Algunos artículos de uso diario triplicaron o cuadruplicaron el precio que tienen ahora.

Los buenos viejos tiempos pueden haber sido mejores, pero no siempre fueron más baratos. Lo creas o no, muchos artículos hoy cuestan menos que en el siglo pasado, una vez que se ajustan por inflación.

¿Cómo hicimos eso? Utilizamos una ingeniosa calculadora de inflación, cortesía de la Oficina de Estadísticas Laborales de los EE. UU. (en inglés), para ajustar desde las compras grandes (automóviles) a las pequeñas (huevos).

Aquí están 12 de los más intrigantes…

Did we provide the information you needed? If not let us know and we’ll improve this page.
Let us know if you liked the post. That’s the only way we can improve.
Yes
No

About the Author

Cameren Boatner

Cameren Boatner

Cameren Boatner is a contributing editor of Debt.com. She is currently working toward her bachelor's degree in multimedia journalism from FAU, where she serves as editor of the student-run newspaper.

Publicado por Debt.com, LLC