La evasión sólo conducirá a un estrés financiero, en su lugar, aprenda a tratar con ellos

minutos de lectura

7

Si tiene una deuda que fue a cobranza, le puede parecer que pagar esa deuda y alejar a los cobradores es una causa perdida. Pero ignorar las llamadas y cartas de una agencia de cobro no hará que desaparezcan. De hecho, ese acto de desaparecer solo empeorará su situación.

La buena noticia es que es posible que pueda trabajar con cobradores para que puedan cerrar la cuenta y ambos puedan cumplir sus objetivos.

Aquí hay 10 consejos para tratar con un cobrador de facturas.

1. Validar y verificar

Dentro de los cinco días de haberse contactado con usted, un cobrador debe enviar un aviso de validación de deuda por escrito que indique a quién y qué debe. Si no lo ha recibido, dígales que no se comuniquen con usted hasta que lo envíen.

Una vez que lo reciba, si tiene alguna duda de que debe la deuda o el cobrador tiene el derecho legal de cobrar, tiene 30 días para pedirles la verificación. Deben proporcionar detalles sobre el acreedor original y su contrato con ese acreedor, así como la antigüedad de la deuda.

Hasta que lo indiquen, no pueden iniciar ninguna acción de cobro, incluida la inclusión de la cuenta en su informe de crédito.

2. Empieza a comunicarte

Cuando está atravesando el camino complicado de la deuda, lo último que desea es que un cobrador de deudas le recuerde que no puede pagar sus cuentas y le envíe cartas. Pero si sigue ignorando a una agencia de cobro, no saldrá nada bueno de ello. En cambio, es probable que su crédito se vea afectado.

Eche un vistazo de cerca a lo que debe y lo que podría pagar. Luego llame al agente de cobros para que juntos encuentren la mejor manera de pagar la deuda.

3. Disputarlo

Si cree que se le facturó por error, dígale al cobrador que desea disputar la deuda. Sin embargo, no espere demasiado. Si disputa la deuda por escrito dentro de los 30 días posteriores a la fecha en que el cobrador se comunicó con usted por primera vez, el cobrador no está legalmente autorizado a comunicarse con usted hasta que proporcione una verificación por escrito de la deuda asignada.

¿No está seguro de cómo disputar una deuda? Utilice uno de los ejemplos de cartas[ENG] de la Oficina de Protección Financiera del Consumidor (CFPB, por sus siglas en inglés) para poner en marcha la disputa de la deuda.

4. Infórmate sobre tus derechos

La mayoría de las agencias de cobro siguen la ley, pero hay otras que intentan todos los malos trucos del libro para que usted pague. Por ejemplo, si una agencia de cobro está tratando de cobrar una deuda que tiene entre tres y seis años, es posible que ni siquiera tenga que pagarla.

Si debe pagar depende del estatuto de limitaciones [ENG]de la deuda de su estado y la última vez que realizó un pago de la deuda. Lea sobre sus derechos legales [ENG] cuando se trata de cobradores de deudas en el CFPB. De esa manera, puede evitar que los cobradores sin escrúpulos se aprovechen de usted.

5. Enviar un alto y desistir

Si en algún momento ya no desea que un acreedor se comunique con usted, puede escribir una carta para decirle que se detenga. La Ley de Prácticas Justas de Cobro de Deudas (FDCPA) dice que los cobradores deben detener todo contacto si un consumidor envía una carta por ecrito donde ponga un alto a la comunicación con el acreedor y decida desistir.

Puede hacer esto si lo molestan por una deuda que no es suya o una deuda que no cree que deba pagar. De hecho, ni siquiera necesitas una razón. La FDCPA no requiere que dé una razón. Solo diles que se detengan.

Solo tenga en cuenta que si hace esto, la única medida legal que le queda al cobrador es demandarlo en un tribunal civil.

6. Verifique el estatuto de limitaciones

Los cobradores no pueden acosarte para siempre. Solo tienen una cantidad de tiempo fija en la que tienen el derecho legal de demandarlo en un tribunal civil. Esto se conoce como el estatuto de limitaciones y lo establece el estado donde vive.

