A la Generación X le cuesta más que a las generaciones anteriores para ahorrar dinero, y un nuevo estudio encuentra que aquellos con crédito "no calificado" a menudo no tienen ningún ahorro.

Ahora que la Generación X se acerca a los cuarenta o cincuenta años, uno pensaría que esta generación se prepararía para retirarse en una o dos décadas.

Sin embargo, investigaciones del Centro para la Nueva Clase Media de Elevate informan que, en la Generación X, los nacidos entre 1965 y 1980, pertenecen a la generación “con menor probabilidad” de que ahorren dinero en algún momento de sus vidas, cuando las generaciones anteriores estaban encaminados de lograr finanzas en orden.

En cambio, la Gen X tiene muchos miembros “no calificados” (subprime) que no pueden pagar una emergencia inesperada, y mucho menos comprar una casa nueva.

El Centro para la Nueva Clase Media es una organización de investigación que estudia la nueva clase media “constreñida por el crédito”, compuesta por consumidores con crédito no calificado o “subprimes”, con puntajes de crédito por debajo de 700 y poco o ningún ahorro.

160 millones de americanos caen en la categoría de no estar calificados para tomar crédito

Según las encuestas de Elevate, alrededor de 160 millones de americanos caen en la categoría de no estar calificados para tomar crédito, lo que generalmente los limita a “formas costosas de crédito o no tener crédito en absoluto”. Esas restricciones sobre el crédito colocan a esta categoría detrás de sus pares y generaciones anteriores, cuando se trata de ahorrar dinero o planificar para la jubilación.

“De acuerdo con las normas sociales, la Generación X debería estar en un punto estable en sus vidas, comprar hogares, enviar a los niños a la escuela, y convertirse en nidos vacíos”, dice Jonathan Walker, director ejecutivo de The Center for the New Middle Class. “Esta vez debería marcar un cambio cuando la generación comienza a volver a centrarse financieramente en su fundación y el futuro. En cambio, estas personas están vacilantes”.

En búsqueda de un mejor crédito y una vida más estable

Cuando se comparan los de la Gen X con un mejor crédito y vidas más estables, los Gen X (-subprime –no calificados para acceder a créditos normales)- tienen más dificultades para retener trabajos, pagar facturas mensuales o gastar suficiente dinero para emergencias financieras.

De acuerdo con la encuesta de Elevate, cuando se comparan gen Xers no calificados” con sus contrapartes “ calificados”, los primeros tienen:

  • Cuatro veces más probabilidades de estar viviendo de cheque a cheque.
  • El doble de probabilidades de vivir en hogares con tres o más adultos que contribuyen con sus ingresos.
  • Dos veces más probabilidades de ser despedido en el año anterior, y casi tres veces más de ser despedido en los cinco años anteriores.
  • Más propenso (1 en 5) a quedarse sin dinero cada mes.
  • No es tan probable que planee gastos grandes o inesperados, como facturas médicas y reparaciones de automóviles. De los encuestados por Elevate, “solo el 13 por ciento tiene confianza en que podrían obtener $ 1,200″ en una emergencia.
  • Es más probable (1 en 8) terminar en bancarrota y/o ejecución hipotecaria, que es un estado que oscurece su historial crediticio e impide aún más su capacidad para progresar financieramente.
  • A menudo no pueden encontrar opciones de crédito confiables cuando lo necesitan, para “suavizar los problemas” de sus finanzas y es más probable que sean “omnívoros de crédito”, incluso recurriendo al sobregiro como una opción de endeudamiento a corto plazo.

“Estos hallazgos ofrecen un vistazo alarmante de la clase media y la generación media de Estados Unidos”, dice Walker.

Sin embargo, no todos los Gen X están viviendo al límite.

Cuando se trata de mantenerse a flote, los Gen X que están calificados (crediticiamente), tienen más confianza que la que tienen sus contrapartes no calificados o de riesgo, principalmente debido a que tienen opciones más sólidas disponibles, tales como: un buen crédito, ahorros o la capacidad de recurrir a familiares y amigos. Solo el 44 por ciento de las personas “no calificadas” de la encuesta de Elevate tiene una solución para generar fondos para un gasto inesperado.

Los Gen Xers que no son calificados luchan por mantenerse a sí mismos, sin embargo, los miembros de la Generación X ahora están en una edad en la que hay muchas posibilidades de que también se les pida que apoyen a alguien más.

“Con los padres que envejecen y los niños en edad escolar, la Generación X es la generación con más probabilidades de tener que apoyar a los demás”, dice Walker. “También son emprendedores, lo cual es emocionante pero también puede generarle dificultades financieras”. Los de la Generación X, luchan más económicamente que otras generaciones.” Los puntos de dolor financieros de la Generación X se magnifican “múltiples veces” para las personas no calificadas que no pueden planificar el futuro para tratar de volver a la normalidad, dice.

Parece que el futuro financiero de los de la Generación X no calificados (non-prime) no es probable que ganen terreno pronto, de acuerdo con la encuesta: “Cuando observamos a los de la Generación X no calificados para el crédito, vemos a un grupo en medio de desafíos económicos que los mantienen perpetuamente fuera de balance.”

 

análisis de deuda 855-654-9191

Conoce al autor

Deb Hipp

Deb Hipp

Contributor

Hipp is a freelance writer based out of Missouri.

Gen X, income, save money

Artículos Relacionados

Artículo modificado por última vez Enero 18, 2018. Publicado por Debt.com, LLC . Los usuarios de celulares y tablets también pueden acceder a la versión AMP: ¿La Generación X ha perdido su camino financieramente? - AMP.