Su salud no tiene precio. Desafortunadamente, la atención médica sí lo tiene. Debt.com habló con varios expertos en finanzas personales acerca de los costos de la atención médica: lo que ellos creen que usted debe saber, los trucos que han aprendido, cómo puede pagar la deuda médica, y más. Esto es lo que dijeron y cómo puede usar sus consejos para evitar la deuda médica.

¿Por qué el consumidor promedio se siente “a oscuras” en lo que se refiere a los gastos médicos?

Parte de la batalla de la deuda médica es entender los costos antes de incurrir en ellos. Sin embargo, poca gente lo hace. Billy y Akaisha Kaderli, de Retire Early Lifestyle, explican el proceso de pensamiento:

Billy y Akaisha Kaderli – Retire Early Lifestyle [ENG]


“Ellos (los consumidores) no pagan directamente, sino que la compañía de seguros paga. Debido a esto, nunca han tenido que comparar precios para obtener el mejor trato en un servicio o procedimiento. Imagine si tuviera un “seguro de alimentos”. ¿Puedes adivinar cuál sería el precio de las manzanas? Pero no le importaría porque su seguro lo cubriría”.

Así que es hora de empezar a preocuparse por los costos de los procedimientos, incluso si cree que su seguro lo cubrirá. Pero no siempre es fácil, dice Richard Ward de TIAA:

Richard Ward – TIAA [ENG]

“Los costos médicos son muy difíciles de precisar y no suelen ser publicados por los proveedores médicos y los hospitales (aunque hay un movimiento hacia una mayor transparencia de los precios en la asistencia sanitaria). Para los individuos con un excelente seguro médico, cuánto cobra un médico o cuánto cuesta una resonancia magnética puede no afectar su elección de atención. En estos casos, el seguro paga la mayor parte del costo y hay muy poco incentivo para saber cuánto cuestan los servicios. Otros pueden no ser tan afortunados y tener que conformarse con una cobertura de seguro médico más baja. Estas personas corren el riesgo de tener que pagar grandes facturas médicas”.

Incluso con una cobertura de seguro de salud más baja, tiene la oportunidad de tomar control sobre lo que paga por su atención médica. Empiece por aprender a discutir abiertamente los costos de sus procedimientos y lo que realmente puede pagar.

Hable con sus proveedores médicos sobre los costos

Puede resultar incómodo hablar de dinero con el médico, pero debe asegurarse de que recibe la atención adecuada, y parte de la atención adecuada es poder pagarla. Aquí hay varias cosas que debería discutir antes de recibir el tratamiento.

Pregunte si todas las pruebas son necesarias

Hacer una variedad de pruebas puede ser el protocolo, pero también es caro. Pregúntele a su médico si todas las pruebas de diagnóstico son necesarias. Puede que haya algunas que no necesite realmente, y entonces no tendrá que pagarlas.

Jan Dubauskas – healthinsurance.com [ENG]

“Las pruebas pueden ser muy costosas, así que es importante preguntar al médico sobre las pruebas que solicitan, para qué sirven y si es necesario. Trabajando con el médico para identificar qué pruebas son realmente necesarias, puede ahorrar mucho dinero.”

Saber los precios por adelantado

Antes de aceptar un procedimiento, averigüe exactamente lo que le costará. Llame a su compañía de seguros y discuta los precios con la oficina médica.

Jon Jensen – America’s Pharmacy [ENG]

“Siempre es bueno saber de antemano cuánto va a pagar, ya sea en el médico, en el hospital, por el equipo médico o en la farmacia. He visto que los precios varían de una farmacia a otra en un 800% por la misma medicina en farmacias que están prácticamente al otro lado de la calle”.

“Cuando un médico le pregunte: '¿A quién deberíamos poner en su receta?' no sólo elija la farmacia más cercana; debe buscar primero en Internet para encontrar los mejores precios.” – Jon Jensen, America's Pharmacy Click To Tweet

Una vez que conozca los precios, puede llamar a otras oficinas o farmacias para ver si pueden superar el precio.

Jackie Beck [ENG]

“Para los continuos gastos de salud, busque los mejores precios. Por ejemplo, si necesita medicamentos regularmente, compare los costos entre las farmacias. Además, asegúrese de pedir los precios tanto para los genéricos como para los de marca. Puede llamar directamente a las farmacias o usar un sitio de comparación de recetas como GoodRx. Los precios pueden variar drásticamente de una farmacia a otra”.

