Un lector y su esposa ganan bien, pero gran parte se va en el pago de intereses.

minutos de lectura

4

Pregunta: Debo más o menos $80,000 en tarjetas de crédito en quizás unas 22 cuentas. Hago un pago ligeramente superior al mínimo en cada una de ellas, pero es probable que incumpla algunos pagos.

Con un trabajo a tiempo completo y otro a tiempo parcial, gano entre $35,000 y $40,000 al año. Tengo una esposa que gana un buen sueldo, pero paga $1,000 al mes en préstamos estudiantiles. Está en un programa de manejo de deudas, pero no sé si es la mejor solución para mí.

Nuestros ingresos combinados al mes (después de impuestos) son probablemente de unos $6,500. Pero mis pagos mínimos de tarjetas de crédito son probablemente por encima de $2,000 al mes, Cuando se agrega los préstamos estudiantiles, mantenimiento ($500), y todos los demás gastos, tenemos suerte si nos queda un dólar

He estado en contacto con empresas de manejo y liquidación de deudas, que me han hecho varias ofertas. Ambas tienen aspectos positivos y negativos. También me puse en contacto con un abogado especializado en bancarrotas, pero mis activos superan nuestras deudas debido a que mi mujer y yo somos propietarios de un apartamento.

Actualmente tenemos un saldo negativo en nuestra cuenta y después de que nos paguen la próxima semana, es posible que todavía tengamos un saldo negativo. Todavía no estoy seguro de cuál es la mejor solución para mí. ¡Necesito ayuda!

— Michael de New York

Howard Dvorkin responde…

Si le dice a mucha gente que sus ingresos familiares son de $78,000 al año, no se imaginarán que está sumido en deudas, sobre todo cuando la media de ingresos familiares en este país es de poco más de $59,000.

Lamentablemente, lo que gana tiene muy poco que ver con la cantidad de deuda que tiene. He aconsejado a millonarios que debían más de lo que podían pagar. Algunos se han declarado en bancarrota.

En su caso, Michael, dos deudas son las que más le están perjudicando. Y resultan ser las dos más perniciosas: las tarjetas de crédito y los préstamos estudiantiles. Por suerte para usted, la mayor parte del país está sufriendo junto con usted. Eso significa que es un problema bastante grave como para que el gobierno y el sector privado hayan ideado grandes soluciones de alivio de deudas…

¿Cuáles son sus mejores opciones de alivio de la deuda?

1. Consejería de crédito

Este primer paso es el más sencillo. También es gratuito. Sólo tiene que llamar a una agencia de consejería de crédito sin fines de lucro y hablar con un consejero de crédito certificado. Obtendrá un análisis gratuito de su deuda tan completo que probablemente le sorprenderá saber exactamente a dónde va a parar todo su dinero.

Esto es importante, Michael, porque ni siquiera está seguro de cuántas tarjetas de crédito tiene (“quizás unas”) y cuánta deuda tiene (“más o menos”). Su problema requiere una solución concreta.

Más información: ¿Qué es la consejería de crédito y por qué lo necesito?

2. Programa de manejo de deudas

La mejor forma de liberarse de las deudas de tarjetas de crédito es un programa de manejo de deudas (DMP, por sus siglas en inglés). Puede reducir sus pagos mensuales entre un 30% y un 50% y congelar todos los cargos por demora.

¿Parece demasiado bueno para ser verdad? Pues no. Los emisores de sus tarjetas de crédito renunciarán a gran parte de sus beneficios para que les devuelva el saldo principal que les debe.

Sin embargo, hay restricciones. Por ejemplo, debe cortar sus tarjetas de crédito, porque no puede hacer nuevos cargos si debe un montón de saldos antiguos. También puede llevar meses o años completar un DMP. Aun así, una vez que sale del otro lado, alcanza la libertad financiera. Casi todos los clientes de un DMP que he conocido dicen que vale la pena.

Más información: Ventajas y desventajas de los programas de manejo de deudas

 3. Planes de pago de préstamos estudiantiles

El gobierno federal está preocupado por los préstamos estudiantiles. ¿Por qué? Porque la deuda total de préstamos estudiantiles en este país supera $1,500 millones. Eso es más que toda la deuda de tarjetas de crédito, por casi un tercio.

No hay DMP para los préstamos estudiantiles. En su lugar, hay una serie de programas federales que pueden reducir sus pagos mensuales, y en algunos casos, perdonar la deuda. ¿Cuál es el truco? Es el gobierno, y los programas vienen con nombres complicados como “plan de pago basado en los ingresos” y “plan de pago contingente con los ingresos.”

Saber qué plan es el adecuado para usted requiere cierto estudio, pero Debt.com puede presentarle a algunos expertos que pueden ayudar.

Más información: Planes de pago de préstamos estudiantiles federales

4. Liquidación de deudas

Por último, puede que tenga la opción de pagar menos de lo que debe. Eso se llama liquidación de deudas, pero sólo lo recomiendo después de haber agotado las posibilidades anteriores.

¿Por qué? Porque la liquidación de deudas daña gravemente su puntaje de crédito, es un proceso complicado y hay gente sin escrúpulos que intentará aprovecharse de usted.

La liquidación de deudas es una opción legítima y poderosa, pero también es una opción seria. Por eso, primero debe consultar a un experto. Debt.com puede ayudarle.

Más información: Liquidación de deudas: Qué es y cómo funciona

En resumen, Michael: No está solo con este problema, y no está solo con la solución.

¿Tiene alguna pregunta sobre deudas? ¿No puede encontrar lo que necesita saber? ¡Nosotros podemos ayudarlo! Envíe cualquier pregunta sobre deudas o finanzas que tiene, y vamos a conectarlo con un profesional que responderá tan pronto como sea posible.

Obtener respuestasCall To Action Link
¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
Yes
No

About the Author

Howard Dvorkin, CPA

Howard Dvorkin, CPA

Soy contador público certificado y he escrito dos libros sobre cómo salir de deudas: Credit Hell y Power Up. Soy, además, uno de los expertos en finanzas personales de Debt.com. He centrado mis esfuerzos profesionales en las industrias de finanzas de consumo, tecnología, medios y bienes raíces, creando no solo a Debt.com, sino también a Financial Apps y Start Fresh Today, entre otros. Mis consejos sobre finanzas personales se han incluido en innumerables artículos, y han aparecido en el New York Times, el Washington Post, Forbes y Entrepreneur, así como en prácticamente todos los periódicos nacionales y locales del país. Pienso que todos deberíamos tener una razón para vivir al máximo. Además de mi familia, mi pasión es enseñar a los estadounidenses cómo vivir felices dentro de sus posibilidades. Para mí, el dinero no es la raíz de todo mal. La mala administración o manejo del dinero, sí lo es. El dinero no puede comprar la felicidad, pero endeudarse siempre compra la miseria. Es por eso que lancé Debt.com. Me alegra que usted esté leyendo esta página ahora ya que tengo mucho por compartir.

Publicado por Debt.com, LLC