Si una deuda ha pasado el estatuto de limitaciones en su estado, entonces un cobrador no puede llevarlo a la corte. En este caso, envíe esa carta de cese y de retiro para detener el proceso.

7. Presentar denuncias

Si un cobrador lo está acosando abiertamente, entonces debe presentar una queja contra él. Puede presentar una queja ante la Oficina de Protección Financiera del Consumidor (CFPB), así como ante la oficina del Fiscal General de su Estado.

Esta opción puede ser particularmente útil para casos de identidad equivocada, donde el cobrador lo confundió con otra persona. O es posible que un cobrador se comunique con usted acerca de una deuda que ya pagó o liquidó. Si es así, presente una queja [ENG] ante el CFPB y ellos lo ayudarán a obtener una resolución.

8. Verifique dos veces su seguro de salud

Las facturas médicas constituyen un porcentaje significativo de las deudas en cobros en Estados Unidos. En algunos casos, las facturas deberían haber sido pagadas por el seguro del consumidor. Antes de comenzar a negociar con un cobrador médico, consulte con su seguro.

Esto es particularmente importante si tiene un seguro de protección garantizado (o Gap insurance en inglés) Consulte con su proveedor de seguro Gap para ver si este cubrió todo o parte de un procedimiento que no estaba cubierto por su seguro primario.

Vale la pena señalar que si una factura médica se envía a cobros y luego su seguro la paga, la cuenta de cobro puede eliminarse de su informe de crédito. Sin esperar siete años.

9. Póngase en contacto con el proveedor original

Si durante la validación descubre que la deuda aún es propiedad del acreedor o proveedor de servicios original, no hay nada que requiera trabajar con el cobrador. Puede ponerse en contacto con el propietario de la deuda y resolver algo directamente con ellos. Puede elaborar un plan de pago o incluso un acuerdo.

Esto puede funcionar para facturas médicas, facturas de servicios e incluso tarjetas de crédito. Si la compañía de la tarjeta de crédito original todavía es dueña de la deuda, contáctelos directamente.

De hecho, no haga ningún acuerdo de pago a menos que el propietario lo firme. Si llega a un acuerdo con un cobrador y no es el propietario de la deuda, el propietario puede ir tras usted por el saldo restante.

10. Contacte un abogado o busque asistencia legal

Si un cobrador no lo deja en paz o decide llevarlo a juicio, debe buscar asesoría legal de inmediato. Si no puede pagar un abogado, busque una sociedad de ayuda legal en su área. Puede recibir asesoramiento legal gratuito sobre su situación.

Tenga en cuenta que tiene el derecho legal de demandar a un cobrador por acoso. Si violan sus derechos en virtud de la FDCPA, continúan en contacto después de un cese y su decision de desistir, o llegan a extremos para asustarlo o humillarlo, puede ser el momento de considerar defenderse.

Además, no ignore una citación judicial. Ignorar a un cobrador no es ilegal pero,  ignorar una orden judicial para comparecer si lo es, y el cobrador ganará un juicio por deficiencia en su contra.

Si decide pagar…

Por supuesto, otra forma de tratar con un cobrador es simplemente pagarles. Si tiene fondos disponibles para establecer un plan de pago o tiene una suma global de dinero en efectivo que proviene de algo como un reembolso de impuestos, podría valer la pena quitarse de encima al cobrador.

Pero incluso si decide pagar, asegúrese de hacerlo de la manera correcta:

  1. Revise la carta de validación de la deuda cuidadosamente y asegúrese de que el cobrador es el dueño de la deuda.
  2. Revise sus registros para asegurarse de que no ha pagado o liquidado ya la deuda.
  3. Evalúe su presupuesto para ver lo que puede pagar.
  4. Luego empiece a negociar, siempre por escrito, no haga ninguna negociación por teléfono.
  5. Consiga un acuerdo firmado antes de pagar. Si el cobrador no es el dueño de la deuda, entonces el acreedor original debe firmar cualquier acuerdo.
  6. Evite el débito directo de la ACH porque nunca debe darle a un cobrador acceso a su cuenta bancaria.

