Lea consejos y estrategias de inversión para evitar que la inflación deteriore el valor de su dinero ahora y en el futuro

5 minute read

Si ha escuchado a muchos expertos hablar sobre si la inflación subirá, quizá se pregunte si debería hacer algo diferente con su dinero.

Muchos economistas creen que los recientes precios de los bienes y servicios, más altos de lo normal, serán temporales. Cuando la economía se abra del todo, y los cuellos de botella de la fabricación y el transporte marítimo se despejen, deberíamos ver cómo la tasa de inflación desciende a los niveles anteriores a la pandemia.

Sin embargo, independientemente de si la inflación en EE.UU. es temporal o a largo plazo, es prudente considerar lo que significa para sus finanzas. Este artículo repasará las causas de la inflación y los consejos para evitar que le haga perder dinero ahora y en el futuro.

¿Qué es la inflación?

En primer lugar, le explicamos rápidamente qué es la inflación. Es un aumento de los precios de los bienes y servicios a lo largo del tiempo. Seguramente habrá oído cifras como que en los años 40 en Estados Unidos se podía comprar una barra de pan por $0.15 y un auto nuevo por menos de $1,000.

Aquí tiene una práctica calculadora de inflación [ING] que le permite ajustar cualquier cantidad a la inflación desde 1800 hasta la actualidad.

La medida más conocida de la inflación es el Índice de Precios al Consumo [ING] o CPI, por sus siglas en inglés. El CPI revela los cambios en los precios al por menor de determinados bienes de consumo, como los alimentos, la ropa y los autos. El índice compara el valor de los mismos artículos cada año para calcular el nivel de inflación de ese periodo. Lo publica mensualmente la Oficina de Estadísticas Laborales [ING].

Como la inflación hace que los precios suban, cada dólar compra un porcentaje menor de un bien o servicio. Por ejemplo, si la tasa de inflación es del 4%, una barra de pan de $2 costará $2.08 en un año. Después de la inflación, nuestro dinero no compra la misma cantidad de bienes o servicios que antes. Por eso la gente teme tanto la inflación.

En junio de 2021, los precios de ciertos productos y servicios han subido al máximo desde 2009, ¡que fue la última vez que escribí sobre la inflación!

Durante el último año, más o menos, la pandemia creó unas condiciones económicas inusuales. Y aunque la recuperación está en marcha, no se está produciendo de forma fluida ni por igual en todos los sectores. Por ejemplo, los fabricantes de automóviles siguen rezagados, pero los restaurantes y hoteles están en un boom post-vacuna.

La pregunta crítica es si el actual aumento de la tasa de inflación durará o incluso aumentará. ¿Y cómo puede usted protegerse para no verse perjudicado financieramente por ella?

¿Qué causa la inflación?

Demos un paso atrás y hablemos de las causas de la inflación en primer lugar. Uno de los factores es el aumento de la oferta monetaria de una economía.

Consideremos una economía imaginaria en la que no existe nada más que barras de pan y dólares impresos por el gobierno. Cuando se imprime más dinero y llega a manos de los consumidores, hay más dólares disponibles para comprar la misma cantidad de pan. Eso hace subir los precios que los consumidores están dispuestos a pagar por una oferta limitada de pan.

Hay escasez en industrias específicas, como los chips de ordenador y la madera, debido a los retrasos en la fabricación y la entrega. La pandemia impidió que la gente trabajara y que los productos se entregaran. Sin embargo, esos atascos en la cadena de suministro deberían desaparecer con el tiempo.

Otra causa de la inflación son los salarios. Cuando los trabajadores cobran sueldos más altos debido a la experiencia, la falta de competencia o el poder de negociación, los empresarios suelen repercutir el aumento del gasto en sus clientes.

En otras palabras, los precios de los bienes y servicios suben cuando hay escasez de mano de obra. Y ahora mismo, además, tenemos escasez de mano de obra. Sin embargo, a medida que más personas vuelvan a trabajar o pasen de trabajos a tiempo parcial a trabajos a tiempo completo, deberíamos ver menos empresarios luchando por reponer el personal.

5 inversiones para superar la inflación

Si sus ahorros ganan menos que la tasa de inflación, está perdiendo poder adquisitivo día a día. E incluso cuando se ganan tipos de interés más altos, la inflación sigue devorando su valor. Por ejemplo, si su Certificado de Depósito gana un 3% y la inflación es del 2.5% anual, su tipo de interés real es del 0.5% (3% – 2.5%).

