La compra de un auto es una de las compras más grandes que se hacen. Pero ahorrar cifras significativas de dinero no es difícil.

A veces, realmente solo quiere “ese auto”. Para mí, siento decirlo, ese momento ocurrió cuando desesperadamente quería una minivan.

No es que no me gusten las minivans, pero ignoré el consejo de muchos expertos, e hice todo lo que no debía hacer, porque tenía un nuevo bebé, un cachorro, un trabajo de medio tiempo y dolores en la espalda. El dolor de espalda vino de tratar de meter ese porta-bebé no tan ligero, en los confines de un sedán compacto de cuatro puertas. Como dije, estaba desesperado.

Mi masajista me enganchó con su vendedor de autos que me ofreció venderme la minivan usada de su esposa. La compré y pagué por muchos años.

Aprendí de mi error, y usted también puede hacerlo.

¿Necesita comprar un automóvil pero no está seguro si puede pagarlo? ¿Tal vez sea hora de elaborar un presupuesto? ¡Las hojas de cálculo de Tiller lo hacen muy fácil!

Aprenda más

1. Investigue lo que quiere en línea

Conocía “minivan” y me detuve allí. Un comprador inteligente investigaría varios modelos de minivans, o sedans de tamaño mediano, o un SUV o camiones. Compare el par de modelos que tengan las características que desea y hágase una idea de cuánto le costará. Esto se aplica tanto a los automóviles usados ​​como a los nuevos. Auto TraderConsumer ReportsKelley Blue Book están a solo un clic de distancia.

La investigación de RepairPal, que tiene una práctica herramienta de comparación en su sitio, muestra que el 86 por ciento de las personas que comparan antes de comprar, están contentos con su compra, en comparación con el 80 por ciento de los que no compararon primero.

2. Compre en línea, o al menos comience allí

Esto no es lo mismo que investigar. Haga esto solo después de saber qué tipo de automóvil desea y cómo se acumula el inventario en su área. Esos sitios de investigación, particularmente Blue Book y Auto Trader, pueden decirle si todos tienen la minivan de sus sueños o nadie la tiene. Mientras más inventario haya en su área, más apalancamiento tendrá como comprador.

A veces encontrará el mismo automóvil enumerado en varios lugares: en el concesionario y en uno o más de terceros. Verifique los números de identificación del vehículo (VIN) y las fotos, para asegurarse, y luego use la oferta más baja como punto de partida.

Hice de esto una prioridad para la Van número dos, que era una minivan usada que encontré en línea y luego negocié para probar el manejo a través del departamento de ventas en línea de la concesionaria. Resulta que el precio ofrecido en el sitio web de la concesionaria superaba el precio mínimo en un par de miles de dólares.

Años más tarde, también compré en línea el segundo automóvil de la familia. No fue una minivan. Esta vez, pasé por mi banco, que también tiene mi seguro de automóvil. A través del sitio web del banco, verifiqué los lugares de lo que quería, y aparecieron tres opciones de tres concesionarios en mi área y el precio pre-negociado para cada uno.

3. Financie antes de llegar allí

No solo solicite financiamiento a su banco, solicítelo en varios. Asegúrese de hacer esto en un período de dos semanas para que las consultas cuenten como uno solo en su crédito. Tome la mejor tasa pre-aprobada cuando compre.

Una vez que usted y el personal de ventas hagan los trámites necesarios, siéntase libre de preguntarles si pueden superar su financiamiento aprobado. La clave, es no comenzar la negociación tratando el financiamiento.

4. Negocie su permuta

No hay una regla que diga que tiene que permutar su automóvil en el mismo lugar donde compra su reemplazo. Puede que no le den el mejor trato.

Si no está apurado, lleve su futuro ex-vehículo a una serie de concesionarios y obtenga estimaciones sobre la venta directa de su automóvil anterior. Mantenga eso en su bolsillo cuando vaya a comprar el auto nuevo y no mencione el intercambio hasta después de haber acordado el precio del auto que esté comprando. Después que haya acordado un precio de compra, pregunte qué le ofrecerían por su automóvil usado. Si las ofertas en su bolsillo son mejores, negocie desde esa base.

5. Compre el modelo al final del año de producción

Ahorrará en un automóvil nuevo comprando en el otoño, de agosto a octubre, cuando lleguen los modelos del año siguiente y los “viejos” todavía estén al día, pero ocupen espacio en el estacionamiento. No puede esperar hasta el final del año? Al menos espere hasta el final del mes cuando los concesionarios están tratando de hacer sus números.

6. Considere la compra de vehículos usados ​​certificados

Estos autos usados ​​han sido inspeccionados en busca de partes dañadas o desgastadas, y luego reparadas y certificadas por el fabricante. Este es un plan particularmente bueno si el modelo que desea no es significativamente diferente al modelo del año anterior. Si tiene poca cantidad de millas y una buena garantía, ahorrará miles.

7. No pague cargos ni tarifas

Tak

Eche un vistazo de cerca a la factura detallada. Más de un experto ha criticado los cargos que los concesionarios incluyen y la mayoría está de acuerdo en que puede negociarlos.

Busque el cargo por el documento o el de transferencia, también conocido como el costo de hacer trámites. Once estados limitan estos cargos, algunos tan bajos como $ 75. En otros estados, como Florida, por ejemplo, esta tasa puede llegar a $ 800. Los vendedores dirán que esto no es negociable, pero el consejo aquí es insistir o caminar.

También en la lista de cargos negociables, la tarifa de publicidad y la tarifa de preparación del concesionario, también conocido como el costo de hacer que su auto luzca bonito y recién perfumado, antes de llevarlo a su hogar.

Conoce al autor

Michelle Bryan

Michelle Bryan

Public Relations and Communications Manager

Ms. Bryan is the Public Relations and Communications Manager for Debt.com.

car buying, save money

Artículos Relacionados

Artículo modificado por última vez Julio 30, 2018. Publicado por Debt.com, LLC .