Money Girl tiene 8 micro hábitos monetarios que le ayudarán a tomar el control de sus finanzas, sentirse seguro y alcanzar cualquier meta financiera realista que desee

7 minute read

Seguro que se ha dado cuenta de que las pequeñas cosas que hace (o no hace) cada día suman. En muchos casos, sus micro hábitos marcan la diferencia entre el éxito financiero y el fracaso.

Este artículo repasará ocho micro hábitos monetarios que le ayudarán a tomar el control de sus finanzas, a sentirse seguro y a saber que puede alcanzar el éxito financiero.

Hábito#1: Revizar sus prioridades financieras con frecuencia

No importa si es un graduado universitario que acaba de empezar una carrera [ING], un padre que quiere  pagar la universidad [ING] o un prejubilado que sueña con viajar por el mundo, necesita identificar sus prioridades financieras únicas. Sus objetivos económicos no tienen por qué ser complicados, pero requieren un plan de acción para dividirlos en objetivos más pequeños y manejables.

Por ejemplo, si quiere ahorrar $60,000 para el pago inicial de una casa en los próximos cinco años, tendrá que reservar $12,000 al año o $1,000 al mes. Si quiere jubilarse dentro de 30 años con 1 millón de dólares, tendrá que invertir aproximadamente $800 al mes.

Saber para qué trabaja y ahorra le ayuda a mantenerse centrado en el largo plazo, y a tolerar los sacrificios que debe hacer a corto plazo. Un truco para lograr sus objetivos es recordarlos. Si no revisa con frecuencia sus objetivos de prioridades financieras, es fácil olvidarlos.

Un micro hábito inteligente, es establecer un recordatorio diario o semanal en el calendario para revisar sus objetivos. Tener claro lo que quiere lograr con su dinero es el primer paso para el éxito financiero.

Una herramienta sencilla que he creado para ayudarle a controlar sus objetivos y su progreso financiero es el Estado Financiero Personal (PFS, por sus siglas en inglés) [ING]. En él se hace un seguimiento de su patrimonio neto, que es un indicador crucial de su salud financiera. Puede descargarse mi cuaderno de trabajo sobre el PFS [ING] y empezar hoy mismo.

Y si no está seguro de cuáles deberían ser sus prioridades financieras, ¡tengo muchas ideas! La primera casilla que debe marcar es un fondo de emergencia [ENG] que lo mantenga a salvo, pase lo que pase.

Si no está creando una reserva de efectivo, pregúntese por qué. Tal vez necesite reducir los gastos frívolos, dejar de hacer compras impulsivas [ING], crear un plan de gastos realista o crear un negocio paralelo [ING].

Hábito #2: Automatizar sus objetivos monetarios

Como es fácil olvidarse de sus prioridades financieras o perder la motivación, le recomiendo ser más inteligente creando sistemas que le ayuden a mantener los buenos comportamientos. Las personas financieramente sanas protegen sus objetivos utilizando el micro hábito de la automatización.

Aquí tiene algunas formas de poner sus objetivos monetarios en piloto automático:

  • Participe en un plan de jubilación en el trabajo, como una cuenta 401(k) [ING], que toma las contribuciones elegidas de su cheque de pago antes de que tenga la oportunidad de gastarlas.
  • Establezca transferencias periódicas desde su cuenta bancaria a una cuenta de ahorro o de jubilación, como una IRA o una  SEP-IRA (para los autónomos) [ING].
  • Haga que una parte de cada cheque de pago o de la devolución de impuestos se envíe a los ahorros para que pueda crear rápidamente su fondo de emergencia [ING].
  • Contribuya a un plan de ahorro universitario 529 [ING] para pagar los futuros gastos universitarios suyos, de un hijo o de otros miembros de la familia.

Cuanto antes, automatice el ahorro y la inversión, más seguridad financiera tendrán usted y su familia.

Y hablando de la familia, ¿sabía que no hay restricción de edad para contribuir a una IRA tradicional o Roth [ING]? Incluso los adolescentes que consiguen su primer trabajo pueden tener una cuenta de jubilación y ponerla en piloto automático.

