Puede ahorrar mucho en una gran compra con una oferta del 0% de interés, a menos que pague más a largo plazo.

Ya sea para comprar un auto nuevo, una casa llena de muebles o un electrodoméstico caro, la financiación de una gran compra con una oferta del 0% de interés puede ser una excelente opción de financiación si no tiene el dinero para realizar la compra directamente.

Muchos comercios ofrecen hasta 18 meses o dos años sin intereses en determinadas compras. También hay ofertas de transferencia de saldos de tarjetas de crédito al 0% de interés o Tasa de Porcentaje Anual (APR, por sus siglas en inglés) para seducirlo, y si tiene un crédito excelente, puede incluso optar a una financiación del 0% o del 0.9% en un vehículo nuevo. Sin embargo, una oferta del 0% de interés también puede conllevar posibles trampas.

1. No calificar para la tasa de interés de 0%

Not qualifying for the 0 rate

El hecho de que un minorista, un concesionario de autos o una compañía de tarjetas de crédito ofrezca una tasa de interés inicial de 0% no significa que usted sea automáticamente elegible. Tiene muchas posibilidades de conseguir esa tasa de interés si tiene un crédito casi perfecto [1]. Sin embargo, si no tiene un crédito excelente, deberá optar a una tasa de interés más alta.

La tentación de hacer la compra de todos modos puede ser peligrosa cuando su mente está puesta en el nuevo auto que acaba de probar o en los nuevos muebles que imagina en su salón. Hacer una gran compra con la tasa de interés más alta puede hacer volar su presupuesto, provocando remordimiento de comprador.

2. El incumplimiento lleva a una tasa de interés más alta

Defaulting to a higher interest rate

Muchas ofertas de 0% de interés o de interés diferido requieren pagos puntuales para mantener la tasa de interés baja. Si paga tarde, la oferta termina y se aplica una nueva tasa de interés más alta [ENG].

Lea atentamente las condiciones de cualquier oferta de 0% de interés. Si paga tarde y corre el riesgo de perder la tasa de interés inicial, llame al emisor de la tarjeta, a la tienda o al banco y pida que lo perdonen por una vez. No hay garantía de que lo perdonen, pero merece la pena intentarlo.

3. No pagar el saldo a tiempo

Not paying the balance off in time

Pagar una gran compra en un año o en 18 meses puede parecer bastante fácil el día en que se apunta a la oferta del 0%. Sin embargo, podría perder su trabajo, acumular facturas médicas o tener otra emergencia costosa, lo que afectaría a su plan de hacer grandes pagos mensuales.

Lea siempre los términos y condiciones para averiguar si el interés del 0% es una oferta de “interés diferido” [ENG]. Si se trata de una oferta de interés diferido y no paga el saldo al final del periodo promocional, se añadirán al saldo los intereses que se remontan a la fecha de su compra, a menudo a tasas de interés que rondan el 26% de promedio [ENG] en las compras al por menor.

4. Comprar demasiado

Charging too much

Ya sea que una oferta de 0% de interés se aplique sólo a la compra inicial o a cualquier compra durante el período introductorio, es fácil dejarse llevar por el frenesí de las compras, ya que tiene un período extendido para pagar el saldo sin pagar intereses.

Antes de que se dé cuenta, ha duplicado el importe de su compra original, se acerca el final del periodo de introducción y pagará una tasa de interés elevada por el saldo restante o incluso intereses retroactivos [ENG] por el saldo original.

5. Comisiones por transferencia de saldo

Balance transfer fees

Cuando transfiere el saldo de una tarjeta de crédito a una nueva tarjeta de crédito con una APR del 0% durante un periodo de introducción que va de seis a 18 meses, cada pago se destina íntegramente al capital, lo que le permite acabar con la deuda más rápidamente. Si es disciplinado, es una forma inteligente de pagar la deuda de tarjetas de crédito y eliminar los intereses.

Sin embargo, tenga en cuenta que la mayoría de las ofertas de transferencia de saldo cobran una comisión de transferencia que oscila entre el 2% y el 3% de cada saldo transferido [ENG]. Las comisiones de transferencia pueden aumentar, especialmente cuando se transfiere más de un saldo. Antes de inscribirse en una oferta de transferencia de saldo al 0%, asegúrese de que las comisiones de transferencia no superan la cantidad que se ahorrará en intereses.

6. Falta de urgencia

Lack of urgency

Cuando se encuentra con 18 meses para pagar lo que ha gastado con una oferta del 0% de interés, es tentador relajarse y hacer los pagos mínimos durante unos meses. Después de todo, ¿por qué no relajarse en su nuevo sofá o derrochar en un viaje por carretera [ENG] en el nuevo todoterreno que se ha comprado?

Sin embargo, no respire demasiado tranquilo. Es mejor que haga mucho más que el pago mínimo mensual, que está configurado para dejarlo debiendo un saldo al final del período promocional si eso es todo lo que paga cada mes.

7. Demasiada deuda global

Too much overall debt

Si ya ha llegado al límite de su tarjeta de crédito, lo último que necesita es añadir más deuda. Puede que se esté ahorrando los intereses de la nueva compra con oferta del 0%, pero sigue pagando los intereses de sus otras tarjetas e incluso alargando el tiempo que tardará en pagarlas ahora que tiene una mensualidad más.

Retenga la nueva compra al 0% de interés mientras paga otras deudas. Mientras tanto, reserve un poco cada mes hasta que pueda pagar en efectivo esa nueva lavadora y secadora, el juego de dormitorio o el pago inicial del vehículo.

Did we provide the information you needed? If not let us know and we’ll improve this page.
Let us know if you liked the post. That’s the only way we can improve.
Yes
No

About the Author

Deb Hipp

Deb Hipp

Deb Hipp is a full-time freelance writer based in Kansas City, Mo. Deb went from being unable to get approved for a credit card or loan 20 years ago to having excellent credit today and becoming a homeowner. Deb learned her lessons about money the hard way. Now she wants to share them to help you pay down debt, fix your credit and quit being broke all the time. Deb's personal finance and credit articles have been published at Credit Karma and The Huffington Post.

Publicado por Debt.com, LLC