Sea sincero sobre su situación y lo que puede pagar

Los médicos no siempre saben cuánto paga por los tratamientos. Cada uno tiene un seguro diferente, y si es un médico que trabaja exclusivamente en un hospital, entonces el hospital establece los precios para ellos. Rara vez participan en el proceso.

Además, los médicos deben “codificar” sus servicios para que coincidan con los listados de procedimientos creados por las compañías de seguros. Un simple cambio de codificación puede marcar una diferencia drástica en lo que se le cobra, así que llame a su compañía de seguros con antelación para averiguar exactamente cómo debe codificarse su visita para que pueda decírselo al médico.

Guarde todos sus registros

Michael Dinich – Your Money Geek [ENG]

“Una de las mejores maneras de ahorrar dinero en costos médicos es mantener una copia de sus registros médicos y llevarlos consigo cada vez que visite a un proveedor de atención médica. Hacerlo puede reducir el trabajo de diagnóstico“.

Con una copia de su historial médico en la mano, puede probar que ya se ha hecho ciertas pruebas y evitar que le cobren de nuevo.

Sepa cuáles son los centros de emergencia de la red

“Es una buena idea asegurarse de saber qué médicos, hospitales y centros de atención de urgencia están dentro de la red en su área antes de tener una emergencia”, dice Beck. “Además, compruebe si su plan de seguro requiere que llame con antelación o que siga algún paso específico. No es conveniente que busque ese tipo de información mientras también está lidiando con una crisis de salud, por lo que encontrar la información ahora podría ahorrarle una pequeña fortuna más adelante”.

Priorizar la atención preventivae

Puede parecer contra intuitivo: Ir a más citas para poder gastar menos dinero. Pero mantenerse al día con los chequeos regulares y los servicios preventivos puede ahorrarle mucho más tarde.

“La atención médica preventiva, como los chequeos anuales, suele estar cubierta al 100%, incluso si su plan tiene un deducible. La atención preventiva es una excelente manera de ahorrar dinero en el futuro debido a la detección temprana”, dice Ward.

Dr. Arthur “Abbie” Leibowitz – HealthAdvocate [ENG]

“Siendo proactivo con su salud, puede ayudar a evitar problemas más serios y costosos más adelante”.

Cómo negociar sus gastos médicos

Si habla con sus proveedores médicos sobre los procedimientos y los costos antes, es de esperar que evite las facturas elevadas. Pero si de todos modos se ve atrapado con costos altos, hay métodos de negociación que pueden ayudarle a pagar menos.

“Diga la verdad, mantenga la calma y trabaje para lograr un objetivo común. Usted quiere pagar la cuenta, y el consultorio médico o el hospital quiere que usted pague la cuenta, así que están del mismo lado”, dice Jensen.

Pregunte si hay excepciones para cuando usted es el que paga

Cuando un proveedor sabe que está pagando usted mismo, a menudo le hace un descuento inmediato. Prefieren que pague lo que pueda a que no pague nada en absoluto, así que sea honesto. Pregúntele si tiene un descuento por pago por cuenta propia, y si no lo tiene, pregúntele si puede llegar a un acuerdo con usted porque está pagando de su bolsillo.

“Si paga de su bolsillo por un procedimiento, pida un descuento. Los hospitales, los médicos y los laboratorios de pruebas pueden ser comprensivos (o simplemente realistas) cuando se dan cuenta de que el seguro no pagará la factura”, dice Leibowitz.

Pregunte sobre el pago en efectivo

“Una vez que haya pedido un descuento”, dice Jensen, “intente negociar un descuento adicional por pagar con cheque y no con tarjeta de crédito”. Las compañías médicas pagan honorarios a las compañías de tarjetas de crédito para usar sus servicios (a menudo entre 3% y 8% de su cargo), así que, si paga con cheque, podría conseguir que un consultorio médico u hospital le haga un descuento en esos honorarios. Parece pequeño, pero realmente suma“.