Digamos que su hijo adolescente gana $3,000 trabajando en un empleo de verano. Eso les da la posibilidad (o a usted en su nombre) de aportar hasta $3,000 a una IRA. Piense en esto: Si su hijo de 15 años invirtiera $3,000 al año, o $250 al mes, hasta los 65 años, con una rentabilidad media moderada del 6%, tendría 1 millón de dólares para gastar en la jubilación.

Este sería el resultado cuando se invierte, incluso pequeñas cantidades, cuando se empieza temprano y se hace de la automatización un micro hábito.

Hábito #3: Aumentar su tasa de ahorro lentamente

Otro micro hábito monetario, que no perturbará su estilo de vida pero que le dará un rendimiento considerable, es aumentar su tasa de ahorro cada año lentamente. Por ejemplo, si está ahorrando un 1% de sus ingresos para crear un fondo de emergencia, póngase como objetivo ahorrar un 2% el año próximo.

O, si está contribuyendo con un 5% a una cuenta de jubilación en el trabajo, inscríbase en la función de auto-escalado de su plan. La mayoría de los planes le permiten programar cuándo y cuánto aumentarán sus contribuciones elegidas, por ejemplo, cada 1 de enero, usted contribuye con un 1% más que el año anterior.

La idea es ir aumentando poco a poco sus aportaciones para la jubilación [ING] hasta llegar a la cantidad máxima permitida. Para 2021, puede aportar hasta $19,500, o $26,000 si tiene más de 50 años, a un plan en el trabajo. En el caso de las cuentas individuales, puede aportar hasta $6,000 o $7,000 después de cumplir los 50 años.

Si trabaja por cuenta propia, puede utilizar una IRA u otras cuentas de jubilación con límites de aportación anual más elevados, como una 401(k) individual o una SEP-IRA.

Hábito #4: Comprobar su crédito con regularidad

Comprobar su crédito es un micro hábito monetario que sólo le llevará unos minutos. Puede utilizar el sitio oficial de reportes de crédito, AnnualCreditReport.com [ING], u otras herramientas, como Credit Karma [ING] y Credit Sesame [ING].

Cuando revise su reporte de crédito, busque errores que puedan estar perjudicando su puntaje o que indiquen que es víctima de un robo de identidad. Eso incluye información de pago incorrecta (como mostrar un pago atrasado cuando pagó a tiempo), errores en los saldos de las cuentas, límites de crédito disponibles o cuentas que no son suyas.

Corregir los errores puede aumentar rápidamente su puntaje de crédito, lo que le ayudará a pagar menos por las tarjetas de crédito, varios préstamos, seguros (en la mayoría de los estados), ciertos servicios públicos y más. Acostúmbrese a revisar sus reportes de crédito al menos una vez al año, e idealmente con más regularidad, como una vez al mes o al trimestre.

Hábito #5: Gastar el dinero de forma consciente

La mayoría de las personas tienen recursos financieros limitados, lo que significa que cada centavo es valioso y la forma en que lo gasta es importante. Si revisara sus gastos de los últimos 30 días, podría decir con precisión qué valora, como la ropa, salir a cenar o ahorrar dinero. Los valores son las cosas que usted considera más importantes, e influyen en su forma de vivir, trabajar y relacionarse con otras personas.

Cada acción que realiza, incluidos sus gastos, refuerza o rompe sus valores. Por lo tanto, identifique sus valores y alinee su vida financiera con ellos haciendo del gasto consciente un micro hábito diario.

En otras palabras, haga un recorte en las áreas que no le proporcionan una satisfacción duradera. Eso le dejará más dinero para alcanzar sus objetivos más significativos y llegar al éxito financiero.

Además, si es un comprador compulsivo o tiende a hacer compras impulsivas [ING], sea consciente de sus factores desencadenantes. Las personas financieramente sanas también tienen impulsos contraproducentes, pero son más conscientes de ellos y los resisten.

