En las redes sociales se formó una enorme comunidad de seguidores en torno a #debtfreecommunity y, juntos, están luchando contra los tabúes del dinero y sus propias deudas personales

4 minute read

Cuando Amanda Williams [ING] quiso pagar su montaña de deudas de $133,000, sabía que iba a necesitar motivación, disciplina y apoyo emocional de los demás. El problema era que su familia y amigos cercanos pensaban que era raro cuando ella hablaba de dinero.

“En cuanto sacaba el tema [del dinero], notaba que la conversación se volvía incómoda”, dijo Williams [ING] a Debt.com. “Me respondían con un rápido ‘qué bien’ o ‘qué bueno’ y luego cambiaban de tema”.

Williams no es la única: una investigación de TD Ameritrade muestra que quienes viven en Estados Unidos (EE.UU.) y Puerto Rico (PR) consideran que el dinero y las finanzas personales son más tabú para hablar que la religión, la política o los temas de salud [1]. Sin embargo, 71% de los millennials (más que cualquier otra generación en el estudio) dijo: “La sociedad sería más sana si la gente sintiera que puede hablar de sus finanzas personales con más libertad”.

En cuanto sacaba el tema [del dinero], sentía que la conversación se volvía incómoda. Amanda Williams, fundadora de @debtfreeinsunnyca

Así que, como la mayoría de los millennials, Williams recurrió a las redes sociales.

Necesitaba a alguien con quien poder “hablar libremente sobre las finanzas”, afirma Williams, de 33 años.

Se forma la “comunidad libre de deudas”

En 2016, Williams buscaba los hashtags “libre de deudas” y “Dave Ramsey” a través de la pestaña de explorar en Instagram. Personas de todo el mundo publicaban sobre cómo salir de las deudas y ahorrar.

Comentaban las publicaciones de los demás elogiando sus victorias y tranquilizándolos durante las pérdidas. Era todo lo que Williams buscaba.

Al menos lo era, hasta que más cuentas compartían posts con una agenda diferente a la de su “comunidad”.

“Esos hashtags [de deuda] empezaron a ser utilizados por gente que vendía envolturas y tés para adelgazar, promocionándolos como si fueran parte de una compañía libre de deudas. Me molestó”, dijo Williams.

Lo que ocurrió con las publicaciones de envolturas delgadas y tés que invadieron el hashtag “libre de deudas” fue algo que un “experto en Instagram” llama “crashtagging”.

“El crashtagging es un poco sórdido, pero existe”, dijo Sue B. Zimmerman [ING].

Esos hashtags [de deuda] empezaron a ser utilizados por personas que vendían envolturas y tés para adelgazar, promocionándolos como si fueran parte de una empresa libre de deudas. Amanda Williams, fundadora de @debtfreeinsunnyca

Zimmerman tiene una década de experiencia enseñando a las empresas formas en que las redes sociales pueden aumentar su alcance de clientes y su potencial de ganancias.

Para contrarrestar el “crashtag”, Williams publicó un post con varias ideas de nuevos hashtags pidiendo a los usuarios de Instagram que votaran cuál les gustaba más: #debtfreecommunity [ING] fue el ganador.

Encuentra soluciones que le ayuden a salir de las deudas.

Análisis gratuitoCall To Action Link

Cómo el hashtag se convirtió en una comunidad

Según Zimmerman, un hashtag puede utilizarse como centro para albergar información que otros siguen.

En la actualidad hay más de 800,000 publicaciones en #debtfreecommunity.

“Comparto constantemente mi viaje por el dinero en línea y hay otras personas que están haciendo lo mismo. Se siente cierta familiaridad con ellos”, dijo Sarah Wilson, fundadora del blog Budget Girl [ING].

Hace seis años, Wilson empezó a crear vídeos semanales en YouTube con su cantidad de deudas en los títulos. Sus vídeos compartían detalles sobre la deuda a la que se enfrentaba y cómo la estaba pagando.

Comparto constantemente mi viaje por el dinero en Internet y hay otras personas que hacen lo mismo. Se siente cierta familiaridad con ellos. Sarah Wilson, fundadora de @gobudgetgirl

“Mis seguidores me apoyaban”, dice Wilson [ENG], de 31 años. “Aprendieron de mí y dieron sugerencias sobre cómo mejorar diferentes cosas”.

El poder de un grupo de pares

En un informe del 2011 titulado “Ahorrando más en grupos: Experimento de campo, evidencia de Chile”, los autores Felipe Kast, Stephan Meier y Dina Pomertanz documentaron el comportamiento financiero de más de 2,600 personas [2].

El experimento se diseñó para ver cómo “los pares influyen en la toma de decisiones personales de los demás en torno al ahorro”. Los participantes se dividieron en tres grupos.

Al primer grupo se le concedió un pequeño préstamo y una cuenta de ahorro básica con la condición de reunirse semanalmente en persona. Los investigadores dieron al siguiente grupo teléfonos móviles para que se comunicaran entre sí mediante mensajes de texto. El grupo de control no tenía ningún “sistema de rendición de cuentas”, pero tenía cuentas de ahorro con tipos de interés más altos.

Resultados: A pesar de tener cuentas de ahorro con tipos de interés mucho más altos, el grupo de control guardó la mitad de lo que hizo el primer grupo. El grupo con teléfonos ahorró casi tanto como los que tenían reuniones semanales.

La gran recompensa

Wilson tenía una deuda de $33,000 en préstamos estudiantiles mientras ganaba $26,000 al año como reportera de un periódico en Luisiana. Tenía varios trabajos paralelos, entre ellos una ruta de reparto de pizzas en Hungry Howie’s por la noche. Mientras tanto, documentó su viaje en línea con el hashtag “comunidad sin deudas”.

En un año, con las probabilidades en contra, Wilson pagó $10,000. Tres años y tres meses después, su deuda había desaparecido.

Williams y su marido aparecieron en un reportaje local el día que hicieron el último pago de su deuda de $133,000 [3]

Ese día, más de 7,000 espectadores de Instagram sintonizaron su canal IGTV en Instagram.

Hay una cita popular que habla de quedarse callado sobre sus objetivos y guardárselos para usted, yo siento lo contrario. Amanda Williams, fundadora de @debtfreeinsunnyca

Williams dijo a Debt.com que nunca habría alcanzado su objetivo si no hubiera hablado abiertamente sobre el dinero en las redes sociales.

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596 y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.

Fuente:
¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Joe Pye

Joe Pye

Joe Pye began writing about debt and personal finance more than three years ago while attending Florida Atlantic Univerisity, where he served as Editor-in-Chief of the student-run newspaper, the University Press. Before graduating with a bachelor's degree in multimedia journalism, Pye placed as a finalist for the Mark of Excellence award by the Society of Professional Journalists Region 3 for feature writing and in-depth reporting. Since taking a full-time position as associate editor at Debt.com in 2018, Pye has become a certified debt management professional who's applied what he's learned to his personal life by paying down more than $22,000 worth of combined credit card, student loan, auto and tax debt in less than two years. He maintains a frugal and debt-free lifestyle. Pye's goal is to uncover trends in the financial world and share his experiences to help readers stay out of debt.

Publicado por Debt.com, LLC