Entonces, ¿cómo puede vencer, o al menos minimizar, los efectos de la inflación temporal o a largo plazo? He aquí cinco inversiones diseñadas para protegerse de la inflación:

1. Valores del Tesoro Protegidos contra la Inflación (TIPS, por sus siglas en inglés)

Los TIPS [ING] están respaldados por el gobierno federal y pagan intereses ajustados a la inflación medida por el CPI. Si posee TIPS dentro de una cuenta con ventajas fiscales, como una IRA [ING], SEP-IRA [ING], o 401(k) [ING], evita o difiere el pago de impuestos sobre sus ganancias.

2. Valores municipales ligados a la inflación

Estos valores son emitidos por varias entidades gubernamentales y pagan un interés basado en el CPI. Los valores municipales ligados a la inflación [ING] son similares a los bonos municipales [ING] porque están exentos de impuestos federales y de la mayoría de los estatales y locales.

3. Valores corporativos ligados a la inflación

Estas inversiones son vendidas por empresas y conllevan más riesgo y un rendimiento potencialmente mayor que las inversiones emitidas por el gobierno. Los rendimientos se ajustan mensualmente a las variaciones de la tasa de inflación.

4. Certificados de depósito vinculados a la inflación (CD, por sus siglas en inglés)

Estos valores los venden los bancos y diversas instituciones financieras y pagan un tipo de interés basado en la tasa de inflación. Están asegurados por la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC, por sus siglas en inglés), al igual que las cuentas corrientes y de ahorro de su banco.

5. Bonos de ahorro ligados a la inflación (I Bonds, en inglés)

Los I bonds [ING] están respaldados por el gobierno federal y crecen con ganancias indexadas a la inflación. Están exentos de impuestos estatales y locales, y usted difiere el pago de impuestos federales hasta que los bonos venzan o se vendan.

¿Cuál es la mejor estrategia de inversión en la inflación?

Cada vez más instituciones financieras comercializan valores y fondos protegidos contra la inflación para los inversores que creen que la inflación seguirá aumentando. La ventaja es la garantía de que recibirá un rendimiento superior a la inflación. Sin embargo, los rendimientos son relativamente bajos en comparación con otras opciones, como los fondos de acciones [ING].

Como he mencionado, las empresas tienden a trasladar la inflación a sus clientes en forma de precios más altos. Eso puede ayudar a las empresas a mantener la rentabilidad, aumentar su valor y tener precios de acciones más altos, lo que permite que los fondos de acciones suban.

La inflación es más problemática para quienes se acercan a la jubilación o están en ella. Si tiene unos ingresos fijos procedentes de inversiones, una pensión de empresa o prestaciones de jubilación de la Seguridad Social, puede beneficiarse de poseer algunas inversiones protegidas contra la inflación.

Sin embargo, si tiene un horizonte de inversión largo o le faltan muchos años para jubilarse y empezar a utilizar sus ahorros, no debería cambiar su estrategia de inversión. Si está comprando regularmente uno o más fondos diversificados en una cuenta de jubilación, como una 401(k) o una IRA, ese es un enfoque sólido que debe mantener.

Tener una cartera diversificada significa que posee muchas inversiones que no se mueven todas al unísono. Cuando sus inversiones se comportan de forma diferente en distintos entornos inflacionistas, eso le permite ganar más con menos riesgo [ING], lo cual es una fórmula probada para el éxito.

Recuerde que siempre habrá cambios en los mercados financieros, la economía y la inflación. Si los precios y los salarios no subieran de un año a otro, eso sería señal de una economía poco saludable. La mayoría de los años tenemos inflación, y una cantidad razonable es buena para una economía sana.

Un último quick and dirty tip: no olvide la importancia de mantener  ahorros de emergencia [ING] en el banco. Aunque los intereses que se obtienen son inferiores a la tasa de inflación, es necesario tener a mano al menos entre tres y seis meses de gastos de manutención, independientemente de lo que ocurra con la tasa de inflación.

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596 y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.

Este artículo apareció originalmente en Quick and Dirty Tips [ING]. 

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Laura Adams, Quick and Dirty Tips

Laura Adams, Quick and Dirty Tips

Laura Adams es una autora galardonada de varios libros, incluidos “Smart Moves to Grow Rich de Money Girl”. Su título más reciente, Plan para estar Libre de Deudas: “Cómo salir de las deudas y construir la vida financiera que usted ama”, es una nueva versión de Amazon No. 1.

Publicado por Debt.com, LLC