He aquí algunas estrategias eficaces para controlar los gastos impulsivos:

  • Crear un plan de gastos que tenga en cuenta sus gastos y objetivos financieros.
  • No comprar en persona ni por Internet para entretenerse (a menos que realmente pueda permitírselo).
  • Anular la suscripción a los boletines de noticias de los comercios que ofrecen promociones y rebajas a las que no puede resistirse.
  • Esperar al menos 24 horas antes de comprar algo que supere una determinada cantidad, como $50 o $100, para que su impulso se calme y pueda decidir con claridad si realmente necesita el artículo.
  • Congelar sus gastos y no comprar nada que no sea de primera necesidad durante un periodo de tiempo, como una semana o un mes.
  • Calcular lo que le cuesta un artículo en tiempo. Por ejemplo, si gana $25 por hora después de impuestos, comprar un par de zapatos de $250, le cuesta diez horas de trabajo. Sólo usted puede saber si un artículo merece una larga jornada de trabajo.
  • Comprar en sitios de segunda mano como ThredUp [ING], TheRealReal [ING], eBay [ING] y Craigslist [ING] para encontrar artículos nuevos o ligeramente usados con grandes descuentos.

Hábito #6: Observar su mentalidad monetaria

Su capacidad para crear riqueza y tener éxito financiero no depende de su educación o de su poder adquisitivo. Ya ha oído hablar de estrellas del pop y modelos de actualidad que acaban en la bancarrota a pesar de haber ganado millones.

Centrarse en la mentalidad del dinero puede parecer frívolo. Sin embargo, es un micro hábito fundamental que hay que desarrollar porque es el precursor de su comportamiento. Ninguna de sus acciones o comportamientos se producen de la nada, sino que surgen de su mentalidad.

Si comete un gran error financiero (¡y quién no lo ha hecho!), aprenda de él y no deje que se repita. El fracaso puede enseñarnos lecciones importantes si lo permitimos. Si se mantiene centrado en lo que es más importante, puede prepararse para un futuro financiero gratificante y seguro.

Hábito #7: Ignorar los mercados financieros

Para la mayoría de los inversores, lo que ocurre en los mercados financieros, como el Dow o el NASDAQ, es irrelevante. Los cambios diarios o semanales sólo importan si necesita vender o liquidar sus inversiones a corto plazo.

Por eso nunca debe invertir dinero que pueda necesitar en los próximos años. El valor podría caer en picada en el preciso momento en que necesite gastarlo.

En lugar de eso, realice el micro hábito de ignorar los mercados financieros y tener una cartera diversificada para que crezca a largo plazo. La diversificación significa que posee varias inversiones que no se mueven todas al unísono. Eso le permite reducir el riesgo de la inversión porque cuando algunas inversiones pierden valor, otras pueden subir.

La forma más sencilla de diversificar sus inversiones [ING] es poseer uno o varios fondos de bajo costo, como un fondo de inversión, un fondo indexado o un fondo cotizado (ETF, por sus siglas en inglés). Se componen de cientos o miles de activos subyacentes, como acciones, bonos, bienes inmuebles, divisas y dinero en efectivo, lo que le proporciona una diversificación instantánea.

Hábito #8: Aprovechar las ventajas del dinero

El último micro hábito monetario que debe adoptar es asegurarse de recurrir a los profesionales financieros adecuados. Consultar con expertos puede ayudarle a dar saltos gigantescos en su vida financiera.

Dependiendo de su situación personal y empresarial, podría beneficiarse de la contratación de un experto. Eso podría incluir un consejero financiero, un contador fiscal, un abogado o un especialista en patrimonio [ING] que pueda ayudarle a sortear las dificultades, responder a sus preguntas y gestionar los complejos acontecimientos de la vida a los que se enfrenta.

Por ejemplo, si quiere obtener todos los beneficios fiscales a los que tiene derecho, contrate a un contador público certificado (CPA, por sus siglas en inglés) [ING]. Si no tiene el mejor seguro para su familia o su negocio, busque un corredor de seguros independiente [ING] que pueda ayudarle a conseguir la mejor cobertura al precio más bajo.

Y si tiene preguntas sobre la jubilación, muchas empresas de inversión ofrecen consejería gratuita. Así que aprovéchelo y tome el control de su futuro para lograra el éxito financiero.

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596 y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.

Este artículo apareció originalmente en Quick and Dirty Tips [ING].

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Laura Adams, Quick and Dirty Tips

Laura Adams, Quick and Dirty Tips

Laura Adams es una autora galardonada de varios libros, incluidos “Smart Moves to Grow Rich de Money Girl”. Su título más reciente, Plan para estar Libre de Deudas: “Cómo salir de las deudas y construir la vida financiera que usted ama”, es una nueva versión de Amazon No. 1.

Publicado por Debt.com, LLC