuenta de ahorros para emergencias, incluso si todo lo que tiene para abrirla son $100. Empiece a reducir la deuda de la tarjeta de crédito y siga un presupuesto mensual que le ayude a ahorrar y a pagar la deuda.

Estos pequeños pasos iniciales lo motivarán a ahorrar pronto lo suficiente para cubrir las emergencias financieras. Saber que puede cubrir la mayoría de los gastos inesperados le dará tranquilidad. Además, se sentirá muy bien consigo mismo cuando logre esos objetivos de ahorro que tanto le ha costado conseguir.

Did we provide the information you needed? If not let us know and we’ll improve this page.
Let us know if you liked the post. That’s the only way we can improve.
Yes
No

About the Author

Deb Hipp

Deb Hipp

Deb Hipp is a full-time freelance writer based in Kansas City, Mo. Deb went from being unable to get approved for a credit card or loan 20 years ago to having excellent credit today and becoming a homeowner. Deb learned her lessons about money the hard way. Now she wants to share them to help you pay down debt, fix your credit and quit being broke all the time. Deb's personal finance and credit articles have been published at Credit Karma and The Huffington Post.

Publicado por Debt.com, LLC