Tenga en cuenta que el pago total de una cuenta de cobro no eliminará la cuenta de su reporte de crédito. Seguirá ahí durante siete años a partir de la fecha en que la cuenta entró en mora por primera vez. En este sentido, puede ser beneficioso tratar de llegar a un acuerdo porque realmente no se obtiene ningún crédito por pagar la cantidad total adeudada. Por lo tanto, puede ser en su mejor interés liquidar para que pueda ahorrar un poco de dinero.

Cómo tratar con los cobradores de deudas cuando no puede pagar

Si simplemente no puede pagar a un cobrador, a continuación, le ofrecemos algunos consejos que pueden ayudarle a salir adelante o a salir de la deuda.

Solicite la verificación

Una vez que reciba la carta de validación de la deuda del cobrador, pedir la verificación puede darle algo de tiempo. Esto es especialmente cierto para las deudas que han sido compradas por un tercer colector. Puede llevarles tiempo reunir la información para verificar completamente la deuda, en particular si ha sido comprada y vendida por varios compradores de deudas o agencias de cobro.

En algunos casos, es posible que el cobrador nunca se ponga en contacto con usted. En otros, pueden pasar meses o incluso años hasta que respondan a la verificación completa. Durante ese tiempo, no pueden llevar a cabo ninguna acción de cobro. Por lo tanto, usted gana algo de tiempo hasta que su situación mejore.

Considere la posibilidad de declararse en bancarrota

Si simplemente no tiene los medios para pagar las cuentas de cobro, puede que sea el momento de “apretar el botón” y declararse en bancarrota. Durante la bancarrota, el tribunal evaluará lo que razonablemente puede pagar, ya sea liquidando los activos que no califican para una exención (Capítulo 7) o a través de un plan de reembolso basado en sus ingresos y gastos (Capítulo 13).

Si realmente no puede pagar nada y no tiene bienes o tiene bienes que califican para las exenciones, entonces tiene sentido seguir adelante y presentar la solicitud. Eliminará el estrés de tratar con los cobradores y lo liberará de la carga de su deuda.

¿Cuál es la desventaja de esperar?

Hay una última forma de tratar con un cobrador y es simplemente ignorar sus llamadas y esquivarlas tanto como sea posible. El problema es el nivel de molestias y el estrés financiero que esto puede crear. El cobrador utilizará todos los medios necesarios para contactar con usted. Puede que se ponga en contacto con su empleador para verificar su identidad. Los cobradores de deudas pueden ser muy persistentes y una fuente constante de estrés en su vida si está tratando con uno.

Aun así, el beneficio de esperar depende de la edad de la deuda y de la ley de prescripción de las colecciones en su estado. Muchos estados establecen el estatuto de limitaciones en seis años, aunque puede ser de hasta diez en otros. Si una deuda está a seis meses de alcanzar la prescripción, entonces puede tener sentido esperar a que termine. Después de seis meses, cuando la deuda es demasiado vieja para que el cobrador la demande, envíe una carta de que va a desistir.

Por otro lado, si la deuda se hizo morosa en el último año, es mucho tiempo para esconderse de las llamadas de cobro. También tiene el riesgo de que un cobrador lo demande en un tribunal civil. Lidiar con el estrés legal además del estrés financiero no es bueno para usted. Así que, en este caso, puede ser mejor encontrar una manera de tratar con el cobrador. Es posible que desee considerar la consejería de crédito, la liquidación de deudas o incluso la presentación de una declaración de bancarrota si se enfrenta a una serie de desafíos con las deudas y los cobros que están ahogándolo.

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
Yes
No

About the Author

Debt.com

Debt.com

Los escritores de Debt.com son periodistas, expertos en finanzas personales y consejeros de crédito certificados. Sus consejos sobre dinero (cómo hacerlo, cómo ahorrarlo y cómo gastarlo) es basado en la experiencia financiera de todo el equipo. Ellos han aparecido en medios de comunicación que van desde The New York Times hasta USA Today, desde Forbes hasta FOX News, y desde MSN hasta CBS.

Publicado por Debt.com, LLC