Pregunte sobre los planes de pago

Muchos consumidores no saben que, al igual que con otras deudas, se puede solicitar un plan de pago para pagar las facturas médicas. “Si no puede pagar toda la cuenta de inmediato, negocie un plan de pago”, dice Jensen. “Determine lo que puede pagar y luego comprométase a pagar esa cantidad cada mes. Ninguna compañía médica quiere que no pague su cuenta, y usted tampoco, así que un plan de pago realista hará que todos estén contentos”.

Elegir el seguro adecuado

Su seguro determina cuánto pagará por cada procedimiento. Es esencial encontrar el plan adecuado para usted, así que no se inscriba en el primero que encuentre. Investigue para encontrar un buen equilibrio entre la prima mensual y la cobertura. Una vez que elija un plan, asegúrese de saber cómo funciona.

“Comprenda la cobertura del plan de salud. Revise y conozca su plan antes de programar citas o procedimientos. Es importante que entienda lo que su plan cubre y no cubre,” dice Ward.

“Por ejemplo, algunos planes incluyen un deducible, lo que significa que usted puede tener que pagar 100% del costo hasta el monto del deducible antes de que comience a pagar el plan. Su plan también puede incluir una red de proveedores predilectos, lo que significa que su compañía de seguros ha negociado previamente tarifas más bajas para los servicios. Usted se beneficiará de las tarifas más bajas negociadas siempre que su médico o el centro al que acuda para recibir los servicios esté dentro de la red de su plan. Sin embargo, si se considera que su médico o el centro están fuera de la red, es posible que termine pagando mucho más de su bolsillo. Algunos planes de salud, como un HMO, incluyen un copago cada vez que ve al médico o busca atención de urgencia/emergencia”, agrega.

“Los copagos pueden sumarse si termina viendo al médico o al especialista más de unas cuantas veces al año. Lo importante es entender cómo funciona su plan para que no haya sorpresas cuando busque atención médica.” – Richard Ward, TIAA Click To Tweet

Otras cuentas de atención médica

El seguro no es la única forma de ahorrar en los gastos de salud. Un FSA o HSA puede ayudarlo a pagar con dólares antes de impuestos.

FSA

“Puede tener la opción de contribuir a una cuenta de gastos flexibles (FSA, por sus siglas en inglés) para pagar sus gastos de bolsillo con dólares antes de impuestos. Esta es una excelente forma de pagar los gastos de su bolsillo gracias a los ahorros de impuestos de la FSA”, dice Ward.

“Sin embargo, es importante señalar que una FSA para la atención médica está diseñada principalmente para pagar los gastos médicos actuales, y usted podría potencialmente perder cualquier dólar no gastado al final del año. Después de utilizar su FSA, puede considerar la posibilidad de reservar fondos en una cuenta de ahorros o de fondos mutuos como parte de un fondo de emergencia para cualquier gasto de salud no previsto”.

HSA

“Si su plan de salud es un plan de salud elegible con deducible alto, puede hacer una contribución a una Cuenta de Ahorros para la Salud (HSA, por sus siglas en inglés). Una HSA es similar y a menudo se confunde con una FSA de salud. Sin embargo”, agrega Ward, “una HSA se puede utilizar para pagar los gastos de bolsillo en el año en curso o se puede adelantar la cuenta para utilizarla en años futuros. En otras palabras, no la pierde si no la usa cada año. En algunos casos, su empleador puede contribuir a una HSA en su nombre si se inscribe en el plan de salud elegible con deducible alto. La contribución del empleador y cualquier contribución que usted haga a una HSA se consideran antes de los impuestos. Las HSA normalmente acreditan interés en la porción en efectivo de su cuenta y la mayoría también ofrecen una cuenta de inversión de fondo mutuo”.

Reflexiones finales

Como puede ver, hay muchas maneras de ahorrar dinero en los gastos de atención médica. No todas ellas funcionarán para usted, pero vale la pena intentarlo. Lo peor que puede conseguir es un “no”, pero podría ahorrar miles de dólares.

Anthony Martin – Choice Mutual [ENG]

“Sólo sepa que, si no paga el saldo, eventualmente tendrá una factura de colecciones en sus registros“.

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596 y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.

Encuentre soluciones para tratar con las colecciones de deudas médicas.

Más informaciónCall To Action Link

Artículo modificado por última vez el Octubre 12, 2020. Publicado por Debt.com, LLC