Los fondos de ahorro y emergencia son imprescindibles, pero dejar de lado cada centavo no lo es.

Los puntos de vista y las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor(es) y no reflejan necesariamente las opiniones y/o políticas de Debt.com.

No importa cuál sea su edad, existen ciertos conceptos básicos de buena higiene financiera que lo mantendrán fiscalmente en buena forma. Si usted es un graduado reciente que paga la deuda de la universidad, o un trabajador de mitad de carrera que comienza a constituir una familia, puede usar estas habilidades para alcanzar sus metas y prioridades financieras.

Ahorrar es difícil, presupuestar es difícil, la autodisciplina es difícil, y no puedo culpar a nadie por no querer luchar con todo eso. Entonces no. Olvídelo. Y ahí es donde entra la automatización de sus ahorros.

Automate your savings

Sí, sé que mamá, papá, la abuela y el abuelo hicieron hincapié en el ahorro, la frugalidad y la disciplina, pero permítanme preguntarles: ¿Cuánto esfuerzo hicieron el abuelo y el papá para obtener sus pensiones? Ninguno. Nada. Cero. Sip.

¿Sabe usted cómo el abuelo se ganó su pensión? Yendo al trabajo todos los días, haciendo lo suficiente para no ser despedido, y teniendo suerte que la compañía no quebrara. Lo mismo sucedió con papá. E incluso si la empresa fracasaba, esas pensiones estaban garantizadas por el gobierno federal. No, las pensiones han seguido el camino de la extinción, y usted y su cuenta de jubilación individual, o 401 (k) no la tienen tan fácil.

Esta es la razón por la cual usted se inscribe, para que sus ahorros de jubilación sean retirados automáticamente de su cheque de pago. Es fácil con un 401 (k) y no mucho más difícil con una cuenta de retiro individual (IRA, por sus siglas en inglés): solo autorice a su custodio de IRA a debitar automáticamente de su cuenta de cheques cada día que recibe su pago, antes de gastar todo el efectivo.

Lo mismo ocurre con cualquier otro objetivo de ahorro. ¿Su coche parece estar decayendo? Autorice una transferencia de $ 200 por mes a una cuenta de ahorros específica por 24 meses y tendrá cerca de $ 5,000 para conseguir uno nuevo. Comience ahora, comience con lo que esté en condiciones de pagar, vaya agregando lo que pueda a medida que vea su progreso, y olvídese de él hasta que sea hora de comprar uno nuevo y dar un brillante paseo.

Constituya un fondo de emergencia

La vida es un sándwich de comida chatarra, y cuanto más pan tenga, menos chatarra comerá. Y con "pan" quiero decir, "el dinero en su fondo de emergencia".

Tener un fajo de dinero en efectivo listo, le impide llegar al máximo de su tarjeta Visa cuando falla la transmisión de su auto, cuando el gato necesita cirugía, o cuando el refrigerador se avería. Cuando la rama del árbol atraviese su tejado un día lluvioso de abril, tendrá el deducible de $ 500 que su seguro requiere para repararlo.

Los expertos financieros enfatizan, que usted necesita tener un mínimo de tres meses de gastos de manutención y entre ocho meses y un año, en una cuenta de ahorros ordinaria a la que puede acceder fácilmente en un día o dos. Esa es una buena meta de ahorro que puede automatizar, como se mencionó anteriormente, pero incluso gastar dos semanas de salario neto puede evitarle una serie de inconvenientes costosos que pueden convertirse en grandes retrocesos financieros. Comience con el 2 por ciento de lo que lleva a casa, haga lo de la automatización, y agregue 1 por ciento cada seis meses.

No viva a crédito

Use las tarjetas de crédito estratégicamente para cubrir gastos inesperados, cuando su fondo de emergencia no pueda. Aproveche las grandes ventas (si no se ofrece el desembolso directo) y para protegerse cuando compre en línea o con otros beneficios de la tarjeta, como los términos de la garantía extendida. Cuando cargue algo, haga un plan para pagarlo y, si no lo vio venir, automatice el pago. ¿Usted gastó $ 1,000 porque su automóvil necesitaba neumáticos nuevos? Bien: automatice $ 200 por mes durante cinco meses y dará sus frutos.

