¿No está seguro de si debe pagar una deuda o invertir el dinero en su lugar? Laura analiza las principales ventajas y desventajas y comparte un método sencillo para priorizar sus valiosos recursos

Uno de los dilemas financieros más comunes es si debe utilizar el dinero sobrante para pagar deudas o para invertir. Es importante lograr ambas cosas, pero con tanto dinero para repartir, ¿cómo saber en qué centrarse primero? Si no está seguro de cuál es el siguiente paso que debe dar, es fácil que se sienta estancado y que nunca avance en sus finanzas personales.

En este post, cubriré las principales ventajas y desventajas de pagar la deuda antes de invertir. Además, aprenderá un método sencillo para priorizar sus valiosos recursos, de modo que logre los objetivos financieros clave y cree riqueza lo antes posible.

En primer lugar, comprenda el panorama general de sus finanzas personales

Con demasiada frecuencia nos quedamos atascados en una decisión o dilema financiero específico sin tener en cuenta el panorama general. Para tomar las mejores decisiones, es aconsejable dar un paso atrás y tener una visión holística de toda su vida financiera.

He creado un sencillo enfoque de tres vertientes llamado plan PIP, que significa Preparar, Invertir y Pagar. Utilícelo como referencia cuando considere cómo asignar su dinero sabiamente.

Prepárese para lo inesperado

La vida está llena de sorpresas, y muchas de ellas drenan sus cuentas. Así que antes de gastar un céntimo en deudas o inversiones, pregúntese si está realmente preparado para lo inesperado.

En un instante, puede perder su trabajo, ver cómo se agotan los ingresos de su negocio, contraer una enfermedad grave, perder a su cónyuge o sufrir una catástrofe natural. No es divertido pensar en este tipo de situaciones devastadoras, pero ocurren.

Aunque ninguna cantidad de dinero puede revertir una tragedia, disponer de una red de seguridad financiera puede hacer que sea mucho más fácil afrontarla. Lo que necesita depende de factores como sus gastos de manutención, pagos de deudas, ingresos y si tiene personas a su cargo.

Como mínimo, esfuércese por mantener un fondo de emergencia [ING] equivalente a entre tres y seis meses de gastos de subsistencia. Por ejemplo, si gasta $3,000 al mes en lo esencial (como la vivienda, los servicios públicos, la comida y el pago de las deudas), póngase como objetivo mantener al menos tres veces esa cantidad, o $9,000, en una cuenta de ahorro bancaria asegurada por la FDIC.

Si acumular esa cantidad de dinero le parece inalcanzable, no se preocupe. Simplemente empiece con un objetivo pequeño, como ahorrar $500, luego $1,000, hasta que tenga al menos el valor de un mes de seguridad a mano.

Tener incluso una pequeña reserva de efectivo es mejor que nada, porque puede evitar que se endeude en primer lugar si pasa por una mala racha financiera (¿y quién no lo ha hecho?). En  ¿Debería invertir el dinero de emergencia o mantenerlo en efectivo? [ING], cubro más sobre cómo calcular la cantidad de reserva que necesita y los mejores lugares para mantenerla.

Vea también: 3 datos sobre el seguro de auto basado en el uso que pueden ahorrarle dinero [ING]

Otra forma clave de prepararse para lo inesperado y no endeudarse, es tener el tipo de seguro adecuado. Estar sin seguro o con un seguro insuficiente significa que un desastre, un robo o un accidente podría acabar con todo lo que le ha costado ganar y poner en peligro todo su futuro financiero.

Para empezar, si conduce (aunque no tenga auto) podría herir a alguien y ser demandado por costosas lesiones y pagos médicos. Y tener la cantidad mínima de responsabilidad civil a menudo no es suficiente. Por ejemplo, en Florida sólo se requiere la compra de $10,000 en seguro de responsabilidad civil de automóviles. Si usted fue encontrado culpable de lesiones por un total de $100,000, usted estaría debiendo el saldo de $90,000.

Luego está la cobertura para propietarios e inquilinos. Si tiene una hipoteca, los prestamistas exigen un seguro de hogar, pero la mayoría de los inquilinos no están asegurados, lo cual es un gran error. El seguro para inquilinos es una ganga para las protecciones que obtiene, ya que cuesta menos de $200 al año en promedio. Al igual que una póliza de propietario, el seguro de inquilino cubre una parte de sus pertenencias personales, la responsabilidad civil y los gastos de manutención si se ve obligado a mudarse después de un desastre.

Cuantos más ingresos y bienes tenga, más cobertura necesitará para estar seguro. Considere la posibilidad de añadir una póliza de responsabilidad civil de bajo costo para obtener una protección adicional más allá de lo que obtiene en su seguro de automóvil y de hogar o de inquilinos.

Vea también: 5 formas de ahorrar dinero en el seguro del auto [ING]

Y sin importar lo que suceda o no con la Ley de Cuidado de Salud Asequible, todos deberían tener un seguro de salud para proteger sus finanzas. Todo lo que se necesita es una visita a la sala de emergencias o una corta estancia en un hospital para acumular una factura médica excesiva que podría poner su mundo financiero del revés.

El último seguro que mencionaré es el de vida. Es imprescindible para cualquier persona con familia que se vería perjudicada económicamente si usted muriera. Puede proteger a sus seres queridos con una cobertura temporal económica que puede costar no más de $200 al año para una prestación de $500,000, si tiene una salud relativamente buena.

Puede obtener presupuestos gratuitos para cualquiera de estos tipos de seguro en sitios como insuranceQuotes.com [ING] o netQuote.com [ING]. La clave para conseguir la mejor oferta es buscar y comparar presupuestos de varias aseguradoras.

La conclusión es que si no tiene un fondo de emergencia y no tiene un seguro que sea fundamental para su seguridad y la de su familia, no está preparado para pagar las deudas antes de tiempo ni para invertir.

La única excepción sería pagar cualquier deuda peligrosa que pueda tener, como la manutención de los hijos vencida, los embargos de impuestos y las cuentas en cobro. Éstas pueden causar estragos en su vida financiera, por lo que deben abordarse lo antes posible.

Continúe leyendo el artículo en Quick and Dirty Tips [ING].

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
Yes
No

About the Author

Laura Adams, Quick and Dirty Tips

Laura Adams, Quick and Dirty Tips

Laura Adams es una autora galardonada de varios libros, incluidos “Smart Moves to Grow Rich de Money Girl”. Su título más reciente, Plan para estar Libre de Deudas: “Cómo salir de las deudas y construir la vida financiera que usted ama”, es una nueva versión de Amazon No. 1.

Publicado por Debt.com, LLC