Lo que no querrá hacer, es usar una tarjeta de crédito para cubrir sus gastos ordinarios, como gas, comida, o en gastos discrecionales como salir a comer afuera. Esa es una señal de que necesita hacer un seguimiento de sus gastos, averiguar a dónde va su dinero, y hacer los cambios necesarios para vivir su vida cotidiana sin ponerlo en plástico. Mientras haga eso, no se exceda tratando de pagar la deuda usando una de estas estrategias.

Pero entienda que, si agrega regularmente al saldo de su tarjeta de crédito solo para superar el mes, se encuentra en una situación peligrosa en la que no solo no obtendrá ningún progreso financiero, sino que podría terminar con más deudas de las que usted podría manejar. Si necesita ayuda, comuníquese con un consejero de crédito y deuda certificado. Puede llegar a uno, llamando a Debt.com.

Gaste lo que quede

Entonces, está pagando su deuda, construyendo un fondo de emergencia y ahorrando para la jubilación, lo que significa que está haciendo todo lo correcto. Controle regularmente su progreso y agregue más ahorros para alcanzar sus metas, pero mientras tanto, no tenga miedo de vivir su vida. Reserve dinero en efectivo para el alquiler, los servicios públicos y otras facturas, y está bien gastar lo que quede.

Eso es, porque saltar a la frugalidad extrema, es como seguir una dieta difícil: progresará temporalmente, pero nunca podrá mantenerla. Agonizar en cada dólar que gasta es agotador, deprimente y, en última instancia, autodestructivo. La vida cuesta dinero y necesita vivir su vida. En lugar de convertirse en un obsesivo pionero, esboce un plan financiero, sígalo y relájese. Su plan no será perfecto, cambiará y evolucionará, y esa es la manera de hacerlo. Mientras tanto, cómprese una barra Dove si le apetece.

Siga sus deseos que lo hagan feliz

Creo que uno de los mejores y más saludables hábitos financieros que puede adoptar, es comenzar a ahorrar para algo que realmente desea, ya sea un viaje de dos semanas a París, o un nuevo par de gafas de sol de lujo. Esto lo motivará, lo ayudará a aclarar sus metas y prioridades, y desarrollará su disciplina financiera y sus músculos de ahorro.

Se supone que la administración del dinero no tiene que ver con la privación constante, y este ejercicio lo ayudará a demostrárselo a usted mismo. Para hacer eso, siga "The Dreambox Strategy" promovido por Carol Keeffe, autora de "Cómo obtener lo que quiere en la vida con el dinero que ya tiene".

Primero, obtenga un recipiente: lata de café, un frasco de salmuera, una caja de zapatos o simplemente un sobre. Decida su objetivo de ahorro, establezca un objetivo de cantidad de dólares específico y escríbalo en el contenedor. Encuentre una imagen de lo que quiere, y apúntelo allí también. Ahora revise su casa y recoja cualquier cambio suelto, billetes o cualquier otro dinero extra, y agréguelo a su contenedor, y ya estará en camino.

Un ahorro en la “Caja de los Sueños”

A continuación, busque formas de agregar a su Caja de Sueños o Deseos. Puede decidir colocar regularmente una cantidad fija de dinero en la caja, o algún otro método, como tomar cada billete de $ 5 que obtenga y los agrega a la caja. Comience a buscar formas, grandes y pequeñas, para guardar en su caja. Haga esto en efectivo, para que pueda ver el dinero acumulándose. Le sorprenderá la cantidad de formas en que podrá encontrar dinero extra para agregar. Incluso si le lleva un tiempo alcanzar su objetivo, es importante que haga lo que pueda para ahorrar.

Si le toma tres años ahorrar para las vacaciones de sus sueños, está bien. No importa lo que suceda, todavía tendrá tres años más, o puede ser tres años mayor yendo en el viaje de su vida.

análisis de deuda 855-654-9191

Conoce al autor

Brian O'Connor

Brian O'Connor

Contribuyente

Brian O'Connor is a contributing writer for Debt.com. O'Connor is a journalist, writer and consultant. He's a syndicated personal finance columnist and author of "The $1,000 Challenge."

Finanzas Personales, save money

Artículos Relacionados

Artículo modificado por última vez Septiembre 21, 2018. Publicado por Debt.com, LLC . Los usuarios de celulares y tablets también pueden acceder a la versión AMP: 5 Consejos esenciales sobre el dinero para las generaciones X, Y y Z - AMP.